Page 1

I've always considered myself a book worm, and I'm very proud to say so. For years now, I've bore through countless amounts of pages, absorbed in true and fantasy tales, obsessed to know what the next chapter would bring. Miss Claudia has a lot to do with this fanatism of mine. Although I've always loved to read, it was not until my early years at primary school that I started devouring books. Some teachers even worried about my obsession with them, and asked my mother if I was trying to escape from reality. I was fine. Every week I would eagerly attend Library hour, browse through the shelves and pick my book. I remember clearly class would start with Miss Claudia reading a story or giving us an assignment, and after that I would scatter away, find my entertainment and snuggle into one of the many cozy nooks the library provided. The hour would fly by while I caught up with Sweet Valley twins Jessica and Elizabeth and their latest drama, or was blown away by one of Roald Dahl's magical, fascinating characters. Mary Frances, even in her honey-moon, surrounded by books!!

Mary Frances Pouiller graduated in 2000

Library was my haven and Miss Claudia the best keeper that refuge could have: calm, nourishing and always amused by her students' witty, random and endearing comments that came out of nowhere. I have the best memories of my times at the library and Miss Claudia. Her patient manner, warm heart and diverse literature stimulated my already restless imagination and remain forever in me. I still feel like that little girl who used to hop all the way to The Convento (that's where the library used to be) whenever I get a new book and cuddle up in the snuggliest place I can find at my home to lose myself in another great story.

Mary Frances


About Book Week: Forget winter or summer holidays; to me Book Week was by far the best time of the year. You could feel the anticipation build as all of us girls worked intensely on our books and stories. The days prior to the event, excitement was in the air and the high pitched shrieks increased as every group struggled to make their classroom the best decorated one. It was such a good feeling when the rest lined up outside to check one's classroom out. Of course Miss Maria's beloved impersonation of Amelia Bedelia is a forever lasting memory. As well as the costumes and the long rows of new fresh smelling books that piled up all over the hall. The buzz and enthusiasm of those five days drew students, teachers and parents together. I could not wait to get my hands on my new literature and I am still thankful to my mom who would give me the money for at least four new books, each year. That and showing off my published work, those were the highlights of the week. I will always look back on those busy, bustling days and cherish them. Year after year, Book Week organizers outdid themselves and filled us with joy, laughter and delight as the entire primary school dressed up and became a fantasy world of its own; every class turning into a living story, every teacher into a main character, and us wide eyed students just enjoying every minute of it, as giddy as only little schoolgirls could get. Mary Frances Pouiller (sent from Australia) Graduated in 2000


OLIVIA ACHAVAL: El día que La conocí tenía cinco años y mucha curiosidad.

Eran tiempos en que todo se reducía al simple descubrimiento de saber si las personas eran “buenas” o “malas”, como en los cuentos. La vi sentada, ordenando pilas de libros amontonados, en un escritorio de madera viejo, y cuando asomé la cara por la puerta, me sonrió y se paró a recibirnos. Sin preguntármelo, supe que ella era de las buenas, de esas mujeres que entran en la vida de una, para transformarla. Yo era la primera de un grupo de 30 chicas iban a conocer la biblioteca, la primera porque mi ansiedad y mi curiosidad me obligaban a apurarme y cuando llegué tuve la invisible convicción que ése iba a tener para siempre, un espacio especial en mi memoria. La hora de library semanal no era sólo una visita obligada al mundo de historias ordenadas alfabéticamente por autor- que yo, amante del desorden, me empeñaba en desacomodar-era un encuentro con la vida, con los mundos posibles: conmigo misma y con Miss Claudia. Ella fue siempre mucho más que la guardiana de ese espacio de encuentro profundo. Fue la primera persona que estimuló voracidad, que reconoció en mí esa semilla de lectora insaciable en la que me fui convirtiendo. La primera persona que me develaba los secretos perdidos entre páginas viejas. Que me estimulaba a interpretar más allá de las palabras, que me llevaba a un rincón en secreto y como dándome una joya me prestaba uno de sus libros preferidos. Fue esa mujer la que hizo crecer en mí el sentido de la generosidad lectora: entendí que los libros no son nuestros, sino del mundo y que una vez que pasaron por nuestras manos, pasan a las de otros que se conmueven, gozan y se reconstruyen con las mismas palabras.

Fue a ella a quien con una mezcla de dolor y emoción le regalé uno de mis libros preferidos, para que lo acomodara entre tantos; para darlo a otros. Una mujer comprometida, apasionada, profundamente segura que el lenguaje es el camino para salvar al corazón. Unos años después lo leí en la voz de Clarice Lispector, pero ella fue la primera que me lo enseñó. Fui creciendo, empecé a ir a la biblioteca de secundaria, a las públicas, a las librerías y a los talleres pero nunca encontré una mujer como Miss Claudia. Con esa vocación por la educación y esa fe en la transformación del mundo, a través de la lectura.

Hoy tengo 22 y el corazón desbordado de un agradecimiento infinito. Estudio poesía, sociología y nunca dejé de escribir. Desde esa tarde de Marzo que entré a la biblioteca por primera vez. No dejé de crear, ni de imaginar, con la misma convicción que ella: el lenguaje atraviesa, rompe y construye en el eco de un instante revelador.


María Canale ( 2004)

Adjunto a este libro encontrarás el video enviado por María.


Cynthia Smart: Juan José Saer cuenta, en el prólogo a En el aura del sauce de Juan L. Ortíz, sobre las visitas que se hacían los amigos, cruzando el río cargados de libros, de Santa Fe a Paraná y viceversa, subiendo la barranca, para hacer un asado y conversar, dice Saer, ‘el día entero, la noche entera, la madrugada’. Al final del prólogo escribe sobre las vueltas en la lancha: ‘Adormilados de vino y de fatiga nos balanceábamos con la lancha que se balanceaba en el río de medianoche, contentos de haber salvado un día —y la vida entera quizás, si juzgo por la alegría intacta que me visita hoy, casi treinta años más tar-de, mientras escribo estas páginas.’ El recuerdo de los preparativos de Book Week tiene algo parecido para mí. El amor por la literatura que el colegio acompañó y guió en mi infancia sigue intacto, como la alegría de Saer, y en Book Week se transformaba en un festejo colectivo. Los pasillos, los patios y el hall de repente estaban tomados por libros, y era una celebración.

