Page 1


3

EDITORIAL

Dic.2010

NÉSTOR CON PERÓN EL PUEBLO CON CRISTINA

ESAS COSAS DE LA MUERTE La muerte nunca es caprichosa. La muerte siempre sabe lo que hace. El dolor y la pena, dicen, son otra cosa; difícil la aventura de explicarlo en palabras… La muerte no se rige en esas leyes. La muerte (siempre) juega otro juego, respira otros desvelos.

En Argentina sabemos mucho de tales muertes. Esas muertes que florecen en conciencias y voluntades; como muertes urgentes, pariendo vendavales de Vida. Y ese es el juego. De eso se trata la apuesta. Y sabemos largo y tendido: la Muerte nunca es caprichosa.

La muerte nunca es caprichosa. Nunca.

CARAJO!!

Y más aún cuando se mete con la Historia: la Historia grande de un país de Suramérica. En un nuevo Siglo... En las venas (también) abiertas del Peronismo.

… Ha muerto Néstor Kirchner…

La muerte (siempre) está atenta. Y le juega apuestas a la Historia.

Compañero Néstor Kirchner, ¡PRESENTE! ¡¡AHORA, Y SIEMPRE!!

La noticia es brava. Pero eso (ya) nos excede.


HOMENAJE NÉSTOR KIRCHNER (1950-2010) Había una vez un Flaco que las tenía todas en contra… Ya de chico se le atolondró un ojo, y entonces se piantó a ver la vida por cuenta propia. Este ojo piantado le valió todo un sufrir en su juventud, y sólo su buen humor y su temple de acero lo salvaron de algún que otro infortunio. La lengua también le trajo algunos dolores de cabeza: Era medio rebelde, como él mismo, y articulaba de manera graciosa. Cruza fatal de alemanes, suizos y croatas, el Flaco era de Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz… Y de tanto ver pingüinos, allá en tierras patagónicas, al Flaco también se le empicó la nariz. Flaco, desgarbado, sibilante, un ojo virola, nariz de pingüino, supo conquistar a la más linda en la facultad de Abogacía de la Universidad de La Plata: Una hermosa Morocha de andar felino. Porque el Flaco siempre fue a más, siempre se superó a sí mismo. El Flaco era peronista, claro… Y la Morocha “aquella” fue luego su inseparable compañera de toda la vida. El Flaco era de Racing: sufrido hasta en el fútbol… En su primera irrupción en la política de Río Gallegos, sus adversarios de la interna peronista lo aplastaron en las urnas… Pero aquello no lo detuvo; por el contrario, el Flaco siguió adelante, empeñoso y decidido. Y tanto fue así que llegó a Intendente, y después a Gobernador (durante tres períodos consecutivos) y finalmente se

5

Dic.2010

4

consagró presidente de la Nación. ¡El Flaco Presidente! Muy pocos lo conocían, muchos le desconfiaban, algunos lo acusaron de ser el “Chirolita” de otro Ese pingüino de mirada torcida llegaba a la Casa Rosada con apenas el 22% de los votos… Pero bien supo multiplicarlos por miles y miles y miles en todo el país. Y lo hizo con trabajo, esfuerzo, humildad, militancia, como el

Por Daniel Aranda

El Flaco

Pronunciamos la palabra ORGULLO para describir lo que sentimos en este momento más allá

del dolor. El ORGULLO de ser soldados de un militante como Néstor y seguir siendo más que nunca un soldado de Cristina.

compromiso político y social, la lucha por la equidad y la memoria, de preguntar, de interesarse, de no conformarse y la incansable búsqueda de la Verdad. Néstor era el ex presidente de la República Argentina, y el presidente del Partido Justicialista, era el Secretario General de la UNASUR, era Diputado Nacional, y era un compañero de militancia y un gran amigo.

Orgullo Por Marisol Vitale

El ORGULLO de tener este militante que nos educó y adoctrinó con el ejemplo, por el temperamento a la hora de enfrentar a los enemigos del Pueblo, a los oligarcas, a los monopolios, a los militares culpables del horror, a luchar por la igualdad de derechos y por la justicia social. El ORGULLO de ser argentinos, de ser militantes de base, de volver a creer en la política y querer cambiar las cosas, del

Y también era un poco padre de todos nosotros.

