Issuu on Google+

El fútbol es un deporte competitivo, sumamente popular, que se juega con dos equipos de 11 jugadores cada uno, que se mueven conduciendo una pelota de forma redonda, con los pies, dentro de un campo rectangular de juego, de medidas variables de aproximadamente cien metros de largo por 75 metros de ancho, de césped, natural o artificial, con dos arcos enfrentados, cada uno defendido por un arquero que debe impedir que el equipo contrario introduzca dentro de ese arco el balón. Si esto sucede el equipo que logra ingresar la pelota en el arco contrario anota un gol. Las manos solo se usan para hacer los saques. Si bien es un deporte tradicionalmente masculino, las mujeres han comenzado a practicarlo con gran entusiasmo. Dentro de las posiciones de juego, además del arquero o guardameta al que ya aludimos, existen los defensores, que se ubican en forma de arco, y cuya función es impedir que los rivales puedan hacerles gol. En el centro del campo de juego se ubica el centrocampista o jugador volante, que colabora con los delanteros o atacantes, que tienen la función de goleadores, acercándoles la pelota proveniente de los defensores. El control del partido que dura dos tiempos de cuarenta y cinco minutos cada uno, entre los cuales existe un entretiempo de quince minutos, está a cargo de un árbitro. Cada cuatro años, desde el año 1930, se organizan mundiales de fútbol de varones, que movilizan al mundo entero, con sedes rotativas, donde el sentimiento patriótico une a los conciudadanos para alentar a sus equipos. Los grandes ganadores a nivel mundial han sido Brasil, Italia, Alemania, Uruguay, Argentina, Inglaterra y Francia.


-Cada equipo contara con 11 jugadores como máximo y 9 como mínimo al inicio del encuentro (en caso de ser menos no podrán jugar y perderán el partido), si en el transcurso del partido el árbitro expulsa a algún integrante del equipo no podrá ser remplazado, en caso de que el equipo quede con menos de 9 jugadores pierde el partido. -El objetivo es introducir el balón en la portería rival. -Los jugadores pueden jugar el balón con cualquier parte del cuerpo, menos las manos. el único que puede jugar con las manos es el portero, en una zona delimitada, ya que su función es impedir que el balón entre en su portería. -Las faltas leves son obstruir al rival, tocar el balón con la mano innecesariamente y voluntariamente. en estos casos el árbitro debe favorecer al equipo afectado con un tiro libre o con un penal en caso de fuera dentro del área de gol. -Las faltas de amonestación son tocar el balón intencionalmente interrumpiendo el juego, obstaculizar con violencia a un jugador rival. En estos casos el arbitro saca una tarjeta amarilla en señal de amonestación,. dos tarjetas amarillas conllevan la expulsión. -Las faltas graves son agredir a un jugador sin intención de jugar al balón, obstaculizar ilegalmente una opción de gol del equipo rival, agredir verbal o físicamente al arbitro o a un espectador. En este caso el jugador debe abandonar el ampo de juego hasta finalizar el partido. -El partido se divide en dos tiempos entre 30 y 45 min cada uno, mas los minutos agregados que salen del tiempo perdido en el reglamentario. -El equipo ganador es el que ha anotado mas goles en el tiempo reglamentario, se puede dar un empate, en caso de una eliminatoria, el tiempo se amplia a dos tiempos entre 10 y 15 min extras cada uno, en caso de que el resultado siguiera siendo empate se procede a los lanzamientos penaltis.


Así, según algunas teorías, la historia del fútbol podría comenzar en el antiguo Egipto, ya que durante el siglo III a.C. se realizaba un juego de pelota como parte del rito de la fertilidad, en el que se practicaba algo parecido al balonmano. Sin embargo en China ya se había inventado la pelota de cuero un siglo antes, cuando Fu-Hi, inventor y uno de los cinco grandes gobernantes de la China de la antigüedad, creó una masa esférica juntando varias raíces duras en forma de cerdas a las que recubrió de cuero crudo; con esto nacía la pelota de cuero, con la que se jugaba simplemente a pasarla de mano en mano. Esta pelota fue adoptada posteriormente en los juegos populares de sus vecinos India y Persia. La historia del fútbol continuaría en la Grecia clásica, donde incluso Homero llegó a hacer alusión también a un juego de pelota, al que llamaban 'esfera' o 'esfero magia' debido a la esfera hecha de vejiga de buey que se utilizaba en el mismo. Desde ahí pasó al Imperio Romano, que utilizaban en su juego 'arpaste' un elemento esférico llamado 'pila' o 'pilota' que evolucionó hasta el término 'pelota' utilizado actualmente. Durante la Edad media tuvo mucha fama entre diferentes caballeros y culturas; entre otras anécdotas se dice que Ricardo Corazón de León llegó a proponer al caudillo musulmán Paladino, que dirimieran sus diferencias sobre la propiedad de Jerusalén con un partido de pelota. Los romanos llevaron hasta Britania su juego de pelota. Durante la Edad Media la historia del fútbol tuvo grandes altibajos y fue prohibido por su carácter violento para más tarde ser adaptado y utilizado como deporte nacional en las islas británicas. A comienzos del Siglo XIX comenzó a practicarse el 'dribbling-game' en las escuelas públicas y de ahí pasó a las universidades más importantes (Oxford, Cambridge) donde se escribieron las primeras reglas (el Primer Reglamento de Cambridge apareció en 1848) y en 1863 se funda la Football Asociación, naciendo el denominado 'juego moderno' o 'fútbol asociado' y separando este juego del actual rugby.



El Futbol