Page 1


Editorial

Da Respuesta a Tu Vida Lo fundamental en la vida, realmente, es llegar uno a CONOCERSE A SI MISMO: ¿De dónde venimos, para donde vamos? ¿Cuál es el objeto de la existencia? ¿Para qué vivimos, por qué vivimos? Etc., etc., etc. Ciertamente, aquella frase que se puso en el frontispicio del Templo de Delfos es axiomática: NOSCE TE IPSUM (HOMBRE, CONOCETE A TI MISMO Y CONOCERAS AL UNIVERSO Y A LOS DIOSES) Conocerse a sí mismo es lo fundamental; todos creen que se conocen a sí mismos, y realmente no se conocen. Así que es necesario llegar al pleno conocimiento de sí mismos; esto requiere incesantemente AUTO-OBSERVACIÓN, necesitamos vernos tal cual somos… Desafortunadamente, las gentes admiten fácilmente que tienen un cuerpo físico, mas cuesta trabajo que comprendan su propia psicología, que la acepten en forma cruda, real. Las gentes aceptan que el cuerpo físico lo tienen porque pueden verlo, palparlo, mas la psicología es un poco distinta, un poco diferente. Ciertamente, que como no pueden ver su propia Psiquis, como no pueden tocarla, palparla, para ellos es algo vago que no entienden. Cuando alguna persona comienza a observarse a sí misma, es señal inequívoca de que tiene intenciones de cambia; cuando alguien se observa a sí mismo, se mira así mismo, está indicando que se está volviendo diferentes a los demás… En las diversas circunstancias de la vida, podemos nosotros AUTO-DESCUBRIRNOS. Es de los distintos eventos de la existencia de los que nosotros podemos sacar el “Material Psíquico”, necesario para el despertar de la Conciencia. En relación pues, con las personas, ya sea en la casa, ya sea en la calle, en el campo, en la escuela, en la fábrica, etc., los defectos que llevamos escondidos afloran espontáneamente, y si estamos alertas y vigilantes, como el vigía en época de guerra, entonces los vemos; defecto descubierto debe ser comprendido íntegramente, en todos los niveles de la mente. Los psicólogos, normalmente, creen que tenemos un solo yo, y nada más. En la Gnosis se piensa diferente: en la Gnosis sabemos que la ira es un yo, que la codicia es otro yo, que la lujuria es otro yo, que la envidia es otro yo, que el orgullo es otro yo, que la gula es otro yo, etc., etc., etc. Virgilio, el poeta de Mantua, el autor de “La Eneida”, decía que: “aunque tuviéramos mil lenguas para hablar y paladar de acero, no alcanzaríamos nosotros a contar nuestros defectos, a enumerar nuestros defectos cabalmente”

1


¡SON TANTOS! La ira, por ejemplo, ¿cuántos problemas le trae a uno la ira?; La lujuria, ¿cuántos problemas le trae a uno la lujuria?; Los celos, ¿cuán nefastos son?; La envidia, ¿cuántos inconvenientes le proporciona a uno? Uno tiene que cambiar su actitud ante las distintas circunstancias de la vida; estas se repiten con uno o sin uno, pero se repiten; lo que importa es que uno cambie de actitud hacia las distintas circunstancias de la vida; es decir, necesitamos nosotros AUTO-CONOCERNOS PROFUNDAMENTE. ¿Y dónde vamos a descubrirlos? Solamente en el terreno de la vida práctica se hace posible el AUTO-DESCUBRIMIENTO. Si nos Auto-Conocemos, descubrimos nuestros errores, y si los descubrimos, los eliminamos, y si los eliminamos, DESPERTAMOS y si DESPERATAMOS, venimos a conocer los MISTERIOS DE LA VIDA Y DE LA MUERTE, venimos a experimentar eso que no es del tiempo, es que es la VERDAD. LIBRO: ESTUDIO GNÓSTICO DE LA MENTE EXTRACTO DE LA CONF. “EL CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO”, SAMAEL AUN WEOR

Os invitamos a conocer los diferentes temas de estudio de nuestra revista en

www.darespuestaatuvida.org Si ustedes se proponen investigar sobre ese conocimiento que puede ayudar al ser humano a penetrar los misterios de la Creación, que es el conocimiento gnóstico, os recomendamos también visitar:

www.vopus.org Si queréis contactar con nosotros, podéis escribirnos a:

darespuestaatuvida@ageac.org

2


SAMAEL AUN WEOR, EL DRAGON DE ACUARIO Una de las grandes metas del Taoísmo oriental es llegar a alcanzar al resplandeciente Dragón de Sabiduría, también denominado Kuan Yin. Este es el Avalokistevara hindú, el Osiris egipcio, el Kulkulcán maya, el Quetzalcóatl azteca, el gran Khan de los mongoles, es decir, el Logos íntimo que todo autentico buscador de la verdad anhela y aspira alcanzar. En la maravillosa obra “El Misterio del Fuego” el Dr. Samael Aun Weor, nos dice lo siguiente: Con los siete grados de poder del fuego cristificamos nuestros siete cuerpos. Con los siete grados de poder del fuego conocemos los misterios de las siete grandes iniciaciones de misterios mayores. Toda nuestra personalidad debe absorberse en el PURUSHA. Toda nuestra personalidad debe absorberse en el ÍNTIMO. Así, nos preparamos para recibir al resplandeciente DRAGÓN DE SABIDURÍA, nuestro CRISTO CÓSMICO, aquel hálito incesante del Absoluto que vive en el fondo de nuestro SER. Cuando el hombre recibe su resplandeciente Dragón de Sabiduría, se convierte en un Christos Cósmico. Cuando Jesús de Nazaret recibió en el Jordán a su resplandeciente Dragón de Sabiduría, se convirtió en un Cristo Cósmico. Juan el Bautista era un Iniciado del Christos Cósmico. En el corazón de toda vida existe un Hálito Interno. Todos los Hálitos de vida son el Gran Aliento emanado del Absoluto, en la aurora del Maha-Manvantara. Todos los Hálitos son Dragones resplandecientes de Sabiduría. El Gran Aliento es el Cristo Cósmico, es el Ejército de la Voz. Profundizando en este singular y maravilloso acontecimiento expresado en todas las magnas culturas del pasado con especial énfasis, hemos de enfatizar que el Dr. Samael Aun Weor, aspiraba, con ansias infinitas, a la vivencia de este acontecimiento metafísico, que cambia radicalmente la vida del Bodhisattva humano debidamente preparado para ese santo advenimiento. Al efecto, el Dr. Samael Aun Weor, preparó con arduas disciplinas su vehículo físico y su aparato psíquico, a fin de poder recibir a su particular Dragón o Logos inefable. Este acontecimiento extraordinario acaecía el 27 de octubre de 1954. Después de tan alto acontecimiento místico, poco cambió, porque el Íntimo que había recibido en el advenimiento era como un niño pequeñito y débil, el cual a medida que iba aniquilando el ego, se iba desarrollando para ejercitarse en el hablar y en dar la enseñanza a los pueblos.