Nos devolvió la fe cuando ya no creíamos en nada. Nos convirtió en los jóvenes, hombres y mujeres que somos ahora, los que vamos a seguir luchando por una Argentina mejor; porque ese es el legado que Néstor nos dejó: esa doctrina de vida que nos acompañará siempre y nos da la fuerza para seguir creciendo con la frente bien alta y con el pecho inflado de ORGULLO. ETERNAMENTE AGRADECIDOS, por la memoria de los que estuvieron, la fuerza de los que estamos, y la esperanza de los que estarán SIEMPRE.

Flaco sabía hacerlo: A LO PERONISTA. Hasta que el corazón le jugó una mala pasada… Y se nos fue. Hoy el Flaco no está más entre nosotros… Dicen que está junto a Evita y Perón charlando de sus cosas. Murió en octubre, en el mes más peronista de todos. Y lo vamos a extrañar. Mucho. Muchísimo… Pero también tenemos un legado para defender, profundizar, consolidar, expandir… Y seguir su ejemplo no será sólo un deseo, será, pues, una obligación. Había nacido un 25 de febrero, como San Martín…


NUESTRO PROYECTO

JUVENTUD Nosotros y la muerte del Pingüino

Cristina y la conducción Anibal Fernández

nuaremos profundizando los cambios, nos organizaremos con mayor precisión y con más fuerza, en memoria de quienes ya no están, pero que han sembrado un camino de lucha y esperanzas, por el porvenir, por la comunión Suramericana, por la dignidad de los trabajadores, por la inserción de quienes habían sido anulados de toda posibilidad de cambio y por quienes entregaron sus vidas y sus fuerzas en pos del logro de una Argentina más justa, libre y soberana.

Por Adriana Reydó “¡Con nuestro triunfo hemos aceptado esta responsabilidad y no habremos de renunciar a ella! La experiencia de los últimos años que puso frente a frente la reprimida vocación nacional de justicia económica, política y social, y los viejos caciques negatorios de los derechos populares, ha de servirnos de ejemplo. En momentos de gravedad, los hombres argentinos supieron elegir al líder de su destino e identificaron en él todas sus ansias negadas, vilipendiadas y burladas por la oligarquía sirviente de los intereses foráneos. ¿Podremos acaso las mujeres argentinas hacer otra cosa que no sea consolidar esa histórica conquista? ¡Yo digo que no! ¡Yo proclamo que no! Y yo les juro que no, a todas las compañeras de mi Patria”. Eva Perón Cristina sabe que el cambio ya se produjo, sabe que los millones de jóvenes que la respaldan, las mujeres que trabajan desde cada confín de nuestra argentina, los profesionales comprometidos con el desarrollo de nuestro país, y cada uno de quienes se reencontraron con su dignidad y sus sueños y con la posibilidad de concretar sus vidas como alguna vez la imaginaron están de su lado, dispuestos a trabajar codo a codo para que en el 2011 nuevamente flamee la bandera de la Victoria en suelo argentino. Para que sigamos construyendo una Patria sin excluidos, para que cada obrero continúe progresando, para que cada joven sepa que aquí puede quedarse a fundar su familia, a realizar sus sueños

y para que cada adulto mayor sepa que no es un elemento descartable, sino un engranaje indispensable para comprender de dónde venimos y hacia dónde vamos, honrándolos en sus trayectorias y en todo lo que le han brindado a nuestra Nación. Cristina ya lo expresó en palabras claras: Redoblaremos los esfuerzos, conti-

7

Dic.2010

6

Cristina Fernández de Kirchner. Esta mujer que desde siempre abrazó la causa popular, que tomó postura por la defensa de los sectores más humildes, los olvidados, los postergados, los despreciados por el sistema liberal. Esta mujer que contra viento y marea, junto a su compañero de toda la vida, se atrevió a soñar con la dignidad del Pueblo argentino. Esta mujer a la que nada ni nadie lograrán torcer ni mucho menos amedrentar en su determinación de promover políticas activas para la Justicia Social y la Equidad en la Argentina. Por todo esto, decimos: Cristina, tu Pueblo te abraza y te acompaña en esta instancia crucial, con fe, con fuerza y esperanza… Para seguir afianzando este modelo de grandeza, camino a una Patria Peronista y Latinoamericana.

