Issuu on Google+

LA GUERRA FRÍA Y LA HUMANIDAD

Durante todos los años que he venido estudiando historia (incluso contando primaria) me he podido dar cuenta de algo, la historia está hecha de guerras. Y no es por alabar este hecho que lo menciono, sino todo lo contrario, es por resaltar que, a pesar que tratemos evitarla, la guerra va a estar ahí para decidir el rumbo de ciertos países o del mundo en general, independientemente si el rumbo “vencedor” es el más indicado. Y justamente una de esas tantas guerras que suceden a lo largo de la historia de la humanidad es la infame “Guerra Fría”. Esta Guerra Fría retrata todo lo que es la intolerancia y el imperialismo por ambas partes. Si bien es cierto no tuvo un enfrentamiento cara a cara si hubo un enfrentamiento psicológico y, sobretodo, territorial. Esta guerra es un claro ejemplo de lo que es la intolerancia humana debido a que ambas potencias (URSS y EEUU) trataban de imponer sus propios ideales al resto del mundo. No les importaba absolutamente nada. Lo único en que se preocupaban era en sus propios intereses. Por un lado estaba EEUU. EEUU se convirtió en potencia después de la Segunda Guerra Mundial y esto, al parecer, le dio la suficiente confianza como para poder intervenir en otros países sin que se le pidiera su ayuda. Y es que después de la SGM, a Estados Unidos se le subieron los humos y no paro de demostrar su política imperialista invadiendo país por país. Sin embargo, hay que reconocer que tuvo uno que otro acierto. Uno de sus principales fue el Plan Marshall. Aunque con fines que beneficiaban enormemente a EEUU, este pudo sacar de la quiebra en la que se encontraba Europa Occidental y otros países. Por el otro lado tenemos a la URSS. Sin ser exactamente la gran nación que Stalin pensó ser, la URSS también adopto las mismas actitudes imperialistas que EEUU. Este solo se dedico a imponer sus ideales y a suprimir a todo aquel que trate imponerse a estos. No preguntaba, ni pedía permiso, solo te obliga y punto. No había nada más que decir. Te amedrantaba con sus armas nucleares y gran poderío bélico para que no tengas ni la mas mínima expresión de valor para negar a los soviéticos. Es justamente por esto que hablo a cerca de la intolerancia. ¿Es que acaso una no podía vivir junto a la otra sin necesidad de estar en guerra?, ¿A caso eran necesarias Vietnam, o Corea o Afganistán? También hablo de un enfrentamiento psicológico y territorial pero no directo. Esto se refleja enormemente en todos aquellos países invadidos por ambas potencias. Lo curioso de este caso es que ninguna de las dos potencias se enfrentaban directamente, lo que sucedía era que “ayudaban” a las sus partes con armamento, provisiones, etc. Al principio esto suena como si fuese cobardísmo o, en todo caso, falta de valentía por ambas potencias en asumir la guerra y enfrentarse cara a cara, pero analizando mejor este tema, creo que es de alabar la prudencia con la que actuaron ambas potencias.


Hubiera sido totalmente desastroso si se lanzaban esas mortíferas bombas atómicas. Si creo que en este tema actuaron de la mejor forma posible. Pero si hay que buscar algo positivo, algo muy mínimo, de esta guerra yo creo que si encontramos algunas cosas. Principalmente estoy hablando de la creación de la ONU. A pesar de que esta organización estuvo, esta y estará (al menos por un buen tiempo) con EEUU a la cabeza, hay que reconocer que la ONU es algo positivo en la guerra. Habiendo sido creada durante la SGM, la ONU pudo resquebrajarse durante la guerra fría pero felizmente no lo hizo. Digo felizmente porque esta organización si ayuda de manera humana a aquellos países que lo necesitan Si consideramos la Guerra Fría como un hecho histórico en toda la historia de la humanidad es por la simple razón de que marco hechos importantes en la historia del hombre. Sin embargo, y siempre se dice, la historia esta para que los hechos no se vuelvan a repetir y justamente esperemos que hechos parecidos no vuelvan a ocurrir.


Articulo de opinion