Page 1


Contenidos Introducción.............................................................................................................................................1 Anathapindika, El Hombre de la Riqueza......................................................................................3 Percepciones sobre la Riqueza..........................................................................................................7 ¿Cómo percibes tú la Riqueza?......................................................................................................10 Perspectiva del Miedo 11 Perspectiva de la Contribución 12 ¡Acción!....................................................................................................................................................15 Agradecimientos y Créditos.............................................................................................................18 Apoya a EconomiaPersonal.com....................................................................................................19 Licencia ...................................................................................................................................................20


Introducción

Introducción Dinero. Es una palabra muy especial en nuestra sociedad. Es casi imposible que pases un día sin utilizarla. O al menos, sin pensar en ella de alguna forma. El dinero es un elemento esencial de nuestra cultura. Cada día hay más de US$1.4 billones circulando electrónicamente en el mundo. Sin embargo, a pesar de que el dinero es algo tan cotidiano en nuestras vidas, muchas personas encuentran problemas para obtenerlo y administrarlo. ¿Cuál es el origen de estos problemas? ¿Por qué están ahí? Hace más de 100 años, en 1894, Paul Carus un escritor, filósofo y estudioso de las religiones publicó un libro llamado “El Evangelio de Buda”. Una serie de relatos que, siguiendo el modelo del Nuevo Testamento de la biblia cristiana, relató la vida de Buda. En este e-Book, encontrarás una traducción de la historia de Anathapindika, El Hombre de la Riqueza y uno de sus encuentros con Buda. En este relato, se presenta una filosofía simple y poderosa que puede guiar todas las decisiones relacionadas con el dinero y la riqueza. Recuerda prestar atención a las notas adicionales que explican algunos conceptos fundamentales del budismo que se han incluido para facilitar la comprensión del texto. Después del relato, encontrarás más detalles sobre esta forma de ver el dinero y cómo puedes integrarla a tu vida.

El Hombre de la Riqueza

1


Introducción

Personalmente, considero que este libro es un trabajo en proceso y estoy ansioso por recibir retroalimentación sobre el mismo de parte de los lectores. Por esto, agradezco de antemano que me hagas llegar cualquier comentario o pregunta que tengas. ¿Qué te gustó del libro? ¿Qué no te gustó del libro? Para esto, puedes utilizar el formulario de contacto en: economiapersonal.com/contacto/ Finalmente, por favor, asegúrate de revisar la sección “Apoya a EconomiaPersonal.com” de este libro para conocer las formas en que puedes contribuir con el sitio. ¡Gracias! Víctor López García. Creador de EconomiaPersonal.com

El Hombre de la Riqueza

2


Anathapindika, El Hombre de la Riqueza

Anathapindika, El Hombre de la Riqueza Esta vez se encontraba Anathapindika, un hombre de riqueza sin medidas, visitando Rajagaha1. Por tener una buena disposición a las caridades era comúnmente llamado “el benefactor de los huérfanos y amigo de los pobres”. Habiendo escuchado que El Buda había llegado al mundo y se encontraba en la arboleda de bambú cerca de la ciudad se dispuso esa misma noche a conocer al Bendito Y el Bendito reconoció de inmediato la pureza del corazón de Anathapindika y lo recibió cálidamente. Sentados, Anathapindika escuchó la dulzura de verdad que predicaba el Bendito. El Buda dijo: “La naturaleza impaciente y agitada del mundo es la raíz del dolor. Busca ese estado mental en el que se puede descansar en paz en la inmortalidad. El ego no es más que un montón de cualidades puestas juntas y su mundo está vacío como la fantasía” “¿Quién es el que moldea nuestras vidas?” continuó Buda. “¿Es Isvara2? ¿Un creador personal? Si Isvara fuera el creador, todas los seres vivos se someterían silenciosamente al poder de su creador. Serían como vasijas creadas por las manos del alfarero; y si así fuera, ¿cómo sería posible practicar las virtudes? Si el mundo hubiese sido creado por Isvara no existiría el sufrimiento, las calamidades y el mal; porque tanto las cosas puras como las impuras deben venir de él. Si no, habría algún otro causal de existencia aparte de él, y entonces no sería omnipotente y auto-suficiente. Por lo tanto, puedes ver que la idea de Isvara es desechada.” 1 Rajagaha es una ciudad en el estado de Bihar en India. Esta ciudad es citada en textos budistas como una ciudad muy importante de la época de Buda. 2 Isvara (o Ishvara) es un concepto filosófico en el Hinduismo que significa “controlador” o “controlador Supremo”. Isvara, también es utilizado para denotar a un “dios” en un sentido temporal, un dueño o un rey.