3


Más tarde, en el tiempo, el Dr. Samael Aun Weor nos ilustra en las doradas páginas de su monumental obra titulada TAROT Y KABALA, algo más sobre los pormenores del advenimiento de aquel Niño Santo. Veamos: Ese Niño tiene que sufrir mucho. Él no nace en un gran palacio; Él nace en un establo, nace completamente débil, muy pequeño, entre mares gigantescos de esos Yoes que circundan el establo. El Niño Dios va creciendo poco a poco; a través del tiempo va desarrollándose ¿Cómo va creciendo? ¿De qué manera? Eliminando los Yoes, desintegrándolos, reduciéndolos a cenizas, a polvareda cósmica; así va creciendo nuestro Jeshua Íntimo particular. La labor que tiene que hacer ese Niño es muy dura; es el Cristo y nace en el establo para salvarnos, de manera que, a todos esos animales del establo, Él tiene que matarlos en sí mismo, tiene que combatir los príncipes del mal en sí mismo, a los hijos de la infidelidad en sí mimo y las tentaciones por las que uno pasa como ser humano, como personas de carne y hueso; son las tentaciones por las que Él tiene que pasar, son sus tentaciones, y el mismo cuerpo de carne y hueso de uno, viene a convertirse en su cuerpo de carne y hueso. Así está el mérito de sus sacrificios, de sus esfuerzos. Y nos sigue diciendo en la misma obra: Una vez Él ha logrado el triunfo se glorifica y es digno de toda alabanza y gloria, puesto que ha vencido al mal en sí mismo. No lo ha vencido desde afuera, sino en sí mismo, se ha inmolado como cordero, por eso se le dice el Cordero Inmolado. Se ha inmolado para salvarnos con su sangre, es decir, con el Fuego. Porque en Alquimia la sangre representa el Fuego Sagrado del Kundalini. Es bueno entender todo esto; yo les estoy explicando a ustedes de lo que yo mismo he vivido, lo que estoy experimentando en mí mismo; no cometería el crimen de decirles que soy el Cristo, eso sería una blasfemia, una falta de respeto al Salvador, pero sí les digo a ustedes, que Él a mí me está salvando, como ha salvado a tantos. Yo puedo ser uno más de los salvados, y como estoy trabajando lo he experimentado, y lo que estoy diciendo es lo que es lo que me consta, lo que he vivido

Os recomendamos visitar www.samael.org

4


la noche oscura de los sabios Son muchos los místicos que a través de sus escritos, reflexiones y sus poemas, advierten al intrépido buscador de Dios, que entre todas las ordalías y pruebas que conlleva la Autorrealización Intima del Ser, que conduce hasta las más altas cuotas del Espíritu; habremos de pasar por la dura prueba de la Noche Oscura o Noche Espiritual (como la denomina el Dr. Samael). Nos dice el Dr. Samael, místico incansable de las Verdades Eternas: "Durante la Noche Espiritual se siente el aspirante completamente solo; se le deja sin auxilio, sus Facultades Trascendentales se hayan aletargadas, están sin apoyo alguno…" "Beethoven, al sentir tan cruelmente los rigores y pruebas de la “Noche Espiritual”, en vez de fracasar como muchos aspirantes, fue abriendo los ojos de su intuición al supernaturalismo misterioso a la parte espiritual de la naturaleza, a esa región donde viven los Reyes Angélicos de esta Gran Creación Universal…" "La Noche Espiritual de un Mozart; la Noche Espiritual de un Jesús de Nazareth; la Noche Espritual de un Hermes Trismegisto son épocas en que uno se ve en la más tremenda soledad, separado de toda Espiritualidad: Arriba no lo reciben, porque no lo merece; abajo tampoco lo quieren ya, porque éste se ha convertido en enemigo del yo psicológico. Total, anda como un infeliz sobre el barro de la tierra. La mayor parte fracasan, en esa época de la Noche Espiritual. Los pocos que logran resistir, verdaderamente triunfan…" La Noche Oscura de San Francisco de Asís fue una crisis espiritual, una prueba terrible. Donde vivió momentos de confusión y soledad. Tuvo el sentimiento de fracaso. Con el alma desgarrada, el pobre de Asís avanzó hacia un despojo de si completo y definitivo. A través de la turbación y de las lágrimas iba por fin a llegar a la paz y la alegría. Allí le esperaba Dios. De la superación de esta prueba advino toda la grandeza de su obra.

5


Santa Teresa de Jesús, la gran mística de Ávila, describe la Noche Oscura así: “Oh válgame Dios, y qué son los trabajos interiores y exteriores que padece un alma hasta que entre en la séptima morada... Ningún consuelo se admite en esta tempestad ...” Juan de Yepes o San Juan de la Cruz (15421591) es un poeta místico, que llevó verdades cristianas a la poesía. En “La Noche Oscura” describe como el alma tiene que pasar por una dura prueba donde la oscuridad y la soledad, hacia el encuentro con Dios, son sus compañeras. Donde queda únicamente con el anhelo de llegar a Dios, como bien nos lo expresa en su poema diciendo: sin otra luz ni guía, sino la que en el corazón ardía. Antes de acceder a la experiencia mística de unión con Dios, el alma experimenta una desoladora sensación de soledad y abandono, acompañada de terribles tentaciones que, si se consigue vencer, dejan paso a una nueva luz, pues “Dios no deja vacío sin llenar”. Para mayor comprensión y deleite de estos tan enjundiosos temas exponemos a continuación el poema de San Juan de la Cruz titulado “La Noche Oscura”: Canciones del alma que se goza de haber llegado al alto estado de la perfección, que es la unión con Dios, por el camino de la negación espiritual. En una noche oscura,

¡Oh dichosa ventura!,

con ansias, en amores inflamada

a oscuras y en celada,

¡oh dichosa ventura!,

estando ya mi casa sosegada.

salí sin ser notada

En la noche dichosa

estando ya mi casa sosegada.

en secreto, que nadie me veía,

A oscuras y segura, por la secreta escala disfrazada,

6

ni yo miraba cosa, sin otra luz y guía


sino la que en el corazón ardía.

allí quedó dormido,

Aquésta me guiaba

y yo le regalaba,

más cierto que la luz del mediodía,

y el ventalle de cedros aire daba

adonde me esperaba quien yo bien me sabía, en parte donde nadie parecía.

