Issuu on Google+

NOVIEMBRE 08

84


salir 13 NOVIEMBRE 2008

Uno de los escaparates más sexys y sugerentes de Victoria Quarter.

TEXTO: DAVID MOREU FOTOGRAFÍAS: QUICO GARCÍA quicogarcia.foto@unidadeditorialrevistas.es MÁS INFORMACIÓN: WWW.VISITBRITAIN.ES

Shop til you drop

Todo en esta vida es susceptible de cambio en cualquier momento. La moda, la música, las personas e, incluso, las ciudades evolucionan, se adaptan a las nuevas tendencias y se nos presentan de una manera que nunca habíamos imaginado. Leeds no es una excepción, puesto que ha logrado dejar atrás su pasado industrial para convertirse en uno de los destinos turísticos más populares de Inglaterra. Todo lo que antes eran fábricas y almacenes, se ha reconvertido en restaurantes multiculturales, hoteles con encanto y viviendas cool que han modernizado por completo la imagen tradicional de la ciudad. El río que la cruza sigue siendo uno de sus emblemas más reconocibles y ahora se abre al mundo como su mayor centro de ocio al aire libre, con decenas de bares y terrazas donde la música nunca deja de sonar. Los más sibaritas podrán decidirse por un paseo tranquilo por su orilla, una copa en buena compañía o una cena romántica mientras recorren los canales en barca. Asimismo, los que quieran disfrutar de la vida nocturna no echarán de menos los pubs con el ambiente inglés de toda la vida y las mejores vistas al río. La pregunta más frecuente que se hacen los turistas al llegar a Leeds no es “¿qué podemos hacer?”, sino “¿por dónde empezamos?”, puesto que hay muy pocas ciudades que estén explotando de manera tan acertada su variedad de registros y su carácter diferencial. No en vano, Leeds es el segundo centro financiero de Inglaterra (después de Londres), tiene una de las universidades más populares del país (con el ambiente y el bullicio que esto comporta) y se ha convertido en un destino turístico de primer orden, gracias al boca a boca, al reclamo de sus tiendas de moda y a su interminable agenda cultural. Si ir de compras es una obsesión irrefrenable y soñáis con encontrar todo aquello que aún tardará meses en llegar a vuestra ciudad, Leeds es uno de los mejores sitios para perderse con la cartera llena. La frase inglesa “shop til you drop” ir de tiendas hasta caer muerto) nunca fue tan acertada como en esta ciudad. El primer paso consiste en olvidarse por completo de las tiendas sin encanto y de los centros comerciales típicos y llenos de gente que abundan en la mayoría de ciudades. En Leeds todo tiene un punto fashion que lo hace especial e invita a curiosear compulsivamente. Un buen sitio para empezar a probarse ropa es la calle Briggate, donde las tiendas de las grandes cadenas de moda se mezclan con las pequeñas boutiques de diseñadores locales y los mercadillos de segunda mano. Especialmente recomendables son las populares Hip y Mr. Chimp, ambas premiadas en el Leeds Guide Retail Therapy Awards del pasado año (los galardones a las mejores

‘Tiendear’, eso es lo que no pararás de hacer en Leeds. Si ir de compras es uno de tus deportes favoritos, aunque simplemente sea para curiosear, esta ciudad te ofrece un excitante paseo que comienza en Briggate y acaba en Kirkgate Market


Una vista del centro de Leeds, donde se mezclan tradición y modernidad.

15 NOVIEMBRE 2008

Las tiendas de instrumentos musicales y la cultura rockera se dan cita en la avenida de Call Lane.

HIP Y MR. CHIMP, EN LA CALLE BRIGGATE, SON DOS DE LAS TIENDAS QUE NO TE PUEDES PERDER. AMBAS ESTÁN PREMIADAS CON EL ‘LEEDS GUIDE RETAIL THERAPY AWARDS’

tiendas de moda y un excelente aval para llamar al mejor público). Muy cerca de esta calle céntrica y peatonal se encuentra el Corn Exchange, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Como su nombre indica, era el sitio donde tradicionalmente se vendía el maíz y destaca por su gran cúpula de hierro y cristal que se alza imponente hacia el cielo, dejando entrar la luz del sol. En sus años de decadencia acogió varias tiendas de ropa, numerosos bares indies y también vio cómo se organizaban algunas de las fiestas más salvajes que se recuerdan, con la presencia de DJs venidos de todo el país. Pero ahora se está remodelando para albergar un centro comercial con las boutiques más elitistas y caras de la zona. Sin duda, un sitio digno de admiración desde dentro y desde fuera, y una gozada para todos los aficionados a la fotografía. A escasos metros del Corn Exchange se encuentra el popular Kirkgate Market, uno de los mercados cubiertos más grandes de Europa. Puede que comprar carne, verdura y pescado no