Por un lado nos dicen que el “futuro” está en nuestras manos pero, al mismo tiempo, nos tratan como vagos del presente. A menudo (sino siempre) la imagen construida por la prensa monopólica es la de una “juventud perdida” en la noche del alcohol y las drogas, deambulando entre la violencia y la delincuencia. En el mejor de los casos el “joven” aparece como un párvulo colegial; es decir, el joven bobo iluminado por un adulto encendido. Para la prensa canalla la peor juventud es aquella donde el joven “rebelde” sabe cuáles son sus derechos y cómo defenderse en conjunto. En ese caso, aparecemos como “vagos” o “dominados” por ideas subversivas… De niños nos dicen: “Eso no se toca”. Y de jóvenes: “Eso no se piensa”. Como el miedo ya no funciona, ahora utilizan la chicana del “son todos unos vagos”. Hasta dicen que nos lavan la cabeza. Pero nunca nos preguntan qué queremos, cuales son nuestros ideales… ¿Será que no les conviene? Y llegó el Pingüino Cuando ya nos estábamos creyendo el bolazo de que éramos tontos y que de nada servía soñar con utopías, llegó desde Santa Cruz un compañero medio gritón, desaliñado y desobediente a lo establecido: El Pingüino… Como siempre, desconfiados, algunos pensaron: “Uh, otro más”. Dado que éramos una juventud dormida en la idea de estar destinados al fracaso, no lo podíamos creer. Hasta que un día vimos a ese Pingüino pidiéndolo perdón a Nuestras Viejitas, las únicas que nos defendían. Sí: les pidió perdón por el silencio y el ninguneo de más de 20 años de lucha en reclamo de Justicia… Y entonces (ahí) nos dimos cuenta que también nos estaba pidiendo perdón a nosotros, los jóvenes. Porque los 30.000 desaparecidos éramos nosotros. Pero no solo pidió perdón: Ese día, además, nos dio un lugar en el escenario de la ESMA, ubicando al frente a un joven de los nuestros, mostrándonos que somos capaces de recordar, de pensar y de soñar un país mejor. El Pingüino se bancó los gritos y los llantos sin echarnos, ni pegarnos. Sencillamente, con amor y alegría, como en los cuentos de hadas… pero (entonces) era de verdad. … Y el Pingüino pasó a ser nuestro único Héroe en aquel lío. Los jóvenes recuperamos la esperanza. Entendimos que realmente existe un camino para la liberación nacional. El Pingüino fue quien nos marcó ese camino, con su ejem-

Acá estamos plo, sin charlatanería y sin pedir nada a cambio. Hasta se animó a compartir con nosotros su CrisPasion: Esta magnífica CrisPasión hecha de amor y vida y coraje y militancia. Hasta siempre Y una mágica noche en el Luna Park nos juntamos todos en una sola voz, para decirle a Néstor lo que (seguramente él) ya sabía: Que ahora podemos soñar: Que recuperamos la alegría. Y llegaste, a pesar de tu dolencia, como siempre. Entraste con tu compañera y sin decir una palabra nos abrazaste a todos… Y esa noche, tu Cristina, como una madraza de novela, nos dejó en claro el privilegio de vivir estos tiempos de libertad, y nos alentó en la responsabilidad de engrandecer la Patria. Que debemos tender la mano al

que la necesite, nos dijo. Y hacerlo desde la solidaridad y no desde la caridad: Porque para un argentino no hay nada mejor que otro argentino… En el 2001 no lo hubiéramos creído. Pero gracias a vos, Néstor, hoy creemos en la solidaridad; y disfrutamos el gran orgullo de ser argentinos. En medio de un profundo y filoso dolor, los jóvenes te despedimos y te acompañamos hasta tu amado Sur como vos te merecías: con tremenda alegría: saltando, cantando, bailando. Para muchos (ahora) estás en el cielo. Pero para nosotros, como dijo la Presidenta, estás en cada rincón de la Argentina. Y sabés bien que las convicciones que te trajeron a nuestras vidas están intactas y en buenas manos… Junto a la gloriosa JOTAPÉ te decimos: ¡¡Hasta siempre, compañero!!. Vicky


