Page 1

1


Era verano, día 23 de julio de 2.214. Una niña rubia con los ojos azules como el mar y morena, llamada Mairi, estaba en la cama soñando con su príncipe

azul.

Se

despertó

a

las

2

de

la

madrugada. De repente, vio una sombra pasar y se le ocurrió perseguirla. Se encontró dentro de la

casa

de

su

tatarabuela

y

la

vio

en

su

tumbona. De repente, su tatarabuela le dijo: -Te doy un recuerdo, es mi collar. -Pero no tienes porqué dármelo –replicó Mairi. Y

la

tatarabuela

desapareció.

Mairi

persiguió

otra vez la sombra y la condujo hacia su casa. Se durmió y se volvió a despertar a las 3 de la madrugada. Ella pensó que lo de la tatarabuela y 2


la sombra era un sueño, pero vio su collar en la mesita. Mairi empezó

a saltar de alegría con el

collar en la mano. De repente, se oyó que algo había caído al suelo. Mairi lo oyó muy cerca suyo. Miró al suelo y… era el collar de la abuela, estaba roto y hecho pedazos. Mairi se puso muy triste y miró en su tableta a ver si encontraba uno igual. Pero no, no hubo resultado. Después vio un anuncio: ‘’El amuleto de AVALOTT’’. Entró en el anuncio y encontró mucha más información. -¡Es mágico!-gritó Mairi. Entonces buscó un mapa para ver si lo encontraba y dio resultado. Lo imprimió y decidió ir de aventuras. Salió a las tres de la tarde; estaba muy preparada. Anduvo y anduvo hasta llegar a un pequeño bosque. 3


Entonces oyó un ruido. De repente, salió de entre las hierbas un jabalí acompañado por una gatita y un albatros. Se estaban peleando y Mairi se preguntó: -¿Cómo es que pueden hablar? La gatita la oyó y dijo: -Nosotros podemos hablar porque una bruja nos hecho un hechizo. -¿Y por qué os estáis peleando?-pregunto Mairi. -Porque nuestro jefe ha decidido que uno de nosotros debe de ser su anfitrión-dijo la gatita. Entonces pelearse

el y

jabalí se

y

unieron

el a

albatros la

dejaron

de

conversación.

El

albatros se presentó:

4


-Yo soy un albatros y me llamo Roderic. La gatita

se

llama

Alexia

y

este

tonto

jabalí,

Sentauro. Y el jabalí interrumpió: -¿A quién dices tonto? ¡Eh! Y se volvieron a pelear. Entre las matas se oyó un ruido agudo que decía: -¿Dónde estáis? ¿Os habéis decidido ya? Y entonces salió un chico moreno, que era un caza

tesoros.

Mairi

lo

sabía

porque

en

la

chaqueta ponía:” caza tesoros Rastí’’. Entonces el caza tesoros miró a Mairi, paró de gritar y se presentó: -Hola me llamo Rastí-dijo el chico. Mairi empezó a reír y dijo: -Ya lo sé, tonto. Lo pone en tu chaqueta. El chico dijo: 5


-¿Y tú cómo te llamas? Mairi respondió: -Me llamo Mairi. ¿Qué estás haciendo aquí? Rastí le respondió: -Estoy buscando el tesoro de ‘’AVALOTT’’. -Que casualidad, yo también lo estoy buscando. El collar que me regaló mi abuela se ha roto-dijo Mairi. Entonces Rastí se giró y le preguntó a Alexia (la gatita): -¿Os habéis decidido ya? Alexia le respondió: -No, aún no nos hemos decidido quien será. Yo ya he dicho que me da igual. -Ya lo sé, como a ti te da igual, tú serás mi anfitriona-dijo

Rastí.

Entonces

Roderic

y

Sentauro dijeron a la vez: 6


-¡QUÉ! Si lo tenías tan claro ¿Por qué nos has hecho elegir? Entonces Rastí y Mairi fueron a su primer destino: ’’LA CUEVA PENDIENTE’’. Llegaron allí, pero al entrar, oyeron un ruido como

de

persona.

