Issuu on Google+

ARTES ESCÉNICAS EN CHILE AUDIENCIAS

DE TEATRO EN CHILE

David Ceballos Pablo Celhay Hyon Kim


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

2. Las audiencias de teatro

Un 20% de la población mayor de 15 años asiste al menos una vez al año a un espectáculo de teatro, según datos de la Encuesta de Consumo Cultural (ECC)26. Esta cifra va por encima de la entregada por la Encuesta de Espectáculos Públicos (EEP)27, la que indica un total cercano a un millón y medio de asistentes, para las funciones del año 2006, lo que equivale cerca del 15% de la población mayor de 15 años. Esta brecha en la cuantificación del nivel de participación aumenta al considerar que la EEP recoge asistentes totales y no a personas en forma individual, ya que una persona podría asistir más de una vez a un espectáculo. En forma complementaria, la Encuesta CASEN 200628 identifica que el 12% de la población mayor de 15 años asiste al menos a un espectáculo de artes escénicas. Estas diferencias en los niveles de participación entre las encuestas son explicadas por diferencias metodológicas, fines de cada instrumento, fecha de realización, entre otros factores. Hemos seleccionado a la ECC como base de análisis sobre los patrones de comportamiento de las audiencias de teatro, donde un resultado relevante es que el nivel de asistencia a teatro es uno de los bajos en el consumo cultural, similar al de otras manifestaciones clásicas de las artes como la danza, ópera y artes visuales. ¿Es este 20% una cifra insuficiente? ¿Con respecto a qué debería ser realizada la comparación? Sin duda siempre es deseable fomentar una mayor participación cultural, principalmente por los beneficios individuales y sociales que entrega su consumo, pero una forma de comparación es evaluar el consumo de bienes culturales a nivel nacional e internacional. Estos puntos serán desarrollados en la sección dos y tres de este capítulo. El primer acercamiento será estudiar los niveles de participación en teatro entre grupos socio demográficos, tales como edad, género, nivel educacional y región del país.

26 ECC, realizada en los años 2004 y 2005, por el CNCA y el INE 27 EEP, realizada el año 2006, por el INE. 28 CASEN 2006, realizada por MIDEPLAN.

20


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

2.1.

Niveles de participación y grupos sociales

El nivel de participación identificado por la ECC está distribuido de la siguiente forma: el 8,2% indica asistir una vez al año; el mismo porcentaje asiste dos o tres veces; el 2,1% cuatro o cinco; y el 1,5% seis o más veces29. Por género no se observan grandes diferencias, y tanto hombres como mujeres revelan una asistencia similar. La participación decrece mientras mayor sea la edad, tal como lo muestra el Gráfico Nº 7 y Nº 9, donde observamos que el 30% del grupo que tiene entre 15 y 25 años asiste al menos una vez a un espectáculo de teatro. Además, los adultos mayores, al igual que en los demás bienes culturales, presentan una baja participación, que bordea el 13%. De igual manera, los más jóvenes son los que tienen una mayor frecuencia de asistencia, donde la brecha es más amplia para los niveles medios de consumo (entre dos a cinco veces al año). Por nivel educacional se observa el comportamiento característico del consumo cultural en nuestro país (ver Gráfico Nº 8), donde a mayor educación mayor es el nivel de participación, partiendo por un 7% de asistencia para quienes terminan la educación básica, y finalizando con un 45% de consumo para aquellos con educación universitaria completa. Esto es explicado por dos efectos: en una parte por el componente de capital humano que requiere el conocimiento y valoración por dichas actividades y, en la otra, por el mayor poder adquisitivo, que permite un mayor acceso al consumo de bienes culturales. Finalmente, por regiones (Ver Gráfico Nº 11) también existen diferencias significativas, destacando el mayor consumo de las regiones del norte. Esto puede ser explicado por la mayor concentración poblacional en zonas urbanas que suele estar acompañada de una mayor oferta de actividades culturales y recreativas, oferta educacional y nivel de ingresos.

29 Para este estudio se construye una variable de frecuencia en tres niveles: la frecuencia baja será aquella con una asistencia de una sola obra, la frecuencia media de dos a 5 obras y, la frecuencia alta, con seis o más.