El aire de la almena, cuando yo sus cabellos esparcía, con su mano serena

¡Oh noche que guiaste!

en mi cuello hería

¡Oh noche amable más que la alborada!

y todos mis sentidos suspendía.

¡Oh noche que juntaste Amado con amada, amada en el Amado transformada!

Quedéme y olvidéme, el rostro recliné sobre el Amado, cesó todo y dejéme,

En mi pecho florido

dejando mi cuidado

que entero para él sólo se guardaba,

entre las azucenas olvidado.

www.darespuestaatuvida.org

7


No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progreso. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

8


Inquietudes Espirituales

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Para donde voy? ¿Cuál es el objeto de mi existencia? Etc., todo eso es muy importante; claro está que sí. Incuestionablemente, hay que saber sí se siente o no se siente, dijéramos, alguna inquietud de tipo espiritual. Obviamente que si no sintieras tú ninguna inquietud de tipo espiritual, no estarías aquí, ¿no? Eso es claro. Ahora bien ¿Por qué sientes la inquietud espiritual? Si alguien la siente, es porque la Chispa Divina, la Chispa Inmortal, el SER, su Mónada (para hablar más claro, y en el lenguaje de Leibniz), su Mónada, dijéramos, está trabajando a la Esencia, ¿no? Y por eso hay inquietud. Cuando la mónada no trabaja a la Esencia, tampoco existe inquietud ¿Cómo puede sentir anhelos la Esencia, si la Chispa Divina no la trabaja? Ahora, la Chispa Divina trabaja a la Esencia cuando quiere la Chispa Autorrealizarse, llegar a la Maestría. Pero si la Chispa Divina no quiere llegar a la Maestría jamás, pues no trabaja a la Esencia y entonces no hay inquietud íntima, interna… Ahora bien, si en ti hay inquietud; señala que la Chispa Divina te está trabajando, ¿no? Obviamente, pues, quieres saber si alguna misión hay en tu vida ¿no? La misma pregunta, pues, encierra una honda significación. Si no tuvieras misión específica, definida, en la vida, tampoco harías la pregunta, puesto que no puede existir un efecto sin causa, ni una causa sin efecto. Si existe la pregunta, es porque existe la misión; si no existiera la misión, la pregunta no sería hecha. Ahora, si se quiere aclarar, ¿Cuál es la misión? Pues los mismos hechos lo están diciendo. Si observas cuidadosamente las relaciones que has tenido en la vida, todas las interrelaciones, podrás darte cuenta de que al combinarse con la Gnosis, dan un gran resultado. ¿Cuál? La divulgación de la Enseñanza, ¿verdad? Entonces, obviamente, ésa es tu misión ¿no? Pero es claro que para poder trabajar con gran acierto es necesario conocer a fondo la Enseñanza; porque si tú divulgaras la Enseñanza sin conocerla a fondo, pues no habría divulgación en forma correcta. Entonces se requiere que tú estudies la Doctrina a fondo, para que la divulgación sea correcta…. 9


¡Divulgar la Enseñanza es, pues, tu misión! Y si observas bien las características de tu vida, lo comprobarás, lo evidenciarás por ti mismo. Conforme vayas trabajando por la humanidad, irás cumpliendo también con el Tercer Factor de la Revolución de la Conciencia. Hay que trabajar con los Tres Factores. Morir: sí, disolver el Ego, reducirlo a cenizas. Nacer: sí, hay que crear los Cuerpos Existenciales Superiores del SER, para lograr el Nacimiento Segundo. Y Sacrificarse por la Humanidad: hay que ayudar a levantar la Antorcha del Verbo, bien alto, para iluminar el camino de otros. Debes trabajar con ese Tercer Factor de la Revolución de la Conciencia; y ésa es tu misión, esa, precisamente esa. "EL QUINTO EVANGELIO", SAMAEL AUN WEOR

LOS MISTERIOS DE LA MUERTE

En la existencia de todo ser humano hay una cosa que estamos obligados a vivirla, y esa es la muerte. Nos agrade o no nos agrade. Nos podemos casar o no, podemos tener un trabajo u otro, podemos ser millonarios o pobres, pero lo que es seguro es que todo el mundo vamos a pasar por la muerte. Este es el motivo por el cual todas las culturas del mundo han señalado con gran énfasis la necesidad de comprender la trascendencia de la muerte. Asombra ver los inmensos cementerios, las esculturas tan expresivas, los templos tan enigmáticos, las ceremonias religiosas con su mística trascendental que en todo el mundo expresan el misterio de la muerte. 10


Al acercarse la fecha de todos los santos el 1 y 2 de noviembre, fecha donde se recuerda a nuestros difuntos, no deja uno más que preguntarse sobre todos estos misterios de la vida y la muerte. Estudiemos este interesante tema de la sabiduría del Dr. Samael Aun Weor precursor de la antropología psicoanalítica o antropología gnóstica nos explica con todo lujo de detalle los fenómenos que vive el ser humano en el momento de desencarnar. Texto extraído de sus dos libros “Mirando al Misterio” y “Tratado Esotérico de Medicina Oculta y Magia Práctica”: La muerte es la Corona de todos; después de la muerte el alma entra en la Luz Astral; cuando llega la hora de la muerte, se acerca al lecho de muerte el Ángel de la Muerte. Hay un coro de ángeles de la muerte. Ese coro está dirigido por el Planeta Saturno. Cada Ángel de la Muerte lleva un libro. En ese libro, están anotados los nombres de todas las almas que tienen que desencarnar. Nadie se muere la víspera. El Ángel de la Muerte no hace sino sacar el alma del cuerpo. El alma está unida al cuerpo por medio de un fino cordón celestial de color plateado. Este cordón de materia astral es el que mantiene el alma unida al cuerpo físico, pero cuando dicho cordón se rompe, ya el alma no puede entrar en el cuerpo físico. Por lo común ese cordón se rompe a los tres días de ocurrida la muerte. El cordón plateado está unido al ventrículo izquierdo del corazón, y cuando viajamos en cuerpo astral, el alma puede regresar a su cuerpo físico gracias a dicho cordón, pero al ocurrir la muerte el alma ya no puede regresar a su cuerpo físico, porque el cordón se ha roto. En los últimos instantes de la vida, los moribundos suelen ver al ángel de la muerte como si fuese una calavera o un ser espectral. El ángel de la muerte, o los ángeles de la muerte, son seres perfectos cuya misión es sacar las almas de sus cuerpos en ese instante supremo. Estos ángeles de la muerte tienen que romper el cordón plateado, y su intervención es sentida por el moribundo. Hecha su obra, el ángel de la muerte se retira, y el alma del desencarnado sigue por lo común viviendo en el mismo ambiente. Sin embargo hemos de advertir que entre el alma y el cuerpo sigue existiendo una atracción fluídica irresistible. 11