Blue Rinse es el paraíso de la moda vintage y comparte calle con numerosas tiendas de discos.

sea el plan perfecto para una tarde de shopping, pero el paseo entre sus puestos y tenderetes nos permitirá conocer la faceta más tradicional de la ciudad e intuir cómo debía de ser la vida en la época de esplendor industrial. Los amantes de las rarezas disfrutarán con los puestos de botones y de juguetes en miniatura, mientras que los aficionados a los caramelos encontrarán el paraíso justo antes de la salida del mercado, en una de las tiendas más coloridas de la ciudad. Pero una tarde de compras por Leeds no sería lo mismo sin visitar las famosas arcadas de Victoria Quarter. Estas galerías comerciales están ubicadas en tres bloques de edificios históricos, construidos alrededor de 1900 por el arquitecto Frank Matcham, y actualmente son la imagen más representativa y fotografiada de la ciudad. Adentrarse en ellas es como pasear por los decorados gigantescos de una obra de teatro, con sus fuentes de mármol, sus mosaicos interminables y los techos de cristal con mil adornos,


Una vista del centro de Leeds, donde se mezclan tradición y modernidad.

15 NOVIEMBRE 2008

Las tiendas de instrumentos musicales y la cultura rockera se dan cita en la avenida de Call Lane.

HIP Y MR. CHIMP, EN LA CALLE BRIGGATE, SON DOS DE LAS TIENDAS QUE NO TE PUEDES PERDER. AMBAS ESTÁN PREMIADAS CON EL ‘LEEDS GUIDE RETAIL THERAPY AWARDS’

tiendas de moda y un excelente aval para llamar al mejor público). Muy cerca de esta calle céntrica y peatonal se encuentra el Corn Exchange, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Como su nombre indica, era el sitio donde tradicionalmente se vendía el maíz y destaca por su gran cúpula de hierro y cristal que se alza imponente hacia el cielo, dejando entrar la luz del sol. En sus años de decadencia acogió varias tiendas de ropa, numerosos bares indies y también vio cómo se organizaban algunas de las fiestas más salvajes que se recuerdan, con la presencia de DJs venidos de todo el país. Pero ahora se está remodelando para albergar un centro comercial con las boutiques más elitistas y caras de la zona. Sin duda, un sitio digno de admiración desde dentro y desde fuera, y una gozada para todos los aficionados a la fotografía. A escasos metros del Corn Exchange se encuentra el popular Kirkgate Market, uno de los mercados cubiertos más grandes de Europa. Puede que comprar carne, verdura y pescado no

Blue Rinse es el paraíso de la moda vintage y comparte calle con numerosas tiendas de discos.

sea el plan perfecto para una tarde de shopping, pero el paseo entre sus puestos y tenderetes nos permitirá conocer la faceta más tradicional de la ciudad e intuir cómo debía de ser la vida en la época de esplendor industrial. Los amantes de las rarezas disfrutarán con los puestos de botones y de juguetes en miniatura, mientras que los aficionados a los caramelos encontrarán el paraíso justo antes de la salida del mercado, en una de las tiendas más coloridas de la ciudad. Pero una tarde de compras por Leeds no sería lo mismo sin visitar las famosas arcadas de Victoria Quarter. Estas galerías comerciales están ubicadas en tres bloques de edificios históricos, construidos alrededor de 1900 por el arquitecto Frank Matcham, y actualmente son la imagen más representativa y fotografiada de la ciudad. Adentrarse en ellas es como pasear por los decorados gigantescos de una obra de teatro, con sus fuentes de mármol, sus mosaicos interminables y los techos de cristal con mil adornos,