Aquellas

personas

estaban

hablando del amuleto de ‘’AVALOTT’’. En cuanto lo oyeron se escondieron. Mairi le preguntó a Rastí: -¿Tú sabes lo que es el amuleto?-preguntó Rastí. De repente salieron unos piratas, los secuestraron y los obligaron a llevarlos a la ciudad perdida de ‘’AVALOTT’’. Emprendieron el viaje hasta llegar allí. Entonces Rastí dijo: -Para abrir la puerta se tiene que descifrar este código, y para eso, nos tenéis que soltar. 7


Entonces los soltaron y Mairi le dijo a Rastí en la oreja, muy rápido: -Los despistamos, abrimos la puerta y entramos muy rápidamente. Y eso hicieron. En cuanto entraron la puerta se cerró de golpe. Entonces se encontraron dentro de una sala. En el medio de la sala, había una pirámide iluminada donde estaba el amuleto de ’’AVALOTT’’. Rastí se aproximó a la pirámide y cogió el espejo, y dijo: -Yo quiero casarme con esta chica-dijo en voz baja. Entonces se lo pasó a Mairi, lo miro muy fijamente, y dijo:

8


-Yo quisiera recuperar el collar de mi tatarabuela con esas perlas que tenía de color azul. La luz de la pirámide se hizo más intensa y, de repente, Mairi tenía el collar puesto. Después de varios años, Rastí y Mairi se casaron, tuvieron dos hijos y tesoro encontrado este cuento se ha acabado.

Carolina y Ainhoa 9


Había una vez un grupo de animales que eran detectives. El grupo estaba formado por un perro, un conejo, un gato y un jilguero. Era una noche tranquila en la que sonó el teléfono y todos se despertaron. El perro contestó: – ¿Qué pasa? Le dijeron que habían robado mucho dinero en el banco. Entonces los animales se fueron hacia allí por si encontraban alguna pista o huellas. Al cabo de un rato, el gato vio una pistola y el jilguero se la dio al perro.

Éste la olió para

encontrar el rastro de quién había

sido. El

sospechoso trabajaba en una panadería y puso el dinero en la masa

para hacer pan. Luego se lo 10


llevó

en

un

saco.

El

hombre

subió

a

una

furgoneta muy misteriosa y se fue. Los animales lo vieron y lo siguieron hasta su casa. Estaban

esperando

espiaba por hizo una

para

entrar

arriba. De

señal

para

y

repente,

que

entraran

animales. Entraron y detuvieron

famosos. Se

al

fueron

jilguero

el

pájaro

los

otros

ladrón

como recompensa, les dieron mucho se hicieron

el

y,

dinero y

a celebrarlo

Méjico. Mientras entraban en Méjico, el ladrón pudo escapar de la prisión

porque no se habían

encontrado las pruebas suficientes para acusarlo de robo en un juicio. Él se esfumó y nadie sabía dónde estaba. Les costó encontrarlo.

11


Estuvieron lo una

una

semana

vieron. El

hombre

buscándolo salió

y

un día

corriendo

hacía

furgoneta. Los animales no lo pudieron

seguir, pero uno de ellos cogió la matricula. Investigaron y lo habían localizado. Así que fueron a buscarlo. El

lugar

localizado era una

donde

Australia. El

aplastadora y

comprado

uno

fastidiados,

se

el

lo

coche

estaba

sospechoso

nuevo. Los

habían en

se había

animales, muy

fueron y continuaron investigado

en todas las tiendas de coches. Al

final,

comprado que

se

encontraron y el

había

hombre de dejado

dónde la

algunos

lo

tienda les

había dijo

documentos. En

esos documentos ponía su nombre y su edad, su dirección, etc. Entonces se fueron

a su casa 12


pero el hombre no estaba. Después se fueron a buscarlo por el pueblo y lo encontraron. El ladrón se dio cuenta y corrió. Entonces, el jilguero voló y lo atrapó. Lo cogieron y lo pusieron en la cárcel. Se fueron de la ciudad y todos fueron felices y comieron perdices.

Maria y Èric

13


Había una vez un pueblecito llamado Lanzarote, donde

había

un

alcalde

que

dijo:

“¡hoy

celebraremos la fiesta del circo!”. La gente se puso contenta y prepararon la fiesta. El alcalde llamó al circo y el circo fue al pueblo con

un

espectáculo

y

cuando

se

a

cabo

recogieron el circo pero se olvidaron del tigrecito. Al

día siguiente unos niños llamados Joe y

Jonathan

vieron

una

jaula

donde

había

un

tigrecito. Jonathan cogió un martillo y golpeo 6 veces y se rompió la cerradura. El tigrecito saltó encima

de

lengüetazos.

