Page 1


ÍNDICE

Argumento de la película...................................................................... Pág. 3

Director................................................................................................. Pág. 4

Análisis de la película........................................................................... Pág. 5 - La puesta en escena de Lars Von Trier - La cámara de Lars Von Trier -

Distintas interpretaciones de Dogville •

Análisis de una escena.......................................................................... Pág. 11

Conclusión............................................................................................ Pág. 13

Fuente bibliográficas consultadas......................................................... Pág. 15

2


ARGUMENTO Dogville era un pueblo situado en las Montañas Rocasas cerca de Georgetown, en Estados Unidos. Allí, un día llega una bella fugitiva (Grace-Nicole Kidman) huyendo de unos gángsteres. Tom, un joven ilustrado del pueblo, decide ayudarle a esconderse y los gángsteres le dan una tarjeta por si alguna vez ve a la chica por ese pueblo. Tom decide ayudarle y convence a todo el pueblo de que se quede a cambio de que trabaje para las 15 personas que habitan en Dogville. Al principio todos quedan encantados con la chica y le ofrecen un salario y ayuda en sus problemas. Pero, poco a poco la policía va apareciendo por el pueblo pegando carteles de “Se Busca a Grace” y la actitud de la gente empieza a cambiar. Los habitantes del pueblo creen que Grace tiene que pagar un precio especial por el riesgo que corren por ocultarla. La actitud bondadosa, honrada, generosa del pueblo va cambiando y da paso al egoísmo, a la ingratitud y a los castigos y torturas sobre Nicole Kidman. Ésta siempre sigue trabajando y cumpliendo con sus deberes pero nunca olvidará todo lo que han hecho. El último en traicionarla es su novio Tom, que al final decide llamar a los gángsteres. Cuando éstos aparecen, Grace se sube al coche ante el miedo e inquietud de todo el pueblo. El jefe de la mafia resulta ser su padre y le pide a la protagonista que sea la jefa de la banda. Después de pensárselo, acepta y su primera decisión es destruir Dogville. Por esto, manda matar a todos los habitantes y quemar el pueblo, del cual el único superviviente es el perro del pueblo.

3


LARS VON TRIER El director de Dogville es uno de los más importantes hoy en día en el continente europeo. Este reconocido director danés ha sabido adoptar una visión muy crítica del mundo en sus películas dramáticas, cosa que le ha consagrado en el mundo del cine, pero también le ha reportado un gran número de críticas. Entre sus hechos más importantes hay que destacar que fue uno de los padres del movimiento Dogma 95, mediante el cual se pretendía apartarse de la actual industria cinematográfica y rodar películas más creíbles. Para ello, tanto Lars Von Trier como Thomas Vinterberg, Kristian Levring y Soren Kragh-Jacobsen elaboraron el voto de castidad, es decir, un decálogo sobre como tenía que ser una película. Defendían, entre otras coas, que la narración fuera en un tiempo actual y se olvidaban de la utilización de efectos especiales,

de iluminación artificial, el sonido no se podía montar a parte de las

imágenes o los rodajes se tenían que llevar a cabo en decorados naturales. Este movimiento surgió en 1995 y, a pesar de que hubo pocas películas que lo emplearon, tuvo una gran repercusión que consagró sobre todo a Lars Von Trier. Lars Von Trier realizó un gran número de pequeñas películas antes de realizar largometrajes comerciales, así como también se dedicó a realizar proyectos para la televisión. Tanto en su época de juventud como cuando estudiaba en la Universidad de Copenhague o en la Escuela de Cine de Dinamarca, dirigió películas de menos de una hora de duración. Pero fue a partir de 1984 cuando empezó a dirigir largometrajes que no pasarían desapercibidos. La primera trilogía que dirigió estuvo formada por El elemento del crimen (1984), Epidemic (1987), Europa (1991). Ya en 1996 fue cuando se consagró con su segunda trilogía. Ésta la formaban Rompiendo las olas (1996), Los idiotas (película Dogma de 1998) y Bailar en la oscuridad (2000). En su afán de innovar y criticar a la sociedad norteamericana, quiso realizar una tercera trilogía. Ella la componía Dogville (2003), Maderley (2005) y Washington. Cuando realizó la primera recibió una gran crítica por todo lo que comentaremos a partir del siguiente apartado. Pero la segunda resultó ser muy similar a Dogville y la audiencia no captó con buenos ojos otra película tan igual. Es por este motivo que el director ha preferido no rodar la tercera parte. Su última película data de este año y es El jefe de todo esto

