Issuu on Google+


-MALA HIERBA NUNCA MUERESiempre escuché a mamá repetir


Miro al cielo, y subo tanto, que me siento viajar a velocidad nube. De pronto caigo, y caigo tanto que termino mirando el suelo, tomo consciencia del lugar donde estoy plantada. Y ya mis ojos no miran pies Se clavan diez centĂ­metros hacia el lado Observan vida habitando a su costado


“LOS FLUIDOS -POR ASÍ DECIRLONO SE FIJAN AL ESPACIO NI SE ATAN AL TIEMPO…”


Entonces me acerco sin dudar, Observo impaciente la fuerza atรณmica con que se enrosca y devora lo sรณlido, lo pesado, lo fijo. Lo que se supone inamovible


La frialdad del gris Irrumpida por el verde Vivo vibrante Veo la solidez cotidiana En su estado mรกs vulnerable Esperar la primera grieta habitar la grieta Invadir la grieta Ser la grieta


SER LA MALA HIERBA; R E T R ATO S d e N AT U R A L E Z A S I N D Ó M I TA S


DARLING ANDIA ALMENDRA CONCEPCIÓN 2017



Retratos de naturalezas indómitas