El Hombre de la Riqueza

3


Anathapindika, El Hombre de la Riqueza

“También se ha dicho que el Absoluto nos ha creado,” explicaba Buda, mientras Anathapindika reconocía la verdad en sus palabras, “pero aquello que es absoluto no puede ser un causal de existencia. Todas las cosas a nuestro alrededor provienen de una causa, así como las plantas provienen de una semilla; pero ¿cómo puede el Absoluto ser la causa de todas las cosas por igual? Si las impregna, seguramente, no las crea.” Buda continuó con su explicación: “También se ha dicho que el Ego es el creador. Pero si el ego es el creador, ¿por qué no creo todo para ser agradable? Las causas del sufrimiento y de la alegría son reales y palpables. ¿Cómo pueden haber sido creadas por el ego?” “Si adoptamos el argumento de que no existe creador, nuestro destino es como es, y no hubo causa,” explicaba Buda, “¿cuál seria el propósito de moldear nuestras vidas y ajustar los medios para un fin? Por lo tanto, argumentamos que todas las cosas existen sin causa. Sin embargo, ni Isvara, ni el absoluto, ni el ego, ni la casualidad sin causa, son los creadores. Pero nuestras acciones producen resultados tanto buenos como malos, de acuerdo con la ley de la causa y el efecto.” “Entonces, abandonemos la herejía de adorar a Isvara y rezarle. No nos perdamos más en especulaciones vanas o sutilezas sin importancia. Dejemos caer el Ego y el Egoísmo. Y como todas las cosas tienen una causa, practiquemos el bien para que buenas cosas resulten de nuestras acciones.” Luego de escuhar pacientemente, Anathapindika dijo: “Veo que eres el Buda, el Bendito, el Tathagata3 y deseo abrir completamente mi mente ante ti. Luego de escuchar mis palabras, aconséjame qué hacer.”

3 La palabra “Tathagata” puede tener dos significados opuestos. Tathā-gata, significa “el que se ha ido” y Tathā-āgata, significa “el que ha venido”. Algunos expertos aseguran que significa “el que ha encontrado la verdad”. Es el nombre histórico con el que Buda se refería a si mismo.

El Hombre de la Riqueza

4


Anathapindika, El Hombre de la Riqueza

“Mi vida está llena de trabajo,” explicó Anathapindika, “y habiendo adquirido una gran riqueza, estoy rodeado de bienes. Encuentro placer en mi trabajo y lo hago con gran diligencia. Muchas personas son mis empleadas y dependen del éxito de mis empresas” Luego Anathapindika agregó en tono de preocupación: “Pero he escuchado a tus discípulos elogiar las bendiciones del ermitaño y denunciar el descontento del mundo. 'El Santo', ellos dicen, 'ha renunciado a su reino y a su herencia, y ha encontrado el camino del bien, sentando un ejemplo para todo el mundo sobre cómo alcanzar el Nirvana ” “Mi corazón ansía hacer lo correcto y ser una bendición para mis allegados. Déjame entonces, preguntarte ¿Debo renunciar a mi riqueza, mi casa, mis negocios y, cómo tú, vivir sin una casa para poder alcanzar la bendición de una vida religiosa?” El Buda contestó: “La bendición de una vida religiosa es alcanzable por cualquiera que camina en el Noble Camino Óctuple4 . El que se aferra a la riqueza, estará mejor si la deja ir que si permite que se convierta en veneno para su corazón. Pero el que no se aferra a la riqueza y teniéndola la usa para el bien, será una bendición para sus allegados.” “No es la vida, ni la riqueza, ni el poder lo que esclaviza a los hombres, sino el apego vehemente a la vida, la riqueza y el poder.”