Por lo común las almas de los muertos inundan los campos-santos o cementerios, atraídos por sus cuerpos en proceso de descomposición, y ello hace que los cementerios presenten un aspecto horrible ante la vista de los clarividentes. Los desencarnados, por medio de su imaginación modelan la parte astral de sus tumbas con el aspecto de cuartos de dormir o de salones de hospital. La materia astral es esencialmente plástica, y por ende, ella toma las figuras que le dé la imaginación. Por ejemplo: si usted querido lector imagina un sombrero, éste se convertirá en una realidad en el mundo astral. Así pues, las almas de los muertos por medio de la luz astral y de su imaginación le dan a sus tumbas el mismo aspecto del cuarto o de la alcoba, o del salón en que pasaron sus últimos días, y ello se debe a la imagen de dicho dormitorio fuertemente grabado en su mente. El cadáver atrae al alma, y ésta por medio de la imaginación, actuando sobre la materia plástica del mundo astral, transforma la tumba en dormitorio o salón de hospital. El clarividente ejercitado puede ver las almas de los muertos pasearse por los cementerios, y conversando sobre sus enfermedades, sobre sus amarguras, sobre una posible curación, sobre medicinas, etc. Ante la imaginación de las almas de los muertos, el cementerio no es tal cementerio para ellos, sino hospitales, salones, dormitorios, clínicas, etc. Cada tumba es para ellos un salón, una clínica, un dormitorio, etc. Esas almas se creen todavía en carne y hueso, y por ende sienten las mismas enfermedades de que murieron. Por lo común, estas almas exhalan el inmundo olor del cadáver en putrefacción, sufren estas almas las mismas amarguras de su vida, y anhelan curarse de sus enfermedades. Esta horrible atracción hacia los cementerios desaparece tan pronto el cadáver se ha vuelto ceniza. Hecho ceniza el cadáver, el alma se siente sana y alegre y abandona el cementerio que ella en su imaginación turbada creía clínica, cuartos, salones, hospitales, etc. Pero si se quema el cadáver, el alma evita entonces pasar por todos esos horribles sufrimientos de los cementerios. Los cadáveres se deben quemar por caridad, por compasión, por piedad y por amor a los seres queridos, pues los sufrimientos del cementerio son horribles. Es muy dura para un alma vivir entre una tumba creyéndola salón o cuarto de dormir, de ahí el horror que los vivos tienen al cementerio, y mientras el cuerpo exista atraerá al alma hacia la tumba, y ésta sufrirá lo indecible. Es mil veces preferible tener el dolor de pasar por quemar el cadáver de un difunto amado, y no que esta pobre alma siga atormentada dentro de un cementerio. Sea usted compasivo con el ser querido, queme su cadáver para que el alma se liberte de las amarguras horribles del cementerio, no sea usted cruel con el ser amado, queme el cuerpo para que esa alma amada se liberte del cementerio. Lo explicado sobre los cementerios ha sido comprobado por algunas personas videntes. Estando en Pamplona (Norte de Santander, Colombia) supe de un interesante caso relacionado con el tema que estamos tratando:

12


Cierto caballero, cuyo nombre no menciono, transitaba por una calle de esa ciudad en una de esas noches solitarias y frías de ese poblado rodeado de páramos. El caballero vio a una bella dama a quien le inspiró al caballero ansias de poseerla en el acto, y la dama no rehusó su compañía. El galán caminaba feliz con la dama anhelando románticas aventuras don juanescas; de pronto la dama se detuvo ante la elegante puerta de una lujosa mansión rodeada de bellos y magníficos jardines. Allí hubo dulces palabras, frases amorosas, y por último la dama invitó al caballero enamorado a entrar en su encantadora morada, el galán se sintió feliz y entró en aquel hermoso dormitorio de la dama lleno de ansias sexuales irresistibles. El enamorado se acostó en el improvisado lecho nupcial, y allí se durmió sin que la dama se acostara a su lado. Cuando el galán despertó, ya el sol iluminaba los vastos horizontes y las húmedas cumbres de los páramos que rodean a Pamplona. Se sintió algo incómodo en su lecho, y vio que las paredes de su cuarto se cerraban amenazantes sobre él. ¿Dónde estoy? Se preguntó. ¿Dónde está la dama? Al mirar detenidamente, vio con horror que se encontraba dentro de una tumba en el cementerio, no pudo pronunciar palabra, se llenó de pavor horrible y quedó privado. Horas después algunos visitantes encontraron al caballero entre la tumba, y lo sacaron privado; hubo intervención médica, y el caballero ya vuelto en sí contó lo ocurrido a las autoridades, que desde luego lo declararon loco.

www.darespuestaatuvida.org

“Hombre conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses…” 13


Todos buscamos amar y que nos amen, todos anhelamos encontrar una pareja con quien compartir nuestra vida, todos queremos compartir con nuestros seres queridos nuestra vida y nuestros anhelos. Y en cambio en la sociedad actual nos hemos llenado de resentimientos, de odios, de contradicciones, de divisionismos absurdos y egoísmos impenetrables, de múltiples vicios que nos llevan continuamente a buscar amor y felicidad donde hay fantasía y dolor. Haciendo de nuestra vida un laberinto sin salida donde reina la incomprensión, la soledad y el sufrimiento. Por tal motivo es vital que nosotros comprendamos que cosa es el Amor. El Dr. Samael Aun Weor nos explica: “El Amor, en sí mismo, es una efusión, una emanación energética de lo más hondo que tenemos en el interior, en la Conciencia” “Obviamente, el Amor es grandioso en sí mismo… ¡Amar, cuán grandioso es amar; solamente las Grandes Almas pueden y saben Amar” 14