LA VOZ DEL PUEBLO “… Fue mi único héroe en este lío” Carlos “Indio” Solari

El 27 de octubre se cumplía el decimoquinto aniversario del fallecimiento de mi papá, y como todos los años me preparaba para ir al cementerio a llevarle flores cuando de repente me inmovilizó eso que nunca imaginé escuchar: la noticia de la muerte de Néstor... El líder ya no estaba entre nosotros... ¡Que desesperación! Mis compañeros me llamaban, yo llamaba a mi Jefe político, nadie lo podía creer… ¿Y ahora qué hacemos?, nos decíamos unos a otros, entre sensaciones de tristeza, dolor, orfandad, desamparo. Lo único que teníamos en claro era que había que seguir trabajando en el censo nacional: Esa fue la orden. Y esa fue también la necesidad de no aflojar a pesar de tanta angustia. Y entonces abrimos “las básicas”, nos abrazamos, nos consolamos, nos juntamos más que nunca. Fuimos a la Plaza de Mayo caminando; y allí encontramos más y más gente, de los militantes y de los espontáneos... En nuestros rostros campeaba esa macabra mueca del espanto. Hasta el más fuerte aflojó, y no pudo contener las lágrimas. ¡Estábamos todos hechos mierda! Fueron muchas horas de pensamientos absortos, estremecidos, casi sin poder dormir; la cabeza no paraba de maquinar. Las primeras informaciones daban cuenta de que nuestro conductor seria velado en su casa: la Casa Rosada... Y la plaza estaba llena, miles y miles y miles de compatriotas demostrando su amor, su afecto, su cariño, su idolatría, su reconocimiento; se escuchan cantos, vítores, aplausos, y su nombre retumba coronado en un maravilloso ¡PRESENTE! Es la gente, es su Pueblo: Es el líder que se va; el que lo dio todo, su pasión, su lucha, su trabajo, su esfuerzo, hasta su propia vida. Algunos compañeros fueron ingresando a la capilla ardiente levantada en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos... Otros nos quedamos afuera, haciendo el aguante, con los ojos vidriosos y el alma quebrada; dando vueltas por las inmediaciones, viendo cómo otros miles y miles y miles de rostros enlutados se acercaban al lugar. Un grupo de compañeros decidimos irnos y volver a la noche, suponiendo que habría menos gente... Y volvimos: Pero no había menos gente... La cola para ingresar a la Casa Rosada era inmensa, inaudita, cuadras y cuadras de hombres y mujeres de todas las edades y todas las condiciones sociales: Todos estábamos allí despidiendo al líder, dando muestras de nuestro agradecimiento. La emoción era incontenible... Y las cuadras de cola seguían creciendo. A las 3 de la mañana ingresamos a la capilla ardiente, yo abrazado a mi mujer y mi pequeña hija... PARA DECIRLE ADIÓS A NUESTRO NÉSTOR. … llantos, flores, banderas, crucifijos, rosarios, notitas de reconocimiento, improvisados afiches, muestras de genuino amor popular... Y salimos. Y volvimos a casa. Y las lágrimas surcaban la almohada. Y aquella madrugada tampoco dormimos. A la mañana la multitud sigue firme haciendo cuadras de cola. Volvimos a la plaza... Y comienza a llover, como evidenciando el llanto colectivo que moviliza al país. La “Marcha de San Lorenzo” anuncia lo inevitable: Néstor ya se vuelve a su Santa Cruz natal... El cortejo se inicia en la explanada de Casa Rosada; las solfas de los Granaderos erizan la piel y estrujan las tripas... Un filoso dolor taladra en las conciencias. El cortejo avanza, lento, tumultuoso, bien peronista. Todos queremos acercarnos, tocar el coche fúnebre, acariciar a Néstor por última vez. Dolor, un filoso dolor… Y volvemos a casa. Y vemos por televisión la llegada de Néstor al cementerio de Río Gallegos. Y seguimos llorando… Mucho. ¡¡HASTA SIEMPRE!!

Crónica de un dolor inesperado por Rubén Zampino

9

Dic.2010

8


EL MUNDO

PERSONAJES PERONISTAS Militancio Rodríguez, el hermano no reconocido de Bombita

Contra las mentiras del Imperio

El legado de Néstor

EL NUEVO ORDEN Nos da un poco de “cosita” decir que encontramos al compañero Militancio en la Marcha del Orgullo Gay caminando bajo la bandera de Putos Peronistas. Entrevistado y entrevistador nos miramos y charlamos como si no nos reconociéramos: Así de “careta” fue la cosa, ¿vió? –Quedamos huérfanos… –¿De qué?: Se nos fue un hermano, un “primus” entre pares, pero un hermano. El Viejo se nos fue una vez y está bien que así sea. ¿Cuántos padres necesitamos, eh? Hay que hacerse adulto y se lo digo yo que la tengo como materia pendiente. Así como queremos distribuir la riqueza, hay que distribuir responsabilidades. Se nos fue nuestro querido compañero Néstor Kirchner; entonces queda la querida compañera Cristina Fernández-Kirchner… Y quedamos nosotros, solidariamente responsables de lo que sigue.

