Issuu on Google+

1

COMO PENSAMOS

DANIEL FT. URIEL

Para no desembocar en la pura dispersión en necesario encontrar algún signo de unidad, algún principio de simplificación. Este libro expone la convicción de que el imprescindible factor estabilizador y centralizador se halla en la adopción de la actitud mental y del hábito de pensamiento que denominamos científicos. Podría pensarse que en la enseñanza dirigida a niños y adolescentes esta actitud mental está fuera de lugar. Pero este libro también representa la convicción de que eso no es cierto, de que la actitud innata y pura del niño -caracterizada por una vivísima curiosidad, una fértil imaginación y un sincero amor a la investigación experimental- se aproxima mucho, muchísimo a la actitud del espíritu científico

HUNTER CREW S/N 9611699494 000000000000000


Las funciones de la recitación Ideas falsas acerca de la recitación En La recitación el maestro alcanza su contacto mas estrecho con el alumno. En la recitación concreta las posibilidades de orientar las actividades de los niños, de despertar curiosidad por la información, de influir en hábitos lingüísticos y de dirigir las observaciones. Recitar versus reflexionar La palabra re-citación para designar el periodo de mas intimo contacto espiritual entre maestro y alumno y entre alumno y maestro. Re-citar es citar de nuevo, repetir, decir lo mismo una y otra vez. A la repetición de información de segunda mano y a la memorización con visitas a la producción de respuestas, la verdadera recitación es el momento propicio para estimular y orientar la reflexión. Memorizando es tan solo un incidente, aun que un incidente indispensable, en la tarea de cultivar una actitud reflexiva. La información ayudara en el futuro a superar una dificultad, y sin criterio alguno de selección de lo pertinente. Los malos de la pasividad La pasividad es lo contrario del pensamiento, que no es solo un signo de fracaso en la estimulación del juicio.

¿Cuáles son los objetivos que deberán alcanzar la recitación? En general son estos tres: 1) Debería estimular la curiosidad intelectual, despertar e intensificar el deseo de actividad y conocimiento inteligente, así como el amor al estudio, actitudes que en lo esencial, son de naturaleza emocional. 2) En el caso de que los alumnos ya posean estos intereses y afectos y en la medida en que estos se vean estimulados, la recitación debiera orientarlos por los canales capaces de llevarlos hacia el cumplimiento de un trabajo intelectual, así como la gran fuerza potencial de un río debe ser dirigida a través de un curso particular. 3) Debería contribuir a la organización de lo que se ha adquirido así como a verificar su calidad y cantidad y sobre todo verificar las actitudes reales con el fin de asegurar su mayor eficacia en el futuro.


La recitación debiera estimular la curiosidad intelectual. El impulso ultimo para el estudio, para la actividad intelectual, nace de dentro, tanto mental como físicamente, debe ser un apetito. Hambre y sed intelectuales, como hambre y sed corporales, alimentos que provienen del medio, que se encuentran al alcance de la mano, encontrado tras una investigación. Es decir que son aquellos que deciden que dirección adopta realmente el apetito. Al comienzo, estos movimientos son uniformes y difusos. El contacto con el prójimo los estimula a adoptar un significado, un valor intelectual.

Una recitación debería ser una situación en la que una clase, un grupo organizado como unidad social, con intereses comunes y la dirección de una persona más madura y experimentada, estimulara la curiosidad metal. La tarea del periodo de exposición es la de excitar la mente, ponerla en marcha, es decir, transmitirle por contagio una cierta excitación intelectual. Maestros sin ninguna formación en teoría pedagógica, sin ningún conocimiento científico de psicología, etcétera, que, sin embargo, han pasado por todo un proceso de información pedagógica.

Nuevo interés intelectual transmitirán algo de su propio entusiasmo por un campo del conocimiento o del arte. Dado este apetito, la mente funcionara; y a aunque se pueda sobresaturar de información, si se omite este ultimo, poco será lo que se obtenga en el futuro. Todos estos prerrequisitos en resumen en el hecho de que la principal garantía deberá residir en un vivido intercambio de ideas, experiencias e información entre los miembros de la clase. La recitación debería conducir a los alumnos a buenos hábitos de estudio. El estudio no es más que actividad reflexiva que pone énfasis especial en una materia proporcionada a través del lenguaje, ya sea oral ya sea impreso. El contenido intelectual de una persona estudiosa radica en estudiar algo. Pensar es adquirir, investigar, inspeccionar, ensayar algo o sumergirse en ello, con el fin de encontrar algo nuevo o ver lo que ya conocido bajo una luz diferente. En resumen es cuestionar. Esta característica bien establecida de la exposición tradicional, es una formulación de preguntas por parte del maestro.

