Page 1

Caritas LA RESILIENCIA en y desde la escuela

La Infancia Excluida, Invisible y Olvidada

Moda para Ni単os para Lucir Ropa en Invierno


Índice MODA PARA NIÑOS:

CUATRO CONSEJOS PARA LUCIR LA ROPA DE INVIERNO

LA RESILIENCIA

EN Y DESDE LA ECUELA

Pag 4 Pag 5

10 CONSEJOS

PARA UN ESTILO DE VIDA INFANTIL SALUDABLE

LA INFANCIA EXCLUIDA,

INVISIBLE Y OLVIDADA

LA ACTIVIDAD FÍSICA

EN LOS JÓVENES

Pag 7

Pag 8

Pag 10

C a r i t a s


MODA PARA NIÑOS: CUATRO CONSEJOS PARA LUCIR LA ROPA DE INVIERNO Los pequeños también pueden estar a la moda en esta época fría, sin descuidar su salud. Aquí algunos consejos para que ellos estén siempre abrigados y luzcan primorosos. - Ten siempre a la mano un abrigo o chaqueta, los cambios de temperatura cada vez son más bruscos e inesperados. Para esta temporada se usan mucho abrigos o chaquetas de corte largo o tipo bolero.

4

Los pequeños podrán estar muy a la moda, con modelos con variados estampados y cuello corte princesa. - No uses muchos colores opacos en una sola tenida; sé lo más creativa que puedas y combina su ropa con colores alegres y que les hagan percibir vitalidad en su entorno. Los colores que más destacan en esta temporada son todos los tonos de gris,

el verde militar, el fucsia, muchos crudos y mostaza, con toques de coral y tonos en morado. El dorado y plateado también están presentes. - No uses siempre las mismas texturas, trata siempre de destacar originalidad al vestir, los hará sentirse especiales. Los hilos metálicos, lentejuelas, así como detalles con terciopelo y bordados son detalles que siempre marcan la diferencia.

- Siempre que puedas, y creas conveniente, prémialo con una prenda nueva, que quizás elija él o ella mismo (a). Esto puede ser un método de simulación que les ayude a aprender a tomar decisiones y ser más responsables consigo mismo. Los tiempos han cambiado y ahora los pequeños son más proactivos; les gusta usar lo que ellos eligen. Sin embargo, mamá y papá siempre supervisan.


LAenRESILIENCIA y desde la escuela Autor: Alexsandra Gargiulo Pimienta Resi. ¿qué? Originalmente, el término resiliencia pertenecía sólo a la física, y expresaba la capacidad de algunos materiales para recobrar su forma original después de ser sometidos a una presión deformadora. Desde hace unos años, sin embargo, este término fue adoptado por las ciencias sociales para referirse a la "capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformado positivamente por ellas". ¿Y cómo lo entiende específicamente la educación? ¿Qué importancia tiene este concepto en el aula? El fenómeno de la resiliencia cobra importancia en el proceso educativo porque está demostrado que, después de la familia, la escuela es un ambiente clave, fundamental para que los niños adquirieran las competencias necesarias para salir adelante gracias su capacidad para sobreponerse a la adversidad. ¿Por qué es necesario potenciar y descubrir la resiliencia de los educandos en la escuela? La resiliencia es un concepto que puede resultar clave para que la educación cumpla sus objetivos fundamentales: formar personas libres y responsables. El fomento de la resiliencia en el ámbito escolar y comunitario es importante para establecer vínculos prosociales, actitudes y comportamientos positivos, reafirmar los valores y evitar el aislamiento social que conduce a otros problemas graves, como la violencia y la discriminación.

