Page 1


EDITORIAL Esta revista es realizada con el interés de dar a conocer toda la riqueza que encierra el uso de teclados dentro de la música, dando un repaso histórico por todo lo que abarca el uso de este tipo de instrumento en unos casos percusivo, en otros casos, un instrumento que brinda la ´posibilidad de ser utilizados con sonidos digitales Como decía – Patricia Cousin «Trabajar consciente y eficazmente requiere más paciencia que repetir mecánicamente lo mismo, pero el resultado es mucho mejor y es una forma genial de aprovechar tu cuerpo» vamos a analizar como el piano de por si puede ser4 el intrumento que mas riqueza musical nos puede3 brindar

Autores:     

Alfred Cortot Charlie Chaplin Kavinsky Pablo Picasso Franz Liszt

El piano (acortamiento de «pianoforte», palabra que en italiano está compuesta por los términos «piano», «suave», y «forte», «fuerte») es un instrumento musical armónico clasificado como instrumento de teclado y de cuerdas percutidas por el sistema de clasificación tradicional, y según la clasificación de HornbostelSachs es un cordófono simple. El músico que toca el piano se llama pianista. Está compuesto por una caja de resonancia, a la que se ha agregado un teclado mediante el cual se percuten las cuerdas de acero con macillos forrados de fieltro, produciendo el sonido. Las vibraciones se transmiten a través de los puentes a la tabla armónica, que las amplifica. Está formado por un arpa cromática de cuerdas múltiples, accionada por un mecanismo de percusión indirecta, a la que se le han añadido apagadores. Fue inventado en torno al año 1700 por el paduano Bartolomeo Cristofori. Entre sus antecesores se encuentran instrumentos como la cítara, el monocordio, el dulcémele, el clavicordio y el clavecín.


DIRECTOR

Daniel Felipe Marquez Alvarez

FOTOGRAFIA Y BUSQUEDA Daniel Felipe Marquez Alvarez


Los teclados musicales están hechos sobre la base de la afinación oriental. Las notas naturales de la escala de do (do, re, mi, fa, sol, la, si) son blancas y de mayor tamaño, mientras las correspondientes a los sostenidos (do♯, re♯, fa♯, sol♯, la♯) o bemoles (re♭, mi♭, sol♭, la♭, si♭) son negras y un poco más pequeñas. La organización convencional de las notas en el teclado data del siglo XV, aunque la idea de teclado puede rastrearse hasta el siglo III a. C., con el hydraulis (órgano de agua griego).

Orígenes Muchos tratados históricos sitúan el origen del piano, como instrumento, en el monocordio inventado por Pitágoras para demostrar su teoría de las proporciones aplicadas a la música. Este instrumento consistía en una cuerda de metal tensada sobre una caja de resonancia y que se hacía sonar percutiéndola, punteándola o frotándola. De este modo se puede considerar el monocordio como el origen de todos los instrumentos de cuerda, tanto si tienen teclado como si no. Pero hoy en día también se considera la posibilidad de que el antecesor del piano sea el salterio. Este instrumento apareció en Europa en la Edad Media y fue representado en ilustraciones y esculturas a partir del siglo XII. Probablemente su origen se encuentre en el sudeste asiático. El salterio está constituido por un número considerado de cuerdas de distintas longitudes para conseguir un gran rango de sonidos desde los graves a los agudos, colocados sobre una caja de resonancia. Estas cuerdas se hacían sonar pulsándolas con los dedos o percutiéndolas por medio de un plectro.


TIPOS DE TECLADOS


La época de invención del teclado no se conoce todavía pero se encuentran vestigios de su existencia en el siglo IV d.C., aunque de una forma ciertamente rudimentaria. La aplicación del teclado al salterio se intentaría en Italia en el siglo XIV. Según un pasaje de la “Postik” del sabio Scaliger, el alemán Simius había construido un instrumento llamado “simicon”, el cual era un monocordio cuyos sonidos se producían por plectros que se movían de abajo hacia arriba, mediante la acción de un teclado. Esos plectros más tarde se perfeccionaron con el fin de conseguir un sonido mejor, usándose picos puntiagudos de plumas de cuervo. Scaliger nos dice que ese instrumento en su juventud llevaba el nombre de “clavicymbalum” o de “harpsichordium”, y que después del perfeccionamiento de las plumas de cuervo se habría denominado espineta. Como conclusión de este pasaje de la “Postik”, podemos decir que de la aplicación del teclado al salterio surgen una serie de instrumentos que, con su evolución y perfeccionamiento, darían origen al piano. Estos instrumentos se dividirían en dos tipos: los de cuerda punteada (clavicémbalo, espineta y virginal) y los de cuerda golpeada (clavicordio y piano).