4


DOGVILLE La puesta en escena de Lars Von Trier La película Dogville comienza con la presentación del pueblo. Lo primero que despierta el interés del espectador es que en el pueblo no hay paredes y que están todas las casas, parques, calles… dibujadas en el suelo. Lars Von Trier quiere jugar con el espectador y con este escenario le hace imaginar todos los elementos que no están. De esta manera, cuando una persona quiere entrar a una casa tocara una puerta o moverá un pomo invisibles, pero que son elementos que deben de estar construidos en la mente del receptor. Es muy importante que el espectador reconstruya el pueblo en su mente, porque hay escenas en la que un personaje está en una casa y otro en una distinta, por lo que aunque estén al lado, no llegan a verse, debido a la existencia de esas paredes “imaginables”. Además, el espectador también deberá imaginar durante toda la película de donde provienen sonidos. Por ejemplo, cuando una puerta invisible se abre, el espectador deberá saber que el ruido que oye es de la puerta, o cuando hay un ladrido, se tendrá que imaginar que existe un perro. Este escenario es muy teatral, cuestión que también quiere destacar el director. Éste puede estar partiendo de una cuestión que defendía Susan Sontag en su libro Teatro y Cine (extraído de la web www.pulpmovies.org): “¿Existe algo auténticamente teatral, que se distingue por su naturaleza de lo auténticamente cinematográfico?” Esta idea la utiliza en esa página web Maurcio Álvarez, para concluir que en Dogville, “Lars Von Trier no se corta y soluciona los problemas morales de sus protagonistas a bala: abre fuego muñeca y acaba hasta con el nido de la perra. De todas formas todo esto es una película, una mentira, teatro metido en el cine y los buenos pueden hacer el bien haciendo el mal. Eso sí, no mates al perro.” En este duro fragmento, Álvarez comenta una cosa interesante y a la que debemos prestar mucha atención, más aún si la encuadramos con las palabras anteriormente citadas de Susan Sontag. Todo lo que pasa en una película, es en cierto modo una mentira, ya que es una historia inventada por una persona, a la par, que es teatro metido en el cine. Esta es a la idea que pretendía

5


llegar. Lars Von Trier, con esa escenificación, nos está recordando que todo el cine deriva de una representación teatral, que no hay diferencia entre el cine y el teatro. Por lo que respecta a la idea de Álvarez de que todo es “mentira”, el director le da la razón. Lars Von Trier divide la historia en nueve capítulos y un prólogo, con un narrador omnisciente que nos irá anticipando como está el pueblo en cada capítulo y lo que pasará en dicho capítulo. Con esta forma de contar la historia, el director nos está diciendo que esto es un cuento, que no es la realidad. Lo que también es realmente interesante de cómo se cuenta la película, es que nos remite continuamente a la idea de que es un cuento, que todo es bonito… Esta idea irá cambiando conforme avance la película y por este motivo el final se aleja totalmente de la idea de cuento en el que todo acaba bien. Es por esto, por lo que el final deja impresionado al espectador que no espera la destrucción de Dogville como fin del cuento. Pero volvamos al escenario de Dogville. Como ya hemos comentado, éste es un pueblo de líneas y letras que identifican cada casa con su propietario. Creo que el director va más allá de hacer una representación teatral o de querer que el espectador imagine las paredes de un pueblo. Esas líneas que son Dogville creo que simbolizan la facilidad que tienen las personas en cruzar la línea que separa el bien y el mal. Es decir, si la acción transcurriera en un escenario normal, las paredes serían difíciles de cruzar. Sin embargo, el hecho de que se hayan dejado las paredes para el subconsciente del receptor hace que las líneas sean más fáciles de cruzar. Además, la línea que separa el bien y el mal, la bondad y el egoísmo o la ingratitud y la generosidad, está fuertemente atravesada por todos los personajes de la película. Otro elemento muy importante en la película es la iluminación. Ésta es totalmente artificial y cuando es de día sólo se ve una gran luz blanca, cuando es de noche, está todo oscuro, a no ser que la Luna ilumine el pueblo. El empleo que hace el director de la iluminación es impresionante. La luz blanca del día nos da la sensación de que a partir de donde acaba el pueblo no hay nada más. Esa gran luz blanca parece el final, donde se acaba el camino, es decir, l lugar de donde nunca pasará la historia. En el sigiente apartado del análisis de una escena, comentaremos el increíble uso de la luz cuando Dogville está en llamas, en donde la Luna se vuelve de color naranja, reflejando el fuego que se ha creado en la mente del espectador. 6


