Page 1

HAGAMOS NUESTRO CUENTO REALIDAD

Escrito por todo el alumnado del CEIP Miguel Hernández de Valladolid Curso 2012 – 13


Aquella mañana era diferente a todas las anteriores en la isla. El sol brillaba con más fuerza y la playa estaba en calma, la arena parecía tener un color especial y el aire era fresco, con un olor a sirenitas de mar. En esta isla vivían unos habitantes muy especiales: ninguno sabía llorar. Siempre estaban alegres, no conocían las lágrimas. Un día vieron a lo lejos, en el horizonte un barco que se acercaba a la orilla, y cuanto más se acercaba el barco… Llegó a la orilla empujando con unas palas grandes y se llevó a los habitantes de la isla a otros mundos o a Japón y hacía mucho viento. El barco se movía mucho y llegaron a otra isla donde había un castillo de bailarinas y un monstruo que…

Se comió a dos niños, entonces los demás se quedaron tan tristes que las lágrimas les caían hasta el suelo, y dijeron: “¡Anda, pues si que se ha comido a los dos niños, y no nos parece bien, nos parece mal!” Entonces las bailarinas empezaron a bailar, bailar, bailar… y una de ellas trajo a la Reina bailarina que danzaba para que el monstruo se convirtiese en un hada guapa, buena y con alas de color brillante. Además era muy obediente con la Reina bailarina y un día ella le ofreció el realizar un baile don todos los niños. Estos pensaron entre todos. ¿Qué baile le gustaría al monstruo?. 1


Una niña dijo que le gustaría el baile de los reyes y las princesas, un vals. Otro niño pensó que le gustaría más uno del corro, como el de la patata, otra niña dijo que mejor la jota del “pingacho” y al final entre todos tomaron la decisión de bailar una danza donde todos se van dando un abrazo, para ser buenos amigos y así el monstruo aprendería el baile y tendría muchos amigos.

A la mañana siguiente empezaron a ensayar. La reina bailarina iba dirigiendo a todos los pasos del baile. Todos los niños y niñas disfrutaron muchísimo dándose abrazos mientras bailaban. Y por fin llegó el gran día en el que iban a enseñar al monstruo su baile. Pero de repente… 2


Otro barco fantasma se acercó a la isla de Japón, entró en el salón donde se iba a realizar el baile y se los llevó a todos ( los niños, las bailarinas y la reina bailarina)menos el monstruo que se quedó solo, triste y sin amigos. El barco les llevó a China donde se encontraban perdidos pero habían aprendido a bailar haciendo amigos y decidieron empezar a bailar para encontrar nuevos amigos en China. El baile empezó en la muralla China que era muy, muy larga. Mientras bailaban se iban encontrando turistas de Europa, Asia, Africa, América y Oceanía. Los turistas se fueron uniendo y mostrando las danzas de sus países.

Así volvieron a hacer nuevos amigos y un niño que había por allí, que como no sabía bailar bien y se caía, empezó a llorar. 3


La reina bailarina decidió enseñarle a bailar. El niño se secó las lágrimas y como estaba tan contento, invitó a todos a su país, que era España. Primero fueron a una hermosa ciudad llamada Valladolid donde encontraron en la Plaza Mayor a un mago que les regaló un barco volador.

Con el barco volador fueron a la isla de Japón donde estaba el monstruo para enseñarles el baile que habían aprendido y ensayado. Cuando llegaron a la isla, el monstruo se secó las lágrimas y se hizo amigo de los niños. También con los niños viajó el mago de la Plaza Mayor de Valladolid. El mago se llamaba Giró. ¡Tenemos hambre! Dijeron los niños. Se acercaba la hora de comer y no tenían nada para calmar su hambre. Entonces al mago se le ocurrió una idea…

4


¡Esto no puede ser!¡Hay que buscar una solución! Así que, después de mucho pensar, cogió su varita mágica, rebuscó en su bolsillo y sacó unos polvos mágicos. Cogió unas piedras y dijo: “Ta-chan, Ta-Chán en comida te convertirás”. Las piedras se convirtieron en riquísimos manjares. Todos los niños acudieron encantados a llenar sus barrigas. Pero cuando estaban tan tranquilos disfrutando de tan apetitosos alimentos, apareció inesperadamente un pirata que acercándose a ellos dijo: “Soy el pirata Pitirrojo, un pobre pirata abandonado en esta isla”. Lo que no sabían los niños es que el pirata no decía la verdad y lo único que quería era coger al mago ya que vivía solo. El pirta Pitirojo vivía con su familia que era pobre y tan triste que no conocía la alegría. En un descuido raptó al mago. Se lo llevó junto a las palmeras donde se encontraba su casa. Pero como el mago no hacía feliz a su familia, raptó también a los niños.