4 El “Noble Camino Óctuple” es una de las principales enseñanzas del Budismo. Se refiere a ocho factores que deben existir en la vida de un humano para alcanzar la liberación del sufrimiento: Vision o Comprensión Correcta, Pensamiento o Determinación Correcta, Hablar Correcto, Actuar Correcto, Medio de Vida Correcto, Esfuerzo Correcto, Presencia o Consciencia Correcta, Concentración o Meditación Correcta.

El Hombre de la Riqueza

5


Anathapindika, El Hombre de la Riqueza

“El bhikkhu5 que se retira del mundo con el fin de tener mucho tiempo libre no tendrá ganancias, pues una vida de pereza es una abominación y la falta de energía debe ser despreciada.” “El Dharma6 no requiere que un hombre abandone su casa o que renuncie al mundo, a menos que sienta un llamado a hacerlo; lo que el Dharma sí requiere es que todos los hombres se liberen de la ilusión del Ego, que limpien su corazón, que renuncien a su sed de placer y que lleven una vida de rectitud.” “Y cualquier cosa que los hombres hagan; ya sea que se mantengan en el mundo como artesanos, comerciantes u oficiales del rey; o ya sea que se retiren del mundo y se dediquen a una vida de meditación; que pongan todo su corazón en sus actividades. Que sean diligentes y llenos de energía. Y si ellos son como el loto que, aunque crece en el agua, no toca el agua; si luchan en la vida sin abrigar la envidia y el odio; si viven en el mundo una vida, no del Ego, sino de Verdad; entonces, seguramente, la felicidad, la paz y las bendiciones habitarán su mente”.

5 La palabra “bhikkhu” se refiere comúnmente a un monje Budista. La traducción literal del idioma Pali es “mendigo” o “el que vive de limosnas”. 6 En el Budismo, Dharma significa el “deber con rectitud” o el “camino de virtud”.

El Hombre de la Riqueza

6


Percepciones sobre la Riqueza

Percepciones sobre la Riqueza En la primera parte del relato Buda transmite de forma bastante condensada las enseñanzas fundamentales del budismo. La diferenciación entre la vida de una persona y su Ego. La aceptación de la situación actual de nuestras vidas, tal y como es, sin resistir nada de ella; dejando así de lado la inclinación del Ego a calificar algunas cosas como buenas y otras como malas. El budismo es tan amplio como interesante. Sin embargo, esta historia aborda específiamente el tema de la riqueza, de las posesiones materiales y su papel en la vida de una persona. Anathapindika, un hombre trabajador y con mucha riqueza, puede ser visto en esta historia como una representación de un empresario de nuestra época. Él mismo transmite esta idea cuando dice: “Mi vida está llena de trabajo, y habiendo adquirido una gran riqueza, estoy rodeado de bienes. Encuentro placer en mi trabajo y lo hago con gran diligencia. Muchas personas son mis empleadas y dependen del éxito de mis empresas”. Pero él tiene una de las dudas que han acompañado a la humanidad por mucho tiempo: ¿Para alcanzar la verdadera felicidad y la paz interior, es necesario renunciar a la riqueza material? ¿Las posesiones materiales son realmente un obstáculo para el alma? ¿Son algo malo? Afortunadamente para Anathapindika, Buda estaba a punto de darle una respuesta a su pregunta. Sin embargo, muchas personas en nuestra sociedad se enfrentan a la misma pregunta, sin alguien que les dé una respuesta directa.

