Issuu on Google+

La influencia que ejercen

LAS REDES SOCIALES en el trabajo periodĂ­stico


La influencia que ejercen

LAS REDES SOCIALES en el trabajo periodístico

Internet es un factor crucial en el cambio del paradigma sobre las comunicaciones. Se crearon nuevas plataformas de manifestación del discurso informativo, donde las redes sociales son muy útiles, pero deben ser usadas con precaución en las redacciones para así evitar caer en errores. Por: Nicole Parraguez Erices

Internet es la plataforma que entrega una diversidad de servicios. Sin importa el lugar donde las personas se encuentren, tan sólo basta un smartphone y conexión a la red para poder informarnos de lo que sucede alrededor del mundo, pues no existen barreras geográficas. Es un medio que por su capacidad y evolución ha provocado constantes cambios en los medios de comunicación y el trabajo periodístico. En Chile Twitter fue clave a la hora de localizar y saber qué sucedía en gran parte del país luego del terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, o para convocar a miles de jóvenes a manifestarse y salir a las calles para pedir una mejor educación. También fue fundamental para masificar el rechazo hacia la termoeléctrica Barrancones en Punta de Choros, donde al tiempo el mismísimo Presidente Sebastián Piñera llegó a un acuerdo para trasladar el proyecto a otra locación. Hay quienes han anunciado la muerte de la prensa tradicional, porque desde internet se puede hacer todo, y algunas veces no

es necesario el trabajo de un periodista, ya que un simple ciudadano con una cámara puede grabar un suceso, que luego lo sube a la web.

EL PODER DE LAS REDES En abril de este año se presentó el estudio de Activismo Ambiental 2.0 realizado por el Observatorio de Redes Sociales de TrenDigital, la Facultad de Comunicaciones UC y la consultora medioambiental Jaime Illanes y Asociados, el que midió qué canales informativos utilizan los chilenos para informarse y opinar de diversos temas. La metodología utilizada fue una encuesta online representativa de la población adulta con acceso a Internet, realizada entre el 1° y 22 de abril de 2013 a 710 personas mayores de 18 años, donde las conclusiones fueron; el 91% tiene Facebook, donde el 81,9% las utiliza a diario, mientras que del 51,6% que tiene Twitter, sólo lo utiliza en 29%.

En cuanto a qué medio utiliza para informarse del acontecer nacional, se dice que las redes sociales tienen el 71,7% de las preferencias, y posteriormente la televisión abierta con el 71,5%, diarios online 63,4%, y por último la televisión por cable que obtuvo el 71%. Estos datos dan cuenta del tremendo impacto que tienen las redes sociales en las personas, por ende queda la pregunta ¿qué pasa con la labor del periodista con la inmersión de la era digital? ¿Qué importancia le dan o cuál es la influencia de ellas en el trabajo periodístico? María Pastora Sandoval, comunicadora y periodista cree que con la masificación de las redes sociales se enriquece el trabajo periodístico. Antiguamente no existía una retroalimentación tan rápida; la gente empezó a expresarse e incluso agrega datos, pero eso no ayudaba a la difusión, enfatizando en que “ahora el periodista está obligado a

Medios que utilizan las personas para informase del acontecer nacional: redes sociales tienen el 71,7% de las preferencias, y posteriormente la televisión abierta con el 71,5%, diariosonline 63,4%, y por último la televisión por cable que obtuvo el 71% (Estudio de Activismo Ambiental 2.0, abril de 2013).

n 2008 ya se utilizaban o por lo menos eran conocidas las redes sociales en gran parte del mundo. Sin embargo, a mediados de ese año, ocurrió un hecho histórico y trascendental en las comunicaciones y en el uso de la tecnología; Barak Obama, actual Presidente de Estados Unidos, fue el primero en usarlas para divulgar su mensaje en las elecciones primarias y luego presidenciales, cuando aún no era muy conocido. Difundió su primer discurso en YouTube. Su campaña política circulaba por toda la red en diferentes idiomas y servicios en línea. Este hecho es un verdadero ejemplo del poder de las redes sociales y su verdadero alcance.

Fuente: archivo Google

E


Fuente: archivo Google

Una opinión que comparte el sub editor del portal “Emol” Arturo León, quien señala que son un nexo principal y mayor que se tiene con los lectores, indicando que “es como un freedback, agregando que “las redes sociales ayudan en el trabajo del periodista. Twitter sirve para estar en el carrusel de la información”, aseguró. Según el estudio anteriormente mencionado, las cifras se deben a que las redes sociales pueden ser utilizadas como método de comunicación y además de fuente de información. Entre los usuarios el tema social también es de alta importancia al momento de comentar y distribuir noticias. Un 46,4% de los encuestados afirmó que es importante o muy importante poder comentar en una noticia, mientras que un 69,1% afirmó que era importante o muy importante tener la posibilidad de compartirla a través de redes sociales. El sub editor de “La Tercera” Felipe Contreras tiene sus reparos en cuanto a la verdadera contribución de éstas, pues se puede prestar para informaciones erróneas, “Twitter funciona como una fuente más de información, pero se debe chequear y corroborar para no caer en errores en la información que se puede llegar a publicar”. Mientras que para la periodista y experta en periodismo digital Arly Faundez dice que son una fuente, pero no de información absoluta “si se está hablando mucho de un tema en las redes sociales, un periodista sería ciego si lo deja pasar. Pero no lo puede tomar así no más, y por eso debe hacer bien su pega y reportear. Son importante, por lo mismo se debe tener cuidado con ellas”.