salir 16 NOVIEMBRE 2008

DE COMPRAS POR LEEDS aunque allí no encontraremos personajes de época, sino boutiques tan selectas como la de la musa punk Vivienne Westwood o la del archiconocido Louis Vuitton. Sin olvidar las pequeñas tiendas independientes de ropa, complementos, calzado y cómics, que tienen el factor sorpresa como denominador común. En Victoria Quarter, todo llama la atención y comprar puede convertirse en un acto irracional, si nos dejamos llevar por la originalidad de las propuestas que nos llaman a gritos desde los enormes escaparates. Puesto que estamos en Inglaterra, y en algún momento tendremos que parar para comer un sándwich o tomar una pinta de cerveza, ¿por qué no hacerlo con clase? Sin salir de la Queen’s Arcade, encontramos el único e inimitable Pickles & Potter, un pequeño restaurante de bocadillos exóticos a la carta, que nos devolverá la confianza en el más simple de los manjares. Y, a unos escasos dos minutos andando, llegamos al legendario Whitelocks, el pub más antiguo de Leeds, que está escondido en la misma bocacalle desde 1715 y sirve el mayor surtido de cerveza de la ciudad en una agradable terraza. Los aficionados a la música harán sus delicias en la avenida de Call Lane, donde se encuentran la mayoría de tiendas de discos, de instrumentos musicales y ropa vintage. Una de las más populares es Blue Rinse, el sitio perfecto para los amantes de la moda retro con un toque ochentero, y entrar en cualquiera de las tiendas de instrumentos significa sumergirse en un mundo de guitarras eléctricas, amplificadores y toda clase de pósteres de grupos locales que se han convertido en estrellas. Con un poco de suerte, el encargado os contará, con todo lujo de detalles, historias sobre los omnipresentes Kaiser Chiefs, los Pigeon Detectives o Corinne Bailey Rae y su afición a comprar instrumentos en aquellas tiendas. Pero la ruta musical no termina en esta calle tan céntrica. Todos los mitómanos del rock tienen una parada obligada en el hall de la Universidad, al norte de la ciudad, donde en los años 70 y 80 tocaron algunos de los grupos más importantes, como Bob Marley & The Wailers, Led Zeppelin y Pink Floyd. Pero si este lugar ha pasado a la historia de la música es porque The Who grabaron allí su legendario álbum Live at Leeds, considerado uno de los mejores discos en directo de todos los tiempos. Si después de una jornada dedicada al turismo y a las compras aún tenemos ganas de conocer el ambiente nocturno, sólo tenemos que dirigirnos de nuevo a Call Lane. Con la llegada de la noche, esta avenida zigzagueante se convierte en la zona más popular para salir de fiesta o, simplemente, para ir a tomar unas copas con los amigos, puesto que allí se concentran los mejores pubs y la mayoría de locales de música en vivo. Lugares tan emblemáticos como el Fruit Cupboard, el Think Tank o el Norman pueden ser una buena opción para empezar la noche, antes de ir a cualquiera de los conciertos que se programan durante toda la semana, y son multitud, en The Cockpit o en The Leeds Academy, dos buenos sitios para ver en directo al próximo grupo local en dar el salto al estrellato. Pero Leeds también ofrece mucho más que compras exclusivas y un ambiente nocturno apabu-

Arriba: Victoria Quarter en todo su esplendor. Abajo: exposición en el Henry Moore Institute.

17 NOVIEMBRE 2008

A la izquierda, tienda de dulces en el Kirkgate Market. A la derecha, el mostrador de Pickles & Potter.

llante. Su agenda cultural es una de las más eclécticas de Inglaterra y no duda en mezclar eventos masivos con propuestas minoritarias que convencerán al más exigente. Sin ir más lejos, este mes de noviembre coinciden el Leeds International Film Festival, que se está labrando una gran fama de festival alternativo con películas arriesgadas, y el Thought Bubble, un festival internacional de cómic con invitados famosos, exposiciones y talleres de todo tipo, que hará las delicias de los fans de las viñetas. En cuanto a las visitas culturales, hay que destacar que la mayoría de museos y galerías de arte son gratuitos durante todo el año. Para los amantes del arte en mayúsculas, está el Henry Moore Institute, un edificio entero dedicado a la escultu-

ra y a la pintura en todas sus formas y épocas. Pero, indudablemente, uno de los espacios míticos es The Royal Armouries, el único museo que ofrece un recorrido por 3.000 años de historia militar a través de las armas y artefactos más impresionantes de todos los tiempos. Su última exposición está siendo un éxito y muestra las armas de las películas El Señor de los Anillos, Las Crónicas de Narnia y Hellboy. Pero si el simple hecho de verlas no os llama la atención, siempre se puede asistir a sus famosos torneos medievales. Aquellos que nunca han visitado Leeds, hoy tienen la oportunidad de descubrir una ciudad abierta y cosmopolita y, mientras los vuelos low cost lo permitan, esta ciudad será uno de los mejores destinos para pasar un fin de semana.

LOS MITÓMANOS DEL ROCK TIENEN UNA PARADA EN EL HALL DE LA UNIVERSIDAD, DONDE TOCARON GRUPOS COMO LED ZEPPELIN O PINK FLOYD ESTE MES SE CELEBRAN EL LEEDS INTERNATIONAL FILM FESTIVAL Y EL THOUGHT BUBBLE, UN FESTIVAL DE CÓMIC