21


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Gráfico Nº 7: Asistencia al teatro por grupos de edad 35 30,12 30 25

21,01 18,49

18,11

%

20 15

12,56

13,2

55-64

65 y más

10 5 0 15-24

25-34

35-44

45-54

Grupo etáreo Total

baja frecuencia

media frecuencia

alta frecuencia

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

Gráfico Nº 8: Asistencia al teatro por nivel educacional 50

44,64

45 40

35,81

35

%

30 25

20,83

20 15 7,25

10 5 0

básica completa

media completa

superior TC completa

superior u completa o más

nivel educacional Total

baja frecuencia

medio frecuencia

alta frecuencia

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

22


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Gráfico Nº 9: Asistencia a teatro por edad, diferencias entre ECC y CASEN

Nota: datos CASEN 2006 construidos sólo con mayores de 15 años Fuente: Elaboración propia con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005 y Encuesta CASEN 2006

Gráfico Nº 10: Asistencia a teatro por región, diferencias entre ECC y CASEN Tarapacá

Metropolitana

Antofagasta

21% Magallanes

22%

Atacama

22%

31%

14%

20%

14%

10%

11% Aysén

15%

Coquimbo

9%

10% 21%

8% 13%

10%

16%

16%

8% 9% Los Lagos

18%

11%

10%

16%

Valparaíso

18%

26%

La Araucanía

O‟higgins

Concepción

Talca

ECC

CASEN

Nota: datos CASEN 2006 construidos sólo con mayores de 15 años Fuente: Elaboración propia con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005 y Encuesta CASEN 2006

23


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

La primera justificación de no asistencia al teatro a nivel nacional es la falta de tiempo, con el 34% de las respuestas, seguida por la falta de interés o preferencia, con el 25%; la tercera justificación es no disponer de dinero, con el 13%, seguida por la falta de información sobre la cartelera teatral, con el 12,4% (Ver Gráfico Nº 11). Las justificaciones son similares a las utilizadas para la no participación en otros bienes culturales, donde la variable tiempo casi siempre es la principal restricción para acceder a cualquier actividad artística y cultural. Entre géneros no existen grandes diferencias con respecto a la justificación de no asistencia, aunque los hombres revelan un mayor desinterés por estos espectáculos. Por edad también se mantienen las dos primeras justificaciones de no asistencia (tiempo e interés), aunque varía el orden de ellas. Por otra parte, a mayor nivel de educación (Gráfico Nº 12), mayor importancia tiene la falta de tiempo, mientras que la falta de interés decrece en forma significativa. En regiones, estas razones suman más del 50% de las respuestas, aunque las del norte señalan una mayor falta de tiempo respecto a las del sur. Finalmente, podemos señalar que las personas que justifican su inasistencia por tiempo, dinero e información, poseen una mayor valoración por el consumo de teatro, respecto a las que declaran una falta de interés. De lo anterior podemos sugerir una política de fomento al consumo de tal grupo mediante la disminución de las restricciones que enfrentan en sus decisiones de participación. Gráfico Nº 11: Justificación de no Asistencia al teatro por grupos de edad 50,0 45,0

40,0 nacional 34,5

% de las respuestas

35,0 30,0 25,0

nacional 25,0

20,0 15,0

nacional 12,9

nacional 12,4

Falta de dinero

Falta de información

10,0

5,0 0,0 No le interesa o no le gusta

Falta de tiempo

Tipo de justificación nacional

15-29

30-45

46-59

60 y +

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

24


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Gráfico Nº 12: Justificación de no Asistencia al teatro por nivel educacional 45,0 40,0 35,0

% de las respuestas

30,0 25,0

nacional 34,5

nacional 25,0

20,0 nacional 12,9

15,0

nacional 12,4

10,0 5,0 0,0 No le interesa o no le gusta nacional

Falta de tiempo

básica completa

Falta de dinero

Falta de información

Tipo de justificación media completa

superior completa

postítulo

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

La última variable a estudiar consiste en el medio utilizado para adquirir información sobre las obras de teatro. A nivel nacional el 37% de las personas se informan a través de amigos, mientras que un 20% lo hace a través de la publicidad en espacios públicos y prensa escrita. Por género no existen grandes diferencias respecto a lo anterior, aunque los hombres utilizan como segunda opción la prensa escrita, mientras que las mujeres obtienen la información mediante la publicidad en espacios públicos. Con respecto a los grupos etarios, existe una amplia diversidad en los medios usados, sin embargo la información a través de amigos es el principal canal de los más jóvenes y adultos mayores, mientras que para los demás son los medios de comunicación. Cabe destacar que para el grupo de edad más joven, Internet aparece sólo en el tercer lugar como herramienta para adquirir información, existiendo una alta probabilidad que en el futuro este medio tome una importancia creciente. Por nivel educacional, los amigos muestran una mayor importancia en los niveles de menor escolaridad, mientras que en el grupo con estudios universitarios completos, se revela una mayor influencia de la prensa. Por regiones también existe una alta diversidad, aunque como primera opción los amigos siguen siendo la fuente de información predominante.