Las preguntas deberían exigir al estudiante que lo utilice al enfrentarse con un problema


nuevo y que no se limite a reproducirlo directa y literalmente. Esta operación exige el ejercicio del juicio por parte del alumno. Las preguntas deberían dirigir la atención de los estudiantes hacia el tema y no hacia el objetivo del maestro. Las preguntas deben ser de tal manera que no interrumpieran el desarrollo del tema también deberían requerir periódicamente una inspección y una revisión de lo que se ha dejado atrás, con el fin de extraer su significado neto, de reunir y mantener lo importante de la discusión anterior y separándolo de problemas colaterales, de observaciones provisionales y exploratorias etcétera. Aunque al terminar las recitaciones deberían de proporcionar una cierta conclusión de lo que se ha hecho y aprendido, cada vez debería de estimularse en los alumnos una actitud de tención y alerta, a través del pensamiento de algún tema. La recitación debería verificar lo que se adquirió brevemente

La conducción de la recitación

La primera necesidad: La preparación del alumno. La mejor preparación, y en realidad la única que se requiere es la incitación a percibir algo que requiere explicación a algo inesperado, inquietante, peculiar. Con esto la mente se vuelve alerta e inquisidora por que es estimulada desde adentro con el impulso de sus potencialidades que cualquier artificio pedagógico. La etapa de preparación no debe ser demasiado prolongada y demasiado exhaustiva, pues en este caso perdería interés y se aburriría el alumno, mientras que en una zambullida lo prepararía mejor para el trabajo. El error mas común es ignorar el poder de auto proporción de una idea, una mente alerta se hace cargo por si misma del estudiante en nuevos campos y se ramifica en nueva ideas. El grado de participación del maestro

La comprobación debería der una función permanente con la necesidad de verificar si se satisface simplemente con pruebas de habilidad para reproducir el tema. Lo importantes es comprobar el proceso de comprensión del tema, la capacidad para utilizar lo que se ha aprendido como instrumento de nuevos estudios y aprendizajes, el progreso en los hábitos y actitudes generales que forman el pensamiento: Curiosidad, orden, poder de revisión, de resumen y de definición, apertura y sinceridad mental.

Este tema aborda muchos puntos importantes en cuestión de la labor del maestro, profundizando más en su trabajo. Cuando se entra en un análisis acerca de esto podemos captar que el temor a que el maestro cree en los estudiantes una exagerada dependencia de los demás, en el problema práctico consiste en mantener un equilibrio: más que nada no debe de hablar ni tampoco mostrar tampoco obstaculizando la reflexión del alumno. También se refiere a que no hable tanto por que puede ahogar el pensamiento, que quiere decir, que puede causar aburrimiento y una saturación de información en el alumno. Y que el maestro tenga la firme voluntad a dar


al estudiante un ben margen de libertad respeto de lo que asimile y retenga hablamos de la información que se le proporcione, sin exigir que capte o repita todo. Otro punto muy importante es la secuencia que lleve el maestro en el manejo de sus contenidos, por que allí causa una problemática en el alumno cuando pierde la secuencia de los temas que aborden, surge como un aturdimiento en el alumno mediante esta situación. No cabe duda que este peligro es real. Pero si los jóvenes al terminar la escuela, han de estar preparados efectivamente para una sociedad democrática, refiriéndose a que deben de tener la capacidad de intervenir en conferencias o en reuniones y problemas sociales. Que puedan desarrollar en la escuela y su capacitación de hábitos que mas adelante le abra las puertas de la sociedad.

Hacer que el alumno justifique sus atribuciones La recitación discursiva es uno de los factores es uno de los factores muy importantes que mantenga y justifique las sugerencias que propone el alumno, como explica los hechos y como los hechos lo justifican a él. Que el alumno sea responsable por desarrollar así mismo la sensatez de la conjetura que propone. Un maestro inteligente adquiere en seguida una gran habilidad en descartar las atribuciones inútiles y absurdas de los alumnos y seleccionar y descartar las que apuntan a los resultados que él quiera obtener.