Para concluir con este primer apartado del análisis de Dogville, nada mejor que citar las palabras

del

crítico

de

ABC,

E.

Rodriguez

Marchante,

recogidas

en

www.filmaffinity.com: “Una grandiosa película en la que todo es único (...) Una película nunca antes vista, un singularísimo hallazgo de puesta en escena, un elogio constante a la inteligencia del espectador y a sus dotes creativas, un hermoso poema moral, un nutritivo resumen de la historia de cualquier mundo y un enriquecedor paseo por los interiores del ser humano”.

La cámara en el hombro de Lars Von Trier Es sabido que a Lars Von Trier le gusta llevar la cámara y grabar las escenas como él cree conveniente. Por ejemplo, en la película Los idiotas, se grabaron más de 120 horas por 3 cámaras diferentes. Después de la postproducción, el director se quedó con un 80% de las imágenes que había grabado él. A Lars Von Trier le gusta llevar la cámara al hombro y generar estados de ánimo en el receptor con sus movimientos. En Dogville, utiliza mucho este recurso, dando como resultado planos con movimientos muy bruscos que generan inquietud en el espectador. Además, no sólo es la forma en que graba estos planos, sino que también dota a la narración de algunos ritmos un poco más acelerados mediante el proceso de edición. Esto se refleja porque durante algunas discusiones, las cortes aparecen muy marcados o la cámara parece tambalearse. Con esto se consigue una sensación de intranquilidad, nerviosismo, expectación y, en ocasiones, una sensación de improvisación. Una improvisación que fue uno de los rasgos más importantes para el director, no sólo reflejándolo con estos movimientos, sino también por las instrucciones que les daba a los personajes. Éstos fueron muy perdidos durante el rodaje y el director en ocasiones les hacía señas detrás de la cámara para que fueran improvisando mientras se les grababa. Esta característica que odiaban los actores, más las largas jornadas de trabajo y el desconcertante escenario en el que estaban rodando hacían que la presión a la que estaban sometidos fuera muy grande. Ben Gazzara rebeló en un documental que nunca volvería a trabajar con una persona tan desequilibrada como el director de esta película. Hay que decir, que en una escena el director le mandó a maquillarse. Después de 3 horas de maquillaje, cuando apareció en el escenario, Lars

