Issuu on Google+

EL GORILA DE ODZALA CONOCIENDO AL GORILA: Estos animales viven solo en los bosques tropicales de África ecuatorial, es el pariente vivo más cercano a los humanos compartiendo el 98% del material genético. NO TODO ESTÁ PERDIDO:Varias amenazas causan la delicada situación en la que sobreviven los gorilas. Entérate de las acciones que se realizan para disminuir el riesgo de extinción de este fabuloso animal.

OPINIÓN: El calentamiento global, no es culpa de todos. La responsabilidad en cambiar esta realidad, sí.

Reportero digital: Daniel García Grupo B - Grifo


CONOCIENDO AL GORILA Los gorilas viven solo en los bosques tropicales de África ecuatorial, es el pariente vivo más cercano a los humanos, y ha sido estudiado y clasificado desde 1996. Se encuentran dos especies bien definidas, el Gorilla gorilla y el Gorilla beringei. Estos animales se distribuyen al sureste de Nigeria, Camerún, Guinea Ecuatorial, Gabón, en los bosques de tierras bajas de la República Democrática del Congo, al suroeste de Uganda y al norte de Ruanda; con un población que alcanza los 110.000 animales entre las dos especies, en estado natural. Los individuos que corresponden a la especie Gorilla beringei, llegan a los 600 ejemplares vivos. Tienen hábitos diurnos, son principalmente animales herbívoros o en ocasiones insectívoros, poseen cinco dedos en sus manos, suelen caminar a cuatro patas ya que sus extremidades anteriores son más extensas que las posteriores, pero también caminan pequeños trayectos en forma bípeda.

Su cerebro es más pequeño que el de los humanos pero sus huesos son más anchos y largos, con una estructura similar a la nuestra. La cabeza es grande, con una nariz chata, y por lo general toda esta zona está desprovista de pelos. Se caracterizan por tener unas ventanas nasales anchas y grandes y por tener una fuerte mandíbula; sin embargo tanto los ojos como las orejas con pequeños. En su grupo social, se observa un macho dominante, no son animales territoriales y al encontrarse dos manadas, no se ven muestras de agresividad entre estas; cada grupo ocupa entre 200 y 5000 hectáreas. Por cada gestación, tienen un hijo, este proceso demora unos ocho meses; las hembras son adultas entre los 7 y 8 años, mientras que los machos lo son a los 12 años. Una hembra puede parir sus crías con períodos alternados de 4 a 5 años. Las crías una vez nacidas, pesan cerca de 2Kg y son dependientes de sus madres, pasando el tiempo con ellas hasta aproximadamente los cuatro años de edad. Un macho adulto pesa entre 120 y 180 Kg, con una altura de 1,6 a 2 metros; las hembras son más pequeñas llegando a pesar unos 90Kg. La esperanza de vida de los gorilas en estado natural, oscila entre los 40 y los 50 años de edad; habiéndose registrado 2


en cautiverio un gorila que vivió hasta los 60 años. Todas las poblaciones de esta especie, se las considera en peligro de extinción por destrucción de su hábitat natural por un lado, y con la caza furtiva por el otro, a fines de la utilización de su piel y actualmente del consumo de su carne como “platos exóticos”. Los gorilas comparten con los seres humanos el 98% de su ADN y son animales pacíficos. A pesar de la similitud, los gorilas han sido presa de la barbarie por cientos de años de la humanidad, realidad que sigue siendo actual.

Para saber...

Los gorilas y los humanos tuvieron un antepasado común hace unos 8 millones de años, según investigadores de 20 laboratorios de 7 países, en un estudio coordinado por el Welcome Trust Institute (Reino Unido). Los estudios en el genoma mostraron que compartimos un 98% del material genético con los gorilas, solo superado por el 99% que compartimos con los chimpancés. Un tercio del genoma del gorila está más cercano evolutivamente al humano o al chimpancé que estos dos últimos entre ellos. Tomás Marqués-Bonet, miembro del instituto, explica la importancia clínica de estos resultados, ya que ayudarán a comprender los mecanismos de evolución humana y el origen de muchas enfermedades: “Entre el 5% y el 10% de las regiones del material genético del gorila se repiten y provocan enfermedades que también se dan en humanos, como el autismo y la esquizofrenia”. La revista científica Nature es la que a difundido los resultado de los estudios del genoma de los grandes simios, ya se dio a conocer el de los chimpancés y del orangután con el que se comparte el 96%; La próxima secuenciación de un genoma analizará el material genético de los bonobos, una investigación liderada por el Instituto Max Planck (Alemania), en el que Marqués-Bonet ya está inmerso. Nombre científico Superfamilia Hominoidea Clasificación