El intento del mundialismo globalizador por someter a los Pueblos Libres sigue haciendo agua por todos lados. La derecha estadounidense, republicana y protestante, está inquieta y pretende volver a la esclavitud; así se sacan de encima al actual presidente, demócrata y católico, que ¡para colmo! es negro. Caído el cuco soviético, que personificaba una excelente justificación para engordar los presupuestos del Pentágono y su maquinaria belicista, tuvieron que inventarse un nuevo enemigo: el Terrorismo Islámico. Otro enemigo difuso y poco creíble es el narcotráfico… graciosa paradoja, entonces: el principal mercado mundial de distribución y consumo de narcóticos es el mismo que dice combatirlo fronteras afuera. Una farsa de poco fuste. Mentiras y más mentiras. Con los escándalos financieros y la guerra de monedas, quieren poner de rodillas a ese gran asilo de ancianos (egoísta y pretencioso) conocido como Europa… Mientras tanto, preparan el terreno para satanizar el “peligro amarillo” al que también le tienen muchas ganas.

Y como siempre está Inglaterra, “Piratas”, socios eternos en cuanta tropelía emprenda el Imperio; ahora con claras intenciones de enviar a sus petroleras a saquear nuestros recursos naturales en las Islas Malvinas. No entienden, o mejor dicho, no aceptan que el mundo cambió, que la región de la UNASUR está unida y se defenderá en bloque contra la prepotencia del Norte para frenar la depredación sistemática a la que nos quieren condenar. Paradigma de su Tiempo Néstor Kirchner marcó un camino: el de los patriotas Latinoamericanos… Y así le puso el pecho a las intentonas golpistas en Ecuador y Bolivia; también intercedió en el conflicto diplomático entre Venezuela y Colombia; y antes había consolidado el MERCOSUR junto a Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile; y en aquella memorable Cumbre de Mar del Plata preparó el terreno para sepultar el ALCA del genocida Bush. Néstor Kirchner: un patriota de su tiempo… El 2010 encuentra a Sudamérica unida e

Dic.2010

11

10

integrada como nunca en su historia: ocho presidentes de la región estuvieron en la Casa Rosada para despedir a Néstor Kirchner… Y lo despidieron como él se merecía; no sólo como a un ex-presidente argentino, sino, más aún, como a un amigo, como a un luchador de la causa Surista, como lo definió Hugo Chávez: un heredero de San Martín y Bolívar, un prócer a la altura de Perón y Fidel. Ese es el gran legado de nuestro líder: Entender la lucha hasta sus últimas consecuencias. Con convicción y militancia… Y ahora, como militantes del proyecto Nacional y Popular que Néstor supo forjar, será nuestra la responsabilidad de sostener y profundizar las políticas económicas, jurídicas, sociales y culturales alcanzadas en los últimos años; y esto deberá ser cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Como un mandato Histórico. Irrepetible. Ya lo dijo la Presidenta: “No vamos a cambiar justo ahora”. … Y está claro que no habrá lugar para las dudas. Lic. Fernando Ricardo Pérez

–La horizontalidad, dice usted… –Horizontalidad, ¡las pelotas! No es “chicha o limonada”: es más complejo, pero no tanto como nos queremos enredar. Una organización no resiste el estado asambleario permanente de librepensamiento, eso es un café literario. Tampoco construye organización responsable una hermética bajada vertical que no provea a sus integrantes de un horizonte de sentido del que puedan ser gestionadores responsables. Para ser parte, mínimamente, hay que saber para qué carajo se hace lo que se hace. –¿Y entonces…? –Entonces usted quiere que yo le resuelva el tema irresoluto de “sólo la organización vence al tiempo” alegremente, mientras caminamos entre los cánticos de las chicas, digo los chicos, todos, todas, ¡Uff…! Pero igual le voy a decir lo que tengo pensado. Son dos instancias diferenciadas y compatibles. Cada una con su naturaleza. A la horizontalidad le cabe la construcción del discurso, participar cada uno desde su lugar relativo en la construcción del rumbo; es decir,