Jonathan Entonces

y Joe

el

tigrecito pensó

que

le

dio

podían

14


cuidarlo. Jonathan dijo que lo llevarían a la ¡cueva secreta! y fueron allí. Joe pensó y pensó el nombre del tigrecito y decidió que se llamaría Bun. El tigrecito Bun movió la cabeza como diciendo que si y salto sobre Joe y le dio muchos lengüetazos. Bun tenía muchísima hambre y Jonathan dijo: -Le daremos un pollo para que coma. Lo hicieron y al día siguiente Bun se escapó. Un hombre vio un tigre y llamo al zoo. Bun fue a casa de Joe luego llegó Jonathan que dijo que traía malas noticias: -El zoo viene a capturar al tigre.

15


Después Joe buscó en el ordenador que era Bun y en encontró que era un tigre de la montaña. Jonathan dijo: -Vamos a dejar el tigrecito con el rey tigre blanco para que lo cuide. -¿Dónde vive? -Míralo en el ordenador- contestó. Joe miró y dijo: -Mira, vive en las montañas donde nieva. Vamos rápido antes de que nos pillen. Corrieron muy rápido a la montaña de nieve y llegaron a una cueva donde estaba el tigre blanco. Bun se acercó muy contento

porque era su

16


padre. Joe se despidió y El tigre Bun le dio muchos lengüetazos. -¡Vámonos antes de que lleguen los del zoo! - Volveremos otro día- dijo Joe- Adiós Bun.

Joe y Jonathan 17


En Hollywood, dos periodistas fueron de incógnito en una mafia. Cuando llegaron al paseo de la fama, se encontraron con el jefe de la mafia y les dijo que robasen 16 estrellas de oro de allí. Cuando las robaron, había muchas cámaras de seguridad activadas mirándolos, para llamar al F.B.I. cuando vieran un robo. Pero como los periodistas eran muy buenos no les descubrieron en aquel momento y el jefe les regalo un barco pesquero. El jefe cogió su jet y se fue a la isla para darles ropa diferente y entonces cambiaron las estrellas por dinero negro.

18


El jefe era un policía de incógnito porque el verdadero jefe estaba de rehén en el cuartel de la policía. El jefe falso les comentó que se disfrazasen de ladrones y que les dijesen a los otros ladrones que se fuesen a la isla porque les tendería una trampa. Pero el jefe se olvidó de la trama que tenía que preparar porque se fue a un chiringuito que había en la isla. Cuando tomó asiento le cayó una jaula encima que le provocó un susto de muerte. No eran los ladrones los que les habían atrapado sino una gente que parecían de la prehistoria. No hablaban su idioma porque se habían inventado uno muy extraño que parecía alemán, pero al mismo tiempo inglés.

Él les

preguntó que qué querían de él. 19


-Lo

que

queremos

son

tus

ladrones

contestaron todos. -Pero se me han escapado de las trampas – dijo el jefe falso de la mafia. -Pues los iremos a buscar. Por el camino encontraron monedas de oro que cambiaron por las estrellas. Los policías siguieron el rastro de las monedas hasta un río sucio con el agua verde y peces muertos. Los otros ladrones subieron a una barca y se fueron a una isla desierta con muchos cangrejos. Los policías cruzaron la isla hasta el puerto y vieron fuego

en la isla de delante. Subieron en

una barca con motor Honda

y llegaron a la otra

isla. 20


Los ladrones se enteraron de que los policías estaban allá, pero se subieron a una palmera y los policías, como eran listos, cogieron un hacha. Cortaron todas las palmeras que habían en la isla y en una de ellas estaban los ladrones. Cayeron dentro del mar y perdieron el conocimiento. Cuando se despertaron estaban esposados y en prisión.

Mouhcine y Agustí 21


Una noche, en la casa de la abuela, ella encontró un ladrón robando sus zapatillas más favoritas del mundo. Él salió corriendo y la abuela llamo a la policía. Éstos vinieron a resolver el caso. Cuando llegaron, aseguraron el perímetro con una cinta

que

ponía:

¨policía¨.

Le

hicieron

unas

preguntas a la abuela para saber qué lo habían robado

y

qué

le

habían

hecho.

La

abuela

respondió que no le habían hecho nada, pero que le habían robado las zapatillas más favoritas que tenía. La policía recordó los otros casos en los que habían robado zapatilla y le dijeron que no se preocupase y que volviese a la cama.