La prosocialidad es una actitud individual que se inserta en la búsqueda del bien común sobre el bien personal o de un grupo de la colectividad. Va más allá de lo que la regla o la norma marca como obligatorio, como cumplir con un horario de clases, de trabajo o con el contenido de una materia o asignatura, cuando el maestro se compromete con sus alumnos más allá de su mera labor docente. La prosocialidad es germen de la solidaridad y la correspondencia social. Pongamos otros ejemplos: es prosocial el médico que no sólo cura al enfermo, sino que lo consuela; de la misma manera que lo es el docente que no sólo enseña lo que marca el plan o programa de estudios sino que se convierte en guía y asesor de una educación para la vida en los ámbitos de la cotidianidad; esto es que trasciende el aula y se inserta en el ámbito familiar o comunitario. La resiliencia en la escuela promueve la estimulación de conductas prosociales y cooperativas indispensables para el óptimo rendimiento de la comunidad, sobre la base de una educación para la vida. Una mejor educaciòn para una mejor sociedad. Las escuelas como organizaciones y la educación en general son poderosas constructoras y fomentadoras de la resiliencia en los educandos. Dado que la institución escolar tiene la capacidad de construir y fomentar la resiliencia, hay muchas cosas

que pueden ponerse en práctica con el fin de asegurar que ello ocurra para beneficio de los alumnos y también de la educación. Las aulas no sólo son espacios del proceso de enseñanzaaprendizaje, sino constructores y facilitadores de resiliencia, pues las fortalezas de un alumno lo harán pasar de un estado de riesgo escolar, o incluso vital, a la superación de ese estado de riesgo y el ingreso en otro donde estará ileso y saldrá fortalecido. Las relaciones constructoras de resiliencia en la escuela se caracterizan por centrarse en los puntos fuertes de los alumnos. Los docentes que trabajan en las escuelas deben buscar las fortalezas de cada alumno con la misma minuciosidad que suelen emplear para detectar sus problemas, y hacérselas ver para hacer de éstas una herramienta de la enseñanza. Pongamos un ejemplo de cómo fomentar la resiliencia desde la escuela: a Pedrito —que no ha comprendido el tema— no debemos obligarlo a que lo exponga, porque en realidad el único expuesto será él (no el tema). Lo mejor será hablar con él al final de la clase y explicarle que si no estudia y no se pone al corriente podrá reprobar, de manera que cuenta con el apoyo del maestro para ponerse al corriente. No etiquetar. Etiquetar de flojo, fomentar algún estigma o hacer escarnio de los alumnos es un elemento inhibidor

5


de la resiliencia. Para cambiar, las personas deben tener un sentido de su propia eficacia; para crecer necesitan creer en ellos mismos y confiar en alguien más y frecuentemente esa persona es usted: su profesor. Deben creer y confiar en que tienen la fortaleza y la capacidad de hacer cambios positivos. La actitud más antirresiliente, por decirlo de una manera forzada, sería decir: "este chico está condenado al fracaso". Evitemos esto a toda costa, y seamos positivos y propositivos. El principal elemento constructor de resiliencia para cada alumno, es una relación de confianza —aunque sea con un solo adulto, ya sea dentro o fuera de la familia— que le transmita: "tú me importas, tú puedes, tú eres". La resiliencia de los educandos también se construye creando ambientes escolares caracterizados por factores constructores de resiliencia. En suma, ésta se construye mediante interacciones personales con el alumno que le transmitan optimismo y se centren en sus fortalezas. Otra manera de fomentar y construir resiliencia desde el aula es mediante el reforzamiento de los vínculos entre las familias de los alumnos y la escuela, al priorizar la participación de la familia en la vida escolar: convocando a los padres, otorgándoles papeles significativos en la institución, ofreciéndoles una variedad de formas de participación y hablando con ellos periódicamente para hacerlos partícipes del proceso de formación de sus hijos, a manera de una buena noticia: en pocas palabras, construyendo una fuerte participación de la familia en la actividad escolar.

