Page 4

(entrevista) datoavisos

Cristián Arriagada

“Jamás miraría la mujer de alguien de mi familia”

Nacido en Punta Arenas, este actor define su ascenso en televisión como lento, pero seguro. Actualmente interpreta a Pedro del Monte, en la nueva teleserie de TVN, uno de los personajes que más le ha gustado protagonizar. Por Catherine Mora Moya. / Fotos Vivi Peláez

E

n una de las salas de reuniones del área dramática de TVN, con aspecto de estudiante universitario, aparece Cristián Arriagada. De polerón verde, jeans oscuros, zapatillas y una chaqueta de cuero negro, además de un bolso Reebok que lleva cruzado, el actor cuenta que se plantea el papel de Pedro de “Hijos del Monte” como un desafío. Ya cansado de interpretar roles de niño bueno o de príncipe azul en las pantallas, Arriagada ve este personaje como un gran paso en su carrera. Cristián lleva años interpretando papeles protagónicos y se considera bastante disciplinado en su trabajo, comenzó su trayectoria en televisión en la teleserie “Buen Partido” de Canal 13, justo cuando preparaba su egreso de la universidad, y de ahí no ha parado. “He pasado por varias etapas, unas más ingratas, unas muy estresante como fue la primera teleserie que hice, desde donde crecí y he ido de menos a más. Mi crecimiento ha sido lento pero seguro”, relata.

Cuéntame de tu personaje en la teleserie

Pedro del Monte es el hermano del medio y es el más inestable de la familia, es aquel al que los papás nunca le pusieron límites. El problema de Pedro es que él siempre evade los problemas, no vivió el luto de la muerte de sus padres, entonces todos los problemas los va postergando, y cuando se cae, no enfrenta nada.

4

¿Es el más villano de los hermanos?

No sé si la palabra villano va con el personaje, porque es un gallo que tiene moral finalmente. Lucha por lo que quiere, aunque pase a llevar a otros, y de repente carece de ética, ya que se involucra con la futura cuñada, la novia del hermano.

¿En algún momento te identificas con él?

(Ríe) No soy tan borracho como Pedro, creo que somos bastante diferentes. Yo soy un ser bastante familiar, demasiado pegado a la familia y paso mucho con mis viejos, con mis primos y jamás miraría a la mujer de alguien de mi familia. Y si me fijo lo guardaría en secreto para siempre. Tengo esa ética y Pedro no la tiene, es tan apasionado que pierde la cabeza fácilmente...

...De todas formas, eres uno de los galanes...

Mmm, lo de galán es una definición netamente periodística, y la verdad no me acomoda ni me gusta mucho.

Y la llegada de Zabaleta y Swett al elenco, ¿qué tal...?

Increíble. Yo conocía a la Mane de antes, con Jorge nos habíamos topado por ahí, y teníamos buena onda, por lo menos. Y creo que el conocimiento previo con estos dos personajes, compañeros y amigos, reafirmó esa buena onda. Entraron al equipo muy bien, y destaco la capacidad de trabajo de ambos, además son bastante aplicados.

“Me gustan los personajes antagónicos” Cristián nació en Punta Arenas y se vino a Santiago con su familia cuando tenía 11 años, lo que él define como toda una aventura. “No fue un cambio tan abrupto como haberse venido a los 18 ó 15 años por ejemplo, cuando tienes tu vida más armada, yo me vine muy niño así que no fue tan fuerte, además nos vinimos con toda mi familia”, relata. Su afición por el teatro comenzó casi al salir del colegio, cuenta que desde los 14 años tocaba guitarra y comenzó su interés por las artes. Pensó en entrar al conservatorio de música y de repente empezó a ver lo del arte teatral bien interesante.

¿Te imaginabas trabajando en televisión?

No lo pensé de inmediato porque mi prioridad era terminar bien la escuela. Lo que ocurre es que cuando estás en la escuela, la gran mayoría de los actores tienen la meta, incluyéndome, de concluir en éxito el proceso de aprendizaje. Ahora las herramientas que tienes como actor es formar tu propia empresa haciendo teatro y lo de la televisión fue una consecuencia de eso, llegó de la mano del egreso y de ahí partí en el ambiente.

¿Y qué tal la experiencia?

He pasado por varias etapas, unas más ingratas, otras estresantes como la primera,

DATOavisos Las Condes 38 2008  
DATOavisos Las Condes 38 2008  

DATOavisos Las Condes 38 2008