Familia

Género Especie Especie

Nombres comunes Simios y Humanos Hominidae Seres Humanos y Grandes Simios Gorilla Gorilas Gorilla gorilla Gorila OccidenGorilla beringei Gorila Oriental

3


NO TODO ESTÁ PERDIDO La progresiva e incesante destrucción de las grandes superficies forestales podría provocar la desaparición de hasta trece especies de primates en los próximos treinta años, según un estudio realizado por la UNEP, la organización de las Naciones Unidas dedicada a la protección del medio ambiente. Hace tan sólo cien años, la población mundial de chimpancés superaba los dos millones de ejemplares. Hoy en día, apenas quedan unos 200.000. El paulatino descenso de la familia de los primates también ha afectado a los gorilas. En concreto, el gorila occidental (Gorilla gorilla) se considera en peligro crítico de extinción, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) Varias amenazas causan la delicada situación en la que sobreviven los gorilas. Los conflictos bélicos en su hábitat desde hace años, constituyen su principal problema, la caza ilegal también lleva años amenazando no sólo a los gorilas, por cuya carne se pagan grandes sumas de dinero, sino también a muchos guardas que han perecido al realizar su trabajo. El virus del ébola también se ha convertido en un enemigo de estos animales. A finales de 2006, un equipo de biólogos españoles alertaba de que la variante “Zaire” del virus había acabado en cinco años con 5.500 gorilas que vivían en unos 2.700 kilómetros cuadrados de selva tropical en la República del Congo. Asimismo, los responsables de la ONU recuerdan que los principales problemas medioambientales de la actuali-

dad, como el cambio climático o la destrucción del hábitat, la deforestación, inciden negativamente en la supervivencia de los gorilas. La ONU declaró al 2009 como año internacional del Gorila, con esto pretendió mejorar la situación de estos primates; en las acciones para conseguir la mejora del hábitat de estos animales y la paz en la zona, están proyectos de ecoturismo que integra a los habitantes de la región, para evitar conflictos y la caza ilegal. La UNEP, con el apoyo de algunas organizaciones, fundaciones y ONG’s han puesto en práctica planes para conservar bosques y zonas donde viven estos y otros animales también en peligro de extinción. Varias organizaciones ecologistas y zoológicos están impulsando la creación de santuarios y reservas naturales de gorilas para evitar que desaparezcan. Asimismo, se está intentando la reintroducción de ejemplares nacidos en cautiverio. El Programa Internacional para la Conservación del Gorila (IGCP), en el que participan diversas organizaciones, como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Fundación Africana para la Naturaleza y la organización Fauna y Flora Internacional; se ha centrado en la conservación del gorila de montaña, consiguiendo importantes logros. El año pasado, WWF informaba de que la población de gorilas de montaña de Uganda había crecido en la última década un diez por ciento, situándose en los 340 ejemplares.

4


Para saber... El Parque Nacional de Odzala-Kokoua se encuentra al noroeste de Congo Brazzaville (República democrática del Congo), a 30km al oeste de la frontera con Gabon. Fue establecido en 1935 como Reserva Natural Estricta, en 1940 como Parque Nacional y en 1977 como Reserva de la Biosfera. Tiene una superficie de 1.266 Km². Se encuentra a una altitud entre los 400 y los 600msnm. El Parque forma parte una zona protegida compuesta por el propio Parque, la Reserva de Fauna de Lekoli-Pandaka (682 Km²) y la Reserva de Caza Mboko con 900 Km². La zona comprende una meseta undulante en el sur, nivelándose en el norte. Dentro del Parque se encuentra el Lago Moba y muchos saltpans (salinas nacidas de la desecación de antiguos lagos marinos) naturales. Las precipitaciones anuales son 1595mm cayendo durante todo el año. La lluvia mensual varía entre 30mm (julio) y 210mm (octubre); los meses más secos son enero y de junio a agosto. Se están dando pasos para asociar Minkebe a otras áreas protegidas de bosque de Congo (NouabaleNdoki), del sudeste de Camerún (Dja, Nki, Boumba-Bek y Lobeke), el suroeste de la Republica Centroafricana (Dzangha-Ndoki) y el del norte de Gabon (Minkebe). Cuando se creen los corredores que unan los parques de estos cuatro países dará

