Issuu on Google+

ARONA, Siempre cerca

José Alberto González Reverón 1


“Arona está a la vanguardia de Canarias y somos un ejemplo de capacidad de adaptación, progreso, solidaridad y transparencia.” 2


ARONA, siempre cerca · José Alberto González Reverón

Arona

ha tenido una espectacular transformación en los últimos años en muchos y diversos ámbitos. En primer lugar, en el plano social, hemos visto cómo duplicábamos nuestra población en un escaso margen de tiempo. La época de bonanza económica por la que pasó Canarias en general, y Arona en particular, la incipiente calidad de vida de nuestros ciudadanos, la creación de empleo y la prosperidad económica funcionaron como un reclamo, provocando uno de los mayores crecimientos poblacionales del país. A esas circunstancias, Arona respondió de forma ejemplar, convirtiéndose en un crisol de culturas, en un lugar donde el respeto y la tolerancia han marcado el paso hacia la consecución de una sociedad más justa y enriquecida por los valores de gentes llegadas hasta aquí desde todos los rincones del mundo con un objetivo común: un futuro mejor. Ese crecimiento poblacional obligó a las administraciones a realizar un mayor esfuerzo a la hora de planificar y priorizar el desarrollo de actuaciones que permitieran mantener la calidad de vida de los vecinos y garantizar el desarrollo y el progreso del municipio. Sin perder de vista esa situación, desde la administración iniciamos otra importante transformación dotando al municipio de los recursos e infraestructuras necesarios para que los aroneros mantuviésemos óptimos niveles de bienestar. En 2003 teníamos perfectamente claro cuál era el objetivo, y el trabajo se encaminó a conseguir, desde el ámbito local pero en estrecha colaboración con otros organismos, que el municipio realizara un definitivo despegue hacia la calidad y la excelencia en todos los sentidos. Debíamos tener la perspectiva necesaria para idear actuaciones que supusieran una intervención integral en el municipio, poniendo a Arona, de una vez por todas, en el sitio que se merece en el escaparate insular y regional. En ese camino, nos empeñamos en posibilitar que nuestros jóvenes estudiaran en los mejores centros posibles, consiguiendo la construcción de nuevos colegios e institutos modernos y funcionales, donde actualmente se forman los hombres y mujeres que escribirán las líneas de nuestro futuro. De igual forma, ideamos la Red Municipal de Escuelas Infantiles con el objetivo de fomentar la conciliación de la vida personal y profesional de las familias aroneras.

3


“... un mensaje claro: en momentos de dificultad, vamos a estar, siempre, cerca de nuestra gente.�

4


ARONA, siempre cerca · José Alberto González Reverón

En un sitio como Arona resultaba de vital importancia que tanto vecinos como visitantes tuvieran acceso a la cultura, y por eso mejoramos los centros culturales, ampliamos la oferta, y construimos centros cívicos, consiguiendo una auténtica revolución en lo que se refiere a la democratización de los contenidos culturales. Trabajamos en estrecha colaboración con el gobierno autonómico para completar el mapa sanitario en el municipio, porque el acceso a la sanidad es uno de los principales valores de la sociedad del bienestar, y aunque conseguimos que salieran adelante proyectos de construcción de centros de salud en lugares clave, seguimos encabezando la principal reivindicación de la ciudadanía y las instituciones de la comarca Sur: la construcción de un Hospital en Arona, que dé respuesta a las necesidades de la población. Habilitar parques urbanos en todos los núcleos del municipio, mejorar las carreteras o hacer de Arona un municipio accesible, propiciando la igualdad de oportunidades sean cual sean las condiciones de cada individuo, fueron otras líneas de trabajo en las que también incidimos, en un intento por equiparar todos nuestros barrios, concibiendo Arona como una gran ciudad. Desde 2007, y con el apoyo mayoritario de los vecinos y vecinas de Arona, tuvimos que enfrentarnos a la gestión de nuestros recursos en el marco de una crisis económica sin precedentes. Se resintieron las dos industrias que hasta ese momento habían sido las generadoras de riqueza en nuestra comunidad: el turismo y la construcción. Esa situación provocó la necesidad de realizar mayores esfuerzos en políticas sociales y empleo. Iniciamos así una etapa en la que la administración local tuvo un papel clave. Estuvimos al lado de muchas familias aroneras que han vivido situaciones dramáticas en estos últimos años, tratando de responder a sus necesidades más básicas, con un mensaje claro: en momentos de dificultad, vamos a estar, siempre, cerca de nuestra gente. Esa ha sido nuestra filosofía desde el principio y esa será nuestra seña de identidad en el futuro: la preocupación por las personas. Sin embargo, la crisis fue también una oportunidad para la reflexión, producto de la cual pusimos en marcha medidas de apoyo contundente a las pymes de Arona como protagonistas del tejido empresarial de nuestro municipio y principales generadoras de riqueza. Igualmente apostamos fuerte por la regeneración de espacios públicos turísticos, convencidos, tal y como comprobamos actualmente, de que la mejora del destino resulta básica a la hora de mantener la competitividad de Arona en el mercado turístico internacional. En definitiva, la transformación de Arona en los últimos años ha puesto al municipio en primera línea del panorama económico y social de las islas. Arona está a la vanguardia de Canarias y somos un ejemplo de capacidad de adaptación, progreso, solidaridad y transparencia. El futuro es un horizonte que afrontamos con ilusión y con la misma claridad de ideas y nivel de compromiso del primer día. La inminente entrada del Plan General de Ordenación será fundamental para completar las actuaciones en materia de recursos e infraestructuras, pero además debemos dirigir nuestros esfuerzos en alcanzar la excelencia en los servicios y poner en marcha un esquema de trabajo que permita un cambio en el modelo actual de administración, aspirando a la eficiencia y a la eficacia.

José Alberto González Reverón

5


6


José Alberto González Reverón nació en el aronero pueblo de Buzanada cuando casi acababa el año 1958. Fue el mediano de los tres hijos que tuvieron don Antonio y doña Cruz, que con cariño y tesón, inculcaron en ellos importantes valores para la vida que les esperaba: respeto hacia los demás, honradez y trabajo. Creció llenando los días de juegos compartidos con los amigos, corriendo por las calles de tierra de la Buzanada de entonces para jugar a la bolicha, al trompo, la escondida o la guerra, aunque sus ratos favoritos eran los del fútbol y el ritual cotidiano de limpiar huertas de piedras y pencas para improvisar campos y porterías.

7


8


ARONA, siempre cerca · José Alberto González Reverón

Fue precisamente la práctica de ese deporte la que imprimió en el carácter de Berto la importancia de los amigos, del trabajo en equipo y la lealtad.

y ser testigos de un evento de esas características, que por circunstancias históricas y políticas, nunca antes se había producido.

Comenzó en la escuela de Buzanada a los seis años, entusiasmado por la idea de estrenar mochila y encantado con el olor a nuevo de los libros y libretas que impregnaban las clases de doña Laura, una maestra dulce que recuerdan con cariño varias generaciones de aroneros.

Con 18 años, Berto dejó Buzanada para ir a la Universidad, donde estudió Geografía e Historia. En La Laguna entró en contacto con un mundo radicalmente nuevo para él, que significó la consolidación de su compromiso social, en una etapa que se caracterizó por el intercambio y la convivencia con estudiantes de las siete islas.

Entre libros y juegos, con 14 años, formó junto a sus amigos un grupo de teatro con el que representaban obras que entretenían las tardes calurosas de vecinos y amigos sobre escenarios construidos con tablas de madera colocadas encima de bidones y bloques. Eran tiempos en los que no abundaban los recursos, que ellos suplían con grandes dosis de imaginación e ilusión.

Durante sus años como universitario, trabajaba dando clases en verano para pagar los gastos del año y cuando llegó el momento de incorporarse al servicio militar obligatorio, decidió hacerlo como profesional, graduándose como sargento en la Academia Militar de Toledo.

