Page 28

4HOMENAGEM

arame, na qual colocava o alpiste, e ficava estudando. quando a rolinha entrava, ele dizia:“não! tem que diminuir o tamanho da abertura”.aí, a rolinha não entrava, entrava o pardal e o canarinho não, e novamente ele dizia:“não! isso não está certo, tem que abrir um pouquinho”. e ficava estudando aquilo com uma paciência, um homem com um volume enorme de negócios, estudando se o canarinho entrava na ceva ou não, se tinha mais canário amarelo ou pardo. tinha que ter mais pardo. ele falava comigo que a gente tinha que ser monogâmico igual ao canarinho, “um casal só”.

Abrindo o caminho para o Gir lembro-me de ocasiões em que existia grande demanda por sêmen de alguns touros da Fazenda Brasília, porém, se o teste de Progênie do Programa exibia resultado abaixo do esperado para algum reprodutor, ele rapidamente recolhia o sêmen e sacrificava o animal. uma vez, ele me falou: “o que não serve para usar na Fazenda Brasília, não serve para vender para os outros”. isso é um compromisso muito grande com a raça.

Sempre preocupado, ele queria saber se o gir leiteiro estava melhorando, se as novilhas estavam boas, uma das perguntas dele era “onde estão as boas novilhas? tem gente nova criando o gir leiteiro? quem vai continuar o gir leiteiro?”. ele se preocupava com o futuro, era um apaixonado por criar. Foi um mestre que tive o prazer de conhecer. qual é a lição que ele deixou? como selecionador de gir leiteiro, um dos maiores que já existiu, isso é inegável, mas a melhor lição foi a de como se comportar. é isso. n

Luiz ronaldo de oliveira Paula habla sobre rubens Peres que pocos conocían En los últimos 20 años yo he tenido el privilegio de convivir con él. La Granja Brasília fue uno de los primeros lugares que trabajé como asesor agropecuario. Fue uno de los mayores maestros que yo he conocido, uno de los hombres que más sabía de su propio plantel. Tenía costumbres rigurosas, se despertaba temprano, a las tres y media de la mañana, iba al corral todos los días, acompañaba el ordeño, volvía a la casa, desayunaba y cogía su coche para revisar las cosas de la granja personalmente, era detallista. Analizaba sus animales, tenía objetivo selectivo. El éxito de la Granja Brasília viene mucho de la dedicación que el Sr. Rubens Peres tuvo en el centro de la selección. él también tuvo papel decisivo en la implantación y conducción del Programa Nacional de Melhoramento do Gyr Leiteiro. No por el soporte que dio a la ABCGIL, alojando y costeando el operacional de la asociación por un largo tiempo, pero por el apoyo que dio al programa en un momento en que no había demanda para se poner reproductores en el Test de Progenie. El Sr. Rubens, algunas veces ha entregado tres, cuatro, cinco reproductores para viabilizar y financiar el programa, para que ése pudiera seguir. otra cosa importante es el respeto que él tenía por los otros selectores, jamás hizo cualquier comentario negativo. Un hombre de habla muy suave, muy firme en las decisiones. Literalmente no perdía tiempo con charlas inútiles, no hablaba mal de nadie. Cuando el asunto era el Gyr estándar, él decía claramente: “Yo soy loco con vaca estándar, pero yo quería que ellas dieran un poco más de leche, ellas son lindas, si dieran más leche yo sólo iba a seleccionarlas”. El pescador La mayoría de la gente lo conoce sólo por su importancia para el Gyr Lechero, él se hace presente en el trabajo de la Granja Brasília y en la consolidación de la ABCGIL.Yo conozco el Sr. Rubens pescador, que investigaba cuál era la mejor línea para coger el pez, “tambaqui”, de 20 kilos, que él creía existir, pero nadie lograba probar su existencia. él estudiaba cuál era el cebo, la mejor línea. Ponía una línea más gruesa, ponía una más fina, buscaba a un pescador, llamaba a otro, vivía aquello como a un niño, para coger aquél pez. Amaba la naturaleza, especialmente 26 . G i r d a s A m é r i c a s

los árboles. Analizaba su tiempo de crecimiento, cuál era su anchura, cuál era el área de sombra. él era un hombre que investigaba las cosas, le gustaba aprender. él sabía mucho, pero hablaba poco, le gustaba escuchar, charlar. “tortolita no! Canarito” él quería hacer una ceba, pero no podía entrar ni el gorrión ni la tortolita, sólo el canarito. él tenía una pajarera inmensa, legalizada por el órgano de vigilancia ambiental (IBAMA). él hizo una caja de alambre, en la cual ponía el alpiste, y quedaba vigilando. Cuando la tortolita entraba, él decía:“¡no! Tiene que disminuir el tamaño de la abertura”. Ahí, la tortolita no entraba, entraba el gorrión y el canarito no, y otra vez él decía: “¡no! Esto no está bien, tiene que abrir un poco más”.Y así observaba aquello con una paciencia increíble, un hombre con tantos negocios, observando si el canario entraba o no en la ceba y si había más canario amarillo o pardo. Había que tener más pardo. él hablaba conmigo que nosotros debíamos ser monógamos igual al canarito, “una pareja sólo”. abriendo el camino para el Gyr Me recuerdo de ocasiones en que había gran demanda por semen de algunos toros de la Granja Brasília, pero, si el Test de Progenie del Programa mostraba un resultado abajo de lo esperado para algún reproductor, él rápidamente recogía el semen y se sacrificaba el animal. Una vez, me dijo: “lo que no sirve para la Granja Brasília, no sirve para vender a los demás”. Esto es un compromiso muy grande con la raza. Siempre preocupado, él quería saber si el Gyr Lechero estaba mejorando, si las novillas estaban buenas, una de sus preguntas era “¿dónde están las buenas novillas? ¿Hay gente nueva creando el Gyr Lechero? ¿quién va a seguir con el Gyr Lechero?”. él se preocupaba con el futuro, era un apasionado por crear. Fue un maestro que tuve el placer de conocer. ¿Cuál es la enseñanza que nos dejó? Como selector de Gyr lechero, uno de los mayores, eso es innegable, pero la mejor lección fue a de como portarse. Y eso es todo. n

Profile for Daniela César

Revista do 4º Leilão Gir das Américas  

Revista do 4º Leilão Gir das Américas  

Advertisement