7


Von Trier dijo que no iba a grabar ninguna escena ese día. Por estas razones, hay que resaltar la gran interpretación de Nicole Kidman durante toda la película. Para ella, tampoco fue nada sencillo el rodaje e, incluso, durante el rodaje de alguna escena rompió a llorar desconsolada. Al final, el director consiguió cumplir sus objetivos de improvisación e inquietud en el receptor y, Kidman, salió reforzada con una actuación magnífica. Por otro lado, en este apartado también es de vital importancia comentar los planos utilizados por el director de la película. Para empezar, creo que hay que mencionar que nos encontramos ante una película con una estructura circular. Empieza y acaba con un plano cenital del pueblo y haciendo un zoom hacia una de las casa del pueblo. Es circular en cuanto al plano que utiliza y en cuanto a que se muestra el pueblo de la misma forma. Pero, no es exactamente igual el plano del inicio y el del final. La película empieza con la presentación del pueblo, un plano cenital y un zoom hacia la casa de Tom, el protagonista del pueblo junto a Grace. Sin embargo, el film acaba con el mismo plano y el zoom, pero esta vez sólo se ve una casa, la única que no ha sido devorada por las llamas, y el zoom va hacia ella, ésta es la caseta del perro. Además de esta estructura, hay que comentar la gran predominancia de primeros planos y planos de detalle. Posiblemente, sean utilizados por la ausencia del decorado y por otorgar más relevancia a los personajes de la historia. Para finalizar este punto, voy a citar unas palabras de Ángel Fernández Santos, crítico del diario El País en la página web www.filmaffinity.com: “ la cámara de Lars Von Trier, inquieta e inquietante, como testigo agitado e intruso, busca y rebusca en las vueltas y revueltas de los actos y los gestos las reglas escondidas que gobiernan los caracteres y los comportamientos, desvelándolos y descifrándolos paso a paso, gradualmente, en un crecimiento dramático, tenso pero pausado y sostenido sin ningún desfallecimiento nada menos que durante tres horas, que transcurren como el breve tiempo sin aliento que hay entre respiración y respiración.”

8


Distintas interpretaciones de Dogville Dogville fue seleccionada para participar en el festival de Cannes en 2003. Allí, una vez proyectada, los espectadores que se dieron cita en la sala se alzaron y comenzaron a aplaudir mientras pasaban los títulos de crédito con unas imágenes de americanos rodeados de pobreza. Durante el festival, que es lo que pretendía Dogville se convertió en una cuestión de debate. De aquí, como comenta Jack Stevenson en su libro, Lars Von Trier, surgieron dos posturas: •

“Muchos vieron en la película una acusación crítica a la inclemencia del sistema norteamericano... una visión apocalíptica de la sociedad americana”

“Para otros la película era sobre todo un cuento metafórico sobre la xenofobia que florece en las pequeñas comunidades aisladas cuando aparecen forasteros”

Para empezar, hay una cosa que es muy evidente y es que la acción transcurre en Estados Unidos. Lars Von Trier inventa el nombre de un pueblo y lo sitúa en un país determinada. La película narrará como la bondad y la hospitalidad del pueblo se irán quedando a un lado y poco a poco irá apareciendo el egoísmo, odio, rencor... Si Lars Von Trier hubiera pretendido demostrar el odio hacia las personas extranjeras, desde el principio hubiera creado un pueblo que odiara a Grace. Pero esto no es así. Cuando aparece la forastera el pueblo la recibe bien y en dos semanas quedan encantados con ella. Es interesante recordar que la acción transcurre en un pueblo de 15 habitantes que está casi abandonado por la sociedad, es decir, es un pueblo olvidado, en el que rara vez alguien se asoma. Es un pueblo realmente pobre, acrecentada esta pobreza por la crisis económica que acecha al país. Con esto quiero decir que el director sitúa un pueblo determinado en un lugar determinado y en un momento histórico determinado. Esto no es anecdótico. Por este motivo, podríamos aventurarnos a resaltar que en el interior de esta película hay una gran crítica al sistema y sociedad americana. Sistema y sociedad que acaban muriendo, víctimas de su egoísmo. A Lars Von Trier se le llegó a tachar de fascista, ya que Roger Ebert dijo que la película “nos dice que los valores son hipócritas y que, en consonancia, es aceptable aniquilar lo bueno. Permite que hablen las armas de los gángsteres. Von trier es casi pro-Bush”. Esta dura y desmesurada crítica de Ebert contrasta con lo expuesto anteriormente. La película se ambienta en una época pasada pero no dice que en esos tiempos la sociedad americana fuera egoísta o muy ruin. Lo que el director nos hace ver es cómo es la 9


sociedad americana, nos muestra ese egoĂ­smo del pueblo norteamericano. Se inspira en un tiempo pasado, pero su objetivo es mostrar cĂłmo es esa sociedad. Por esto, podrĂ­amos concluir que el director no es pro-Bush, sino todo lo contrario.