El Hombre de la Riqueza

7


Percepciones sobre la Riqueza

A pesar de eso, lo interesante de este proceso es que cualquiera que se haga esta pregunta, obtendrá una respuesta de sí mismo. Esta respuesta, puede ser consciente o inconsciente. Puede ser una respuesta seleccionada libremente por quien la pregunta o puede ser una respuesta automática guiada por el condicionamiento social. Puede ser una respuesta liberadora o una respuesta limitadora. Esa respuesta, que provee el marco de referencia para la toma de decisiones financieras y económicas constituye tu “Percepción de la Riqueza”. Esta percepción es la base fundamental que una persona utiliza para crear su situación financiera. Nota que he escrito “crear su situación financiera”. Y es que la Percepción de la Riqueza es como un contenedor que da forma a tu situación financiera, de la misma forma en que una taza le da forma a la bebida con que la llenas. Tu situación financiera está siendo moldeada en este momento por la respuesta que le des a estas preguntas. Consciente o inconscientemente, tu Percepción de la Riqueza te guía para tomar las decisiones que a la larga, crean tu situación financiera. Regresando a la historia de Anathapindika, en el momento en que él le pregunta a Buda si realmente debe renunciar a toda su riqueza para alcanzar el Nirvana lo que en realidad está sucediendo es que está tomando consciencia del contenedor que ha creado su situación financiera hasta ese momento. Esta tomando consciencia de su propia Percepción de la Riqueza. Hasta ese momento, Anathapindika sabía que su trabajo era importante, incluso para otras personas. Aquellas personas que dependen del éxito de sus empresas. Pero al ser expuesto a los comentarios de los discípulos de Buda, Anathapindika se da cuenta de que no está seguro de si realmente lo que hace es lo correcto.

El Hombre de la Riqueza

8


Percepciones sobre la Riqueza

La respuesta de Buda ofrece una Percepción de la Riqueza que le da la libertad de obtener y disfrutar su riqueza sabiendo que ésta no es un obstáculo para su vida espiritual. Esta es una perspectiva más eficiente que asumir que porque los discípulos, y el mismo Buda, renunciaron a sus bienes materiales, él debe hacerlo también.

El Hombre de la Riqueza

9


¿Cómo percibes tú la Riqueza?

¿Cómo percibes tú la Riqueza? ¿Cuál es esta nueva perspectiva que recibe Anathapindika? En la historia, Buda lo resume de la siguiente forma: “No es la vida, ni la riqueza, ni el poder lo que esclaviza a los hombres, sino el apego vehemente a la vida, la riqueza y el poder.” “El que se aferra a la riqueza, estará mejor si la deja ir que si permite que se convierta en veneno para su corazón. Pero el que no se aferra a la riqueza y teniéndola la usa para el bien, será una bendición para sus allegados.” Evidentemente, la clave está en lo que Buda llama “apego vehemente” a la riqueza y el poder. Una obsesión que lleva a colocar la riqueza y el poder por encima de otros valores. Esa obsesión sí es un obstáculo para la vida espiritual. La riqueza y el poder por sí mismos, no lo son. Sin embargo, simplemente saber esto no soluciona el problema. Si uno de tus objetivos es ser empresario, ¿es realmente compatible ese objetivo con tu vida espiritual? ¿cuál es la diferencia entre tener un objetivo claro y apasionante, y el “apego vehemente” del que habla Buda? Después de todo, “vehemente” y “apasionante” son palabras con significados muy similares. A simple vista, resulta paradójico. Para explicar esta aparente paradoja, debemos ver más allá del “apego vehemente” o la “pasión por alcanzar un objetivo”. Estas dos condiciones son los efectos de algo más. Estas dos condiciones tienen una causa. Y esa causa, es la que indica si tus objetivos son un obstáculo para tu vida espiritual. Es más, la causa fundamental por la que tengas objetivos financieros (o cualquier otro objetivo en tu vida) determinará si esos objetivos fortalecerán u obstaculizarán tu felicidad.

El Hombre de la Riqueza

10


¿Cómo percibes tú la Riqueza?

Básicamente, el impulso que sientas para alcanzar un objetivo puede ser originado por una de dos cosas: el miedo o el deseo de contribuir. Exploremos estas dos posibles causas y la Percepción de la Riqueza que cada una de ellas puede darte.