25


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

2.2.

Comparación con bienes culturales

En el Gráfico Nº 13 muestra la composición de la canasta de consumo cultural a nivel nacional. Lejos, el escuchar música cinco o siete veces por semana constituye el mayor nivel de participación cultural (71%). Luego encontramos que una leve ventaja en los niveles de audiencia del sector audiovisual por sobre el sector libro. El 50% de la población ve al menos una película por mes a través de vhs o dvd, y el 35% del país lo hace en una sala de cine. Entre los dos anteriores asoma el nivel de lectura, con el 40% de la población indicando leer al menos un libro durante el último año. Luego observamos los espectáculos en vivo y las artes visuales, estas últimas con los menores niveles de participación cultural. Respecto de los primeros, el de mayor consumo son los conciertos musicales, con el 27% de la población asistiendo al menos una vez al año, seguido de teatro (20%) y danza (15%). Las audiencias en artes visuales son las más bajas entre todos, donde el 24% asiste a una exposición y el 11% a un museo. Los niveles de consumo de los medios de comunicación están expuestos en el Gráfico Nº 14, con el mayor nivel para ver televisión cinco o siete veces a la semana, con el 92%, seguido de la lectura semanal de diarios (61%), conectarse al menos una vez al año a Internet, 41%, escuchar radio todos los días (40%) y la lectura mensual de revistas (33%). Los bienes, culturales y medios de comunicación, más demandados comparten la característica de ser consumidos mayormente en el espacio privado, como el hogar, a diferencia de los servicios que están en las cotas inferiores, como las artes escénicas. Lo anterior puede ser explicado no sólo por el precio del bien, sino que también por el costo asociado a la distancia desde el hogar o el lugar de trabajo hacia el recinto que entrega el servicio, lo que se traduce en un costo monetario en transporte y tiempo. Por otra parte, los que presentan bajos niveles de consumo son las artes clásicas: escénicas y visuales, las que involucran una mayor valoración cultural por parte de los asistentes, es decir, le entregan más importancia a este tipo de bienes al interior de su canasta de consumo.

26


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Gráfico Nº 13: Canasta de Consumo Cultural Nivel nacional de participación Museos

Música

71%

Danza

11% 15% Video

Teatro

50%

20%

24% 41% 27%

Libro

Exposiciones

35%

Cine

Conciertos en vivo

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de ECC

Gráfico Nº 14: Canasta de Consumo de Medios de Comunicación Nivel nacional de participación

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de ECC

27


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

En el Gráfico Nº 15 están los niveles de participación en el consumo de bienes culturales tanto para quienes asisten a espectáculos de teatro como para aquellos que no. En primer lugar, las posiciones relativas de los grupos de bienes son las mismas a nivel nacional. En segundo lugar, en todos los bienes culturales existe una brecha entre los niveles de consumo, favorable a las audiencias de teatro, la que es más pronunciada para las artes disfrutadas fuera del hogar, como en el cine, conciertos y artes visuales y escénicas, lo que refleja la tesis de complementariedad del consumo. Así, para quienes asisten al teatro, existe un alto nivel de consumo en música (79%), ver películas en VHS o DVD (68%), lectura de libros (64%) y asistencia al cine (60%). Gráfico Nº 15: Canasta de consumo cultural para asistentes y no asistentes a teatro Música

79% Museos

68%

Video

23%

Danza

64% 38%

Libro

60%

54% Exposiciones

Cine

57% Conciertos en vivo

Asiste a teatro

No asiste a teatro

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

28


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Respecto a la composición del consumo en medios de comunicación (Gráfico Nº 16), las brechas no son pronunciadas entre ambos grupos. Por un lado, existen niveles similares de participación en ver televisión en forma frecuente durante todos los días y escuchar radio en similar frecuencia, lo que podría insinuar cierto grado de sustitución entre estos bienes y el consumo cultural. Por otra parte la mayor brecha está en el uso de internet (70%), en la lectura de revistas (47%), y en menor grado para la lectura de diarios (73%)

Gráfico Nº 16: Canasta de consumo en medios de comunicación para asistentes y no asistentes a teatro Televisión