6

Pero también los educandos necesitan establecer fuertes vínculos entre ellos y su escuela: es fundamental que se les ofrezca arte, música, teatro, todo tipo de deportes, tareas de servicio comunitario y clubes de diversas clases (podrá recurrirse a los padres para que ayuden a proponer estas actividades extra clase), sin que ello aumente su estrés o sature su tiempo libre. También podrían los alumnos participar en la determinación de los límites expresados en las normas de conducta, así como los procedimientos para hacerlas cumplir (incluyendo las posibles sanciones por incumplirlas). Los límites deben basarse en una actitud afectuosa, antes que punitiva; es decir deben tener un fin constructivo antes que de castigo, y podrían hacer referencias concretas a ciertas conductas de riesgo, como el uso del alcohol u otras drogas, los comportamientos violentos y la proclividad al delito. Un enfoque positivo y reforzador puede ser expresado a través de la redacción de políticas escolares en términos de una lista de derechos de los educandos (el alumno debe ser respetado, sentirse seguro, estar libre de las drogas, ser tratado con afecto, etcétera), sobre la base de los Derechos del Niño, promulgados por la UNICEF. Otra posible medida es aplicar un método de enseñanza basado en el aprendizaje cooperativo, que incorpore naturalmente las habilidades para relacionarse con los demás, trabajar en grupo, expresar opiniones propias, fijar metas y tomar decisiones.

A través del desarrollo de habilidades para la vida, los educandos identifican las habilidades que pueden servirles para evitarse problemas en el futuro y luego las aprenden.

Resiliencia "capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformado positivamente por ellas"


10 CONSEJOS PARA UN ESTILO DE VIDA INFANTIL SALUDABLE 1. Comer es divertido… ¡Disfruta la comida! 2. El desayuno es una de la comida más importante. 3. Procura comer alimentos muy variados durante el día, la receta para mantenerse sano es la variedad. 4. ¿Qué alimento va ganando? Haz de los carbohidratos la base de tu alimentación. 5. ¡Choca esos cinco! Come fruta y verdura en cada comida, ¡y también entre horas! 6. Detalles sobre las grasas. El exceso de grasas saturadas no es bueno para la salud 7. ¡La merienda está servida! Come a la hora indicada y cambia con frecuencia lo que picas entre horas. 8. Sacia la sed, bebe cuanto puedas. 9. ¡Cuida tus dientes! Cepíllate los dientes al menos dos veces al día. 10. ¡Muévete! Haz ejercicio a diario.

7


La Infancia Excluida

Invisible

Autor: Ana M. Roncero Fuente: Aula de El Mundo

y Olvidada

8

Cuando los niños y niñas desaparecen del punto de mira de sus familias y se vuelven invisibles para el mundo pierden prácticamente todos sus derechos. Los medios de comunicación tampoco los ven, los gobiernos los ignoran en sus legislaciones y, al perder la protección legal y física, se convierten en el sector de población más vulnerable. ¿Cómo se convierten un niño o niña en virtualmente invisibles? Unicef señala, en el Estado Mundial de la Infancia 2006: Excluidos e Invisibles, que desaparecen de nuestra vista cuando caen en las redes de traficantes de seres humanos o cuando les obligan a trabajar de empleados domésticos prácticamente como esclavos. Es más, incluso los que viven en la calle, a la vista de todos, pasan desapercibidos porque no sólo sufren malos tratos sino que carecen de servicios básicos como el acceso a la sanidad o la escuela.   El informe de Unicef ha examinado la situación de estos millones de niños repartidos por todo el mundo, llegando a una conclusión clara: si no se les presta mayor atención ya, o si no se ataja su situación de abandono, las consecuencias de su invisibilidad y su exclusión pueden ser devastadoras para las futuras sociedades de sus respectivos países.

La infancia es el futuro y si no se cuida esta etapa de la vida, el desarrollo de la nación se verá afectado. De ahí que el informe señale que las sociedades que valoren su desarrollo deberían actuar cuanto antes. Las guerras, el sida, la pobreza, la debilidad de los gobiernos y la discriminación son algunos de los culpables de que los niños sean más vulnerables, dispongan de menos recursos económicos, se vean envueltos en conflictos armados, explotación sexual o situaciones de abuso.   Los muchachos huérfanos o desatendidos por sus padres, los que carecen de identidad oficial, los que desempeñan funciones propias de un adulto o los que son explotados acumulan probabilidades de volverse invisibles y ser olvidados, sin siquiera figurar en las estadísticas.   Unos viven en la calle o en centros de detención, otros los emplean en tareas peligrosas, trabajos forzosos o en el servicio doméstico. Muchos más contraen matrimonio a edades tempranas, se ven envueltos en guerras o discriminados por una discapacidad, por su etnia u origen.