Perspectiva del Miedo ¿Qué es lo que impulsa a una persona a querer cada vez tener más y más dinero sin importar lo que tenga que hacer para conseguirlo? ¿Por qué hay personas que consideran que la única forma para conseguir a Riqueza es pasando sobre otras personas? El común denominador en estas actitudes es el miedo. Es importante notar que no me refiero a la respuesta biológica, instintiva, de nuestro cuerpo ante el peligro. No me refiero al miedo que sientes cuando subes a una montaña rusa. O el miedo que sentirías si durante un campamento en el bosque te enfrentas a un oso gris. Cuando digo que el miedo es el común denominador en estas actitudes, me refiero a un miedo psicológico generalmente sin fundamento. Un miedo que se basa en creencias que pueden ser cambiadas y que hasta el momento únicamente funcionan como un obstáculo. Este miedo, está ligado a lo que la persona considera ser su propia identidad. También está ligado a lo que ha aprendido a lo largo de su vida sobre cómo funciona el mundo. Hay algunas características comunes de quienes utilizan la Perspectiva del Miedo sobre la Riqueza. Estas son algunas de ellas: • Su satisfacción está directamente (y casi exclusivamente) relacionada con posesiones externas. Un carro nuevo, una casa

El Hombre de la Riqueza

11


¿Cómo percibes tú la Riqueza?

nueva, un yate, etc. Esto no significa que sólo porque tú deseas tener un Ferrari, caigas en esta categoría. Pero si toda tu satisfacción como persona y tu identidad están ligadas a ese Ferrari, entonces probablemente haya miedo ligado a tu deseo. • Una de sus creencias fundamentales sobre la creación de Riqueza es que se trata de un juego de “suma cero”. En otras palabras, piensan en “ganar-perder”. Esto significa que cualquier ganancia que ellos obtengan, debe ser una pérdida para alguien más. Esta es una de las causas de su miedo, ya que si alguien más quiere obtener Riqueza también, es probable que tengan que perder. Esto se basa en un mal entendimiento sobre cómo funciona realmente el dinero. Para un tratamiento más a fondo sobre cómo funciona realmente, visita economiapersonal.com/que-esel-dinero/ • Debido a la creencia anterior, cuando una persona con la Perspectiva del Miedo sobre la Riqueza participa en el juego económico, termina extrayendo más valor del que le otorga a la sociedad. Consciente o inconscientemente, cualquier persona que decida utilizar esta perspectiva caerá en esto en cierto grado. El típico ejemplo son los los funcionarios corruptos que participan en desfalcos públicos. El valor que están extrayendo (dinero) corresponde al valor generado por otras personas (generalmente, impuestos pagado por la población). De esta forma, lo que están haciendo es un robo. Por ese motivo, la mayoría de personas tienen juicios negativos hacia estas personas. Sin embargo, otro problema surge cuando los juicios negativos se generalizan a cualquier persona que tenga mucho dinero.

Perspectiva de la Contribución La perspectiva opuesta a la Perspectiva del Miedo, se basa en una simple creencia: “La forma más efectiva de recibir, es dar.”

El Hombre de la Riqueza

12


¿Cómo percibes tú la Riqueza?

Aquí, es importante aclarar que esto no se refiere únicamente a “dar dinero” para “recibir dinero”, en el sentido de realizar donaciones a otras personas o causas. En realidad, se refiere a crear y entregar valor para la sociedad, de tal forma que las personas beneficiadas estén dispuestas a dar algo a cambio. Puede ser dinero u alguna otra forma de valor, pero lo importante es que hay un intercambio equivalente. Esto es a lo que Buda se refiere cuando dice: “el que no se aferra a la riqueza y teniéndola la usa para el bien, será una bendición para sus allegados” De nuevo, hay algunas características comunes de quienes utilizan la Perspectiva de la Contribución sobre la Riqueza. Estas son algunas de ellas: • Su satisfacción no está ligada a la cantidad de Riqueza que tienen acumulada, sino al conocimiento de que tienen la capacidad de contribuir a las sociedad y de esta forma crear Riqueza, no sólo para sí mismos sino para quienes reciben el valor que está generando. • Entienden muy bien la dinámica que existe entre los recursos internos y los recursos externos para generar Riqueza. Una vez más, no sólo para sí mismos, sino para quienes reciben el valor que generan. Para un tratamiento más a fondo sobre los Recursos Internos y Externos de una persona, visita: economiapersonal.com/recursos-personales/ • Una de sus creencias fundamentales sobre la creación de Riqueza es que se trata de un juego “ganar-ganar”. Esto significa que entienden cómo funciona realmente el dinero y el intercambio de valor social en el sistema económico.