“Amor es Ley, pero Amor Consciente.” El Amor brota de la conciencia y esta a su vez tiene que ser activada, tiene que ser despertada en todos nosotros si queremos verdaderamente amar. Ahora entenderemos con mayor comprensión que si no despertamos nuestra conciencia, si no hacemos un esfuerzo cotidiano por llenar nuestras vidas con actividades y esfuerzos donde nuestra conciencia se exprese, nunca podrá haber amor en nuestras vidas. Es absurdo querer exigir en nuestras vidas que amemos y que nos amen si no estamos dispuestos a cambiar ni una pizca aquellos aspectos y actitudes que nos han llevado a odiar, que nos han llevado al conflicto, que nos han carcomido rechazando el amor y la posibilidad de que nos amen, que nos han llevado a tantas actitudes egoístas encarcelándonos en el dolor de nuestro interior. Si queremos Amar es incuestionable que primero tenemos que saber que es el Amor y segundo eliminar de nosotros mismos todas esas formas que han destruido nuestra capacidad de amar. La Ira jamás puede amar, porque cegado por la cólera va a destruir lo que ama. La Lujuria jamás puede amar, porque uno queda encarcelado en el circulo vicioso: del deseo que va hacia la insatisfacción y la insatisfacción hacia el deseo. Juego macabro que mata el alma. La Codicia jamás va a poder amar, porque nunca estará conforme y en armonía con lo que le rodea, siempre querrá más. La Envidia jamás amará, pues no soportará ver a los demás felices. La Pereza es imposible que ame, porque siempre tendrá una justificación para no amar. La Gula jamás puede amar, porque ella misma provoca los grandes desequilibrios que nos atraen hacia el dolor. El Orgullo nunca amara, porque es el mismo principio de la separatividad y desgracia humana. Si queremos amar, así tal cual, con toda esta carga egoica, es como buscar amor donde solo hay dolor e incuestionablemente el resultado será el mismo sufrir por sufrir. Si dejamos que todos estos aspectos gobiernen nuestras vidas es imposible amar.

15


Necesitamos provocar un cambio en nuestro interior, si queremos aprender amar. Y este cambio pasa por sacrificar en nuestro interior fuerzas inferiores y de carácter egoico en ara de fuerzas superiores y de carácter Divinal. Esto que estamos explicando aquí, son muchos los místicos, filósofos y amantes de la verdad que lo han expresado en sus escritos: Pablo, en su “Carta a los Corintios” nos dice muy sabiamente sobre el Amor: “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo cree, todo lo espera, todo lo sufre, todo lo soporta”... Jorge Adoum en su libro “Poderes o el Libro que diviniza”, nos hace una bonita reflexión sobre aquello que es el Amor, a continuación nos deleitamos con un extracto de dicha obra: Pero ¿Qué es amor? ¡Es el misterio de los misterios! ¡Es la fuerza de las fuerzas! ¡Es la Sensibilidad de las Sensibilidades! ¡Es DIOS! El amor y la Fuerza de las fuerzas son un solo misterio. El amor es sacrificio; amor sin sacrificio es egoísmo. Dios ama sin deseo, el hombre desea sin amor; ésta es la única diferencia entre los dos, Dios por el amor se hizo hombre, el hombre por el amor se hace Dios. El amor tiene tres fases: recibir sin dar; dar y recibir y dar sin recibir. El primero se titula pasión y es sexual, el segundo deseo y es humano y el tercero amor y es Divino. El amor sexual desenfrenado, embrutece a lo humano y apaga la luz divina en el cerebro; el amor sexual bien dirigido, diviniza al hombre y manifiesta su Divinidad. Aquél que ama en espíritu su ojo puede contemplar detenidamente al Sol. 16


El amor sexual, busca la satisfacción; el amor humano es comercial: recibe para dar. El amor Divino da siempre y le profana la recompensa. Quien irradia amor, amor atrae; quien irradia deseos, tribulaciones cosecha. El amor es la llave de todos los misterios y la clave de todos los arcanos. Quien desobedece al amor desobedece a Dios. El amor es el poder entre la voluntad y el deseo. El verdadero amor es la voluptuosidad del Espíritu; el deseo es la voluptuosidad de los sentidos; quien ama obedece a la Ley, quien desea obedece al sentido. La mayor de las desgracias es el no poder amar sin deseo, y quien no puede amar vive deseando, y su propio deseo es el mismo infierno. En la aridez del despecho, puede vivir, solamente, la raíz de la pasión, El amor enciende el valor, la pasión lo apaga; el amor resucita, la pasión mata; el amor enaltece, el deseo envilece; el amor es belleza, la pasión es fealdad. El uno es luz, la otra es humo. E1 hombre o la mujer que se alimentan con los deseos, apagan la sagrada llama del amor. No hay amor sin dolor, ni dolor sin amor. Y terminamos este artículo con las sabias palabras de San Agustín, que nos dice: "Si no quieres sufrir no ames, pero si no amas ¿para qué quieres vivir?”

www.darespuestaatuvida.org

17


Todas las culturas nos han hablado de la reencarnación, mucha literatura se ha escrito sobre la reencarnación, son muchos programas de televisión que se han emitido dedicados a la investigación de la reencarnación, son muchas conferencias en auditorios públicos que han hablado de la reencarnación… En cambio el ser humano sigue preguntándose si realmente vuelve a existir después de la muerte, sigue queriéndose saber si realmente estuvimos en otro lugar antes de nacer. Toda persona en su interior carga esas inquietudes de querer saber algo más sobre su vida y su muerte. Profundizando en el estudio de este enigmático tema encontramos en el Quinto Evangelio, en la parte de Misceláneas de Preguntas, respuestas del Maestro Samael que dan Luz al entendimiento humano y nos aclara con profundidad que es realmente la Reencarnación. Que para bien P-Dr. Samael Aun Weor, mucho se ha hablado de la Reencarnación del hombre, de que volvemos a nacer una y otra vez, hasta completar nuestro estado de perfección espiritual. ¿Qué nos podría usted decir a este respecto? R-Con el mayor gusto daré respuesta a esta interesantísima pregunta. Para unos, la reencarnación es una teoría; para otros, un motivo de fe, una creencia; para otros una superstición, para otros una carcajada, un sarcasmo, y nada más; pero, para aquellos que recordamos nuestras vidas pasadas, la reencarnación es un hecho. 18