como resultado un Parque transfronterizo que abarcara más de 30.000 km². Se caracteriza por una rica variedad de hábitats; la fauna típica del bosque incluye al leopardo, león, hiena manchada, elefante, búfalo enano e hilóquero, potamóquero, hipopótamo, gorila, chimpancé y varias especies diferentes de primates, también destaca la presencia de la mariposa gigante africana (Papilio antimachus). La región está muy poco poblada. La escasa población pertenece a los grupos étnicos Mboko, Bakota y Mongombo, se dedican a la agricultura tradicional (bananos, caña de azúcar, mandioca, maíz, etc.), horticultura y crianza limitada de ganado.

5


OPINIÓN El calentamiento global, es culpa y responsabilidad de todos. Esta es una de las primeras y más difundidas mentiras que nos muestran casi a diario en los medios masivos, mentira, ya que con solo ver un poco más allá nos podemos dar cuenta que no toda la humanidad tiene la culpa de las catástrofes mundiales que existen y han existido, como el caso del calentamiento global. Si no veamos cuántos tenemos acceso a ser propietarios de grandes industrias como las causantes de emisiones de miles de toneladas de CO2, cuántos podemos acceder a finas pieles que marcan la moda de las personas de sociedad, o cuántos podemos saborear los suculentos platos exóticos en una playa lejana. Por supuesto, parte de lo que nos dicen, si es verdad, el cambio de esta realidad es nuestra responsabilidad. La extinción de una especie u organismo, cualquiera que sea causará un impacto enorme en la estructura biológica natural, pero aún así, no podemos asegurar que toda extinción es mala, ya lo sabemos en el caso de los dinosaurios, que dieron paso al origen de los mamíferos; otro ejemplo es la extinción de microorganismos causantes de múltiples enfermedades en siglos pasados provocando pandemias. El primer caso fue una extinción natural, el otro fue una provocada, inducida por los humanos pero para su beneficio. El problema, entonces, radica en que no solo se ha buscado el beneficio común de toda la humanidad. En toda la historia se han visto muestras marcadas de codicia individual que

han logrado llegar al punto como el actual: miles de especies, animales, vegetales, microorganismos, extintos o en peligro de extinción sin seguir el trayecto natural normal, sino por obra del ser humano. Era moda de no hace mucho tiempo salir en un fin de semana a un paseo de caza con la familia, llevando con esto la condena de animales que temerosos buscaban refugio en sus cue-

vas o moradas, las mismas que eran allanadas por rifles asesinos; otra realidad, de final no tan directo es la depredación de bosques, hábitat de los animales, para implantar en vez de estos, grandes ciudades, campos de producción u otras creaciones de la modernidad para el confort y necesidad humana. El fin obligado de una especie cualquiera puede provocar el mismo colapso de la cadena de vida, rompiendo un 6


eslabón de presa o depredador, cambiando totalmente el nicho ecológico de las demás especies relacionadas y del humano inclusive. Es la responsabilidad de todos, revelar a los verdaderos culpables de esta barbarie, que no muestra su rostro solo ante los animales, sino mucho más ante las personas que han tratado de oponerse. Unir fuerzas, y esfuerzos para conservar la biodiversidad de

todo el planeta, sentir indignación por lo que pasa tanto cerca como al otro lado del continente, y buscar la salida para que al fin este mundo vuelva a estar seguro, así como estaba antes del aparecimiento de una especie tan singular: el ser humano.

7


El Gorila de Odzala.