Page 1

Arbolito

TALLERES EN LA PACHAMAMA / EVENTOS

Sentía el dolor de siempre al caminar pensando en la nada y en el producto de esa nada. Saltaba los charcos de agua y barro y se sentía del mismo fango y de la misma tierra con el dolor siempre presente. ¿Por qué siempre y presente? ¿Por qué barro y agua y de la misma tierra? Recorrió lo que faltaba, que era mucho más de lo que pensaba, y se sentó al no dar más, aspirando y expirando despiadadamente. Sintió ser parte del viento en la cara y en cada bocanada de aire salía y entraba la vida, pero el dolor seguía presente siempre. Buscó limpiarse las manos en sus ropas. La escupió con su espesa saliva de caminante. Miró el cielo que lo acompañaba. Huyó hacia el sur. Está herido. Caerá pronto y lo encontraremos tirado, herido, moribundo, sucio y con algunas moscas que saldrán de la nada para alentarlo a morir de una vez y para siempre. Las cartas pasaban de mano en mano y llegaban al Coronel de Campaña que fumando miraba el largo camino truncado por las montañas. Pide su rifle de caza y sale a caminar. Dispara al aire. Dispara al suelo a lo lejos. Dispara a los arbustos. Mata la tierra que lo vio nacer, correr, cazar, vivir, amar y, deseablemente, morir. El dolor sigue y él sigue caminando a la par del viento. No escuchó los disparos. No escuchó las maldiciones. No escuchó nada en el desierto viviente del sur. Sigue camino a pesar que las torturas, las heridas y la orden del mismísimo Presidente Rivadavia que obligan matar a cualquier indio de mierda que se revele ante el Ejército Argentino, ante el Coronel Rauch. La modernidad avanza matando lo antiguo. También a los nativos. También a la historia. También a los Coroneles contratados por el Gobierno Nacional para extinguir a los Ranqueles.

LUNES Plástica para Niños Miguelina Maro Teatro Joaquín Castelli MARTES Percusión Folclore Bombo - Cajón David Correa Ajedrez Gastón Carrizo MIÉRCOLES Malabares Nicolás Correa Maquillaje y Mascaras Pachanga Yoga Alicia Sánchez Guitarra Cristian Piazza

La Pachamama los invita a compartir las actividades de este fin de semana! 22 de Octubre – Viernes - Acústicos 21 hrs - Acústico de DubSide reggae music sezzion. Pedimos colaboración con yerba, mates y bombillas, leche en polvo que será donado al Hospital Borda. 23 de Octubre – Sábado – Encuentro de Reciclaje 14hrs - Encuentro de reciclaje a las 14 hs en el Pachamama Espacio Cultural, Jean Jaures 724. Todas las personas interesadas que quieran sumar ideas, bienvenidas. Traer botellas descartables, envases de tetra, bolsas plásticas, ect. 23 de Octubre – Domingo – Pachapeña 5 12hrs – En nuestra casa, la 5ta Pachapeña, se enciende el fuego FolkloricOºo en el PachamamA!! Desde Los Montes de SantiagO DeL EsterO: guitarra, bombo y violin...!!! Imperdible... choris, empanadas, vinito y amor para todos. Entrada 10 pesito... Lunes a sábados – Talleres -

JUEVES Consultar horarios y días...

Arbolito mató a Rauch. Una localidad lleva el nombre del Coronel exterminador de los Ranqueles. Así como Roca. Así como Mitre. Así como Sarmiento. Darío Martin, en La Oscuridad a Diario.

Pachamama Espacio Cultural Jean Jaures 724 - Campana Buenos Aires-Argentina Órgano y/o Revista difusora de las problemáticas que nos aquejan y nos quejan. Difusora de cultura que se queja y de arte que adolece en nuestro ambiente. Un espacio para compartir y difundir.

Contenido

Los derechos no son reservados.

8 de Octubre - Por Galeano

Discurso - Luis Britto García Editorial - 12 de octubre 1492 Por Eduardo Galeano (Memoria del Fuego - Los Nacimientos)

Talleres y Eventos - Pachamama Espacio Cultural

Año 0 - Número 3- Octubre

30 de Octubre – Sábado – Cuentos improvisados y teatro 17hrs – Cuentos improvisados para niños y no tan niños... Chicos y grandes disfrutando del armado y la producción de un cuento contado por todos. Importante:Traer la imaginación, las ganas de reir y las ganas de divertirse mientas el cuento fluye.

Batería Rolando Dusso Malabares para Niños Kati Guerrero No importa la edad, importa la aventura del cuento. Eduardo Alegre Danza Clásica 21hs – Teatro con Joaquín Castelli. Un momento de Corina Reynoso SÁBADO

Arbolito - Cuento - Darío

La Alegre Rebeldía

VIERNES

Portada - Adrián Graf

Pretender - Cuento - Darío Permitido difundir. Permitido prestar. Permitido dar. Permitido compartir. Permitido ser solidario con los demás.