22


Ya eran las dos de la madrugada, una hora perfecta para robar, ya que todos están en un sueño profundo. La abuela despertó a las diez de la mañana y desayunó un tazón de leche con cereales. Pensaba mucho en sus zapatillas. La policía, al día siguiente, intentó comparar este caso con los otros. Había una similitud y era que todos los casos sucedían en una misma parte de la ciudad, concretamente en el norte de la misma. Por aquella zona había tres hoteles y uno de las policías pensó que el ladrón podría estar en uno de ellos. Fueron al primer hotel, que tenía todas las habitaciones llenas. Cuando entraron a recepción le preguntaron a la chica si había registrado a un

23


tío sospechoso que salía del hotel a las dos de la madrugada.

La

chica

respondió

que

no.

Los

policías fueron al segundo hotel caracterizado por ser

el

más

caro

de

la

ciudad.

Otra

vez

preguntaron a recepción si habían visto a un tío sospechoso, pero otra vez les dijeron que no. Fueron al tercer hotel, que era de más estrellas y preguntaron al recepcionista si habían visto al sospechoso que salía a las dos de la madrugada. Le dijeron que sí. Entonces empezaron a hacer un plan para atraparlo. Uno de los policías propuso que hiciesen una trampa para atraparlo. Tenían que salir a las dos de

la

madrugada,

ya

que

salía

a

robar

precisamente a esa hora cuando todos estaban dormidos. 24


Llegaron al hotel a las doce de la noche, y se esperaron

hasta

las

dos

de

la

madrugada.

Pusieron un camino de zapatillas y con un niño al fondo en una caja llena de zapatillas, y a cada lado un policía escondido. Como eran las dos de la madrugada, el ladrón salió y siguió el camino de las zapatillas hasta que vio un niño al final del pasillo con una caja llena de zapatillas. Se acercó i las cogió. Los policías estaban detrás suyo, y en aquel momento apareció la abuela, a la que habían robado y ¡zasca! Le pego un puñetazo en la barriga. Los policías se acercaron y esposaron al ladrón. Lo llevaron al coche de policía. Ellos le preguntó a la abuela por qué estaba allí y ella respondió

que

estaba

allí

porque

quería

su

merecido. 25


Los policĂ­as devolvieron todas las zapatillas a sus dueĂąos, encarcelaron de por vida a los ladrones y ya

no

ocurrieron

mĂĄs

casos

de

robos

de

zapatillas.

Yassine y Ilia

26


En 1997, en un pequeño pueblecito, vivía un chaval huérfano de 11 años. Se buscaba la vida robando en un pequeño pueblecito. La gente le puso de apodo: “El ladrón solitario”. Las

personas

cuando

se

compraban

algo

le

temían. La policía lo buscaba por todos sitios para examinarlo. El día de su cumpleaños, los policías fueron a felicitarlo y ya no estaba. Habían manchas de algo rojo en el suelo; no sabían qué era, si sangre o pintura. Todos pensaban que Micolás había muerto

y,

aunque

no

era

muy

querido,

se

pusieron tristes. El día siguiente fueron los detectives más buenos que habían en el pueblo. Exploraron la casa e 27


intentaron

resolver

este

misterio,

y

cuando

fueron hacia dentro, escucharon una voz que decía: “alejaos de mi casa y no volváis nunca más, o si no, lo lamentaréis. Los detectives salieron corriendo. Cuando llegaron al

pueblo

dedujeron

que

era

el

espíritu

de

Micolás, asesinado por los fantasmas. El pueblo estaba atemorizado, pero lo que no sabían es que el pequeño Micolás seguía vivo i que no

había

ningún

fantasma

ni

espíritu.

Era

Micolás. Robaba en el pueblo y a la gente. Cuando se daban cuenta gritaban:”ha vuelto el ladrón solitario. Acabaremos todos como él”. Todo el pueblo llamaba a la policía pero ellos creían que era broma, pero el policía que vivía en aquel pueblecito decía que era verdad. Ellos se 28


desesperaban

y

se

preguntaban:

“¡¿Cómo

podemos parar al espíritu del ladrón solitario?!”. Nadie se aproximaba a la mansión. Estaban todos en sus casas y no salían a la calle. Una vez, un detective entró en la mansión y se escuchaba: ”uuuuuuuuu,uuuuuuu”. Caminando sin miedo, el detective siguió i descubrió… ¡que el ruido era un casette! Salió como una bala a contárselo a todos. Fueron a comprobarlo y descubrieron a Micolás. Lo mandaron a un colegio hasta que Micolás tuvo futuro siendo el presidente del pueblo.

