Issuu on Google+

Poesía Obscena

Darío G.S.


Textos e imágenes: Darío G.S.

Modelo: Srta. M.O.


Obsceno: la palabra obsceno viene del latín “obscenus” la cual está formada por las raíces ob (hacia) y caenum (suciedad) Esta palabra se refiere a algo indecente, sin pudor, o que ofende a los sentidos. También está la forma que dice que “obscenus” viene de ob (hacia) y scenus (escena) es decir “fuera de escena”

En poesía no soy dado a introducciones, pero agrego este apartado por el único hecho de dejar de manifiesto que la elocuencia de estos textos jamás tendrán como sentimiento la desidia o la simple vulgaridad de lo que se dice a son de menoscabar lo más sagrado: la mujer. Entiéndase entonces para los hipócritas que quisiesen elevar su porte de caballero con el prejuicio, que pierden su tiempo. Finalmente, como me es placentero el juego de la palabra comparto este ramillete de obscenidades, estos cinco minutos de burlona intimidad; ni siquiera mía, sino del colectivo de voces que rondan, cerca y lejos de mis oídos, y que uno recuerda y se ríe, se impresiona, en una combinación de goce y reflexión.


Obsceno Me afano de ti, de tus cosas colgantes De tu profundidad, tu abismo, tu karma Es el hedor de tu vagina que se destapa Entre las comisuras de tu calzón Y me tienes como a un gato abandonado Dejado a la oscuridad, en una pescadería. Si no fuera por la bendita razón Un mazo te caería en la cabeza Y en lo último que pensaría sería en un verso O cómo terminar todo esto sin una vocal. Perro muerto le llaman Cuando uno come y corre sin pagar Otros le llaman hambre Y todo termina en ti Porque para ti se ha hecho Mercenaria. Dame de tu mercancía abigarrada De tus dones caleidoscópicos Orfebre de la vicisitud.


Les digo señores: los reyes y los frailes También huelen mal y sudan Y se les hincha el pene de deseo Y la cabeza de compostura

Empalmes Blasfemo es quien niegue la naturaleza El gusto por la carne

Cuando un perro mata a un gato

El llamado de la cópula

No se le acusa por homicidio

La palabra

Es decir, se le considera inocente No posee razonamiento Cuando un hombre ama a una mujer No se le acusa de enamorado Se le acusa de estúpido No posee razonamiento Cuando hombre y mujer se unen Razonan su consentimiento Y es allí donde el perro mata al gato Y se convierten en estúpidos


Masturbaci贸n Atiendo el llamado urgente Del desahogo al que llama A calmar mi ansiedad Con el ritmo delirante de un disparo Es un desierto El cl铆max de mi soledad Arcaico y prosaico Cual sexo oportuno Y si de mis manos dependiera O de tu boca se ofreciera Sereno y ardoroso conceder Ha de llamarse suicidio


Homo Erectus Que no nos pillen los inquisidores

Hemos nacido sin moral, ni ética

Que gustan de reprimir, pero se corren la paja.

Se nos ha adoctrinado

El sexo no se hace con guantes Y el hombre no se hizo con espíritu santo Simples animales bajo vestiduras Hediondos, peludos, eso somos Homo sapiens sapiens y los hay también Homo erectus y bien erectus Camaleones de cemento apertrechados Morirán de angustia y codicia Y para eso no hay fin ni gloria El amor, se hace oportuno Y es menester mantener las manos ocupadas, Para que se nos aligere el peso de la culpa Del pecado original A ser original en el pecado

Y se reniega de ello en guerra En conquistas y en la cama


Old Man Insaciable es el deseo del hombre Que hasta en sus años veteranos Quiere sobre sí dulce doncella Que nadie lo culpe de ser hombre Que no lo culpe nadie de ser Nadie tiene ni un poco el derecho. El pene es el último bastión Que aunque no funcione Desea a ciega vista la gloria Y la gloria tiene gusto a mujer. Nos resistimos a caer Desde las caderas infinitas Abismáticas ensoñaciones. Esta escrito sobre el escroto El glande como ancla sujeta. No, al olvido de la piel Ni a la fuerza de las entrañas


Para Me abrazas y se me para Me besas y se me para Te sientas en mi regazo Y se me para Para por favor Que se me para A menos que quieras Llegar al final Y que no pare Porque despuĂŠs es imparable Y despuĂŠs te arrepientes De no haber parado TĂş sabes como es Cuando se para se para