Pero este método se le a denominado en algunas veces (interrogatorio sugeridor). Toda reflexión implica asta cierto punto, detener las observaciones y reacciones exteriores para que la idea pueda madurar. El maestro debe construir el marco adecuado para una digestión tranquila.

Evitar la distracción mediante la concentración en un tópico central o un objeto típico. El maestro tiene que evitar la confusión que proviene de colocar ante la mente una cantidad de hechos en un mismo nivel de importancia, normalmente algún objeto reclama más atención. Al realizar una generalización, la mente no comienza regularmente con los objetos a, b, c, d……. Para tratar de encontrar sus puntos de coincidencia. Debería hacer el esfuerzo de advertir que el objeto que en lo cual el pensamiento sea típico. La mente necesita que se le defienda de la mortal influencia de una multitud de particulares aislados y también de la esterilidad de el principio meramente formal. La función del maestro En realidad, el maestro es un líder intelectual de un grupo social. Es un líder no por su posición social, sino a su debido conocimiento más amplio y más profundo a la madurez de la experiencia. El antiguo estilo de educación tenia a tratar al maestro como un gobernante dictatorial.


Nociones falaces que minimizan su liderazgo

Su necesidad de conocimientos técnico y profesional

Se sostiene que, en virtud del respeto debido a la libertad mental de los alumnos, todas las sugerencias han de partir de ellos. Esta idea se a aplicado especialmente en algunos jardines de infancia y primeros cursos de la escuela primaria.

Explica la necesidad de conocimiento técnico por parte del maestro, tan importante como el conocimiento de los temas que enseñan. “conocimiento técnico” el conocimiento profesional. De historia de la educación o de los métodos que los demás han encontrado útiles en la enseñanza de diversos temas. En primar lugar por que debe estar preparado para advertir lo que, en caso contrario, inadvertido en las respuestas de los estudiantes.

Puesto que el fin que se persigue a de provenir directa o indirectamente, del medio, el desprecio de la capacidad del maestro, no es mas que la situación de la planificación inteligente de individuo que, si tiene derechos a ser maestro.

Su necesidad de un conocimiento amplio Es lo que se refiere a las condiciones en las cuales el maestro puede ser realmente el líder intelectual del grupo social. La primera condición remite a su propia preparación intelectual en la materia. Debe superar ampliamente el nivel del libro de texto o cualquier plan fijo para enseñar una lección. El maestro debe de tener la mente libre para observar a los miembros del grupo de discusión, el problema del maestro estriba en saber que hace lamente de los alumnos con la materia, el maestro debe estar atento a todas las formas de expresión corporal del estado de animo.

Parra interpretar rápida y correctamente lo que los alumnos hacen y desasen., desgraciadamente, a veces este conocimiento no se a considerado como una guía y herramienta de observación y el juicio personales. Si no como un conjunto de reglas procedimientos fijos de acción. Pues si la información profesional no ilumina su propia percepción de la situación y no le dice que hacer en ella o bien se convierte en un artificio puramente mecánico, o bien en una carga de material indigesto. Por ultimo, para hacer un líder el maestro debe tener una preparación especial para ciertas lecciones. La flexibilidad, la capacidad para sacar provecho de incidentes de preguntas inesperadas, depende de que profesor se acerque al tema con frescura y plenitud de interés y conocimiento.


Apreciación Es el estado que designamos con el termino “apreciación “. A veces hablamos de las cosas apreciando “su valor “. Lo contrario es la “depreciación “en la medida de los objetos envejecen se vuelven anticuados y nadie los quiere. Su papel en el pensamiento Acerca de la necesidad de situaciones y problemas vitalmente reales para los estudiantes aplica que no hay separación alguna entre el pensamiento y el acto entre actividad intelectual y apreciación. La necesidad de apreciación personal se supone limitada a este último grupo de asignaturas. Cuando esta idea se pone en practica, las asignaturas del ultimo grupo tiene hacerse sentimentales e imaginativas ( en el sentido dezmeramente imaginarias e irreales), mientras que la libertad para la autoexpresión se convierte en algo que seria llamar “ autoexivision ”. De manera innata normal, la personalidad opera como una totalidad. No hay integración de carácter e intelecto amenos que allá función de lo intelectual y lo emotivo, de significado y valor de hecho y de transcendencia imaginativa de los hechos en el reino de las posibilidades decidas. La prueba definitiva de toda recitación en cualquier tema es el grado que alcanzan los alumnos en la apreciación vital de materia que están tratando.


como pensamos