Pol López y Jose

29


, Había una vez un niño llamado Axel. Él tenía 13 años y también un perro llamado Sporky. El perro era muy extraño, porque tenía el poder de la inmortalidad. Su raza era tan famosa que un científico malo lo quería atrapar, matarlo y robarle sus poderes y, sobretodo, la inmortalidad. Un día, paseando por el parque, le llamó la atención una señora que corría tan deprisa como podía. Detrás iban unos ladrones ninja intentando cogerla. Sporky intervino: saltó hacia los ladrones ninja y se escaparon, pero el perro había rasgado un trozo de ropa de un ladrón ninja.

30


Entonces, Sporky vio un escudo del trozo de ropa del ladrón ninja que le recordaba una escena que vivió cuando era pequeño: un científico que mató a sus padres, y llevaba el mismo escudo que había descubierto Sporky. Él pensó: <<Él científico me quiere atrapar y destruir toda mi ciudad. Lo tengo que impedir>>. A

la

mañana

siguiente

se

levantó,

abrió

la

ventana y vio la cosa más horrible del mundo. ¡Toda

la

ciudad

estaba

repleta

de

caos

y

destrucción! Salió de casa corriendo como un loco y escuchó los gritos desesperados de la gente. -¡Ayuda! -¡Socorro! 31


Sporky llegó al centro de la ciudad y vio un científico con una máquina. Entonces, vio cómo se acercaban él y la máquina y dijo: -¡Vas a morir! Entonces

pensó:

<<no

quiero

verlo>>.

Y

le

salieron de los ojos rayos x. Había

destruido

Después

hizo

el un

científico aullido

y muy

la

máquina. fuerte

y

¡desaparecieron todos los villanos y aliados del científico! Además ¡había sacado la ciudad del caos! La ciudad aclamaba a Sporky el superperro. -¡Mil hurras para Sporky, el superperro!

32


A partir de entonces, le hicieron una estatua que abajo recordaba con letras de oro a Sporky, el perro que salv贸 la ciudad de un malvado. Desde entonces que le llaman:<< superperro, el perro legendario e inmortal>> Y aqu铆 se acaba este cuento, como me lo contaron te lo cuento.

Mohamed y Pol Pujol 33


Era un día tranquilo para la familia Charlie. Estaba formada por el hijo, Marcos, la madre Julia y el padre Sergio. De repente sonó el timbre. Era el jefe de Sergio y le dijo que estaba despedido y que si no pagaban una deuda de 10.000€ les desahuciarían. Tenían de tiempo hasta el 25 de diciembre, el día de Navidad. Marcos estaba muy triste,

porque tendrían que

dejar la casa donde habían vivido siempre e irse a casa de su abuela a vivir. Sergio comenzó a buscar otro trabajo; encontró uno de cocinero y le pagaban 1.000€ la hora,

pero el problema

era que sólo había una vacante. 34


El día 24 de diciembre

fueron andando a casa

de su abuela. Marcos se paró a mirar los juguetes de Gascó. Cuando llegaron a casa de su abuela, se fueron a dormir y, a la mañana siguiente, ya era Navidad. Aún no les habían desahuciado, cuando Marcos escuchó a sus padres que estaban muy contentos. Cuando el niño salió, supo que habían aceptado a su padre de cocinero y no les habían desahuciado. Vio todos los juguetes que había visto en Gascó y encontró una carta de Papa Noel que decía: “Marcos, nunca te rindas que los sueños se pueden cumplir”. Papa Noel.

35


Marcos estaba muy contento porque podrían volver a casa. Allí

hicieron una fiesta con un

banquete espectacular para celebrar este milagro navideño. Montaron el árbol de Navidad

y se

pusieron a comer felices. Como les sobraba mucha comida, hicieron una fiesta con todo el pueblo. A partir de aquel día,

Marcos fue feliz para

siempre. Al cabo de 10 años, Marcos formó una familia. Tuvo 3 hijos y una mujer encantadora. contaba su historia,

la de hacía 10 años.

hijos se llamaban Carla, esposa, Pilar.

Siempre Sus

Mónica y Miquel; y su

Dos años después tuvieron

otro

hijo y lo llamaron Pedro. Era un encanto; nunca se portaba mal.

Cuando se hizo mayor,

Pedro

36


fue el presidente de España.

Tuvo un único hijo

al que le pusieron Sergio en honor a su bisabuelo, quien nunca perdió la esperanza.