¿qué se va hacer?, ¿para qué?, ¿cómo? Y a la verticalidad le compete la ejecución, la gestión del discurso: ¡Vos haces esto? ¡Vos esto otro! Y ahí sí: ¡Todos calladitos la boca! –¿Y ya está…? –¿Usted es medio chambón, por eso lo mandan a entrevistarme? Otra vez mi autoestima al piso. No, hombre: ¡No está! En el medio estamos los hombres y mujeres, pequeños, mezquinos, mirándonos el ombligo, siempre autoreferenciales, sospechando de los otros con la vara de nuestras miserias… Hacer un colectivo humano presentable ante el Consejo Intergaláctico de Especies Inteligentes no es tarea fácil; tampoco es imposible, pero ¡hay! que hacerlo… –Esteeemm… Don Militancio, ¿no se me disparó un poquito para los caños? –Es que usted me presiona, me saca de órbita. Volvamos. ¿Sabe quién quedó huérfana?: La oposición. Perdidos, como bocha en cancha de perros… –No era como perro en cancha… –… No, es así como le digo; y es peor. En el paroxismo de su necedad la clase del odio y el resentimiento golpeó su cabeza contra las paredes mientras murmuraba acongojada: “¡Mirá si será hijo de puta que se murió sólo para cagarnos!” Esta es una muerte estratégica. Por enésima vez un militante pone el cuerpo en defensa de sus convicciones hasta la consecuencia más definitiva. Está en el bolillero de nuestras vidas, como perder bienes y posiciones, o ser vilipendiado, calumniado, execrado por las larvas reaccionarias. Nos distingue ese “poner el cuerpo” para defender los ideales: Mientras la contra pone dineros y esbirros, el cuerpo se va a Miami. La diferencia es tanta que da un poco de vergüencita ajena.

–¿Alguna otra cosa, Militancio? –Nada de consentir a los jóvenes, que vuelven a estar de moda. No puede ser que anden huérfanos de adultos serios, capaces de acompañarlos y organizarles el mapa de los caminos. Nada de “Juventud Maravillosa” para después exponerlos a la épica autodestructiva. Cada uno, desde su estadío biológico: ¡A Honrar La Vida! Que se comporten con respeto, humildad, preparándose responsablemente para garantizar la felicidad del Pueblo. –Volviendo al tema de la organización: ¿Cuál es el lugar de Cristina? –¡Ah! Lo de ella es distinto: SE HACE LO QUE ELLA DIGA… –¿Y su Jefe? –Lo mismo, como si fuera Cristina…


13

OPINION PERONISTA

Dic.2010

12

M I L I TA N T E S La not a qu e no fue … Pensábamos aquí escribir sobre un reportaje que la revista "Veintitres" (n° 635, págs. 55 y 56, de septiembre) le realizó a Ernesto Laclau* y a su esposa Chantal Mouffe, en el cual, el pensador confirmaba la tesis que planteábamos en la publicación anterior (ver "El Compañero", n° 3, págs. 4 y 5, también de septiembre) acerca de la utilización del odio enemigo como parámetro para ubicar con certeza a los patriotas que, defendiendo el interés nacional, necesariamente afectan poderosos intereses económicos, generando a su vez un odio proporcional al daño sufrido. Odio que pusieran en acción muchas veces a lo largo de nuestra historia, siempre en forma de atroces bombardeos, fusilamientos, torturas y asesinatos. Me refería en aquella nota a nuestro conductor, el compañero Guillermo Moreno y a los líderes de nuestro Movimiento, Néstor y Cristina. Sin dudas, los más odiados por los enemigos históricos de la Patria. Estudiando la forma que le daría a la nota, llegó la terrible noticia del fallecimiento físico de Néstor. Desistí. No quería escribir sobre algo que la realidad, con un durísimo golpe, había sacado de contexto. Tampoco quería reiterar conceptos, merecidos, sobre Néstor, habida cuenta de los compañeros, más lúcidos que yo, que ya se habían ex-

presado sobre el tema. Generoso, el compañero jefe de Redacción me insistió sobre la necesidad de escribir en éste momento histórico. Me convenció y, cuando me dispongo a recomenzar la tarea preguntándome qué asunto tratar, el jueves 4 de noviembre aparece en Página 12 otra nota de Laclau, ésta vez hablando de Néstor. Entonces, se me ocurrió articularlas. A ver si me sale.

La primera nota de Laclau y Mouffe, la que me proponía comentar antes de la partida de Néstor, lleva el título: “La provocación populista”. Allí, los pensadores analizan la coyuntura de los gobiernos latinoamericanos, reivindican el denostado término “populismo” como expresión democrática de las masas en contra del neoliberalismo y plantean, entre otras ideas, una muy interesante que es que no se puede avanzar en una política de izquierda basada en el consenso con todo el mundo y ponen como ejemplo el caso Papel Prensa. Allí hay un conflicto y se lo debe encarar, consensuar en ése caso implica retroceder. Plantean que el conflicto no se contrapone con la democracia y que si se pretende desarrollar una política nacional y popular, se