90%

Radio

73%

39%

Diarios

47%

71% Revistas

Internet

Asiste a teatro

No asiste a teatro

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

29


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Por otra parte, de la misma encuesta se construyeron distintos índices para recoger otras formas de participación en las actividades artísticas y culturales, y en particular para el caso del teatro, lo que se observa en el siguiente Gráfico Nº 17. En primer lugar resalta la alta participación como práctica creativa de alguna expresión de arte en forma no profesional y, por supuesto, de las significativas diferencias cuando éstas son referidas al teatro (el 15% de quienes asisten a teatro lo practican en su hogar). Luego, la alta participación también se observa en la asistencia a clases (7,5%), a la asistencia a Festivales de Teatro (17,5%) y en la participación en actividades del Día del Teatro (3,65%), todos con resultados muy por arriba del promedio nacional. En tercer lugar, el equipamiento cultural también es una situación de mayor desarrollo para los asistentes a teatro, donde un 76% de ellos tiene más de 10 libros en su hogar, un 35% más de 25 DVD y un 81% más de 25 CD, casettes o discos. Gráfico Nº 17: Prácticas creativas Eventos y festivales Culturales

75% 73% Actividades Artísticas

Día Nacional del Teatro

4% Clases de Teatro

49%

7%

Clases de actividades artísticas

18% 15%

17%

Actividades de Teatro

Festival de Teatro

Días nacionales

Asiste a teatro

No asiste a teatro

Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005

30


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

2.3.

Comparación con otros países

Las diferencias metodológicas y conceptuales en los esfuerzos internacionales por cuantificar los niveles de consumo cultural constituyen un problema para la comparabilidad entre países. Durante la primera década del tercer milenio, los Ministerios de Cultura en la región de América Latina han implementado sus primeros instrumentos de medición del consumo cultural, por lo que no existe un debate sobre cuáles bienes deberían ser identificados, las formas de consumo más relevantes, ni las frecuencias de participación a recoger. Un estudio realizado por Euro-barómetro en el año 2007, por medio de una encuesta simultánea en los 27 países de la Unión Europea, identifica los principales niveles de consumo cultural para un selector grupo de bienes, de los cuales hemos seleccionado el teatro, comparado con la asistencia a danza u ópera (que es el menos demandado) y lectura de libros (con mayor participación), tal como se observa en el Gráfico Nº 18. Lo más relevante para este estudio es el observar que el 32% de los europeos asiste al menos una vez al año a una representación de teatro, mientras que el nivel nacional (20%) estaría ubicado entre los países europeos con menor nivel de consumo: levemente mayor a Polonia y Portugal (19 y 18%, respectivamente) y debajo de Bulgaria, Francia Malta y España (21, 23, 25 y 25%, respectivamente). México, único caso comparable en le región latina, presenta un menor nivel de consumo respecto a Chile, con un 14% de la población que asiste a tales espectáculos durante el último año. Por otra parte, al comparar respecto a la lectura de libro (bien cultural favorito de los europeos), el consumo de teatro suele estar en los niveles bajos de participación en la mayoría de los países bajo análisis, por lo que no es una característica particular al caso chileno. No obstante, presenta una mejor posición relativa al ser comparado con la asistencia a espectáculos de danza u ópera (bien menos preferido por los europeos), espectáculos a los que el 18% de la población de tal bloque asiste al menos un vez al año.

31


AUDIENCIAS DE TEATRO EN CHILE DAVID CEBALLOS CORREA, PABLO CELHAY BALMACEDA Y HYON KIM

Gráfico Nº 18: Niveles de participación en teatro y danza en la Unión Europea Holanda México

Estonia

Polonia

Finlandia

58%

Portugal

Suecia

49%

Chile

República Checa

48% 47%

Rumania

Austria 44%

19% 20%

Bulgaria

18% 14%

42%

20%

Inglaterra

41%

21%

Francia

25% Malta

Letonia

41%

23%

40%

Dinamarca

25% 40%

25%

España

37%

26%

27%

37%

30%

Chipre

Luxemburgo

31%

32% 33%

33%

36%

Alemania

Italia

República Eslovaca Lituania

Eslovenia

Grecia

Bélgica Hungría

Irlanda UE 27

teatro

libro

cine

danza u ópera

Nota: El porcentaje que aparece en el cuadro corresponde al nivel de participación en teatro para cada uno de los países. Fuente: Elaboración equipo de investigación con datos de Encuesta de Consumo Cultural 2004 – 2005, Eurobarómetro 2007 y Encuesta de Consumo Cultural México.

32


Audiencias de Teatro, Capítulo 2