Entre las sábanas Me despierto semidormido y te miro, y me vuelvo a dormir. Me abrazas y nos dormimos, y yo me quiero dar vueltas y rezongo. La cama es muy pequeña, pero igual me gusta así, te obliga a estar cerca. Me ahogas con tu brazo, yo te tiro el pelo, me pones tu pierna encima. Me canso, me doy vueltas y sabes que tengo que dormir boca abajo, te enojas y ahora. Me empiezas a besar la espalda, y me gusta, y yo te toco la cabeza y me despierto. Y te abrazo, y nos damos un beso amargo, de mal sabor, pero no importa, los siguientes serán cada vez mejores, y ya empezamos a jadear sin darnos cuenta y estas encima de mi, y pones tu cadera sobre la mía, y siento tu maravilloso peso de mujer. Y ya te afirmo de la cintura, y ya me empotraste, y estoy con la boca abierta, y te tomo de las nalgas, y empiezas a gemir, y la exhalación viene de adentro y me empiezo a resbalar de tus senos, de tu cintura, a tus piernas, y tus brazos y te agarras a mí, y me agarro de ti, y te inundo, y me voy, me voy tan lejos que me atajas, y me traes de vuelta, y me exhalas un beso caliente en la cara y una mordida, y yo intento tragar saliva, y ahora los besos son puro aire, y estamos mojados, y tus labios están hinchados, y mi cara roja, y en tus senos hay pintas, y tu mordisco todavía me duele, y te acuestas al lado mío, y descansamos y me pides que no te abrace tanto, que tienes calor, y nos reímos, y todavía quedan algunos besos cortos en el repertorio, y comenzamos a hablar de a poco y voy por un vaso de agua, y nos abrazamos, y te acaricio suave, y te digo: te amo.


Mรกs que Mรกs รกvido que pene de cura Mรกs valiente que caballero sin armadura Mรกs cierto que poeta tratando de ser alquimista Mรกs aburrido que polola sin sexo Mรกs ordinario que ingeniero sin educaciรณn Mรกs que todo, mรกs que nada, mรกs que eso Mรกs, serรญa demasiado


Perverso Para ti se ofrecen ríos de semen Imaginaciones fantásticas y lúdicas Consuelo fálico, suspiro jadeante. No me alcanza la saliva ni el aliento No me alcanza el tiempo Escuchar tus alaridos, inundarte Lamerte y estrecharte en húmeda tiranía Agotarte en forzosa cópula enrojecida Marcada a mis huesos de tanto oficio Deseo Esa es la palabra en vez de infierno Y se evapora con el calor de tu cuerpo


Pro Creaci贸n Mete y saca Mete y saca Mete y saca Mete y saca Mete y saca Mete y saca Mete y saca Mete y saca Pro Creaci贸n Input - processing - output Entrada - proceso - salida Mete y saca


Tropiezos de amante Cuidado que cualquiera se puede montar en tu soledad Y cabalgar a destino incierto y maldito, sucio, vacío. Esfuérzate en sentimiento, en lealtad, en honor, amiga Cuídate de los buitres del desierto, son unos oportunistas Que sean dignos de ti y tu digna al darte en sus brazos Vive la vida loca, pero no desestimes la razón, hay algo Algo que te cuida y cuidará a los demás que aprecias Ama por un día, por unas horas, amate a ti misma por bien La aventura tiene un costo extraño a veces, mídela El instinto es como la madre consejera a la que eludimos No les creas a los que tratan de afanarte en una quimera Preocúpate por ti, cree en ti, respétate, y a los que te respetan Que tu llanto no se repita una y otra vez por la misma piedra Por la misma culpa, ordinaria, innecesaria, proterva, rancia. Si yo fuera mujer también sería puta, y soy puto, mancebo Porque sé que aunque viva más expuesto soy verdadero Y el amor lo viviré intenso y pleno, ofrecido, colérico. Otra cosa es guardar la compostura cuando sea necesaria Para mantenerte digna, altiva; puta pero no indulgente. En realidad quién soy yo para dar consejos cortesanos. A la gente le gusta etiquetar y cuando lo hacen No se esfuerzan por conocerte. Pero yo te conozco Te admiro y te respeto y sé que eres blanca paloma


Especies 1 Me gustan las mujeres pequeñas, maleables y de estrecha vagina De senos menudos y caderas cónicas, de piernas torneadas, Ojos de aceituna, espaldas de seda y hombros livianos. Son de pies pequeños, casi no tocan el suelo y sus manos, Pequeñas también, proporcionales a su estrecha cintura. Suelen tener el cabello perfumado y ser de breves curvas, Caben dentro de mí, tanto en talla como en altura Las cubro como un manto y las recorro, sin escalar. Se posan como un mástil y cantan al viento su proa Aun dispuestas a todo no pierden su inocencia Son ninfas juguetonas, brillantes, ligeras. Comen como polluelo, y te esperan para anidar


Darío G.S. writer_1123@hotmail.com http://produccionmental.blogspot.com

Poesía Obscena por Darío G.S. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.


Poesía Obscena