10


ANÁLISIS DE UNA ESCENA El fin de Dogville

Si tuviéramos que destacar una escena de la película, ésta es claramente la última escena, en la que Lars Von Trier da un giro a toda la historia y se produce un final totalmente inesperado. Los elementos que más destacan de estos últimos minutos del film son la excelente iluminación, ya que Dogville arde sin llamas, la dureza de la gran venganza de Grace y la “eliminación” del decorado, no en sentido literal, porque no hay en toda la película, sino en el sentido que todas las rayas que delimitan e identifican las casa se borran, al haber sido pasto de las llamas. Pero vayamos por partes. Los gángsteres llegan a Dogville y Grace sube al coche. Se conoce que el hombre que la buscaba es su padre y que quiere que vuelva con ella y forme parte de la banda. Grace no quiere, sólo quiere un mundo mejor, incluso defiende al pueblo. Es un diálogo largo, y Lars Von Trier produce inquietud y tensión al mover la cámara y hacer cortes tan marcados. El punto cumbre y que cambiará la historia es cuando el padre dice que se estaría mostrando arrogante si perdonase a los demás lo que jamás se perdonaría a sí misma. La chica baja del coche y se ve todo el pueblo aterrorizado. El narrador comenta los sentimientos de Grace. Sale la luna que ilumina el pueblo y el discurso del narrador cambia totalmente. La voz es más seria y empieza a expresar la indignación de Grace. Esta voz se refuerza por el cambio en la cara de la protagonista. El primer plano hace que observamos un rostro indignado, enfadado, herido. Grace sufre pero no olvida. Su actitud cambia y se dirige al coche. Empezamos a saber que puede tomar la decisión de formar parte de la banda de su padre y así lo confirma un instante después. Baja un instante para hablar con Tom que le pide clemencia. Grace pasa a la acción. Manda quemar el pueblo y matar a todas las personas. Sólo quiere que pueblos como ese no existan por el bien de la humanidad. Lo más sorprendente es que manda matar a los niños del pueblo uno a uno y dice que cuando Vera (la madre) contenga las lágrimas que paren. Estas palabras se derivan de una escena anterior en la que se observaba el principio de los castigos de Dogville sobre Grace, el principio del distanciamiento entre ella y el pueblo. La madre piensa que ha seducido a su marido y coge unas caras figuras 11


que Grace había comprado con su sueldo. Grace les tenía mucho aprecio, como a todo el pueblo. La madre le dice que le va a romper 2 y que si es capaz de aguantar las lágrimas no le romperá ninguna más. Grace se derrumba y todas sus figuras se hacen añicos. Es el final del cariño del pueblo, como también será el final del pueblo A partir de aquí la iluminación juega un papel todavía más importante que en el resto de la película. Los tonos rojizos hacen que nos figuremos como arde el pueblo, mientras los matones acaban con el pueblo. Cuando solo queda Tom, Grace baja y atiende a las palabras de él contestando con un disparo en la nuca que acaba con Dogville. Cuando Grace está en el coche oye unos ladridos, es el único superviviente de la Villa del Perro. Grace no permite que le maten, es el único que no le ha traicionado. Al principio se enfadó con ella porque le quitó un hueso y siempre le ladró, pero nunca le engañó como el resto de Dogville. La última imagen de la película es la misma que al principio. Plano cenital, pero no hay rayas, ya que está todo quemado y los cuerpos de los habitantes yacen en el suelo. Solo queda la caseta del perro y éste cobra vida. También hay que decir que durante la primera charla que mantienen Grace y su padre, éste compara a los habitantes del pueblo con perros que se guían por el instinto, idea que también puede quedar reforzada por el título del film y por esta última imagen. Sólo con mirar esta escena, observamos que la película es claramente contemporánea. No sería imaginable una película clásica tan abstracta, en el sentido de que está continuamente recurriendo a la mente del espectador para crear el pueblo. Tampoco era normal en la época clásica el juego de iluminación tan impresionante que se da durante toda la película. Sobre todo la luz roja que representa las llamas. Otro rasgo importante impropio de esta época es el constante movimiento de cámara a la hora de grabar primeros planos. Lars Von Trier, como hemos argumentado durante todo el trabajo, pretende generar inquietudes, sobresaltar al espectador, mantenerlo en tensión, con estos movimientos de cámara y cortes tan marcados.

