Issuu on Google+

Colombianos no dan la talla para hacer porno “Ser un buen actor porno es simple, tiene que venirse cuando el director le diga y harto,…¡Ah! y tener una verga grande”, dijo Simón Posada autor de “Colombia sexual, días de porno”. Para hacer pornografía se necesitan hombres que tengan química con las mujeres, experiencia sexual y control mental para que la escena salga bien. También es muy importante que sepan un poco de actuación. Las películas cuentan una historia y ellos además de tener sexo deben saber actuar. Pero en el país el tema de los hombres es un problema para estas producciones. Actualmente toda la producción pornográfica está centrada en Bogotá. Cristian Cipriani y Andrea García, son esposo y ambos están dedicados a hacer producciones Colombianas para llevar a Estados Unidos pues las latinas son muy atractivas para los americanos y europeos. Pent-house una de las productoras americanas de porno más grande, es quien les compra, la mayoría de su trabajo, además, hacen productos para colombianos que se publican en su portal web www.santalatina.com. Cristian y Andrea buscan hacer producciones más reales dejando de lado las típicas producciones europeas y americanas con una estética ya determinada, por eso trabajan con personajes que cualquier persona se puede encontrar en la calle. Pero el tema de los hombres es realmente complicado. Colombia es materia prima para el porno en cuestión de mujeres: “es como ir a la selva por caucho” dice Simón. “Pero encontrar un hombre es un verdadero camello” dijo Cipriani En el porno es primordial que los hombres desde antes de rodar deben estar listo eso quiere decir con una erección firme sin importar si la mujer es blanca, negra, alta, bajita, gorda o flaca; es por esto que la falta de concentración es el problema más usual entre los hombres pues lograr que su pene este erecto durante toda la escena es casi imposible. Los colombianos que aspiran a ser actores porno generalmente son hombres que van con la intención de tener mucho sexo y gratis, generalmente hace bastante tiempo no tocan una mujer, son hombres con demasiados problemas de inseguridad, no tienen experiencia y creen que el trabajo es de las mujeres. Otro gran problema es el tamaño del pene de los hombres, según un artículo publicado en la revista Don Juan el pene de los colombianos mide 17 cm de largo cuando el pene esta erecto mientras que el de los europeos y americanos mide casi 20 cm o más. “Con un Full HD de 1920 x 1080 y 17cm realmente hay que hacer maravillas para que eso se vea bien, por eso traigo a mis amigos americanos a trabajar, actores profesionales que desde que los recojo en el aeropuerto están listos para grabar”, cuenta Cristian Cipriani. Hace un tiempo se hizo en Bogotá el primer “Gang Bang” que es un enfrentamiento sexual de una mujer contra al menos cuatro hombres. En esa ocasión fueron treinta y cuatro hombres y dos mujeres. Los hombres que participaron pagaron para hacer parte del


encuentro y ninguno fue capaz de mantener una erección. “Yo les cobro, por maricas, se creen muy machitos y vea” dijo Cristian Cipriani Productor del encuentro. Pero los actores porno ya no tienen que ir a casting en vivo. Se debe llenar un cuestionario en www.1726castings.com, adjuntar unas fotos de cuerpo entero, desnudos con su pene erecto, “Solo cinco las envían y sólo tres llegan al casting, allí les pongo una película y tienen que responder de una, sin jalársela mucho” si no, no sirve, dice Andrea García. De igual forma un elemento más que va en contra de los hombres es que usualmente la gente no está acostumbrada a tener sexo con un tercero mirando y socialmente siempre se ha creído que el sexo hace parte de la privacidad, de un momento íntimo de dos personas nada más entonces enfrentarse a un director, camarógrafo, luminotecnia, etc., es algo realmente intimidante. Por eso es que en Colombia se ha tenido que trabajar con actores internacionales, de igual forma el actor español Nacho Vidal quien actualmente es el actor porno más famoso del mundo en varias ocasiones ha venido al país y ha hecho varias producciones en conjunto con 1726. “Yo llevo cuatro años siendo actor y un actor debe ser un man muy arrecho, todo un semental y debe aguantar horas y horas, pero los tipos aquí por lo general son unos arrancados que van en busca de plata o en busca de un polvo, además, es gente nada agradable, el porno tiene una estética, realmente son patéticos o así lo defino yo. Igual pasa con las mujeres por eso el porno en Colombia es un asco” dijo Charlie, actor colombiano


porn