El Hombre de la Riqueza

13


¿Cómo percibes tú la Riqueza?

• Debido a la creencia anterior, las personas con la Perspectiva de la Contribución, generan más o igual valor para la sociedad, que el que obtienen a cambio.

El Hombre de la Riqueza

14


¡Acción!

¡Acción! Ahora que conoces las dos posibles Perspectivas sobre la Riqueza, es hora de tomar una decisión. Debes comprometerte contigo mismo a hacer lo que sea necesario para mejorar tus finanzas. No puedes quedarte esperando a que estas ideas cambien tus finanzas por sí solas. Tú debes tomar las riendas y utilizar estas ideas como herramientas para avanzar. No aceptes de la vida menos de lo que tú quieres. El motivo por el que he utilizado la palabra “perspectiva” para referirme a estas ideas es que son dos formas de ver la misma situación. De la misma forma en que un arquitecto crea varias vistas o planos de una casa antes de construirla. Si hasta este momento, la Perspectiva del Miedo sobre la Riqueza había estado moldeando tus acciones, habías estado sabotéandote a ti mismo debido a que en el fondo, tus creencias no te permitían crecer. ¡Es como si el arquitecto sólo tuviera una vista de la fachada frontal de la casa y está intentando construir el baño! Por otro lado, conocer que existe una mejor Perspectiva sobre la Riqueza es sólo el primer paso. Lo que sigue, más que un paso, es una actitud. Un hábito. Debes desarrolar el hábito de mantenerte consciente sobre cuál Perspectiva estás utilizando cuando tomas decisiones. Esto es importante porque muchos de tus hábitos actuales estarán más dispuestos a continuar utilizando la Perspectiva a la que estaban

El Hombre de la Riqueza

15


¡Acción!

acostumbrados. Y si no estás listo para tomar el control, lo harán sin que te des cuenta. Para aseguarte de que te mantienes consciente de tu Perspectiva en todo momento debes comprender algunos errores comunes por los que las personas utilizan la Perspectiva del Miedo sin siquiera darse cuenta. Uno de estos motivos es que tienden a creer que lo que “tienen” es lo que “son”. Es decir que igualan su identidad a sus posesiones. Seguramente has escuchado cuando alguien dice que algunas personas compran compulsivamente para “llenar un vacío”. Esto es uno de los síntomas de utilizar la Perspectiva del Miedo. Existe un miedo de que uno no es nadie si no tiene este o aquél automóvil, si no tiene una casa nueva, etc. Pero si das un vistazo desde lejos a tu vida, te darás cuenta de que tu identidad en realidad no está ligada a tus circunstancias. Cuando naciste, literalmente no tenías nada. Poco a poco fuiste adquiriendo cosas externas, y recursos internos. Y cuando finalmente mueras, ¡no te llevarás nada! A lo largo de tu vida, tu situación puede cambiar de muchas formas. Puedes ganar o perder. Ser pobre, volverte millonario y luego irte a la quiebra. Tener un automóvil último modelo o no tener nada que desayunar al siguiente día. Lo único que verdaderamente permanece constante es tu humanidad. Esto te da una pauta de que en realidad, las cosas que te pertenecen son irrelevantes. Entonces, ¿por qué habría tu identidad estar ligada a tus posesiones? Al final de cuentas, este concepto de “tener cosas” no es más que una convención social. Una convención social que, para bien o para mal, se ve reforzada de muchas formas en nuestro medio: publicidad, los

El Hombre de la Riqueza

16


¡Acción!