La biblioteca de primaria tenía una reja bajita y una escalera que giraba hasta la entrada. Me acuerdo de esa subida y de esas tardes, de la posibilidad de una hora entera para elegir, entre todos los libros de la biblioteca, el que quisiera, y leer sin interrupciones porque el tiempo estaba pautado justamente para eso. Me acuerdo del laborioso proceso de escribir, y me acuerdo de aprender que el borrador (y rough copy es incluso más preciso) era la instancia donde había espacio para escribir cualquier cosa, y esperar a ver cuál de las ideas era la que nos interesaba contar. Me acuerdo de aprender a coser esos libros que escribíamos. Y de leérnoslos en clase en voz alta. Pienso ahora que soy adulta en la dedicación que suponía para todos los adultos que generaron este festejo anual, y en cuánto lo agradecí y lo agradezco. Pienso que me gustaría llegar al final de mi vida y seguir haciendo exactamente eso mismo, leyendo y escribiendo, y me gusta pensar que, si juzgo por la alegría que me visita ahora, casi veinticinco años después, tanto de esa fiesta permanece intacto.


Catalina Smart. 2003 1992. First grade. Before the novelty of attending the same school my mother and my elder sister had before me worned off, something magical happened. A certain yearly activity called Book Week. As it approached, we, little first graders, were invited to write a book! In English! Oh, the happiness of this student, who was only starting to realize that books were way more than words in pages, way more than Peter and Jane (although I certainly don’t mean any disrespect to Peter and Jane). As our teachers guided us in the complex process of creative writing, the first few attempts were done in “sloppy copies”, an early draft of the stories we would later bind and show to all fellow primary students. My first story was “The cat that wanted to go to the moon” which was bound in red block El Nene sheets in the shape of, clearly, a cat. Little did I know that that would become a time of the year which I anxiously look forward to, for the following six years. As Book Week approached, we became more and more nervous and excited. We had to write our books, and invite our moms and dads to read aloud to us. “Book week’s in the air we can feel it everywhere!” could be heard around the red patio and the classrooms.

Each teacher in each form was assigned a book that she would read aloud during the entire week, as her students helped with the decorations. To be able to choose which class to go to with total freedom and by whim was one of the best parts of the whole experience. Monday could be a fairy tale in 3B, while Thursday could be an adventure in 5a and you could choose exactly what and where to be.

But BookWeek’s magic wasn’t limited to storytelling and sharing. On Friday, books were sold in the hall and if you were lucky, you could buy that book you had been daydreaming for months. It was always a special treat, and usually parents were there as well. Book Week ended on Friday afternoons with a very special performance by all teachers and candy and music for everyone, thus closing the best week of the school year. It was definitely one of the best aspects of my student experience and I will always look back at it with a smile. Here’s to 25 more years of Book Week. Catalina Smart. 2003


ANA BECCAR VARELA (1996) When I think about Book Week, I can honestly say it is one of my fondest memories of my primary years at Michael Ham. Being a natural reader, I have spent endless breaks running towards the English library which was located across the yellow patio and inside the convent building. The place had a special aura: a couple of stairs, a bit of the mystery surrounding the convent, the mushy carpet and the smell of thousands of books. Encyclopedia Brown, Sherlock Bones, Sweet Valley Twins, The Wind in the Willows all come to my mind. I have looked for them in book stores even in Amazon.com hoping to share their stories with my kids when they grow older. I recall the filing system of the little envelope with a card inside, the borrowing for a week or fortnight, the responsibility of looking after the book at home, protecting it from younger sisters and other threats.

Even nowadays I love binding old books which are torn. I grab the needle and thread and bind each set of pages, then glue the parts to the book´s back and leave for a couple of days with some weight on it. And done! My kids think I am a book magician… and I smile for myself thinking of my Alf book, my medieval times book and every other one I made twenty years ago. So as you can imagine, I will be celebrating the Book Week Silver Jubilee from a distance, thankful to the spirit behind it all, the Primary Librarian Miss Claudia. Miss Claudia a big hug from one of your Book Worms. Hope you find peace and excitement on this next stage of your life after MHMC. From my humble standpoint, you gave your best to us. And as a farewell I share with you a picture of my two children, future book lovers as well (hopefully). In a way you are part of it too, so thank you!

And once a year, it could not get any better than Book Week. Even though a couple of decades have passed since I was in primary, and my memory is a bit lame due to child raising, I can feel the expectation of the break bell and running now not towards the library but to the central hall to dive into the display of books which we could read by bits, smell, touch – and with my little savings – decide upon which one to buy. The previous days to Book Week I can recall by pieces as well: writing longer than a conventional composition, organizing our writing in chapters, feeling true-born writers, binding our books, sticking pictures from magazines inside, drawing what one could not find in the media press at hand and finally covering our own proudly made-by-ourselves book with a fabric leftover from our home curtains or couch.

Manuel and Pedro Chiappe (2.5 and 1.5 years old)


Juanita Zavalia Graduated in 2010

Miss Claudia,

En primaria tenía una fascinación por cómo nos leías en la biblioteca, yo creo que todas la teníamos. Me acuerdo de volver a casa e imitar la forma en que agarrabas los libros, con una mano y apuntando hacia nosotras, y me sentaba a leer en voz alta como si les estuviese leyendo a mis alumnas. Gracias. Fuiste mi primera conexión con la lectura y te lo agradezco. Hoy en día leo algo más que “Frog and Toad”, pero todo se debe a ellos. Y no me olvido tampoco de “Molly the brave and me”. Te mando un beso grande y te deseo mucha suerte, Juanita Zavalia.


Dolores Sarabayrouse (2004) Hola Miss Claudia!! Te quería agradecer por todo lo que nos diste en los años de colegio. Disfruté muchísimo ir a la Library y leer todo libro que se me cruzaba para ser la que más “Book Worms” llenaba!! ¡Qué lindos recuerdos de “Book Week”! Fuiste muy importante para todas nosotras. Gracias por contagiarme tu pasión por los libros y la lectura. Desde esos años de primaria en los que vivía en la Library, nunca más pude dejar de leer!

