Issuu on Google+


“JUNIOR Y LA DEUDA” Ya se acercaba la navidad y Junior, un joven de 18 años quería comprar un regalo para su enamorada. Él pensaba regalarle un collar, el cual Connie deseaba mucho pero ese collar era muy costoso y a Junior no le iba a alcanzar ni trabajando horas extras. Fue entonces cuando recibió una llamada de un joven, Pedro García un trabajador del Banco de crédito ITEUP que le ofrecía una tarjeta “La cual le arreglaría todos sus necesidades”, entonces Junior aceptó y ya después de tener su tarjeta empezó a comprar muchas cosas con ella. Fue entonces cuando pensó: Pedro García tenía razón, esta tarjeta ha hecho que mis problemas desaparezcan, o al menos eso parecía. Junior recordó el collar de Connie que tanto anhelaba y fue a la joyería a comprarlo con la nueva tarjeta. El 24 de diciembre Junior sorprendió a Connie con el collar “corazón azul”, pero la reacción de Connie no fue la que Junior esperaba, Connie en lugar de emocionarse y alegrarse se quedó pensando y le dijo: -Junior ¿cómo pagaste este collar? Es muy caro y no te hubiera alcanzado. -Lo pagué a cuotas con mi tarjeta de crédito -respondió Junior. Connie se entristeció y le dijo: -No Junior esta es una mala opción, sabes las tarjetas de crédito traen problemas si no las sabes utilizar, y te conozco y sé que no sabrás utilizarla de buena manera. Junior al escuchar estas palabras no podía creerlo, la reacción de su enamorada fue completamente distinta a la que él esperaba. Así que fue a su casa a pensar que había hecho mal, cuando de pronto recibió una carta del banco ITEUP, Junior abrió el sobre y casi se desmayaba por el precio que tenía que pagar, era $12000, era un precio muy alto para él y no sabía de donde iba a sacar tanto dinero. Al día siguiente Connie llegó a la casa de Junior como de costumbre, cuando se dio cuenta que Junior estaba ordenando su ropa y poniéndole precio, Connie le preguntó ¿Por qué hacía eso?, a lo que Junior respondió: Estoy endeudado con el banco y no sé qué hacer; Connie le dijo no te preocupes Junior todo saldrá bien, yo te ayudaré a recaudar el dinero que necesitas. Y así fue como Junior con ayuda de Connie recaudó el dinero para el Banco y entendió que la tarjetas de crédito no son malas, solo que hay que saber utilizarlas con responsabilidad.

ESCRITO POR VALERIÉ MARTINEZ

08



LA VOZ INTERNA