5


Tan felices estaban el mago y los niños que decidieron vivir siempre con el pirata y su familia. Años y años pasaron juntos y felices hasta que un día ocurrió algo inesperado… Una ola gigante se acercaba a la isla, tenía más de veinte metros. En un abrir y cerrar de ojos la isla se inundó. El único modo de salvarse era subirse al barco volador, pero no entraban todos, en ese momento el mago Giró pronunciando sus palabras mágicas hizo que el barco fuese más grande. Ahora ya cabían todos y se fueron rumbo a la República Dominicana, pero… A mitad de camino el barco pierde sus poderes y caen al mar, la fuerza del viento les permite llegar a su destino. Una vez allí construyen casas y después deciden todos juntos bailar el baile de los abrazos. Lo que ellos no sabían era que millones de ojos les observaban detrás de las palmeras. 6


Era una tribu de caníbales que miraban asombrados porque ellos no sabían bailar. Los niños caníbales preguntaron a los niños si les podían enseñar a bailar; los niños no se fiaban de ellos, cómo ya sabéis los caníbales comen carne. Entonces el mago tuvo una idea, lanzaría un hechizo a toda la tribu caníbal para que no tuvieran ganas de comer a los nuevos habitantes de la isla.

Los niños, el monstruo, la reina bailarina, el pirata Pitirrojo, el mago y las bailarinas estuvieron una semana entera bailando, cantando las canciones de la tribu, pescando y buceando. Todos estaban felices pero lo único que no sabían era que los hechizos del mago sólo duraban una semana. Cuando pasó la semana, la tribu Caníbal empezó a tener ganas de comer carne humana y… Cuando todos estaban durmiendo, los caníbales intentaron comerse a las bailarinas y a los niños. Entonces… se despertaron, todos corrían como locos, el mago intentaba hacer un hechizo, pero… no encontraba su varita mágica; buscó, buscó… y no la encontró. El monstruo se la había comido. Le dolía la barriga, se retorcía de dolor, de repente… estornudó y la varita salió. El mago al verlo salió volando, cogió la varita dijo sus palabras mágicas pero no funcionó. Todos se miraron y…

7


Pensaban que era su fin. Pero…¡Sorpresa! Comenzaron a bailar y la varita volvió a ser mágica. Los caníbales con este hechizo se volvieron vegetarianos.

El monstruo estaba muy celoso porque se encontraba solo. De repente aparecen las sirenitas del mar y se sorprendieron al ver a tantas personas juntas de países diferentes y en un lugar alejado. Una sirenita que se llamaba Ariella, al ver al monstruo se prendió de sus ojitos de bondad y su enorme corazón.

8


El monstruo que se llamaba Serafín empezó a ponerse tontorrón cada vez que veía a su amada sirenita. Los niños los miraban con tristeza; ”Nunca podrán estar juntos”- decía uno de los niños- ya que Serafín vive en la tierra y Ariella, la sirenita, era acuática muy buena además de guapa. Los niños contaron al mago el enamoramiento de los seres y Giró hizo un hechizo convirtiendo a ambos en humanos. Al verse convertidos en personas, Serafín pidió la mano de Ariella. Fue una boda muy bonita y el pirata Pitirrojo les unió en sagrado matrimonio. Los niños llevaron las arras y se fueron de luna de miel a Jamaica. Fueron felices y comieron perdices y a ti te dieron con la puerta en las narices.

FIN

9


Este cuento ha sido elaborado en su totalidad por el alumnado del CEIP Miguel Hernández de Valladolide. Desde 1º de E. Infantil hasta 6º de E. Primaria. Las Ilustraciones también pertenecen a los alumnos/as del centro. Por orden de aparición son:  Valeria – Infantil de 4 años A  Aitor – Infantil de 4 años A  Alvaro Borja de 4 años B  Nerea de 5 años B  Irene de 1º A  Yasmina de 1º B  Adrián Carrión de 2º A  Asia Bendazi de 2º B  Ainhoa de 3º A  Yacaré de 3º B  Inés de 4º A  Simona de 4º B  Marcos de 5º A  Desiré de 5º B  Zacarías de 6º A  Sandra y Winnifer de 6º B  Portada Ainhoa de 5º B

10

Hagamos nuestro cuento realidad  

Actividad de fomento de la lectura y la escritura "Hagamos nuestro cuento realidad" llevada a cabo en el CEIP Miguel Hernández de Valladolid...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you