M is for the lovely Moments we shared In the library and everywhere. S is for the Shining Smiles, Stories, songs and rhymes. C is for someone who really Cares L is for the Legacy you left. A is for the Amount of books we read. U is for the Unlimited loving in your eyes. D is for the Book Week Days we spent I for the Intelligence you spread. And A is for A very special teacher and friend. Un beso! Dolo

Thank You!!!! Dolo Sarrabayrouse


Guadalupe Oxenford Camada „97

Si hay algo que puedo rescatar de mi paso por el Michael (entre tantas cosas que me ha dado) es haberme inculcado el amor por los libros… Desde chica me encantó leer, y alguna maestra, de las primeras, alguna vez me dijo que “leía muy bien en voz alta”, y entonces por suerte me lo creí, empecé a hacerlo y a disfrutarlo… Ya en 4to, 5to grado me recuerdo totalmente zambullida en un libro…desde entonces siempre en Inglés. Coleccionábamos SWEET VALLEYs en una cajonera de la clase que alguien había donado a tal fin… Pasábamos recreos del mediodía en el pasillo damero blanco y negro del hall, de a 4 o 5 leyendo sin parar… Chincho Smart empezaba y terminaba un Sweet Valley en este recreo. Nosotras casi… Llegaba a casa y no podía parar de leer. Hay muchas colecciones que recuerdo.. Los PEE WEE SCOUTS, las BABY SITTERS CLUB, y toooooodaaaa la colección de JUDY BLUME. Los libros en inglés marcaron totalmente mi Primaria. Fueron mis maestros del idioma, me permitieron no dudar una regla gramatical ni la ortografía de tal o cual palabra… Fueron mis compañeros de largas tardes en casa cuando volvía del colegio… En los viajes largos, las vacaciones…

Cuánto que agradecer a todas las personas que estuvieron detrás de que todo esto sucediera… plantando semillitas, regándolas, dándoles luz…en silencio, pero siempre ahí pensando tanto en nosotras y en cómo hacer para que esto ocurriera. Y ocurrió. Miss Claudia seguramente sos la razón por la cual muchas de nosotras leímos tantos más libros en Inglés que en Castellano… Fuiste un motor, una inspiración… Cómo olvidar tus incentivos, los BOOK MARKERS, que decían “Congratulations, Guadi, but you must try to read other kind of books!!”..jaja es que estábamos locas con Jessica y Elizabeth. Hoy te lo agradezco muchísimo. Cuánto significó cada BOOKWEEK para mí y para toda mi clase… Este amor por los libros permanece.. el hecho de que hoy no me pierdo la feria del libro no es casual...que me deleite con el olor a libros que siento cuando entro a una librería…que lo que más me guste comprar para mis hijos o para regalar, sean libros… y que tanto lo que me propuse como maestra y hoy como mamá es poder transmitir este amor por el libro y por la lectura. Miss Claudia hoy te digo MUCHAS GRACIAS por ser parte de todo esto. Gracias por tantos años dedicados a esta pasión… Cumpliste tu tarea con éxito y brindo porque este valioso legado, a través de quienes te conocimos, siga pasando de generación en generación!! Guadi Oxenford


Belén Lopez Medus Camada 2001 Dear Miss Claudia, Seguramente vos no te acuerdes de tooodas las personas que pasaron por tu library, pero qué lindo debe ser saber que toooodas nosotras de alguna u otra manera fuimos marcadas por tu paso por nuestras vidas!!! Y qué mejor prueba de eso todos estos testimonios!!! Yo fui una alumna más, una de esas tantas que se contagió de tu amor por la lectura. Me acuerdo (hasta con olores y sensaciones) lo liiiindo que era el espacio de la library!! Qué placer!!! Un clima de silencio y soledad donde aprendimos a disfrutar de la compañía de los personajes de las historias que leíamos....bajo la mirada atenta de la librarian, atrás de sus anteojitos, que nos relojeaba para que no hiciéramos lío...pero la verdad es que la mayoría de las veces no hacía falta ya que en ese lugar casi todas nosotras sentía ganas de estar calladas por un rato (cosa que en una clase de 30 mujeres que se la pasaban cotorreando toodo el día no era algo fácil de lograr) Pero la library era así, era como un submundo dentro del colegio...uno entraba e instantáneamente empezaba a hablar en voz bajita..y a bajar las revoluciones. Se me vienen a la cabeza un millón de recuerdos!! Los worms que teníamos que pintar a medida que íbamos leyendo distintos libros, las colecciones de Sweet Valley Twins de las cuales éramos fanáticas..me acuerdo que me llevaba de a 3 a mi casa para leer en las vacaciones!!!! Y bueno, Book Week...sinceramente uno de los recuerdos más lindos que me llevo de mi paso por el colegio.

La mejor semana del año!!!! Nunca me voy a olvidar la vez que me la perdí!!! Mi familia había planeado un viaje super divertido durante esa semana y yo realmente prefería quedarme y seguir yendo al colegio con tal de no perderme Book Week, me quería morir!!!!!!! Lloré como loca!!!! Tengo una sobrinita que está por entrar a primer grado, y sus papás me contaron que en la entrevista para conocer el colegio les hablaron mucho de Book Week..y me preguntaron si era para tanto! Yo no paré de hablarles durante tres horas, de lo que era para mí entrar a esas clases todas decoradas como en cuentos! Era como teletransportarte a mil lugares diferentes en solo una semana!!! Les dije que era sin dudas una de las cosas que más disfruté de mi infancia en el colegio...y de las cuales aprendí tanto, casi sin darme cuenta!!!! Bueno, podría seguir con mil recuerdos...pero te dejo con un ENORME GRACIAS por todo lo que hiciste por el Michael y por cada una de nosotras. Nos tocaste con una varita transmitiéndonos la magia de la lectura!! Y de eso, no hay vuelta atrás..una vez que se abre la tapa de un libro con curiosidad y con placer (y no como obligación), uno lo disfruta tooooooda la vida!!! "Open the cover, take a look and choose yourself a storybook...!!!!" No sé cuántos años tenía cuando cantábamos esta canción pero la llevo grabada en el corazón!!!!!! Un beso enorme!! Espero que disfrutes de esta despedida taaan merecida!!!! Gracias por tanto!!! Belu López Medus