Ahora bien, hay que hacer una plena diferenciación entre lo que es la Ley de Reencarnación y lo que es la Ley del Eterno Retorno de todas las cosas. ENCARNACIÓN significa: El descenso de la Divinidad en un hombre. La repetición de ese evento, es precisamente eso: REENCARNACIÓN. Repito: Encarnación es el descenso de la Divinidad en un hombre. Cuando se repite el evento, se llama REENCARNACIÓN. De manera que Reencarnarse, solamente es posible para los Hombres que se han Auto-Realizado: Un Jesús de Nazareth, un Buddha, un Hermes Trismegisto, un Quetzalcoatl, etc. Retorno es otra cosa. Pero, para saber cómo se Retorna, tendré que tocar, ligeramente la cuestión “muerte”… La muerte, en sí misma, es una resta de quebrados. Terminada la operación matemática, lo único que continúa son los “valores”. Esos valores se los traga la Eternidad, se sumergen en el Espacio Psicológico, en el Ultra de todas las cosas, en las Dimensiones Superiores de la Naturaleza y del Cosmos. Los valores se atraen y repelen, de acuerdo con las Leyes de la Imantación Universal, y luego Retornan, regresan, se reincorporan, dan origen a las nuevas células con sus percepciones y sensaciones; aparece un nuevo organismo. Ésa es la Ley del Eterno Retorno de todas las cosas. Junto a esa Ley va otra, que se llama Ley de Recurrencia. Todo vuelve a ocurrir tal como sucedió. Y también debe ser explicada esta frase: La vida es como una película. Cuando se llega a la muerte, sencillamente se ha regresado al punto de partida original. Entonces esa “película” se absorbe en la Eternidad. Cuando los valores retornan, regresan, se reincorporan, desarrollan o proyectan otra vez, sobre el tapete de la existencia, la “película de la vida”(es la misma “película”, de siempre”. Si uno no altera esos valores la “película” continuará sin alteración; pero si uno logra eliminar los falsos valores, la “película” podrá ser modificada. Un hombre es lo que es su vida. Si un hombre no trabaja su propia vida, está perdiendo el tiempo miserablemente. Nosotros, los gnósticos, queremos hacer de nuestra vida una obra maestra. Cuando lo logramos, conseguimos la Liberación Final. Pero hay que trabajar uno su propia vida, modificarla, transformarla radicalmente, y eso solamente es posible ELIMINANDO (de nuestra naturaleza psicológica) los elementos psíquicos indeseables: ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc… Son tantos nuestros defectos psicológicos, que “aunque tuviéramos mil lenguas para hablar y paladar de acero, no alcanzaríamos a enumerarlos a todos cavamente” Así, pues, siempre que morimos y retornamos, y nos movemos de acuerdo con la Ley de Recurrencia: todo vuelve a ocurrir tal como sucedió, más sus consecuencias. Cada existencia es una repetición de la vida pasada, más sus consecuencias. 19


Quienes lleguen a recordar sus existencias anteriores, podrán evidenciar lo que nosotros aquí estamos afirmando. En cuanto a mí se refiere, en nombre de la verdad he de decirles que recuerdo todas mis existencias anteriores. Por eso, para mí, lo que estoy afirmando es un hecho. P-¿A dónde van las Almas malas después de la muerte? Jesús dijo: “En verdad te digo que hoy mismo te verás conmigo en el Paraíso”. También dijo: “Y tú a las tinieblas exteriores”. Así Jesús niega la reencarnación ¿Qué dice usted? R-Ni hay tal muerte, ni las almas se van para ninguna parte. Ese problemático “más allá” ha sido el rompecabezas para muchos… No hay tal “más allá”; el infinito y la eternidad están dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. La vida es siempre un instante eterno y ni el tiempo ni el espacio existen. Somos nosotros mismos quienes hemos dividido el instante eterno de la vida, entre un pasado y un futuro. El espacio es también otra ilusión porque todo está dentro de nosotros mismos aquí y ahora. Ya Don Emmanuel Kant el gran filósofo alemán, dijo en su “Crítica de la razón pura”: “LO EXTERIOR ES LO INTERIOR” Así pues, filosóficamente hablando, puedo a usted contestarle su pregunta diciéndole que, las almas malas se sumergen dentro de la Luna Negra, pues nada está fuera, todo está dentro de nosotros mismo; “lo exterior es lo interior”. Cuando un Alma abandona el cuerpo, no hace sino adentrarse dentro de sí misma, aquí y ahora; cuando la química de los rayos solares haga visible el Éter de la atmósfera, entonces las Almas de los muertos serán visibles tangibles para todo el mundo… Cuando Cristo en el Gólgota dijo al Buen Ladrón: “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso”, no tuvo para nada en cuenta el concepto tiempo, inventado por los hombres. Para entender nosotros esta contestación que el Cristo dio al Buen Ladrón, veamos en los versículos 15 y 16, del Cap. 11 del Apocalipsis la contestación que buscamos: “Y el séptimo Ángel tocó la trompeta, y fueron hechas grandes voces en el cielo, que decían: Los Reinos del Mundo han venido a ser los Reinos de nuestro Señor, y de su Cristo: y reinará para siempre jamás.”

20


“Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus sillas, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios”, Para comprender el sentido de la súplica hecha por el Buen Ladrón, veamos el versículo 42 del capítulo 23 de San Lucas: “Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vinieres a tu Reino.” El Bueno Ladrón dijo: “Vinieres a tu Reino”; él no dijo “vayas a tu Reino”, sino cuando “vinieres a tu Reino”. ¿A qué Reino se refería, pues, el Buen Ladrón? “Diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu grande potencia, y has reinado” (Apocalipsis 11:V:17) Por estos versículos bíblicos nos damos cuenta exactamente de las palabras del Buen Ladrón: “Señor, acuérdate de mí, cuando vinieres a tu Reino” y de la sabia contestación del Maestro: “De cierto digo, que hoy estarás conmigo en el Paraíso”. Con ello el Buen Ladrón prueba que él conocía la reencarnación, y que no ignoraba que el Maestro volvería en Cuerpo Etérico a su Reino: La Tierra Etérica del futuro. Nosotros llamamos tiempo a la transición de uno a otro Estado de Conciencia; pero los Estados de Conciencia se suceden unos a otros dentro de un eterno ahora. El Buen Ladrón conocía la Luz de la Reencarnación y sabía que el Cristo tenía que volver a “su Reino”: La Tierra Etérica, “La Nueva Jerusalém”, y por ello le pidió ayuda al Maestro. Si hacemos abstracción del concepto tiempo, el hecho mismo de arrepentirse totalmente significa estar “hoy mismo en el Paraíso”. Nosotros podemos volvernos “ahora mismo al Paraíso”. El retorno, la reencarnación o reencarnificación fue conocida por todos los pueblos antiguos, y Cristo la enseñó en secreto a sus 70 discípulos y la confirmó públicamente en los versículos: 10,11 y 13, del Capítulo 17 de San Mateo. Veamos: “Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué dicen pues los Escribas que es menester que Elías venga primero?” (Mt. 17:V:10) Por esta pregunta podemos entender que los Escribas aguardaban a Elías nuevamente, es decir, aguardaban que Elías se reencarnificara o reencarnara nuevamente. Es decir, los Escribas conocían la Luz de la Reencarnación, como se desprende del versículo en cuestión. “Y respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías vendrá primero, y restituirá todas las cosas”

21


“Mas os digo, que ya vino Elías, y no le conocieron; antes hicieron en él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos.” “Los discípulos entonces entendieron, que les habló de Juan el Bautista” (Mt. 17: V:11-13) Por estos versículos nos damos exacta cuenta de que los discípulos entendieron que les habló de Juan el Bautista, es decir, Cristo les explicó que Elías ya había vuelto y que era el mismo Juan Bautista. Juan Bautista, es pues, él mismo Elías, reencarnado nuevamente…. SAMAEL AUN WEOR

MEDICINA NATURAL CALABACITA AMARGA, disuelve tumores y cura el cáncer

El Dr. Samael Aun Weor en uno de su libros nos entrega una formula magnífica para disolver los tumores y curar el cáncer. Que para bien de todos exponemos a continuación. La fórmula es: En un calabacito amargo, (fruto del mate con su pulpa, árbol de climas cálidos de Colombia, muy usados por los campesinos como utensilios de cocina), se echa ron (bebida alcohólica), carbón mineral, Paraguay (planta de climas medios llamada también escudilla, parecida al paico) y limón. Todo esto se deja en maceración por unos 15 días y luego se toma por copitas, una cada hora.