debe enfrentar al orden establecido. Es interesante el razonamiento porque proviene de intelectuales marxistas que analizan el proceso histórico desde la teoría de la lucha de clases pero atentos a las particularidades nacionales que determinan cada proceso. Es decir, existen intereses contrapuestos, intereses de clase, que están en conflicto permanente y que un gobierno popular no puede eludir sin dejar de serlo. Asumen que hay un horizonte, hacia el que se proyectan las masas y que ha de profundizarse, o no, en la medida que la correlación de fuerzas lo permitan. En Venezuela, Chávez lo denomina "socialismo del siglo XXI", nosotros "Profundización del modelo" o "Patria peronista". Laclau y Mouffe señalan que: "...ése camino se construye con lo que Gramsci llamó: “guerra de posiciones”, una especie de reformismo radical sin un quiebre total con el sistema capitalista." En ése sentido, son muy críticos con lo que llaman “radical chic”, que sería la izquierda antinacional que proclama terminar con el capitalismo sin decir cómo, cuándo, con quién, una izquierda puramente teórica, que no contempla los procesos históricos propios de cada país y que se ubica en la oposición a los gobiernos populares, compartiendo con la derecha más rancia y reac-

cionaria el mismo enemigo común. Laclau remata la nota, y esto es lo más interesante para nosotros, diciendo: “Nosotros (los argentinos) el quiebre más total que podemos pensar es Guillermo Moreno”. Es decir, sintetiza en la figura del jefe de nuestra agrupación, el máximo tolerable de la confrontación, histórica e ineludible, que hoy protagoniza nuestro Pueblo con la guía de Cristina. Ésta idea, la del quiebre más total que puede tolerar la sociedad argentina, se integra con el “parámetro del odio” dado que ése quiebre llega al máximo posible en las acciones políticas que desarrolla nuestro jefe (Papel Prensa, intervención del estado en la economía, promoción de las fábricas recuperadas por trabajadores, etc.) y son en sí mismas parte de ésa “guerra de posiciones” constante entre el Pueblo y la oligarquía desde los albores de nuestra historia. Tal como acierta Laclau, en ésa guerra de posiciones Guillermo Moreno es la vanguardia del movimiento nacional que conduce Cristina en éste período luminoso. Por ésa razón es el personaje más odiado por el establishment, después de Néstor y Cristina. Observando dónde dirigen su odio los enemigos del pueblo, no nos podemos equivocar nunca. Por la simple razón de

que la derecha no podría equivocarse cuando marca un enemigo. ¿Quién mejor que ellos mismos para indicar quién perjudica sus intereses? Volviendo a Laclau, ésta vez sobre la nota publicada en Pagina 12 el pasado jueves 4 de noviembre en relación al fallecimiento de Néstor, afirma: “...hemos perdido al estadista de mayor envergadura que nuestro país haya producido en los últimos cincuenta años.” Esto no es novedoso para quienes entendemos que tenemos el privilegio de ser parte de una batalla mas entre las fuerzas del pueblo y el gorilaje vendepatria. Ésa tremenda lucha comenzó con la propia historia de la Patria. Por eso, estamos convencidos que Néstor Kirchner ocupará el privilegiado lugar de los amados por el Pueblo, junto a San Martín, Rosas, Yrigoyen, Perón y Evita. Lo que a su vez nos reafirma en nuestra posición patriótica. No militamos para un partido, SOMOS MILITANTES DE LA CAUSA NACIONAL. "¿Recuerdan ustedes la reunión reciente del Sr. Magnetto con líderes de la oposición para... organizar la confrontación con el Gobierno? ¿Y recuerdan ustedes esa otra reunión, mucho más siniestra, en la que se obligó a Lidia Papaleo a resignar el control de Papel Prensa bajo amenazas de muerte? La misma historia acerca de la sórdida ac-

ción del poder corporativo frente a la voluntad popular se repite en todas las instituciones. El gran dilema... es quién va a prevalecer: la Argentina corporativa del pasado o la Argentina popular... que se consolidó en 2003 y que desde entonces ha ido ganando batalla tras batalla." Concluye Laclau y nos hace reflexionar sobre la gigantesca dimensión de la lucha en la que estamos comprometidos los militantes de la agrupación "Pueblo Peronista", del lugar que ocupamos en éste histórico combate. No nos equivocamos, al frente tenemos al más odiado por la antipatria. Profesor Emilio Badra * Ernesto Laclau es argentino, en su juventud fue trotskysta, incorporándose más tarde al grupo que lideraba Jorge Abelardo Ramos y dirigió el diario Lucha Obrera. En 1970, Eric Hobsbawn (uno de los más destacados historiadores del siglo XX) lo invita a estudiar en Oxford y desde entonces vive en Inglaterra, donde es profesor de la Universidad de Essex. En la actualidad, él y su esposa son referentes de la nueva izquierda latinoamericana y adhieren a los gobiernos populares de América Latina, nuestra Presidenta dijo que "En torno a lo político", escrito por Mouffé, era uno de sus libros de cabecera.


