Issuu on Google+

UNIDAD EDUCATIVA FISCOMISIONAL DON BOSCO EXAMEN QUIMESTRAL INFORMATICA DAVID LUCIO RIVADENEIRA


IGLESIA DE SAN FRANCISCO Alberga la iglesia y monasterio más antiguo de Quito. Su construcción inició en 1534, a pocas semanas de la fundación de Quito, y se terminó 70 años después. El imponente edificio ostenta el privilegio de ser el conjunto arquitectónico de mayor diversión del centro histórico del continente americano conocido como el “Escorial del Nuevo Mundo”. El atrio de la iglesia fue construido por Francisco Cantuña, personaje de leyenda, la cual sostiene que realizó un pacto con el diablo entregando su alma a cambio de terminar la iglesia en mención.


LA PLAZA DE SANTO DOMINGO Una de la plazas más hermosas es la de Santo Domingo, sin duda muy majestuosa por su color y por ser la primera plaza al entrar al centro histórico, ahí podemos encontrar el monumento a Antonio José de Sucre señalando hacia la cima de la libertad donde lucharon por la independencia un 24 de mayo de 1842, también se puede divisar a la virgen del Panecillo, a pocas cuadras se encuentra un barrio muy popular como la Ronda y la Loma Grande.


EN LAS PLAZAS DEL CENTRO HISTORICO SE ENCUENTRAN ALGUNAS IMÁGENES DE LAS DIVERSIDAD DE CULTURAS DE IDENTIDADES QUE TENEMOS EN NUESTRO PAIS.


LEYENDAS DE QUITO LA IGLESIA DEL ROBO Varios sacerdotes subían cierta mañana por la quebrada de Jerusalén. Iván llenos de preocupación. A poco rato se detuvieron. ¡Cuál no sería su sorpresa al ver en el suelo el copón y las hostias perdidos! ¿Qué había sucedido? -Unos ladrones habían cometido ese sacrilegio. Hasta dar con ellos hubo procesiones. Españoles e indios salieron a las calles de Quito. Llevaban imágenes de santos y crucifijos e iban arrastrando cadenas y grillos. Algunas personas caminaban azotándose o puestas en cruz. -¿Y para qué hacían todo eso? • Para calmar la furia de Dios. Decían que a Quito llegaría una terrible peste. La procesión salió de la Iglesia de Santa Clara. Siguió hasta el convento de Santo Domingo. De allí pasó a Santa Catalina. Luego se dirigió a las iglesias de la Compañía y La Catedral. ¿Qué pasó con los ladrones? • No aparecían por ningún lado.

Entonces se organizó otra procesión tan grande y devota como la primera pero tampoco se dio con los ladrones. Cierto día fueron descubiertos por una india. Habían pensado que la

caja del Santísimo era de plata maciza y guardaba joyas muy finas. Pero no hallaron sino el copón y las hostias. Por eso los botaron en la quebrada y luego huyeron a Conocoto. ¿Qué castigo recibieron los ladrones? • El morir ahorcados, arrastrados y descuartizados. ¿Se cumplió esa orden? Al pie de la letra. En el lugar donde los religiosos encontraron los objetos sagrados se levanta hoy la Iglesia del robo.



Iglesia de san Francisco