PELIGROS EN LA WEB El 28 de mayo de este año, Mónica Pérez y Amaro Gómez-Pablo, conductores del noticiero del mediodía de Televisión Nacional, mostraron una imagen del metro de la Estación Baquedano colapsada por un mar de gente, luego de un gran temporal que afectaba a la Región Metropolitana, sin embargo la información era errada, pues se trataba de una fotografía en el metro de Venezuela.

A los minutos, y dándose cuenta del traspié, el conductor informó que “las redes sociales son una fuente de información extraordinaria, pero a veces no del todo confiables, acabamos de ver una imagen prácticamente emblemática, icónica y finalmente no es Santiago”, para agregar posteriormente “queremos desmentir esa imagen”. Esta no es el único error que se ha cometido en el ejercicio del periodismo. Hace algunos años el diario La Tercera anunciaba la muerte del comentarista deportivo Julio Martínez cuando éste aún se encontraba convaleciente; o la supuesta paternidad de Mario Kreutzberger cuando aún no se daba a conocer el veredicto.

CERCANÍA CON LA OPINIÓN PÚBLICA Muchas veces la ciudadanía se queja de que las noticias sólo le importan a los medios, o no se toman en cuenta las cosas que realmente a ellos les importa. Por esto María Pastora, quien fue editora web entre 2009 y 2010 de “Publimetro”, se le ocurrió la idea que los usuarios de las redes sociales decidieran las noticias que debían ir en portada. En una pauta periodística se elegían las noticias más importantes del día, pero eran los lectores quienes votaban la portada. “Mi mirada de Publimetro es que fuera del

hacerle un seguimiento a las redes sociales, porque en el fondo es responsable de los efectos que produce”.

El 91% de las personas en Chile tiene Facebook, donde el 81,9% las utiliza a diario; mientras que del 51,6% que tiene Twitter, sólo lo utiliza en un 29% (Estudio de Activismo Ambiental 2.0, abril de 2013).

Rumores que surgen en la web, en ocasiones son tomados por profesionales que sin corroborar la veracidad de ellas o su procedencia, publican esas “informaciones”, pues de ser falsas una aclaración o nota con información confirmada la debería “revertir”, según indicó Arturo León, ya que muchas veces lo que se publica en Emol pasa por una decisión editorial, y sólo se guiarán con una fuente de información- que incluso puede surgir de una red social- “si nosotros dijéramos todas las noticias tienen que tener dos fuentes, o sea a lo mejor nos golpearían, nos pasarían golpeando”, dijo. En tanto, el sub editor de “La Tercera” cree que al final lo que pasa con las redes sociales, sobre todo en Twitter es peligros y a veces irresponsable “lo que hemos aprendido con el tiempo, es que está muy lejos de eso de ser verdad- lo que se publica-. Puede ser una fuente más de información y lo mismo, depende de quien lo diga”. Asimismo, lo entiende Arly Faundez, porque se debe cuidar la credibilidad de la profesión, pues muchos periodistas se dejan influenciar por lo que aparece en la web. “A los medios los asusta mucho el tema de la inmediatez, del ganar y ante la duda prefieren publicar (...) Los que hacen periodismo no se deben olvidar lo que son, la esencia de la profesión es cumplir con información verdadera”, puntualizó.

pueblo. Yo quería incentivar la participación en las personas (...) pues serían parte de las reuniones de pauta, pero desde sus casas en su computador o teléfono”. De igual forma, la profesional es de la idea de que el periodista debe por obligación estar inmerso en la era digital, y ojalá en las redes sociales. Ahora pasa a ser una necesidad para el trabajo. “El periodista ya debiera estar acostumbrado a trabajar con más presencia de la gente; la gente debiera retroalimentar al periodista y él de ahí debería sacar notas”, finalizó. Con el surgimiento de Internet se cambió la concepción sobre las formas de comunicar, convirtiéndose en un medio masivo de interacción inmediata. Sin duda, las redes sociales ya son parte del día a día de las personas que les gusta estar informada, sobre todo del profesional de las comunicaciones, son una herramienta que ayuda a la masificación de la información y al contacto más directo con la ciudadanía Sin embargo, es fundamental y ético tener seguridad de los que se publica en los medios de comunicación, pues su mala utilización puede provocar serios problemas a personas involucradas, y en definitiva se desvaloriza el trabajo periodístico.


Escrito por: Nicole Parraguez Erices Estudiantes de Periodismo Septiembre 2013


Diagramación