El número de teclas en los teclados se ha incrementado con el tiempo. En el siglo XVIII los clavecines tenían hasta cinco octavas (poco más de 61 teclas), mientras que la mayoría de los pianos fabricados desde 1870 tenían 88 teclas. Algunos pianos modernos tienen algunas teclas más (por ejemplo un Bösendorfer 225 tiene 92, y un Bösendorfer 290 Imperial tiene 97 teclas). Los órganos generalmente tienen 61 teclas por «manual». Los sintetizadores tienen por lo general 61, 76 u 88 teclas (casi 5, 6 o 7 octavas, respectivamente). El número de teclas negras y blancas puede variar según el fabricante, y según el modelo de teclado. Por ejemplo, hay teclados de 5 octavas con 61 teclas de tipo sintetizador u órgano. También hay modelos con 76 teclas. Los pianos digitales compactos (portátiles) cuentan con teclados de 88 teclas contrapesadas


El órgano es un instrumento musical armónico de teclado. Los sonidos se generan haciendo pasar aire por tubos de diferentes longitudes (desde pocos centímetros hasta varios metros). Se clasifica como instrumento de viento o aerófono en la categoría instrumentos de teclado y también dentro de la subcategoría aire insuflado, junto al acordeón y al armonio. Consta de diferentes registros o sonidos, cuyo timbre dependerá de la forma, tamaño, material o mecanismo de producción del sonido. Se maneja mediante uno o más teclados para tocar con las manos, y otro consistente en unos pedales en la parte inferior que generalmente gobiernan los registros más graves, aunque también se pueden emplear para generar otra voz aguda. Los distintos registros se accionan mediante unas palancas o botones al alcance de la mano del organista. Todo el sistema puede ser mecánico, eléctrico o electrónico dependiendo de la naturaleza de la fabricación del instrumento

V


Está compuesto por una caja de resonancia, a la que se ha agregado un teclado mediante el cual se percuten las cuerdas de acero con macillos forrados de fieltro, produciendo el sonido. Las vibraciones se transmiten a través de los puentes a la tabla armónica, que las amplifica. Está formado por un arpa cromática de cuerdas múltiples, accionada por un mecanismo de percusión indirecta, a la que se le han añadido apagadores. Fue inventado en torno al año 1700 por el paduano Bartolomeo Cristofori. Entre sus antecesores se encuentran instrumentos como la cítara, el monocordio, el dulcémele, el clavicordio y el clavecín.

A lo largo de la historia han existido diferentes tipos de pianos, pero los más comunes son el piano de cola y el piano vertical o de pared. La afinación del piano es un factor primordial en la acústica del instrumento y se realiza modificando la tensión de las cuerdas de manera que estas vibren en las frecuencias adecuadas.


El piano electrónico o piano digital es un instrumento musical de teclado diseñado para emitir el timbre de un piano (y a veces el de un clave, un órgano u otros instrumentos) utilizando circuitos analógicos que sintetizan el sonido de un piano forte o piano con sensores que definen la duración de una determinada nota. Estos pianos suelen ser de menor tamaño que los pianos tradicionales, porque emplean un sistema de circuitos electrónicos en lugar de uno de cuerdas.

"Piano Electrónico" fue también el nombre comercial utilizado por el constructor de teclados Wurlitzer en la popular línea de pianos eléctricos que se produjeron de 1950 a 1980, aunque esto no es lo que actualmente es conocido comúnmente como un piano electrónico


Las teclas del clavicordio son simples palancas; cuando se hunde una de ellas, se puntea la cuerda con una pequeña púa de metal ("tangente") insertada en el extremo contrario de la tecla. Esta tangente determina la afinación (tono) de la cuerda al dividirla en su longitud. La longitud de la cuerda entre el puente y la tangente determina la altura (afinación) del sonido. Una de las dos partes de la cuerda dividida no suena porque está en contacto con una faja de fieltro agudo. El intérprete puede hacer un pequeño vibrato (rápida y casi imperceptible variación de la afinación) realizando un efecto con el dedo, llamado en alemán Bebung ('temblor'): hace variar la fuerza con que mantiene apretada la tecla mientras la tangente se encuentra en contacto con la cuerda. Cuando el martillo abandona la cuerda, ésta deja de sonar y tiene una curva de extinción rápida. El clavicordio —a diferencia del clave— posee "respuesta al tacto": según la fuerza del ataque se puede variar la intensidad, aunque ésta siempre será muy débil. A partir del mecanismo del clavicordio —que permite tocar con diferentes dinámicas entre el piano (suave) y el forte (fuerte)—, los italianos crearon el pianoforte (el actual piano), que desplazó a sus dos antecesores, el clavicordio y el clave.

Revista  
Revista  

TECLADOS Y TODOS SUS ATRIBUTOS Por Daniel Felipe Márquez Alvarez

Advertisement