Issuu on Google+

Heraldo de Aragón l Sábado 18 de diciembre de 2010

l 55

CULTURA &OCIO

Los dibujos se salieron del tebeo El Salón del Cómic, que arrancó ayer en Zaragoza, celebró un concurso de disfraces de manga Libros, musicales y talleres para hoy ZARAGOZA. Guadañas de plástico, maquillajes exagerados, vestidos imposibles... decenas de dibujos animados japoneses cobraron vida en Zaragoza. La razón, el concurso de ‘cosplay’ (disfraces de manga) que se celebró ayer en la primera jornada del IX Salón del Cómic, que se celebrará hasta el domingo en sala Multiusos y hasta el que se acercaron cientos de personas. Los había más y menos elaborados, pero detrás de cada capa de maquillaje se escondían chavales con ganas de pasárselo bien. Para Aimara Sánchez, de 22 años, era la primera vez que iba al Salón disfrazada. Si la viese Piolín, el personaje de Warner Bross, diría que es “un lindo gatito”. Pero no. “Voy de Gatomon”, afirma, “uno de los protagonistas de ‘Digimon’. El vestido me lo he hecho yo misma y me lo estoy pasando genial, aunque reconozco que se pasa calor aquí dentro”. El concurso lo condujo el Joker, que animó a los participantes a que no solo mostraran su disfraz, sino que se atrevieran a hacer ‘performances’. Uno a uno, todos pasaron por el escenario y la mayoría bailó al ritmo de canciones japonesas, algunas hasta eran entonadas por algunos asistentes. Otros optaron por peleas imposibles, como Claudia Herrera, de 15 años, y sus amigas. “Vamos del manga ‘Shugo Chara’ y dos de nosotras luchamos por otra de las chicas. La verdad es que esto del ‘cosplay’ hay que hacerlo aunque sea una vez en la vida”, afirma. Pero no todo fueron disfraces en el Salón del Cómic de ayer. Carlos Bribián presentó ‘Pinocho blues’, una adaptación libre de la historia de Carlo Collodi. “Queríamos hacer un monográfico de un cuento clásico, pero con un toque diferente. El nombre se debe a lo que me inspira a mí el blues: tanto tristeza como alegría”. En su novela gráfica, Pinocho no solo se enfrenta a sus mentiras, sino que lucha contra unos ‘malos’. El Salón del Cómic sigue su curso hoy con una programación muy variada. A las 17.30, el aragonés Daniel García-Nieto presenta ‘Aventura bajo el Pirineo’ y, a las 18.00, Jorge Asín y Moratha hacen lo mismo con ‘Pilar Ultimate’. El evento se traslada a las 22.00 hasta la Sala Venecia (Lasierra Purroy, 8-10), con el musical de manga ‘La Leyenda Celestial’, que ofrecerá la asociación Magaku. DAVID MORALES

Los participantes del concurso de ‘cosplay’ posan en el escenario junto al Joker, que hizo de presentador. ESTHER CASAS

El cómic digital se abre camino en el Salón Hoy habrá dos charlas y mañana Jordi Bayarri presentará sus creaciones para dispositivos Apple ZARAGOZA. El futuro del cómic pasa por los píxeles y el encuentro zaragozano no podía obviarlo. Hoy, a las 12.30, habrá una charla-taller titulada ‘Los inicios del cómic en la red’ (con Ana Mareca, Isaac Murgadella y Alberto González), y a las 19.30 una charla-debate con el

tema ‘¿Se siguen vendiendo tebeos en papel?’ (con Studio Kat Network). Y mañana, a las 19.00, el dibujante Jordi Bayarri presentará obras para dispositivos Apple que vende en internet Anillo de Sirio. “Presento una aplicación para iPad, iPhone e iPod Touch que se instala en este tipo de dispositivos y permite leer un cómic titulado ‘Entre Tinieblas #1: cazador de medianoche’; es el primer capítulo de una serie que llevo dibujando y publicando en papel desde 2005’, explica Bayarri, presente todos los dí-

as del Salón en el expositor de Anillo de Sirio. Pero no es su primera experiencia con el cómic digital. “En 2006 comencé a publicar ‘Enchantae’ (www.enchantae.com) un cómic para adultos exclusivo para internet. También publiqué una versión para móviles de este mismo cómic, pero no acabó de funcionar”, recuerda. Dice que, según su experiencia, lo que mejor se vende en la red es, “sin duda, el cómic erótico. Otros géneros es más difícil que la gente pague por leerlos. El có-

mic digital se vende bien sobre todo en países anglosajones, donde no tienen tantos problemas como aquí en pagar por internet. Hay mucha oferta, porque publicar en la red es más fácil y rentable”. En lo creativo, Bayarri comenta que con las nuevas tablets, al tener tamaño similar al cómic tradicional, “apenas hay que cambiar nada”, pero que “para publicar en internet vía web sí es posible adaptar la historia y el diseño al formato del monitor del ordenador”. R. C. L.

JUANJO SÁEZ I DIBUJANTE I Estuvo ayer en la Multiusos firmando libros de su cómic ‘Arroz pasado’

“El libro, como invento, es un objeto insuperable” Es el responsable de ‘Arroz pasado’, una serie de televisión que triunfó en Cataluña y con la que ganó este año el premio Ondas. En Zaragoza presenta el cómic. ¿De qué va? Toca lo que todos pasamos en algún momento de la vida, que es la crisis de los 30, desde el humor. Las situaciones que vive el protagonista son de ficción, pero los personajes con las que se rodea no tanto. Muchos de ellos son mezclas de gente que conozco. ¿Nota mucha diferencia entre el lenguaje audiovisual y el que utiliza el cómic? Sí, la más evidente es el ritmo narrativo. En el cómic lo marca el lector, que puede volver atrás, de-

tenerse donde le apetezca... En cambio, en la televisión lo tienes que pillar todo a la primera. Los guiones tienen muchísimo ritmo y todo está super medido, hay un ‘gag’ cada medio minuto. Sinceramente, a mí eso me cansa mucho. Su estilo es muy minimalista y sus personajes casi nunca tienen ojos ni boca. ¿Ha sido así siempre? No, he ido evolucionando, desde que tenía cinco años he estado con los lápices y, obviamente, antes no dibujaba así. Yo vengo del diseño gráfico y me interesa comunicar mucho con los mínimos elementos posibles, desde el principio he tendido a simplificar. Además, cuando trabajo tengo

Juanjo Sáez. ESTHER CASAS

prisa y encima soy muy vago. El carácter de cada uno se nota en el resultado final. Usted de vez en cuando colabora con tiras cómicas en los periódicos. Sin embargo, sus críticas le han generado más de un problema. ¿Por qué? Hay muchos intereses políticos y

económicos de por medio. Yo creo que la prensa no es libre a nivel general y a veces el dibujante mete la pata. El tipo de humor que tengo intenta tocar siempre alguna fibra y hacer cosas que rozan los límites del humor, por lo que surgen fricciones. El Roto, por ejemplo, que es de los más brillantes, sus trabajos en realidad son políticamente correctos, las críticas son muy generales. ¿Quién no va a estar en contra del hambre en África? La venta de cómic en formato digital está emergiendo. ¿Desaparecerán las viñetas en papel? Yo creo que convivirán los formatos porque el libro, como invento, es un objeto insuperable. Las ventas en papel bajarán evidentemente, pero también los costes de producción y distribución. De todas formas, es importante que autores y editores lleguen a un acuerdo decente en el tema económico. D. M.


Festival del cómic en Zaragoza