22


Báñese el cuerpo con el cocimiento de las hojas y raíces del árbol llamado “albaricoque”. En el momento de tomarse la medicina y el baño, pronúnciese el Mantram, ROTANDO, así: Roooooooooooooo Tannnnnnnnnnnnnnnn Dooooooooooooooo Antes de coger las plantas que entran en la composición de esta fórmula, camínese en círculo, de derecha a izquierda, de sur a norte, alrededor de cada una de ellas, y mientras esto se hace se ruega a los elementales la curación del Cáncer. A continuación se acarician las plantas, se bendicen y se cogen. Cuando se juntan los componentes dentro del “Calabacito amargo”, se pronunciará la palabra “Rotando”, tal como ya lo explicamos, y se ordenará a los elementales de estas plantas con todo el poder de la voluntad que sanen al enfermo. Los elementales son la vida del vegetal, y sólo la vida puede luchar contra la enfermedad y la muerte. La fuerza seminal de las plantas es el instrumento de los elementales. TUMORES (Para muchas clases) Se coge un calabacito amargo, es un bejuco, se abre y se le llena con ron, luego se tapa con un corcho y se pone durante quince días enterrado en tierra, pidiéndole a la madre natura que cueza con el fuego de la Tierra a ese Calabazo y se unta sobre la parte afectada donde está el tumor, y se toma una cucharada, si no lo soporta puede disolverlo en agua (pueden enterrarse dos Calabazos) Fórmula para arrojar los Tumores: calabacito amargo con Ron. Se le hace un hueco al calabacito, y se le echa el Ron. Después de quince días de maceración, se dará a tomar este remedio al paciente, por copitas, una cada hora. El tumor será arrojado sin necesidad de operaciones quirúrgicas, sin exponerse el paciente a morir en manos de los cirujanos.

23


En la vida lo único importante es el cambio radical, total y definitivo; lo demás, francamente no tiene la menor importancia. La meditación resulta fundamental cuando sinceramente queremos nosotros tal cambio. En modo alguno deseamos la meditación intrascendente, superficial y vana. Necesitamos volvernos serios y dejar a un lado tantas tonterías que abundan por allí en el pseudoesoterismo y pseudoocultismo barato. Hay que saber ser serios, hay que saber cambiar si es que en realidad de verdad no queremos fracasar en el trabajo esotérico. Quien no sabe meditar, el superficial, el intonso, jamás podrá disolver el Ego; será siempre un leño impotente entre el furioso mar de la vida. Defecto descubierto en el terreno de la vida práctica, debe ser comprendido profundamente a través de la técnica de la meditación. El material didáctico para la meditación se encuentra precisamente en los distintos eventos o circunstancias diarias de la vida práctica, esto es incontrovertible. Las gentes siempre protestan contra los eventos desagradables, nunca saben ver la utilidad de tales eventos. Nosotros en vez de protestar contra las circunstancias desagradables, debemos extraer de las mismas, mediante la meditación, los elementos útiles para nuestro crecimiento anímico. La meditación de fondo sobre tal o cual circunstancia agradable o desagradable, nos permite sentir en sí mismos el sabor, el resultado. Es necesario hacer una plena diferenciación psicológica entre lo que es el sabor trabajo y el sabor vida. 24


En todo caso, para sentir en sí mismos el sabor trabajo, se requiere inversión total de la actitud con que normalmente se toman las circunstancias de la existencia. Nadie podría gustar del sabor trabajo en tanto cometiera el error de identificarse con los diversos eventos. Ciertamente la identificación impide la debida apreciación psicológica de los eventos. Cuando uno se identifica con tal o cual acontecimiento, en modo alguno logra extraer del mismo los elementos útiles para el autodescubrimiento y crecimiento interior de la Conciencia. El trabajador esoterista que regresa a la identificación después de haber perdido la guardia, vuelve a sentir el sabor vida en vez del sabor trabajo. Esto indica que la actitud psicológica invertida antes, ha vuelto a su estado de identificación. Cualquier circunstancia desagradable debe ser reconstruida por medio de la imaginación consciente a través de la técnica de la meditación. La reconstrucción de cualquier escena nos permite verificar por sí mismos y en forma directa la intervención de varios Yoes participantes en la misma. Ejemplos: una escena de celos amorosos; en ella intervienen Yoes de ira, celos y hasta odio. Comprender cada uno de estos Yoes, cada uno de estos factores, implica de hecho profunda reflexión, concentración, meditación. La marcada tendencia a culpar a otros es óbice, obstáculo, para la comprensión de nuestros propios errores. Desgraciadamente resulta tarea muy difícil destruir en nosotros la tendencia a culpar a otros. En nombre de la verdad hemos de decir que nosotros somos los únicos culpables de las diversas circunstancias desagradables de la vida. Los distintos eventos agradables o desagradables existen con nosotros o sin nosotros y se repiten mecánicamente en forma continua. Partiendo de este principio, ningún problema puede tener una solución final. Los problemas son de la vida y si hubiese una solución final la vida no sería vida sino muerte. Entonces puede haber modificación de las circunstancias y de los problemas, mas nunca dejarán de repetirse y jamás tendrán una solución final. La vida es una rueda que gira mecánicamente con todas las circunstancias agradables y desagradables, siempre recurrente. No podemos detener la rueda, las circunstancias buenas o malas se procesan siempre mecánicamente, únicamente podemos cambiar nuestra actitud ante los eventos de la vida. Conforme nosotros aprendamos a extraer el material para la meditación de entre las mismas circunstancias de la existencia, nos iremos autodescubriendo. En cualquier circunstancia agradable o desagradable existen diversos Yoes que deben ser comprendidos íntegramente con la técnica de la meditación. Esto significa que cualquier grupo de Yoes interviniendo en tal o cual drama, comedia o tragedia de la vida práctica, 25


después de haber sido comprendido integralmente deberá ser eliminado mediante el poder de la Divina Madre Kundalini. A medida que hagamos uso del sentido de la observación psicológica, este último se irá también desarrollando maravillosamente. Entonces podremos percibir a los Yoes durante el trabajo de la meditación. Resulta interesante percibir interiormente no solamente a los Yoes antes de haber sido trabajados, sino también durante todo el trabajo. Cuando estos Yoes son decapitados y desintegrados, sentimos un gran alivio, una gran dicha. “LA GRAN REBELION”, SAMAEL AUN WEOR

El amor y la luna de miel

En nombre de la verdad, he de decir que el amor comienza por un destello de simpatía, se substancializa con la fuerza del cariño y se sintetiza en adoración. Que dichosas serian las parejas si se supieran amar de verdad, si el hombre nunca tuviera ira, sí la mujer jamás tuviera ira. Entiendo que la LUNA DE MIEL se puede conservar. Desgraciadamente los seres humanos aquellos que se casan están empeñados en acabar con lo más bello que hay, con LUNA DE MIEL.