Percusión Urbana David Correa

Swing Clavas y Cadenas Suspendido hasta nuevo aviso Folclore Romina Grupo de estudio: Mural Rocío García Pintura Rocío García Teatro Joaquín Castelli Experimúsica Nicolás Correa Producción de Música Electrónica Maximiliano Madrid

realidad perdido en el teatro. Intentamos buscarla pero es imposible. Joaquín y sus amigos nos dan la bienvenida. Buffet económico. Entrada 5 pesos...

Espacio Cultural Pachamama Jean Jaures 724 - Campana Buenos Aires - Argentina Contactanos a: pachamamacultural@hotmail.com / Facebook: pacha mamaespacio / telefono:03489-425397


8 de octubre de 1967 A orillas del río Ñancahuazú Diecisiete hombres caminan hacia la aniquilación El cardenal Maurer llega a Bolivia desde Roma. Trae las bendiciones del Papa y la noticia de que Dios apoya decididamente al general Barrientos contra las guerrillas. Mientras tanto, acosados por el hambre, abrumados por la geografía, los guerrilleros dan vueltas por los matorrales del río Ñancahuazú. Pocos campesinos hay en estas inmensas soledades; y ni uno, ni uno solo, se ha incorporado a la pequeña tropa del Che Guevara. Sus fuerzas van disminuyendo de emboscada en emboscada. El Che no flaquea, no se deja flaquear, aunque siente que su propio cuerpo es una piedra entre las piedras, pesada piedra que él arrastra avanzando a la cabeza de todos; y tampoco se deja tentar por la idea de salvar al grupo abandonando a los heridos. Por orden del Che, caminan todos al ritmo de los que menos pueden: juntos serán todos salvados o perdidos. Perdidos. Mil ochocientos soldados, dirigidos por los rangers norteamericanos, les pisan la sombra. El cerco se estrecha más y más. Por fin delatan la ubicación exacta un par de campesinos soplones y los radares electrónicos de la National Security Agency, de los Estados Unidos.

Discurso Discurso del cacique mexicano Guaicaipuro Cuatemoc ante la reunión de Jefes de Estado de la Comunidad Europea, el 8 de febrero de 2002. Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuatemoc, he venido a encontrar a los que celebran el encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron la América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que la encontraron hace sólo quinientos años.

su propio bien, el pago del capital y los intereses que, tan generosamente, hemos demorado todos estos siglos en cobrar. Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarle a nuestro hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas del 20 y hasta el 30 por ciento de interés, que los hermanos europeos le cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo del 10 por ciento, acumulado sólo durante los últimos 300 años, con 200 años de gracia. Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuesto, informamos a los descubridores que nos deben, como primer pago de su deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y 16 millones de plata, ambas cifras elevadas a la potencia de 300.

Aquí pues, nos encontramos todos. Sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.

Es decir, un número para cuya expresión total, serían necesarias más de 300 cifras, y que supera ampliamente el peso total del planeta Tierra. Muy pesadas son esas moles de oro y plata.

El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron.

¿Cuánto pesarían, calculadas en sangre?

“...Si saber no es un derecho seguro será un izquierdo...” El hermano usurero europeo me pide pago de una deuda contraída por Judas, a quien nunca autoricé a venderme.

El hermano leguleyo europeo me explica que toda deuda se paga con intereses aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento.

Higueras - Campanadas por él

¿Ha muerto en 1967, en Bolivia, porque se equivocó de hora y de lugar, de ritmo y de manera? ¿O ha muerto nunca, en ninguna parte, porque no se equivocó en lo que de veras vale para todas las horas y lugares y ritmos y maneras? Creía que hay que defenderse de las trampas de la codicia, sin bajar jamás la guardia. Cuando era presidente del Banco Nacional de Cuba, firmaba Che los billetes, para burlarse del dinero. Por amor a la gente, despreciaba las cosas. Enfermo está el mundo, creía, donde tener y ser significan lo mismo. No guardó nunca nada para sí, ni pidió nada nunca. Vivir es darse, creía; y se dio.

Yo los voy descubriendo.

También yo puedo reclamar pagos y también puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo y firma sobre firma, que solamente entre el año 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América.

¿Saqueo? ¡No lo creyera yo! Porque sería pensar que los hermanos cristianos faltaron a su Séptimo Mandamiento.

Eduardo Galeano - Memoria del Fuego

Pretender

Chocaron fusiles. Corrieron montañas e islas. No fueron terremotos ni volcanes, pero cabe aclarar que sus vapores y calores de cañón en acción continua sobre el enemigo aún se sienten. Cuentan los más alejados rincones que su color rojo tiñó cabezas negras, blancas, amarillas, marrones, cristalinas, opacas y purpurinas. Cuentan esos rincones añejos que hoy sigue siendo joven. Un muerto viejo, muy joven. Cuentan los rincones alejados que no hay peor muerto que el que no quiere morir y él es uno de esos que se levantan, ondea pecho y banderas, y recorre cual viento frío las espaldas de los pueblos. Acá, en este rincón murió. Acá, en este otro rincón nació. Acá, en este rincón vivió. Acá, en este rincón revivió, caminó y se esfumó para confundirse con el aire. De chiquito vomitaba el aire que respiraba. De grande, según sus anotaciones, también. No pretendemos vomitar el aire. Ni pretendemos mover continentes. Ni pretendemos ser muertos vivientes. Ni pretendemos ser rincones. Solo pretendemos ser prudentes y esperar la señal. Tenemos el balde de pintura de color arco iris y arrasar la tierra grande y pintarla a gusto y obra de semejante Comandante.

