Issuu on Google+

CATEQUESIS INFANTIL DE INICIACIÓN A LA CONVERSIÓN

Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino.


PRESENTACIÓN Mi interés esta en proporcionar a los catequistas, padres de familia y sacerdotes, una herramienta que ayude a instruir a los niños en la conversión, que será el primer paso para el sacramento de la conversión y reconciliación. Es también con la intención de mostrar uno de los métodos de enseñanza que se puede aplicar a todos los catecismos para niños; uno de los intereses es que se aprenda viendo, leyendo y jugando.


Objetivo. Al finalizar el encuentro de esta catequesis el sacerdote habrá conocido una herramienta de trabajo educativo e instructivo, así como también el catequista (si no hay sacerdote), el padre de familia y el mismo catequizando, que le sirvió para el aprendizaje entretenido sobre el sacramento de la conversión y reconciliación.


Experiencia humana.

RENACERÁS Cuando caminando tu vida encuentres siempre la misma piedra, llévala contigo. Cuando pierdas un amigo cuando menos lo esperabas, consuélate por haberlo tenido. Cuando la injusticia te deje desvalido sin aliento, Vuelve a creer. Cuando ¡Amaste tanto! hasta perder la piel, recupérate pronto, te perteneces. Cómo pájaro herido, descansa, cura tus alas, vuelve a volar. Cuando tu vida se vuelva noche, no desesperes, busca las estrellas. Cuando sientas ya tu existencia desperdiciada como un árbol seco, recuerda que la primavera siempre llega, aterciopelando rosas en tu mirada. Encuentra tu manantial, riega siempre el jardín de tu vida. Así como he renacido yo una y mil veces...

Renacerás.


Iluminación bíblica. Como católicos que somos nuestro aprendizaje religioso esta siempre sostenido por la palabra de Dios. Por eso tomaremos las siguientes citas bíblicas: “Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. 2 Cor 5:18-19.


Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: la paz con vosotros. Dicho esto, les mostro las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de verle. Jesús les dijo otra vez: La paz con vosotros, como el Padre me envió, también yo os los envío. Dicho esto soplo sobre ellos y les dijo:<<Recibid el Espíritu Santo. A quienes

perdonéis los pecados, les quedaran perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos>>” Jn. 20,19-23


Explicación doctrinal. La Reconciliación es una experiencia espiritual porque resalta el amor que Dios ha derramado sobre nosotros como resultado de la Reconciliación que Él mismo ha llevado a cabo en Cristo. La reconciliación es obra de Dios: es Él quien la inicia a través de Cristo y la lleva a su culminación en nosotros. La Reconciliación no es un logro humano, sino el resultado de la acción de Dios en nosotros. La restitución de la humanidad expropiada, puede ser considerada como el núcleo mismo de la Reconciliación. La experiencia de la Reconciliación es una experiencia de Gracia: La Humanidad de la víctima que había quedado deteriorada, es ahora restaurada como beneficio de una relación vivificadora con Dios.


Compromiso. ¿Realmente estoy reconciliado con Dios, con mi hermano y con migo mismo? ¿Qué he hecho para expresar mi sentimiento de perdón a mi hermano que me lo pide? ¿Como actúo ante aquellos que he ofendido? El compromiso al finalizar el encuentro con esta herramienta de catequesis será: Busco al hermano que he ofendido, al que me pide perdón, oro a Dios y de manera muy personal me reconcilio con Dios y con migo mismo. Y me preparo para la comunión.


Acción significativa. Busco una cartulina, figuras de periódicos, revistas, pegante, tijeras, marcadores, colores y crayones. Hago un panel de memoria de historieta: divido la cartulina en secciones, las que desee. Con imágenes de gente confesándose, reconciliándose y compartiendo juntos hago una pequeña historieta, de tal forma que cada parte me recuerde un evento o acción que represente aspectos del sacramento de la reconciliación.


Memoricemos. El sacramento de la reconciliaci贸n nos lo ofrece Dios, no es un logro humano. La reconciliaci贸n es con Dios, con el hermano y con uno mismo. La reconciliaci贸n es una relaci贸n vivificadora con Dios.


Estimado Catequista: ¿Cómo le pareció le enseñanza y la forma de aplicación? ¿Qué sugiere para mejorar la catequesis?

¿Cree que el objetivo se realizó?

Queridos Padre de familia y Catequizando: ¿Cómo se sintió en el encuentro?

¿Cree que pudo aprender lo que se le propuso?

¿Qué opina si se realiza el encuentro con todos los niños de la Diócesis?

JESÚS DAVID ÁLVAREZ AGÁMEZ


Catequesis Infabtil de Iniciacion a la Conversión