Datos IDENTIDAD OFICIAL. Cada año, el 55% de los bebés (más de 50 millones) que nacen en el mundo – con excepción de China– no se inscriben. Mientras que en Asia 24 millones de niños no tienen certificado de nacimiento, en el África subsahariana no se inscriben 18 millones. HUÉRFANOS. Uno de cada 13 niños o niñas (13 millones) son huérfanos, de los que 16 millones perdieron a sus padres en 2003 y 15 millones a causa del sida.


NIÑOS DE LA CALLE. Son decenas de millones los que viven en las calles, a la vista de todos y, paradójicamente, los más invisibles y explotados. CENTROS DE DETENCIÓN. Más de un millón de muchachos en todo el mundo viven en estos centros, no siempre con acceso a la educación o sanidad. Unicef considera que detenerlos debe ser una medida temporal y sólo como último recurso.   CONFLICTOS. Actualmente, se calcula que 250.000 se utilizan en las guerras como mensajeros, porteadores, combatientes, cocineros o esclavos sexuales.   MATRIMONIO. Contraído a temprana edad puede acabar con sus posibilidades educativas, acarreando a una de cada dos niñas servidumbre doméstica y sexual o muerte de parto antes de los 20 años.

Proteger a estos niños y niñas de enfermedades graves, muertes prematuras, pobreza y desnutrición extremas, y garantizar el acceso al agua potable, unas instalaciones decentes y una educación, los tornaría visibles. Las situaciones más difíciles se presentan en los países más pobres o las comunidades con menos recursos. Para cumplir los objetivos, Unicef indica cuatro vías: la investigación de los casos, legislaciones acordes con la infancia, un aumento de la financiación y programas de aplicación urgente para eliminar las barreras. Igualmente, se requieren iniciativas a un plazo más largo y a gran escala, con enfoques integrales que de verdad se fijen en los más desfavorecidos.

Unicef Esta ONG acaba de cumplir 60 años como principal organización internacional en la defensa de los derechos y la denuncia de los problemas de la infancia. Con oficinas en 158 países, cada año publica un informe sobre el Estado Mundial de la Infancia, este año centrado en la invisibilidad y la exclusión como contratiempos acuciantes. Su presidenta, Consuelo Crespo, estrenó el cargo en octubre y mantendrá los esfuerzos para que los niños y niñas sobrevivan y se desarrollen.

TRÁFICO Y TRABAJOS. Cada año se trafica con 1,2 millones de niños y 8,4 millones desempeñan trabajos forzosos como la esclavitud o la prostitución. Los que trabajan en hogares son imposibles de cuantificar pero, además, 171 millones se emplean en situaciones peligrosas. Los Objetivos del Milenio marcan las metas generales La exclusión y la invisibilidad, que Unicef determina como los peores problemas que en 2006 acucian a la infancia mundial, se atajarían en gran medida si se alcanzan los Objetivos del Milenio (ODM) que para 2015 ha marcado la ONU.

9


LA ACTIVIDAD FÍSICA EN LOS JÓVENES Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa. La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud. La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

10

La realización de una actividad física adecuada ayuda a los jóvenes a:

Desarrollar un aparato locomotor (huesos, músculos y articulaciones) sano. Desarrollar un sistema cardiovascular (corazón y pulmones) sano. Aprender a controlar el sistema neuromuscular (coordinación y control de los movimientos). Mantener un peso corporal saludable.


CarolinaVillegas  

Resiliencia en y desde la escuela.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you