Michel y Aleix

37


Jack y Laila eran dos hermanos que siempre volvían

tan traviesos,

loca a su niñera por todas

sus bromas y travesuras. Como sus padres eran ricos vivían en una mansión, en la Ciudad de Nueva York. Ayer la niñera los castigó sin cenar y encerrados en su habitación. A las doce de la noche su niñera se durmió y Jack y Laila prepararon su plan. Después de veinte minutos pensando, fueron a la cocina. Cogieron una mesa y la pusieron en frente de la Entonces

Puerta de la habitación de su niñera. cogieron

uno

de

sus

camiones

teledirigidos, cazaron ratones de la cocina y los 38


transportaron al lado de la cama de su niñera y cerraron la Puerta. Pusieron la mesa junto a ella para que no pudiera abrir. Corrieron a la cama y fingieron que no sabían nada. A la mañana siguiente su niñera se despertó y vio a los ratones. Entonces dio un salto de terror y corrió hacia la puerta, pero como no pudo salir, empezó a gritar como una loca

y se

subió a su cama, hasta que Jack la abrió. Salió disparada y se dio un golpetazo contra la pared. Como fingieron que no habían hecho nada, su niñera no les dio la culpa y les dijo que había demasiados ratones.

39


Una

vez

almorzados

y

arreglados,

fueron

al

museo y, como su niñera no paraba de hablar, se aburrían. y, poniendo la excusa de que

querían ir al

baño, se escaparon y se fueron a la sección medieval. Cogieron la guillotina y el muñeco que tenía su

niñera desde que era niña. Siempre lo

llevaba

encima. Laila fue a llamar a su niñera

mientras Jack cogió el muñeco y lo puso en la guillotina que Cuando

llegó

había por allí. su

niñera,

Jack

soltó la cuerda que sujetaba el cuchillo y cortó la cabeza del muñeco.

Los

dos

niños

se

pusieron

a

reír

descontrolados. Y su niñera les dijo:

40


-¡¡¡Qué habéis hecho!!! Los niños respondieron: - Ups, sólo queríamos probar qué pasaría. - ¡Pero era mi muñeco! – dijo recogiéndolo. Se enfadó mucho y los niños se pusieron a llorar. La niñera, al final,

los perdonó. Como un guardia

los vio usar la guillotina,

los echó del museo y

les prohibió la entrada. Esa misma tarde fueron de paseo y llegaron al mirador, cerca del río. A Jack le cayó el muñeco cerca del río. La niñera le intentaba coger y Jack le empujó y Laila

le ayudó a cayera al rio. De repente

¡¡¡PLAAF!!! Cayó al agua y, como el río no iba rápido, pudo subir y les regañó. 41


Se fueron directamente a casa su habitación con llave y juguetes.

Como

se

y los encerró en

sin ninguno de sus

aburrían

cogieron

mucha

comida y volvieron a su cuarto. A

la

mañana

siguiente,

Jack

y

Laila

le

preguntaron a su niñera: - ¿Podemos ir al parque de atracciones? ¿Y a las colchonetas? La niñera respondió: - No lo sé, no os habéis portado muy bien. - ¡¡¡Porfa!!! Dijeron los niños - Vale - dijo la niñera. Se arreglaron y fueron en coche al parque de atracciones, directamente a las colchonetas. Como

42


su coche estaba delante de las colchonetas y, justamente, allí había un hombre pintando, los niños cogieron la pintura, pintaron la señal de aparcar

y

dibujaron

la

señal

de

prohibido

aparcar. Cuando pasó el policía, los niños lo dejaron todo en su sitio y volvieron a las colchonetas. El policía multó a su

niñera y, cuando se fueron,

ella vio una mancha de pintura en el vestido de Laila. Los regañó y se fueron a casa. Esa misma noche, los niños estaban cansados de castigos y se escaparon por la ventana. Cogieron una cuerda, bastante comida y agua y se fueron a un bosque cercano donde tenían una cabaña y se quedaron allí.

43


A las doce de la noche empezó a llover y no podían dormir por los rayos pero, al final, lo consiguieron. A la mañana siguiente, la cabaña se inundo. Laila comenzó a llorar y Jack también y fueron a su casa. La niñera los abrió, pero Laila se desmayó del miedo que había pasado. Jack y la niñera la ayudaron y todos vivieron felices para siempre.

Nerea, Roger y Mariona 44

Los cuentos de 5ºaok  

cuentos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you