María Iavícoli 1999 Sin duda alguna Book Week, para mí, era la mejor etapa del año escolar. Recuerdo la ansiedad cuando faltaban pocos días para que arranque, los nervios de ver qué iba a escribir, qué tema íbamos a armar en la clase, y el armado del libro en si (la prolijidad nunca fue mi fuerte). Nada me entusiasmaba más que tener la posibilidad de escribir mi propia historia, ilustrarla, armarla como quisiera. Y tener el producto terminado, era un orgullo inmenso! Un libro hecho por mí, con mi cabeza y mis manos. Recuerdo que nos daban tiempo libre para escribir. No íbamos al patio colorado, empezamos a dejar volar nuestra imaginación. Un par de años escribíamos de a dos, yo armaba dupla con Gachi Rosati, gran artista si las hay! Mi mamá venía de visita uno de los días, contaba un cuento en la clase si podía, y nos compraba un libro a mis hermanas y a mi. Le mostrábamos los que habíamos escrito nosotras como un trofeo! Recuerdo especialmente un año que hicimos Halloween con Miss Bea, estábamos en el salón de actos grande en el sótano, era espectacular. Todas disfrazadas de monstruos, dedicadas a asustar a quien se animara a entrar. Ahora que lo pienso lo gratificante también era poder sentir la libertad de crear. Teníamos que improvisar, cada una a su manera. Sin bancos, sin timbres, sin reglas. En el colegio había pocas actividades que me atraparan, era la típica que tenían que bajarla de las nubes para que siguiera la clase. Esas nubes, en las que flotaba, muchas veces estaban compuestas de libros e historias. Cuentos que supe leer y apreciar de muy chica.

El lugar preferido de todo el colegio era la Biblioteca de inglés (ahora creo que es la oficina de Caroline). Esa escalerita, que nos invitaba a entrar a un lugar cálido, hogareño, lleno de libros, para elegir lo que quisieses. Miss Claudia siempre nos recibía con su sonrisa y te invitaba a zambullirte entre las parvas de libros. Lo mejor: cuando ella contaba las historias. Te atrapaba como pocas personas. De chica tenía la sensación de que esa era la casa de Miss Claudia, que ella vivía ahí. Me la imaginaba leyendo, tomando un té, siempre con los libros de compañía. Un día, no recuerdo bien por qué, fuimos a conocer su casa, como de excursión. Me acuerdo que tenía un altillo que para mí era una extensión de la biblioteca. Qué lugar! Todavía tengo grandes imágenes de ese día. De los autores que recuerdo me marcaron la infancia: Roald Dahl y Judy Blume. Cada vez que salía un libro nuevo de ellos Miss Claudia nos lo mostraba, yo me derretía por llevármelos a casa! Siempre voy a estar agradecida por el legado de Miss Claudia. Al día de hoy disfruto leyendo en inglés tanto como en castellano. Si me cruzo con una Kel no puedo evitar entrar a ver qué libros tienen y buscar a ver si recuerdo los que leía en el colegio. Fue una madre de libros. De esas que incluso te enseñan a hacerlo con tus propias manos.


Marina Cornejo Camada 2001

Dear Miss Claudia, Wow! It’s been a while since I haven` t seen you....but since I knew that u where leaving school, suddenly lots of emotions and moments came into my mind...

A sudden affection for the person that has introduced me to reading...and as if it weren’t a super important aspect in my life!!! IT IS!!!! I can’t imagine a trip without a book as a company for example.... I still remember the fights in the library trying to make us concentrate, or the tests in the library to see who was capable of entering the "general knowledge" competition....hahah I remember specially once when u asked who was that guy that had invented "la imprenta" and I knew the answer: Gutemberg...and I was so proud....things we will not forget in our lives....and maybe you don’t even know how we do remember....

All the collection of Sweet Valley Twins that we took from the library...."Are you there God is me Margaret"....I remember it was sooo thick for that time...I wish I could see it now and see if it was really that long!!!....hahah those where my first contact with books....and till nowadays I continue reading in English to be able to keep up with it.....and a little bit thxs to you....

Imagine all the girls that you have influenced in your life so that we could discover the pleasure of reading.... Thank you very much Miss Claudia and I hope u enjoyed all these years at school.... The best wishes for what is to come..... Marina Cornejo (Nanin)


Jose Arauz Castex Camada 2001

Entrañable Miss Claudia… Cuántos recuerdos se me vienen a la mente y al corazón al sentarme a escribir de vos. Por empezar….esa library…llena de libros con olor a libro! Vos fuiste la persona que me mostro que exquisito que es el “book smell”. Me acuerdo que agarraste un libro viejo, y pasaste las hojas como abanico por tu nariz y dijiste “Mmmm, nada como el olor de un libro viejo”. Desde ahí, que cada vez que agarro un libro viejo, hago lo mismo, y me transporto a lugares de mi infancia que son siempre lindos. Esa escalera minúscula en la que esperábamos para entrar a la library! Yo siempre ansiosa por escuchar tus relatos tan expresivos de algún nuevo cuento que había salido…nadie como Miss Claudia para contar los cuentos.

Te recuerdo entre sentada y parada en tu escritorio, con el libro en alto al costado tuyo para que pudiéramos ver los dibujos contando las historias más divertidas! Yo nunca sabía si mirar los dibujos o tus caras tan expresivas!! Tengo el recuerdo intacto además porque me acuerdo de haberte imitado en algún acto del colegio! Con tus anteojos a media nariz mechando tu famoso “Bueno” entre cada frase!!! Siempre te tuve un cariño especial, recuerdo que de más grande te elegí de tutora, en 5to año. Y disfrutaba mucho de nuestras charlas. Siempre fui muy nostálgica de mi infancia, porque realmente fue una etapa muy feliz en mi vida. Y vos sos como una partecita de mi infancia, por eso te recuerdo con tanto cariño… Como veras, has tocado la vida de muchas “niñas” en tu rol de librarian y por lo menos en mi caso, fuiste la persona que me inculco el valor de la lectura, y eso no es poca cosa!!! Yo creo que en este momento de cierre de esta etapa, podes mirar atrás y decir “misión cumplida” Tu legajo es inmenso y te mereces todos los laureles. Te deseo lo mejor en lo que venga ahora… Te mando un beso inmenso y siempre estarás en algún rincón de mi corazón, Jose Arauz Castex


Juanita Arauz Castex Camada 2010

Queridísima Miss Claudia: Más de 20 años escuchando hablar de Book Week; escuchando hablar de “Miss Claudia”.