26


Si se quiere conservar en realidad de verdad la LUNA DE MIEL, hay que eliminar la ira, hay que eliminar los celos, hay que eliminar el egoísmo; debernos volvemos comprensivos, aprender a dispensar al ser amado todos sus errores. ¡Nadie nace perfecto! El hombre debe saber que la mujer tiene sus defectos. La mujer debe comprender que el hombre tiene los suyos. Mutuamente deben dispensarse en sus defectos del tipo psicológico. Si así proceden conservarán la luna de miel. Es posible conservar la LUNA DE MIEL, cuando se aprende a dispensar los errores del ser amado; más si no se sabe dispensar los errores, la luna de miel se pierde. Cuando una pareja se casa, debería entender mejor la psicología. Por lo común uno de la pareja comienza por herir al otro; el otro reacciona y hiere también. Se forma un conflicto, al fin el conflicto pasa, los dos se reconcilian y todo continúa aparentemente en paz, más no hay tal, el resentimiento queda. Otro día hay otro conflicto, se disputan marido y mujer por cualquier tontería, tal vez unos celos, en fin, por cualquier cosa. Resultados: Pasó el conflicto y queda otro resentimiento y así de conflicto en conflicto, los resentimientos van aumentando y la luna de miel se va acabando. Por último ya no hay tal, se acabó. Lo que hay son resentimientos de lado y lado y si no se divorcian sí continúan unidos ya lo hacen por un deber o simplemente por pasión animal y eso es todo. Muchos matrimonios ya no tienen nada que ver con el amor. El amor de hoy en día huele a gasolina, a celuloide, a cuentas de banco y eso es todo. Lo más grande, el error más grave que pueden tener un hombre y una mujer es acabar con la luna de miel. Podrían conservarse a condición de saberla conservar. ¿Qué te insultó la mujer?, ¿Que te dijo palabras feas?, Tú mantente sereno, apacible, no reacciones por nada de la vida, muérdete la lengua antes de contestar. Al fin ella al verte tan sereno sin ningún tipo de reacción se sentirá tremendamente avergonzada y te pedirá perdón. ¿Te insultó tu marido, mujer?... ¿Qué te dijo?... ¿Te está celando con el novio que tenias antes? ¿Qué pasó?... ¿Está hoy el de mal carácter?... ¿Regresó de la calle tremendamente neurasténico?... Tú mantente serena, alcánzale su comida, su ropa, ayúdalo a bañar, bésalo, ámalo y cuanto más te insulte, tú más ámalo. ¿Qué sucederá al fin? Pueden estar ustedes seguras, mujeres que el hombre al fin se sentirá tremendamente arrepentido, sentirá que el remordimiento le traga el corazón y hasta se hincará para pedirte perdón, verá en ti una santa, una mártir, se considerará un tirano, un malvado. ¡Habrás ganado la batalla! Sí ambos hombre y mujer proceden así, si actúan de acuerdo con esta fórmula, puedo garantizarles que no se pierde la luna de miel, porque el hombre va aprendiendo poco a poco a dominarse, al comprender que su mujer es una santa, y la mujer poco a poco va aprendiendo a controlarse, a medida que se va dando cuenta que su varón es tremendamente noble.

27


Llega el momento en que ninguno de los dos quiere herirse, se idolatran, continúa la luna de miel, durante toda la vida. CONF. EL MILAGRO DEL AMOR “EL QUINTO EVANGELIO”, SAMAEL AUN WEOR

EL JUDO DEL ESPIRITU Existe el Judo del Espíritu., nos estamos refiriendo a los ejercicios rúnicos. Estos son formidables para lograr el despertar de la Conciencia. Quien quiere trabajar con este judo debe comenzar con la Runa de Mercurio, cuyo color violeta origina fuerzas cósmicas extraordinarias. Es, pues, de saber que esta sobredicha Runa nórdica encierra en sí misma toda la potencia y el impulso de la fecundidad. Necesitamos el aliento del Fohat para fecundar nuestra propia psiquis, chispas pentecostales para hacernos autoconscientes. Si analizamos las prácticas de la Runa Fa podremos evidenciar que en ellas existe Pranayama, oración, meditación y cierta postura sagrada. PRACTICA DE LA RUNA FA Debemos saludar cada nuevo día con inmensa alegría, y al levantarnos de la cama elevar los brazos hacia el Cristo-Sol, Señor Nuestro, en tal forma que el brazo izquierdo quede un poco más elevado que el derecho y que las palmas de las manos permanezcan ante la Luz en esa actitud inefable y sublime de quien realmente anhela recibir los rayos solares. Esta es la sacra posición de la Runa Fa. Una vez así trabajaremos con el pranayama, inspirando por la nariz y exhalando el aire por la boca en forma rítmica y con mucha fe. Imaginemos en estos instantes que la Luz del Cristo-Sol entra en nosotros por los dedos de las manos, circula por los brazos, inunda todo nuestro organismo, llega hasta la Conciencia, la estimula, la despierta, la llama a la actividad.

28


En las noches misteriosas y divinas practicad con este Judo rúnico ante el cielo estrellado de Urania y con igual posición, y orando así: “Fuerza maravillosa del amor, avivad mis Fuegos Sagrados para que mi Conciencia despierte” Faaaaaa…. Feeeeee…… Fiiiiii…… Foooooo…. Fuuuuuu…..” Esta pequeña y gran oración se puede y debe orar con todo el corazón tantas veces cuanto se quiera. EXTRACTO DE “TRATADO ESOTERICO DE MAGIA RUNICA”, SAMAEL AUN WEOR

29


www.darespuestaatuvida.org

www.ageac.org www.samael.org TAMBIEN RECOMENDAMOS: www.vopus.org


REVISTA No. 2 MIRANDO A LO INFINITO  

REVALORIZAR LOS MISTERIOS DE LA EXISTENCIA Y REALZAR LO QUE DEL ALMA NACE Y ENGRANDECE ES EL TESORO QUE UN GRAN SABIO NOS HA DEJADO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you