12


CONCLUSIÓN Dogville es un cuento moral de la sociedad norteamericana. El film está perfectamente realizado y todo lo que se dice y la forma en que se dice, está muy bien conectado. Lars Von Trier en su continuo proceso de innovación se aleja del Dogma 95 y realiza un film extraordinario. Atrás quedaron los tiempos en los que defendía que una película tenía que rodarse en escenarios naturales, que no tuviera iluminación artificial, que no se mezclara el sonido a parte de las imágenes, que no hubieran alteraciones de tiempo o que no hubieran armas. Todos estos puntos que son apartados de El voto de castidad no sólo no son respetados en esta película, sino que aparecen claramente violados. Al observar Dogville, lo que si que tenemos que destacar es que un rasgo que el director conserva de esa época Dogma es el de la cámara al hombro. Es muy importante la utilización que le da Von Trier a los movimientos de cámara, inquietando al espectador. Pero ese arte en la innovación tiene un gran problema. Cuando una persona está continuamente descubriendo nuevas formas de contar historias, el día en que no varíe mucho su discurso será castigado por la audiencia. Esto fue lo que le sucedió a Lars Von Trier en su siguiente película. El director pasó de hacer una obra de arte como Dogville a repetir su discurso en Maderley, teniendo ésta una negativa acogida del público. Por primera vez, Lars Von Trier no ha innovado y no ha buscado el más allá, lo que ha hecho que la tercera parte de la trilogía no se llegue ni a rodar. Otro de los rasgos que he de destacar es la excepcional interpretación de Nicole Kidman. La actriz acapara todo el protagonismo y hace que el espectador comparta su tristeza e impotencia durante ciertos capítulos de la película. Además la forma en la que Lars Von Trier utiliza los primeros planos, la ausencia de decorados... hace que la belleza de la protagonista destaque todavía más. Para finalizar con el trabajo, voy a destacar los aspectos que me han parecido mejores de la película y los que me han parecido mejorables. Aspectos destacables: •

Lo que más me fascina al contemplar Dogville es que la ausencia de decorado no convierte a la película en un film extraño, sino que envuelve al espectador en el universo de Lars Von Trier y enseguida empieza a ver el pueblo a través de su imaginación.

13


La iluminación también me parece impresionante, jugando un papel fundamental durante toda la historia

Los movimientos de cámara de Lars von Trier en los primeros planos, así como los planos cenitales del principio y el final de la película son impresionantes.

La actuación de Nicole Kidman, maravillosa durante todo el film.

El final también me fascina. La vuelta que le da Von Trier a la historia deja con la boca abierta a los espectadores.

Aspectos mejorables: •

Lo único que creo que es mejorable es que es una película bastante larga y, al principio, a algunos espectadores se les puede hacer pesada, por el hecho de que va transcurriendo lentamente y que es una película muy sorprendente.

Resumiendo, nos encontramos ante una obra muy bien elaborada por Lars Von Trier, el cual considera que es su mejor película. Sinceramente, ,muchas películas de él no las he visto todavía, pero dudo que sean mejores que Dogville. Desde el punto de vista de la innovación supone una obra impresionante. Además, a esa innovación hay que sumarle la forma de contar la historia, para componer un discurso perfecto.

14


FUENTES BIBLIOGRÁFICAS CONSULTADAS  STEVENSON, JACK. Lars Von Trier.Paidós. Barcelona, 2005  Apuntes de la asignatura Modos de Representación en el cine contemporáneo, de 4º de Comunicación Audiovisual de la Universitat Jaume I (Castellón)  Las siguiente páginas web: www.golem.es www.labutaca.net www.filmaffinity.com www.cineismo.com www.alohacriticon.com www.wikipedia.es

15

Dogville  

Análisis de la película Dogville (Lars Von Trier, 2003), para la asignatura Modos de Representación en el Cine Contemporáneo, de la licencia...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you