I'll never forget the afternoons at the library where Miss Claudia read to our class in a way only she knew how, making us feel every story and travel with them by using our imagination. I remember stories from Eric Carle, Tomie de Paola, Magic Tree House, Frog and Toad, Winnie the witch, and many more! But Five Funny Frights is a book that I keep in my memory as one of the bests. Thank you Miss Claudia for letting me understand the power and the magic of reading. I dare to say it is mostly because of your wonderful vocation and passion on teaching that you shared with us, that I can enjoy today a book as I do and will till I die. I wish you the best for your future plans! Juanita Arauz Castex

Muchas veces que te encontré en el colegio te lo dije personalmente; ahora te lo escribo: “¡Qué suerte y qué dicha tuvieron mis hijas Josefina, Juana y Olivia de haberse cruzado con vos en sus años de colegio!” La gran cantidad de libros que pasaron por las manos de ellas no fue para nada mérito mío, sino todo TUYO. Disfrutaron y disfrutan mucho de la lectura gracias a VOS. Les enseñaste a descubrir cuántas cosas hay detrás de una pluma. Realmente gracias por haber dado tanto y por haberle puesto tanta pasión y buena onda a tu trabajo. Despertaste el interés por la lectura en tantas chicas... Qué gran satisfacción es pasar por esta vida y saber que uno deja huella. Vos la dejaste... en nuestras hijas! Una gran huella... Lo mejor para esta nueva etapa Con el cariño de siempre, Julia Arauz Castex


Coty Castaños

AGUSTINA CASTAÑOS (2002)

Camada 2001

Dear Miss Claudia,

Dear Miss Claudia, From all the beautiful memories I have from Michael Ham School, you are part of many of them. The library was my favourite place in school, I looked forward to that moment every week! It was such a special hour for me. You received us with your big smile, and helped us choose a book. I love reading, I always have, books are a big part of my life, and you always guided me and helped me grow as a reader. I remember the day you told me, in 4th form: "I think you are ready for the next bookshelf", and I started reading books for "older" girls jaja... I felt so proud! Thank you so much for being so supportive and for being such a great guide in this magical world of books life is. I will never forget my favourite librarian ever!!! Love and best wishes, Coty Castaños

Thank you so much for everything you’ve done for us. I didn’t read much, but thanks to you, Book Week was my favourite week of the year!

I remember you always smiling. Best wishes,

Agustina Castaños


Clara Tognetti Camada 1997 Dicen que la memoria retiene los momentos más emotivos de la vida de uno. Book Week debe haber sido uno porque tengo no uno, si no miles de recuerdos. Fue tan buena idea! Primero trabajo en equipo, y no de un equipo de tres o cuatro personas, ponerse de acuerdo con toda la clase de qué tema íbamos a trata! Y Qué buena moderadora era la maestra. Una vez que ya estaba decidido, a decorar! Me acuerdo perfectamente uno que fue Under the Sea. Había papel transparente azul en todas las ventanas. Creaban un efecto ideal para aparentar un viaje por el océano! Tengo el recuerdo de mamás viniendo a leernos. Que buena iniciativa, que los padres sean parte de este proyecto. O sea que mamá también podía participar de esta semana intensiva de libros, cuentos, historias, fantasías, viajes... Y después escribir cuentos. Algo que me encantaba. ¿Cómo hacer para generar intriga? ¿Algún final abierto? ¿Alguna muerte inesperada?

Book Week fue significativo en todo sentido. Primero porque se estimuló la escritura, la lectura, obviamente; y la amistad. Gracias a Claudia y a todas las promotoras que hoy siguen trabajando para que esto funciones. ¡Qué buena herencia!


Sofía Nazar Camada 1997 Bookweek estaba buenísimo. Me acuerdo que un año escribí algo con Mili Zeballos q se llamaba "Centaur Village" y era de un centauro y un volcán (creo q había visto una peli de un volcán... y Tom Hanks o alguno de esos), el topic era The jungle. Cuestión que para escribirlo en limpio practiqué una letra tipo antigua, y después de escribir todo el libro ¡me quedé con la letra!! Mi handwriting nunca volvió a ser la misma... y no sé si fue positivo el cambio o no.... análisis para una grafóloga.. Y en Under the Sea con Mili escribimos de una sirena, que en los dibujos era la mismísima Sirenita de Disney (plagio). Gracias por todo Miss Claudia! Saludos!!! Sofía Nazar 97B


BELEN MIGUENS ( 2002) Soy Belu Miguens (egresada 2002)… Actué de Flounder en el The Little Mermaid 1992… Cómo olvidarlo… Espero que te acuerdes de mí…yo de vos tengo los mejores recuerdos… Siempre que podía me llevaba el mismo libro a casa… Era un libro azul de poesías simples (nunca fui gran fanática de la lectura…pero había que hacer como que leía ;-) ) La poesía que más me gustaba, la leía una y otra vez y supe adaptarla para mi papá el día del padre de algún año… Decía así… “My father is a hippopotamus, He is very big & fat, He must have eaten lot of foods To get to look like that!” Lo mejor en esta nueva etapa que arrancas… Un gran abrazo. Belu Miguens PD: Para que te sorprendas aún más te cuento que ya soy mamá de un bebe DIVINO, Nicolás Gini y viene una princesa (Delfina) en camino para dentro de un mes. Belén María Miguens


PALOMA LOPEZ IMIZCOZ Dear Miss Claudia, Quiero decirte MUCHAS GRACIAS! Me llevo de vos un recuerdo lindísimo de sonrisas, entusiasmo, pasión y entrega. Sonrisas, porque me acuerdo de estar sentada en la biblioteca, y vos con un libro en la mano, leyendo con tanto énfasis, abriendo los ojos enormes y verdes, mostrando dibujos y esa sonrisa que tanto contagiabas. Entusiasmo, por todo el esfuerzo que ponías cada vez que teníamos que elegir un libro, por las energías que ponías cada vez que nos leías un cuento. Pasión por demostrar en todos los aspectos de tu vida dentro del colegio, el amor por la lectura y lo apasionante que es entrar en el mundo de los cuentos, especialmente instalando BookWeek como gran evento del año. Y por sobre todo ENTREGA, que creo que junta a todas las otras cosas, y te define a vos en todos los años que pasaste por el colegio!

