Issuu on Google+

¡C

LEMA PARA EL MES Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso mas frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida , para que vuestras oraciones no tengan estorbo. 1 Pedro 3:7

Para ti Mujer Qué hay de malo, en querer cuidar a una mujer, si ella te cuida a ti? Las mujeres tienen fuerzas y capacidades que asombran a los hombres. Ellas, se encargan de los niños, pueden sobrellevar penas y situaciones muy “pesadas”, sin embargo tienen espacio para la felicidad, el amor y la alegría. Ellas sonríen cuando quieren gritar, cantan cuando quieren llorar, lloran cuando están contentas y ríen cuando están nerviosas. Pero al mismo tiempo que tienen toda esa fortaleza interior, son capaces de esperar impacientes una llamada de teléfono de su esposo o de sus hijos, sólo para oír sus voces y saber que llegaron sanos. Las mujeres tienen cualidades especiales, por eso siempre se ofrecen para buenas causas. Son voluntarias en hospitales, llevan comida a los necesitados, trabajan como niñeras, amas de casa, abogadas y solucionan problemas entre niños y vecinos. Además se adaptan a lo que sea necesario, por eso usan trajes, vaqueros, uniformes y minifaldas. Las mujeres recorren largos caminos para conseguir la mejor escuela para sus hijos y la mejor atención para la salud de su familia. Ellas no aceptan un "no" como respuesta cuando están convencidas que hay una solución. Saben perdonar. Son extremadamente sensibles e intuitivas y los hombres no acaban de entender por qué ríen o lloran ante un nacimiento o un matrimonio. Sin embargo hay más, esa sensibilidad e intuición también les permite saber que un abrazo, un beso y decir te amo en el momento oportuno, puede sanar un corazón roto. Una mujer puede lograr que una mañana, una tarde o una noche romántica sean inolvidables. Las mujeres vienen en todos los tamaños, colores y formas; viven en casas, palacios o cabañas. Ellas corren, caminan, pueden usar un automóvil tanto como una computadora. Las mujeres tienen mucho qué decir y mucho para dar. El corazón de las mujeres hace girar el mundo. Y a cambio, todo lo que ellas esperan es un abrazo, un beso o una caricia. El amor que ella entrega apasionada e inocentemente al hombre a quien ama, es el mismo que le impulsa a cuidar a su amado cuando está enfermo o simplemente prepararle una taza de té en las frías noches de invierno. La belleza de una mujer no está en la ropa que lleva, en su figura o en la forma en que se peina. Si quieres descubrirla, tendrás que mirarla a los ojos, que es la puerta de su corazón, donde reside la esencia de su alma. La belleza de una mujer aumenta con el paso de los años.

RIS TO

VIE

NE P

RO N

TO

Boletín interno de la Iglesia Evangélica Cristiana Congregados en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo. Pastor: Alberto Borda Bossana. Fichero de culto Nº 330 - Balcarce 1351 Venado Tuerto Número 258

Marzo 2010

El sábado 6 dará comienzo el ciclo 2010 de la Escuela Bíblica para Niños en la Iglesia Central (Balcarce 1351) “ y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.”

.2ª Timoteo 3:15

!


Mientras te levantabas esta mañana, yo te observaba. Esperaba que me hablaras, aunque fuesen unas pocas palabras preguntando mi opinión acerca de algún tema o agradeciéndome por algo bueno que te hubiese sucedido el día de ayer. Pero noté que estabas muy ocupado...buscando la ropa adecuada que te ibas a poner para ir al trabajo. Seguía esperando mientras corrías por la casa arreglándote, creí que encontrarías unos cuantos minutos para detenerte y decirme ¡Hola ¡ Pero estabas demasiado ocupado...Para ver si por fin me percibías, encendí el cielo para ti, lo llené de colores y dulces cantos de pájaros... pero ni siquiera te diste cuenta de ello. Te miré mientras te ibas al trabajo y esperé pacientemente todo el día. Con tantas actividades supongo... que estabas muy ocupado para decirme algo. De regreso, vi tu cansancio, quise rociarte para que el agua se llevara todo tu stress. Pensé que agradándote, te acordarías de mi. Sin embargo, enfurecido, ofendiste mi nombre. Deseaba tanto que me hablaras...Aún quedaba bastante tiempo. Después encendiste el televisor. Esperé pacientemente mientras mirabas tu programa favorito, luego cenaste y nuevamente te olvidaste de hablar conmigo. Te noté cansado, entendí tu silencio y apagué el resplandor del cielo pero no te dejé a oscuras. Lo cambié por un lucero...en verdad fue hermoso, pero no estuviste interesado en verlo. A la hora de dormir creo que ya estabas agotado. Dijiste... Buenas noches, a tu familia, caminaste hacia tu cama y casi de inmediato te dormiste. Acompañé con música tus sueños. Mis animales nocturnos se lucieron. No hay problema...porque quizás no te des cuenta que siempre estoy ahí para ti. Tengo mas paciencia de la que te imaginas. Quisiera enseñártela para que puedas tenerla con los demás. Te amo tanto que espero todos los días por una oración y el paisaje que diseño cada amanecer es para ti. Bueno... te estás levantando otra vez y no me queda otra cosa que entregarte todo el amor que siento por ti y continuar esperando que al menos el día de hoy me dediques solo... un poco de tiempo. Que tengas un buen día...

Reunión de Hermanas Viudas Martes 09 - a las 17 horas

Antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. (El ángel dijo a Daniel:) Al años principio Cumplen ruegos fue dada la orden, y yo he venido en Marzo para enseñártela, porque tu eres muy amado. 03 — Pedro J. Giumbini Daniel 9:23

Dios contesta las oraciones Un cristiano cuenta la experiencia que él hizo en 1947 en un cuatrimotor DCH, cuando sobrevolaba el Atlántico. De repente, dos motores de una misma ala se detuvieron juntos y el avión empezó a bajar. Se puso a orar. En los Estados Unidos su mujer se enteró por radio que un avión corría peligro sobre el Atlántico. Enseguida, con sus tres hijitas, se puso de rodillas para orar ella también. La catástrofe parecía inevitable. Pero, repentinamente, cuando el avión se hallaba tan sólo a unos pocos metros de la superficie del agua, los dos motores volvieron a funcionar y el aparato volvió a ganar altura. A la llegada, el piloto declaró: Es muy raro que dos motores, sobre una misma ala, se paren juntos. Cuando esto se produce, es absolutamente imposible que vuelvan a arrancar. No entendemos nada de lo que ocurrió. El creyente se acercó al piloto y le dijo: Puedo darle la explicación: oré a mi Padre que está en los cielos y El hizo que arrancaran los motores. “ Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia” (Santiago 5:17 -18). ¿No es para alentarnos a orar con instancia que el Espíritu de Dios nos dice que Elías estaba sujeto “ a pasiones semejantes a las

05 — Edgar D. Moliner 06 — Lucía G. de Bertune 09 — Elías David Nuara 12 — Alcides Bonetti 16 — Román A. Nuara 19 — Iván A. Salvadori 21 — Claudia García 23 — Dora F. de Orsillo 26 — Marta de Moliner 28 — Carlos Roth 30 — Natividad Ávila 30—Genoveva Carrizo 31—Adriana Echeverría

Pensando en Vos LUNES DE 22:05 a 23:00 por LT29 Radio Venado Tuerto


Marzo 2010