comentarios de otras personas, lo que nosotros creemos que otras personas piensan, etc. Precisamente por eso debes mantenerte alerta. Mantente consciente sobre los motivos que tienes cuando incias un negocio, buscas un empleo, compras algo, haces una donación, etc. Porque es el motivo lo que define qué prespectiva estás utilizando. Más que la acción en sí. Una persona puede buscar iniciar un negocio porque busca crear un sistema de contribución que le premita contribuir más de lo que el puede contribuir por sí mismo. Al mismo tiempo, otra persona puede buscar inciar un negocio porque siente estatus social más elevado y eso lo hará sentirse mejor consigo mismo. Finalmente, una vez que tengas una perspectiva adecuada sobre la riqueza podrás comenzar a ver resultados en tus acciones. Comprenderás qué es lo que está sucediendo con tus esfuerzos y sabrás en qué debes enfocarte para mejorar. Quizás lo que hace falta es que desarrolles nuevas habilidades, que adquieras nuevos conocimientos y experiencia. Y una vez que las tengas, comiences generar valor para otras personas, dando lo mejor de ti mismo. Manteniendo claro en tu mente que los resultados de tus esfuerzos no son los que te definen sino la motivación que tienes. Y si tienes la motivación adecuada y tus esfuerzos van en la dirección correca, honestamente, creo que tienes asegurado el éxito. ●●●●●

El Hombre de la Riqueza

17


Agradecimientos y Créditos

Agradecimientos y Créditos En primer lugar quiero agradecer a todos los lectores de Economía Personal, quienes son el verdadero motivo de esta publicación. Creo firmemente en que la única forma de progresar es ayudando a otros a progresar. La única forma de recibir es contribuir. También agradezco a mi buen amigo Walter Jordán quien aportó valiosos comentarios durante el desarrollo de este libro. Quid pro quo. La imagen de Buda en la portada es original de Lydia Pintscher (nightrose), publicada bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento 2.0 Genérica.

El Hombre de la Riqueza

18


Apoya a EconomiaPersonal.com

Apoya a EconomiaPersonal.com Si este libro te pareció útil, por favor considera apoyarme de alguna de las siguientes formas: • Envíame tus comentarios. ¿Hay algo que crees que debería cambiar de este libro? ¿Algo que haga falta? ¿Algo que esté de más? Cualquier comentario que tengas que me pueda ayudar a mejorarlo será de gran ayuda. Este es un trabajo en proceso, por lo que pienso incorporar las ideas de los lectores en próximas ediciones. Para contactarme, por favor visita: economiapersonal.com/contacto/ • Compártelo. De acuerdo a la licencia Creative Commons de este libro, eres libre de enviarlo a quienes tu quieras (para más detalles, consulta la sección “Licencia”). Realmente agradecería que lo compartieras o, mejor aún, que le comentes a tus amigos y familiares sobre el Boletín de Economía Personal para que se suscriban y lo reciban automáticamente. • Otras formas. Agradecería mucho si te tomas el tiempo de revisar la sección de Apoyo a Economía Personal en el sitio. Si deseas realizar una donación monetaria o comprarme un libro, allí encontrarás las instrucciones para realizar tu donación. Visita: economiapersonal.com/apoya-a-economia-personal/

El Hombre de la Riqueza

19


Licencia

Licencia

“El Hombre de La Riqueza” ha sido publicado bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported. Esto significa que eres libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente esta obra, bajo las siguientes condiciones: • Reconocimiento — Debes reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor o el licenciador (pero no de una manera que sugiera que tiene su apoyo o apoyan el uso que hace de su obra). • No comercial — No puede utilizar esta obra para fines comerciales. • Sin obras derivadas — No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra. Para esta publicación en particular, la forma generalmente aceptable de reconocer el crédito del autor es por medio de una mención de “Víctor López García” y “EconomiaPersonal.com”. Las restricciones anteriores pueden ser eliminadas en casos especiales con autorización del autor. Contáctame si tienes alguna idea para utilizar el contenido que no sea compatible con esta licencia. Para conocer los términos de la licencia por favor visita: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/deed.es

El Hombre de la Riqueza

20


prueba  

prove, and prve anda prove and prove and prove

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you