MUCHAS GRACIAS DE CORAZON,

PALOMA LOPEZ IMIZCOZ


Luisa Donovan Camada 2010 Miss Claudia: cómo olvidarme que en tercer grado cuando repartiste los diplomas de lectura de la biblioteca y ya ibas por los últimos, pensé que te habías olvidado del mío. Llegaste al último y cuando todos estaban en silencio, repartiste el mío, que era el único que tenía tres estrellitas!! Que emoción me dio. Nunca me voy a olvidar de ese, que fue el único premio de biblioteca que gané. Gracias por esos años tan lindos compartidos en uno de los lugares que creo más lindos del Michael, el más "cosy" seguro. Un beso enorme en este momento tan especial, merecido descanso. Luli Donovan


ISITA PÉRÈS, ( 2000) Dear Miss Claudia: Soy "Isita" Pérés. No sé si te acordarás de mí, egresé hace mucho ya (en el 2000). Tengo muyyy lindos recuerdos de nuestras horas en la Library. No tanto por leer yo sola, ya que de chiquita no me gustaba tanto leer como ahora, sino más bien porque al final de la clase vos nos leías un cuento. Y no sabés cómo disfrutaba yo de ese momento! Me encantaba la forma en que leías, haciendo voces o entonaciones especiales, y sobre todo me acuerdo que nos leías muchas veces cuentos de un monstruito, q creo se llamaba "Little Critter". ¡¡¡Me encantaban!!!

De más grande estudié Ciencias de la Educación, y hoy en día soy maestra de primaria, y disfruto muchísimoooo leyéndoles cuentos a los chicos, y yo creo que se debe a esos momentos en la Library con vos. Así q has sido en parte mi inspiración! jaja Así que te agradezco muchísimo por esos ratos compartidos durante tantos años. Sabe que fueron MUY disfrutados. De Book Week tengo los mejoresssss recuerdos. Me encantaba escribir mi propia historia, decorar todo mi libro, la semana de Book Week propiamente dicha, en donde elegíamos a qué clase ir, las decoraciones de todas las clases, y el Teachers´ Play! Eso yo creo, era lo más esperado por todas en la semana de Book Week. Ver a tu maestra disfrazada actuando era lo máximo que podías pedir! Muchas gracias por ser parte de recuerdos excelentes para todas. Te aseguro que a cualquiera de nosotras que se pone a recordar todo eso, se nos dibuja una enorme sonrisa en la cara. Un beso muy grande!

"Isita" Pérés


Miss Lucía Argibay sent us this video to show how the love for books she learnt from Miss Claudia, is still transmitted from generation to generation, since the very srart.

Miss Lucía’s husband reading to his son Joaquín

Don’t miss Miss Lucia’s daughter, Oli Rivarola, ( 18 months old), reading a book called “Ten Little Fingers and Ten Little Toes”, by Mem Fox and Helen Oxenbury

Reading Pleasure from very young: http://www.youtube.com/watch?v=tWBQs3DWWf0

Reading Pleasure from very young


Lucía Argibay Molina •

For my dear Miss Claudia with love

I met Miss Claudia a long time ago at a very special library at Michael Ham Memorial College. I was a very young an inexperienced teacher then. I remembered Miss Sandy showing me the library and telling me, “Here is a teacher for you to listen to, and learn about books and the way to read out aloud all to our young pupils.” I didn’t see much at first, Miss Claudia chose a book to read, she stood in front of her desk and read to the girls, she made special voices, and laughed, and cried, and read sometimes very slowly, sometimes very quickly, and when she said: ‘and…this is the end of the story!” teachers and students alike had gotten in to the book so much so that they needed just a little time to come out of the story and move on. But from that moment on, Miss Claudia slowly but firmly had planted in me and in many, the seed of reading and books, showing us the wonderful world of authors and kids’ literature that was out there. She showed us that Reading is Magic. The little book “The Seed”, where a boy plants carrot seeds, will always remind me of Claudia and the way she changed me and many teachers for ever, building a strong community of sharing and caring where there was place for learning, for fun, and laughs, but also where we could be sad and cry and that was ok, too. Miss Claudia herself is so special and she has a special way to go about the magic world of books. Her most important virtue is that she is a good listener, she gets to know you, she takes her time, and then she gets into your heart very profoundly in a way that she not only leaves you a mark, as a good teacher should, but she also leaves you lessons for life, smiles, caresses and the confidence of having a friend in her and precious memories of time shared.


Miss Claudia is a real leader. When Book Week came every year, she set things going. She had a plan, and then she mobilized the whole staff, not an easy thing to do. But she had special tricks and patience and confidence in all the teachers that things should come out well. She was very passionate about the play and at first the staff was reluctant and then with her magic spells and the help of other very talented teachers, a play came out, with music and we had so much fun, and the students were so grateful and delighted. I sometimes think of Miss Claudia as a hero of a book, who came to rescue teachers’ creativity, and feelings. The classroom looked so colourful and artistic every time Book Week was near. Miss Claudia is for me a good witch, she cast a spell on me that I cannot get rid of, my love for stories and books, and authors and libraries. She is responsible for the very special bond I built with my kids reading them a book every night, or sometimes two, three, four or more. I treasure Miss Claudia and many good memories we shared at the library. She made the place very warm and beautiful. She was always fixing a popular book torn by use, or solving the mystery of a lost book. Dear Miss Claudia, Thank you, thank you, thank you for all these things and many other you gave this community generously. You are starting a new chapter in your life! Everything is there for you to start it on the right foot! Come on! Enjoy! God bless you, Love, Lucía Argibay Molina


