Issuu on Google+

LA PARADOJA DE LAS DIFERENCIAS

Tanto nos cuesta aceptar a quien piensa diferente, a quien se viste diferente. Tanto nos cuesta aceptar aquellas diferencias, que hasta resulta paradójico que podamos soportar estas: ¿POR QUÉ SI?

¿POR QUÉ NO?

¿POR QUÉ?

5


Crónica de imágenes