¿Expoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurarme que los europeos, como Caín, matan y niegan la sangre de su hermano!

Aducir que Europa, en medio milenio, no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar ese módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo. Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos.

Pero sí exigimos la firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y que los obligue a cumplir su compromiso mediante una pronta privatización o reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera, como primer pago de la deuda histórica...

El texto es una obra de ficción. El autor del relato es Luis Britto García, que lo publicó el 6 de octubre de 2003, con motivo del Día de la Resistencia indígena (12 de 0ctubre), bajo el título de "Guaicaipuro Cuatemoc cobra la deuda a Europa". Luis Britto García (Caracas, 1940). Escritor venezolano. Su obra de ficción, formalmente experimental, elabora una crítica de la situación política y social de su país (Rajatabla, 1970; Abrapalabra, 1980; La orgía imaginaria, 1983). También se ha dedicado al ensayo, entre cuyos títulos cabe citar El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad (1991). Premio Casa de las Américas en 1970 y premio nacional de literatura en 1980. El cacique Guaicaipuro existió hace poco menos de quinientos años, aunque su nombre real no incluía el ahora añadido Cuatemoc.

¿Genocidio? Eso sería dar crédito a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califican al encuentro como de destrucción de las Indias, o a ultrosos como Arturo Uslar Pietri, que afirma que el arranque del capitalismo y la actual civilización europea se deben a la inundación de metales preciosos!

12 de octubre de 1492

Guanahaní

¡No! Esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de muchos otros préstamos amigables de América, destinados al desarrollo de Europa. Lo contrario sería presumir la existencia de crímenes de guerra, lo que daría derecho no sólo a exigir la devolución inmediata, sino la indemnización por daños y perjuicios.

Yo, Guaicaiputo Cuatemoc, prefiero pensar en la menos ofensiva de estas hipótesis. Tan fabulosa exportación de capitales no fueron más que el inicio de un plan "MarshallTesuma" para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, creadores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.

Por eso, al celebrar el Quinto Centenario del Empréstito, podremos preguntarnos:

¿Han hecho los hermanos europeos un uso r acional, responsable o por lo menos productivo de los fondos tan generosamente adelantados por el Fondo Indoamericano Internacional? Deploramos decir que no.

Asesinar al Comandante Che Guevara fue el error maestro de los maestros del terror. Yo tuve un amigo. Hoy lo tengo y lo sigo.

En lo estratégico, lo dilapidaron en las batallas de Lepanto, en armadas invencibles, en terceros reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin otro destino que terminar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como en Panamá, pero sin canal.

Darío. Http://laoscuridadadiario.blogspot.com

En lo financiero, han sido incapaces, después de una moratoria de 500 años, tanto de cancelar el capital y sus intereses, cuanto de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta y provee todo el Tercer Mundo. Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman según la cual una economía subsidiada jamás puede funcionar y nos obliga a reclamarles, para

Colón

Cae de rodillas, llora, besa el suelo. Avanza, tambaleándose porque lleva más de un mes durmiendo poco o nada, y a golpes de espada derriba unos ramajes. Después, alza el estandarte. Hincado, ojos al cielo, pronuncia tres veces los nombres de Isabel y Fernando. A su lado, el escribano Rodrigo de Escobedo, hombre de letra lenta, levanta el acta. Todo pertenece, desde hoy, a esos reyes lejanos: el mar de corales, las arenas, las rocas verdísimas de musgo, los bosques, los papagayos y estos hombres de piel de laurel que no conocen todavía la ropa, la culpa ni el dinero y que contemplan, aturdidos, la escena. Luis de Torres traduce al hebreo las preguntas de Cristóbal Colón: —¿Conocéis vosotros el Reino del Gran Kahn? ¿De dónde viene el oro que lleváis colgado de las narices y las orejas? Los hombres desnudos lo miran, boquiabiertos, y el intérprete prueba suerte con el idioma caldeo, que algo conoce: —¿Oro? ¿Templos? ¿Palacios? ¿Rey de reyes? ¿Oro? Y luego intenta la lengua arábiga, lo poco que sabe: —¿Japón? ¿China? ¿Oro? El intérprete se disculpa ante Colón en la lengua de Castilla. Colón maldice en genovés, y arroja al suelo sus cartas credenciales, escritas en latín y dirigidas al Gran Kahn. Los hombres desnudos asisten a la cólera del forastero de pelo rojo y piel cruda, que viste capa de terciopelo y ropas de mucho lucimiento. Pronto se correrá la voz por las islas:

—¡Vengan a ver a los hombres que llegaron del cielo! ¡Tráiganles de comer y de beber! Memoria del Fuego - Los Nacimientos - Eduardo Galeano.

La Alegre Rebeldía  

Revista de Pachamama Espacio Cultural

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you