Page 45

cabeza. Hasta puedo oír el grifo goteando, gota a gota, sobre el fregadero de metal. Me está dando la espalda, y todo lo que veo es el diseño de su camisón: las flores pequeñas y gastadas, las hojas verdes y la tela rala, y su pelo blanco y grueso bailando justo por encima de sus hombros. Veo las pantuflas rosas cubriendo sus pies veteados de venas azules. Está canturreando un tango. Supongo que debe ser temprano en la mañana, alrededor de las siete. Mi abuelo está durmiendo en su habitación, y mi hermano y mi padre en la sala de estar. Estamos limitados a esta pequeña cocina, entonces, como dos animales en una jaula. Hay una palangana llena de ropa sucia bajo mi banqueta, ropa sucia que trajo de la habitación al levantarse y que lavará en algún otro momento del día. Sobre las rodillas tengo la cajita de madera en la que guardo mis tesoros: joyas baratas, pequeños amuletos, pedazos de papel arrugado. Puedo escuchar el sonido insistente y sentir las vibraciones del motor de la heladera sobre mi derecha. Mi abuela siempre insistió en diferenciar una nevera de un congelador. Este congelador en particular –probablemente el último que haya visto– es de color amarillo pálido, al igual que los cajones en frente de mí. En este mismo momento, canturrea su tango y corta vegetales. Puede ser que yo esté leyendo un libro, o una historieta, o que simplemente esté sentado haciendo nada, como suele decirse. El calefón está en frente de mí, sobre la derecha, iluminando apenas con su pequeña llama. Mi padre se la pasaba arreglando esa maldita cosa. Hay dos ventanas grandes, desde donde puedo ver tanto el balcón del living como las ventanas de la habitación. Oigo algunos sonidos que llegan desde afuera. Una pareja de palomas arrullando, la mujer del portero barriendo su patio dos pisos más abajo, y el vecino de arriba murmurándole algo a su hija bebé, quien a esta hora ya está completamente despierta y le balbucea una respuesta. Puede que yo esté comiendo un pequeño sándwich –pan, manteca, ajo y pimienta–. Puede que esté comiendo el segundo, de hecho.

45

Profile for cusoa

2017 Word for Work Workshop ebook  

2017 Word for Work Workshop ebook  

Profile for cusoa