Querida Claudia: Son muchas cosas las que vienen a mí si pienso en septiembre de 1993. Fue entonces cuando, a instancias de Stella Maris Bugallo, te conocí y con vos, me acerqué a Lidia, a tu familia, a tanta gente querida, a tantos y tantos textos, pero –sobre todo- me hiciste conocer la magia de “La Ventana” y tu dedicado amor a la lectura. Por entonces, yo dictaba Literatura Infantil en el Nacional de Villa y crecí de tu mano en este camino. La narradora en que me convertí surgió en aquellas rondas. Por sábados increíbles, por rondas inolvidables, por Roald Dahl, por James Stevenson (el favorito de mis hijos, quienes tienen en vos y tu altillo uno de los recuerdos más hermosos en tiempos difíciles), por Christine Nöstlinger, por Lydia Boyunga, por Maurice Sendak y por tantos más, ¡gracias! Stella Maris García


MARÍA CULLEN

Miss Claudia, Our Book Fairy

From Mariacu to Clau

GodMother,

You’ve sown,

Your magic dust will forever blow in every

We’ve grown

library corner,

This is your harvest

On every page,

You’ve done your best

In every Book Week,

These are your crops,

at any stage.

that will grow on and on

We will always miss your smile, your

From generation to generation,

energy,

transmitting your passionate love for

Your “sense and sensibility”,

reading,

The unforgettable glory,

like and endless nursery rhyme

Of your “And this is the end of the

Till the end of times.

story”.


SYLVEEN DUGGAN (teacher) Yo no soy ex-alumna, claramente. no podré darte un testimonio de ese tipo.

Pero si recuerdo con mucho cariño todo el amor que Claudia siempre transmitió hacia la lectura. Los tips del "Silent Reading" me los llevé a un pueblo en Santa Fe, aunque no fue una experiencia muy larga allí.

Luego la pasión que desarrollé con más profundidad a partir de ese momento de trabajar como maestra de inglés en el Colegio Michael Ham, la trasladé a mis tres hijas, quienes disfrutan enormemente la lectura también.

Estoy muy agradecida por haber trabajado a su lado y aprendido de ella como amar más la lectura.

MARIA MAZZINI

Dear Claudia, Cuanta huella dejada!!! Cuanto camino recorrido!! Todo una vida acompañando al Michael en el arte de la enseñanza. Se vienen a mi mente tantos recuerdos, primeros de aquella jovencita librarian que nos leía en la vieja biblioteca, hoy transformada en las oficinas de Laura y Victoria. Como alumna, te veía tan amigable y sonriente. Siempre con un book en mano para que nos contagiáramos y zambulléramos en las aventuras e historias. En que parte importante del colegio te convertiste! Todo una institución en la biblioteca pero siempre muy actualizada y renovada. Qué decir, cuando la vida nos volvió a cruzar, yo del otro lado, ya como teacher. Qué placer encontrarnos en ese mundo fantástico de los libros. Me encantó Book Week, vos la gran mentora, su dinámica, los plays, decorations, doors, parents...qué gran desafío. Hoy sigue aunque con sus cambios y adaptaciones. Simplemente decirte Muchas Gracias por todo lo que diste; sé que la vida te lo ha devuelto en creces con esa familia divina que formaste y el amor de tanta gente. La vida continúa...por eso un hasta siempre....nos volveremos a ver y lo mejor para esta nueva etapa, que como las anteriores, estará llena de sorpresas y vivencias inolvidables. Te quiero mucho. Mary Mazzini


Dear Claudia,

My part was to dress up as Little Red Riding Hood (Alice found me a wig with pigtails) – and

Maria told me that Book Week is celebrating a

run onto the stage asking if anyone had seen the

very special Anniversary this year- its Silver

wolf – only to realise – and say out loud: “Oh no

Jubilee! What an achievement! I well remember

I’m in the wrong Fairy Tale!” The girls couldn’t

the excitement that filled the Primary school in

believe it was actually me!

the run-up to Book Week – the anticipation, the cutting and sticking and licking, the visitors, the costumes, the books written by the children! I

wonder if you have ANY idea of how much you have contributed to a love for reading in so many girls over the years? It’s certainly something to be proud of!

I know that many people will be telling you of their memories and what it meant to them. As for me I’ll never forget coming back from a retreat or

something to be told I was to be in the teachers’ play on Friday afternoon! rehearsal or anything!

Not much time for

It was Peter Pan and

Denise was Tinkerbell, I remember.

What happy memories! Thank you Claudia for all

the hard work, creativity, enthusiasm and love you put in to these Book Weeks – they have been enjoyed by so many over the years! God bless, Love and prayers, Sr Patricia xx


Miss Bea Claudia, you have been the soul and heart of this wonderful event for years. You´ve encouraged teachers, always weary correcting and coping with the very hard classroom duties and chores to be creative and to dare take part in play acting. You must be wondering how I know so much about how you did it! Well, the naughty fairies stole your recipe and gave me a copy of it. Now, now, I know you believe fairies exist, don´t you? You are very fond of fairy tales and they are very fond of people who like me, also believe in them, they are real, they exist! Here goes the recipe you went by: Ingredients 1 kilo of childhood memories 2 cupfulls of smiles 2.5 kilos of hope 1.5 kilos of tenderness 5 cans of TLC (tender, loving, care) 8 kilos of love 40 packets of happiness 3 kilos of creativity 10 kilos of patience It´s always convenient to add 3 kilos of understanding

Mix all the ingredients in a bowl, cauldron size, and when it´s ready after 15 days at low heat, but firm and steady, serve it out of the oven of your heart in fair portions for everyone to enjoy the magic of this recipe. This recipe is a favourite that lasts in everybody´s memory because it has touched people´s souls. Dear Claudia, thank you for the magic of Book Week, Much love,

Miss Bea and the naughty fairies


BooK Week Jubilee (por Graciela Varela)

De páginas, chamana, O “Digitalizada Bruja”? No importa el medio, maga Del telar sin aguja De tapices de letras De palabras, De versos y poetas Aventuras y Lanzas Suspensos y traiciones Romances y fantasmas De música en las letras Sin bandidos ni espadas. Todo esto es mi amiga. De las lectoras, Hada Tejedora de sueños Y júbilos del alma. Telar de sembradoras, CLAUDIA

Book Week Jubilee? O Júbilo, Alegría, Carcajada? O Ruido de la Risa? O Sonidos de Hadas? Inconfundible Aliento Que se expresa en el alma. Irreemplazable néctar De miel en la garganta Carnaval de sonrisas Que encienden las miradas, Cascabeles, Campanas. Como un son de ..... maracas? Todo eso celebra Todo eso se hamaca Se confunde, emociona. Culmina en esta etapa.


