Issuu on Google+

Estimado Sr. Carlos Robla:

Desde la Asociación Mar agradecemos enormemente su disposición, buena voluntad y sensibilidad al ayudarnos a traer a la niña enferma ecuatoriana. Para nosotros hubiera sido imposible hacer frente a esa cantidad de dinero dado que nuestros fondos desgraciadamente son muy escasos, por eso ciertamente sin su colaboración hubiera sido misión imposible, muchísimas gracias. La niña llegó muy enferma y con un tratamiento que era equivocado y que la estaba perjudicando mas que ayudando, por suerte en el Hospital Central de Oviedo le ofrecen un tratamiento que puede ser esperanzador. Sabemos que los niños de su colegio colaboraron poniendo cada uno lo que buenamente podía y para ellos hemos escrito unas líneas que si usted ve conveniente nos encantaría que se las hiciera llegar, aquí debajo se lo pego:

Queridos niños:

Osdamos las gracias por el dinero que cada uno pudo poner para que María pudiera venir desde Ecuador. El viaje fue muy bien, pero ella llegó muy enferma. En España tenemos la suerte de tener médicos muy buenos que ya la han atendido y están haciendo todo lo posible para que se ponga bien. Tendríais que haber visto su cara cuando llegó y vió a su madre!! durante el viaje se encontró muy mal y vomitó varias veces, pero eso no impidió que se abrazara muy feliz a su madre en cuanto llegó. Ella os está muy agradecida porque sin vosotros nunca hubiera podido venir a España para curarse. A María todavía le queda mucho camino por delante así que os pedimos que recéis por ella para que el tratamiento vaya muy bien y dentro de poco pueda estar sana. Muchísimas gracias a todos. Gracias de nuevo por su gran ayuda.

Atentamente, Patricia Bernabeu Asociación MAR


Asociacion Mar