FOLLETIN

folletinescriollos.blogspot.com

Dic.2010

15

14

El funeral Maurisio y Facundo y el abuelo y la abuela achaparrados bajo el toldo. La lluvia caía gorda y helada. Terminaban el mate cocido, verde, recién servido; en la cocina de campaña. Facundo quería más galleta, pedía a su abuela tirándole el brazo: Estése jucióso ché, retó la vieja. No´ai ma´ gayeta pa´ náide ya. Facundo protestó, rezongó, amagó con largarse a llorar, decidido; y finalmente calló un rato. El abuelo lo miraba torcido. Como pato al arreador, pensó el viejo. La multitud se movía mansa bajo la lluvia, melodiosa, ronroneante en la bruma de cocinas y fogones, andando un único andar: suspendido y penitente: miles y miles y miles y miles de fieles enlutados en el funeral de María Eva. Hasta la lluvia parecía dolida. Vo´abía dicho qu´la Evita´ra juerte como´um yaguareté. Maurisio habló imprevisto: Y aorita ta´muerta, le decía a su abuelo. Evita ta´muerta, decía. Pe´o cáyese ´euna güena ve´ muchachito malinpuesto, terció la abuela. Maurisio la miró, y la miró, atrevido. La vieja se persignó tres veces y farfulló algo. Sabandija, irreverrente, escupió al fin. El abuelo y Facundo miraban el pleito ensimismados apretando risas entre ademanes y codeos. Usté e´un mocosito como pa´anda´ priguntando tanta cosa a’su agüelo. Maurisio contuvo la saña y se arrellanó encuclillado. Y aorita se´me cierra bien´el pico, concluyó la vieja. ¡Chíto! Maurisio calló la protesta, rencoroso. El abuelo lo miraba torcido. Llovía. … a escondidas Facundo dilató un gesto burlón al primo. El primo masticó bronca y arrojó un trompazo a la boca de Facundo. El primo devolvió la porra y en un pestañeo los primos se trenzaban en combate perruno batiéndose a golpes y mordiscos entre el charco de agua helada bajo el toldo en la cocina de campaña: forro puto s´carto f´esso culo roto, se insultaban, negro catinga, se decían, chupa-pinga, gritaban, fieros, revolcados en el empedrado. El viejo reía, y arengaba a sus nietos en rima gallera. La abuela al fin logró separar la trifulca; el gentío se reunía en ronda. Ya´iva´ve´ cuando istemo en casa, rezongaba la vieja. Ya´iva´ve´. Acomodaba la traza a los jovencitos y los devolvía a la cordura: ¡Qu´vergüenza! ¡Qu´vergüenza! La vieja afligía escandalosa: En´l velatorio d´la Señora Eva, ¡peliando, diciendo palabrota! ¡Qu´vergüenza! El viejo se puso serio. Como pato al arreador, pensó. La multitud marchó copiosa durante tres días con sus noches, serena, bajo el ansia la lluvia y los toldos; tendida armónica en el dolor de la orfandad. Como un nuevo testamento, hecho úlcera, el largo adiós de los obstinados. El murmullo de antorchas… Funeral. Tristezas y rezos. Y todo el frío. María Eva se despedía. Para siempre. Martín Fedele

LAS VEINTE VERDADES

PERONISTAS 16. - Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social. 17. - Como doctrina social, el Justicialismo realiza la justicia social que da a cada persona su derecho en función social. Folletines Criollos: una saga de aventuras peronistas “La cacería de Florencio Espiro” – “Los Ruralistas” – “Colonia Wanda” En la web: http://www.textale.com/martin-fedele Weblog: http://folletinescriollos.blogspot.com

18. - Queremos una Argentina Socialmente Justa, Económicamente Libre y Políticamente Soberana. 19. - Constituimos un gobierno centralizado, un Estado organizado y un Pueblo libre. 20. - En esta tierra lo mejor que tenemos es el Pueblo.


Revista "El Compañero" 4  

Órgano de Difusión Gráfica de la Agrupación Pueblo Peronista

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you