Poco más tarde, ese mismo grupo de amigos fundó la Asociación Juvenil Guayota, que José Alberto presidió, convirtiéndose en el referente de un movimiento juvenil incipiente. Guayota fue la primera oportunidad de Berto para implicarse en cuestiones que tenían que ver con la comunidad, con el objetivo de mejorar su entorno y todo aquello que tenía que ver con los jóvenes de su pueblo. Esas inquietudes iniciales llegaron a plasmarse en la organización de un debate entre los candidatos a la Alcaldía de Arona de las primeras elecciones municipales democráticas de las que se conmemoró recientemente su trigésimo aniversario. Entre los candidatos se encontraban personas que tuvieron mucho que ver con el devenir político aronero de los años siguientes, como Eloy García o Luciano Reverón, que seguramente nunca imaginaron que aquel joven que preguntaba rozando la osadía sería, casi treinta años más tarde, el definitivo relevo generacional de esa primera etapa democrática en el municipio. El debate se celebró en un local prestado por Tito Amaro, en la carretera general de Buzanada, y los que tienen edad para recordarlo cuentan que el salón se abarrotó de personas curiosas por asistir

Al concluir sus estudios aprobó las pruebas para un empleo en la Secretaría del Ayuntamiento, donde ejerció un mes, momento en el que se incorpora como auxiliar en la oficina de CajaCanarias en Cabo Blanco. Tras un periodo de tres años, accede al puesto de director de la sucursal, y comienza así una etapa en la que, según su propio relato, interiorizó valores que le han servido de forma muy positiva en su etapa de Alcalde, como la planificación, la necesidad de liderazgo, el trabajo en equipo o la disciplina, pero

9


10


ARONA, siempre cerca · José Alberto González Reverón

sobre todo, descubrió en él mismo una especial empatía con las personas y el gusto por trabajar en contacto directo con los ciudadanos. En 1991, Miguel Delgado le propone ir en la candidatura del MEI para la Alcaldía de Arona, con un proyecto integrado por personas jóvenes e ilusionadas, razón por la que acepta, seducido por la idea de trabajar por el futuro de Arona. Sus cuatro primeros años como concejal los pasó en los bancos de la oposición, y en las elecciones de 1995 llegó para su formación la posibilidad de gobernar. Berto pide entonces estar al frente del área de Servicios Sociales y Participación Ciudadana, intuyendo que esa posición le serviría para desarrollar un trabajo centrado en las personas y especialmente en los colectivos sociales más vulnerables, en un municipio, Arona, en el que todo estaba por hacer.

Arriba, don Antonio y doña Cruz. A la izquierda y en la foto inferior, momentos de la infancia de José Alberto. En la de abajo, acompañado por su padre y su hermano Antonio.

Durante ocho años compaginó su trabajo en CajaCanarias con las responsabilidades propias de su concejalía sin ni siquiera estar afiliado a la formación política con la que concurrió a las elecciones, riguroso en sus convicciones de que lo principal para un político deben ser las personas. En mayo de 2003 se convirtió en Alcalde de Arona, iniciando un proceso de cambio en el municipio, que ocho años más tarde y gracias al apoyo y la confianza mayoritaria de los vecinos aroneros, ha provocado en Arona la mayor transformación de su historia, con una fórmula que es un secreto a voces: trabajar con delicadeza, perseverancia, cuidando y mimando cada uno de los barrios de nuestro municipio. Sus profundas convicciones democráticas y su compromiso social siguen siendo fuertes, a pesar de conocer de primera mano la cruz de la moneda de la política, y afirma sin dudar: “que en el futuro, me recuerden como un Alcalde que se ha preocupado por la gente, por los barrios, por su municipio, que aportó calidad de vida. Un Alcalde honrado y honesto, que puso todo de su parte para transformar Arona en un referente para toda Canarias”.

1

1. Representando una obra de teatro en Buzanada. 2. Con su sobrina Vanesa. 3. Con su hermana Candelaria y otros amigos en el Bucio, en Buzanada.

2

3

11


De persona a persona con José Alberto González Reverón

ARONA

www.cc-arona.org 12

12


REVISTA JOSE ALBERTO GLEZ REVERON