salir 16 NOVIEMBRE 2008

DE COMPRAS POR LEEDS aunque allí no encontraremos personajes de época, sino boutiques tan selectas como la de la musa punk Vivienne Westwood o la del archiconocido Louis Vuitton. Sin olvidar las pequeñas tiendas independientes de ropa, complementos, calzado y cómics, que tienen el factor sorpresa como denominador común. En Victoria Quarter, todo llama la atención y comprar puede convertirse en un acto irracional, si nos dejamos llevar por la originalidad de las propuestas que nos llaman a gritos desde los enormes escaparates. Puesto que estamos en Inglaterra, y en algún momento tendremos que parar para comer un sándwich o tomar una pinta de cerveza, ¿por qué no hacerlo con clase? Sin salir de la Queen’s Arcade, encontramos el único e inimitable Pickles & Potter, un pequeño restaurante de bocadillos exóticos a la carta, que nos devolverá la confianza en el más simple de los manjares. Y, a unos escasos dos minutos andando, llegamos al legendario Whitelocks, el pub más antiguo de Leeds, que está escondido en la misma bocacalle desde 1715 y sirve el mayor surtido de cerveza de la ciudad en una agradable terraza. Los aficionados a la música harán sus delicias en la avenida de Call Lane, donde se encuentran la mayoría de tiendas de discos, de instrumentos musicales y ropa vintage. Una de las más populares es Blue Rinse, el sitio perfecto para los amantes de la moda retro con un toque ochentero, y entrar en cualquiera de las tiendas de instrumentos significa sumergirse en un mundo de guitarras eléctricas, amplificadores y toda clase de pósteres de grupos locales que se han convertido en estrellas. Con un poco de suerte, el encargado os contará, con todo lujo de detalles, historias sobre los omnipresentes Kaiser Chiefs, los Pigeon Detectives o Corinne Bailey Rae y su afición a comprar instrumentos en aquellas tiendas. Pero la ruta musical no termina en esta calle tan céntrica. Todos los mitómanos del rock tienen una parada obligada en el hall de la Universidad, al norte de la ciudad, donde en los años 70 y 80 tocaron algunos de los grupos más importantes, como Bob Marley & The Wailers, Led Zeppelin y Pink Floyd. Pero si este lugar ha pasado a la historia de la música es porque The Who grabaron allí su legendario álbum Live at Leeds, considerado uno de los mejores discos en directo de todos los tiempos. Si después de una jornada dedicada al turismo y a las compras aún tenemos ganas de conocer el ambiente nocturno, sólo tenemos que dirigirnos de nuevo a Call Lane. Con la llegada de la noche, esta avenida zigzagueante se convierte en la zona más popular para salir de fiesta o, simplemente, para ir a tomar unas copas con los amigos, puesto que allí se concentran los mejores pubs y la mayoría de locales de música en vivo. Lugares tan emblemáticos como el Fruit Cupboard, el Think Tank o el Norman pueden ser una buena opción para empezar la noche, antes de ir a cualquiera de los conciertos que se programan durante toda la semana, y son multitud, en The Cockpit o en The Leeds Academy, dos buenos sitios para ver en directo al próximo grupo local en dar el salto al estrellato. Pero Leeds también ofrece mucho más que compras exclusivas y un ambiente nocturno apabu-

Arriba: Victoria Quarter en todo su esplendor. Abajo: exposición en el Henry Moore Institute.

17 NOVIEMBRE 2008

A la izquierda, tienda de dulces en el Kirkgate Market. A la derecha, el mostrador de Pickles & Potter.

llante. Su agenda cultural es una de las más eclécticas de Inglaterra y no duda en mezclar eventos masivos con propuestas minoritarias que convencerán al más exigente. Sin ir más lejos, este mes de noviembre coinciden el Leeds International Film Festival, que se está labrando una gran fama de festival alternativo con películas arriesgadas, y el Thought Bubble, un festival internacional de cómic con invitados famosos, exposiciones y talleres de todo tipo, que hará las delicias de los fans de las viñetas. En cuanto a las visitas culturales, hay que destacar que la mayoría de museos y galerías de arte son gratuitos durante todo el año. Para los amantes del arte en mayúsculas, está el Henry Moore Institute, un edificio entero dedicado a la escultu-

ra y a la pintura en todas sus formas y épocas. Pero, indudablemente, uno de los espacios míticos es The Royal Armouries, el único museo que ofrece un recorrido por 3.000 años de historia militar a través de las armas y artefactos más impresionantes de todos los tiempos. Su última exposición está siendo un éxito y muestra las armas de las películas El Señor de los Anillos, Las Crónicas de Narnia y Hellboy. Pero si el simple hecho de verlas no os llama la atención, siempre se puede asistir a sus famosos torneos medievales. Aquellos que nunca han visitado Leeds, hoy tienen la oportunidad de descubrir una ciudad abierta y cosmopolita y, mientras los vuelos low cost lo permitan, esta ciudad será uno de los mejores destinos para pasar un fin de semana.

LOS MITÓMANOS DEL ROCK TIENEN UNA PARADA EN EL HALL DE LA UNIVERSIDAD, DONDE TOCARON GRUPOS COMO LED ZEPPELIN O PINK FLOYD ESTE MES SE CELEBRAN EL LEEDS INTERNATIONAL FILM FESTIVAL Y EL THOUGHT BUBBLE, UN FESTIVAL DE CÓMIC


Leeds