Hermana Marina de Dios y Luci Giudice (carmelitas de Santa Teresita)

Thank you for helping us discover the wonders of reading! Even here in the monastery, you are present in every corner... with our love and prayers, Marina and Lucia"


Secondary Girls: Book Week was far more than a lapse of five days which gave an end to the first half of the year: it was the preparation before it, the spirit it aroused in both students and teachers, the expectation it brought, and, most importantly, it was the moment to show the talent we all shared: reading. We read and we truly enjoyed it. The hall was a sea of books (which fell open... and we fell in), and people, and expositions of what each class had been doing for the past months. Teachers were proud, students were proud, parents were proud. And we were all really happy; I'm still amazed at how euphoric everyone got about Book Week, how much we rehearsed for the plays to be perfect, how important it was to choose the right story to listen to each day, how eager we were for our parents to come and read. Just remembering makes me smile, not to mention feel like dropping what I'm doing and start reading Tomie de Paola! And although now your and our years at school are coming to an end, Book Week will mean as much to future generations as it does to us, and that Spirit it has infused in our lives can't be erased or forgotten. Thank you so much Claudia, for all the devotion and love you have put into making everyone feel happy and important through literature, for having done it so altruistically, and for having left such an important mark in our lives and in the great zest you have given to our school. Mem’ries of these bright days my heart already holds, and it will forever. I am sure yours does too, and I'm glad me and my friends are part of those memories, you sure are a great part of ours. Thank you, thank you, thank you! Love, Connie Chiaraviglio


Dear Claudia, Thank you for everything you’ve done for us! I just wanted you to know that Book Week was my favorite time of the year. I loved it when parents came to read, and the act we did for them. If there’s something that will stay in me forever it’s definitely BookWeek. I also wanted to thank you for the hours you gave us each week when we went to the library. That one hour every week was something I really looked forward to. Even now I still enjoy reading very much. I must have more than thirty Magic Tree House books lying around my house. I just wanted you to know that even with the passing of years, or if I was just one in hundreds of girls I will never forget you, or the library. How could one forget? Once again, thank you so much! Nicole Reynolds


Querida Claudia: Recuerdo esos momentos de Book Week cuando salíamos todas corriendo de las clases para poder ir a escuchar cómo nos contaban un cuento. Me acuerdo de las votaciones, las competencias para ver qué libro nos iba a gustar escuchar más. Me acuerdo también como se sentía estar ahí sentada, en alguna clase, en la biblioteca o incluso en el auditorio; escuchando la lectura de un cuento atrapante y siempre muy interesante. Pero Book Week no era sólo escuchar un cuento, sino compartir la experiencia de lectura de cada una. Correr por el Hall Central recorriendo diferentes puestos, eligiendo libros gordos o chiquitos, largos o cortos, largas novelas o cuentos con ilustraciones; siempre a nuestra elección. La experiencia de Book Week fue una de las más lindas de toda mi primaria en el Michael Ham. Me ayudó a profundizar en mi lectura y poder convertirme hoy en una persona con ganas de leer, sin sentir aburrimiento al leer una obra, sino que, por el contrario: Book Week me enseñó que además de tener preferencias o cierto apego a algún tipo literario en especial, cualquier libro puede hacer volar nuestra imaginación si le damos la oportunidad. Por otra parte, las horas en la biblioteca fueron de gran influencia en mi lectura también. Hoy puedo decir que prefiero la lectura en inglés que en español (lo que puede ser consecuencia de varias cosas) y creo profundamente que esas horas dedicadas a leer todos los tomos de The Magic Tree House con Jack and Annie o los cuentos de Roald Dahl, varios de esa edición de cuentos en un libro que tiene más de quinientas páginas (el cual todavía conservo). Todo esto y mucho más le debo al Michael, pero especialmente a las bibliotecarias que siempre nos han apoyado y siempre han sido perseverantes para desarrollar la lectura de las alumnas desde el primer momento en que es posible. Valoro muchísimo el esfuerzo que hicieron y especialmente quería agradecerte por haber sido una gran influencia en mi lectura, en mis gustos y preferencias. Gracias por siempre habernos ayudado a elegir libros acorde a nuestros intereses y gracias especialmente por haber estado todos estos años en el Michael Ham. Vamos a extrañarte y te deseamos lo mejor. Martina Amui


Even in my last year of school I can say Book Week is the best activity we have. I loved the book readings where you chose which teacher was going to read what book for you.. the preparation we made in class was also incredibly fun, creating acts and dressing up. -Celina Carlisle Dear Claudia, I've always enjoyed visiting the library to pick books, commenting about the last books the girls had read and sharing our experience reading. The library was a really good place to go to, grab a book and spend some time. Thanks a lot for the six years in which I was able to experience how fun it was to read. Thank you also for the Book Weeks, I really missed them during secondary. I hope this next chapter in your life is excellent, we will really miss youu!!! -Magda Bindi


Uno de los recuerdos más lindos que tengo de primaria es Book Week, no sólo los momentos en clase, dedicados a los temas de cada año, como Shakespeare o The Magic Tree House; sino también ir a escuchar cuentos, bailar en el recreo con toda primaria o el acto de las maestras. Muchas gracias, Miss Claudia, por compartir con nosotras esas ganas de leer y por toda la dedicación y gran compromiso con Book Week! -María Guerineau


Miss Claudia in action‌


“………..And this, is the end of this Book !!!!” ( the last page of this one, and the first one of your New Life Book !) All the Best!! We will miss you, Miss Claudia!!!!!

Thank You Miss Claudia  

Thank You Miss Claudia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you