Issuu on Google+

LECCIÓN 3

PLANEACIÓN DEL TIEMPO DE ESTUDIO


LECCIÓN 3

PLANEACIÓN DEL TIEMPO DE ESTUDIO

Una forma concreta de llevar a cabo tus objetivos y crearte un hábito de trabajo, es planificar tu tiempo de estudio de forma que te dé confianza y seguridad en ti mismo. Además, tu planificación te ahorrará tiempo y esfuerzo y, a la vez, te dará una visión global del quehacer. Para ello debes tener en cuenta: • Estudiar todos los días el mismo tiempo y, a ser posible, a la misma hora. • Buscar las horas de estudio donde tu rendimiento sea más alto. • No trasnochar ni madrugar excesivamente. • Poner el orden de estudio de cada materia de acuerdo con tu propia curva de trabajo (nivel de concentración). • Distribuir el tiempo de estudio para cada materia de acuerdo con el grado de dificultad y exigencia personal.

página 2


• Estudiar en varios periodos seguidos, intercalando pequeños descansos después de cada periodo. •Concretar qué tienes que estudiar en cada periodo.

Una vez realizado tu tiempo de estudio, debes seguirlo y revisarlo periódicamente a fin de introducir las correcciones necesarias. También debes ser constante y no desanimarte si en los primeros días no consigues cumplirlo totalmente.

Ahora, solo recuerda: si cumples con tu horario de estudio, conseguirás avanzar más seguro y capaz ejercicios los cuales te pueden ayudar, como: −

Elaborar tu propio calendario personal.

Realizar un horario personal.

Programar tu trabajo mensual.

Planificar tu tiempo semanal y diario.

página 3


Ejemplo: Revisa detenidamente el siguiente ejemplo, el cual nos presenta el Departamento de evaluación, de Fomento fundación (2001).

Como te habrás dado cuenta, un horario de estudio no solo incluye programar cuándo estudiar, sino todas aquellas actividades habituales que realices; esto con la finalidad de tenerlas previstas

y

tomarlas a consideración.

De igual forma, se puede observar cómo todas las actividades están programadas todos los días (de lunes a viernes) a la misma hora. Este aspecto será MUY IMPORTANTE para tener un buen plan de estudios, pues así se conseguirá un HÁBITO, fundamental para alcanzar buenos resultados académicos.

También se puede observar, en el plan de trabajo semanal expuesto, cómo hay un día (en este caso el sábado) en donde no hay previsto el estudio. Se aconseja, si se ha trabajado correctamente durante la semana, descansar un día, exceptuando en épocas de exámenes, en donde se debe estudiar todos los días. Otra posibilidad es descansar la

página 4


tarde del viernes y trabajar durante dos horas el

Al ver este plan de trabajo, puede parecer utópico

sábado, así como en la tarde del domingo, para

el seguirlo. Claro, en todo momento se deben tener

preparar las asignaturas que se van a tener en

en cuenta las circunstancias personales de cada

clase el lunes.

persona, como posibles actividades extraescolares,

En el apartado de asignaturas de dificultad media, alta o baja, se aconseja, los domingos, planificar la semana y el grado de dificultad de las asignaturas

las cuales se pueden tener por las tardes. Si se indica este plan, es para mostrar cómo debe ser el ritmo de trabajo a seguir.

en esa semana. Es decir, a un alumno, en una semana, por el tema por impartir en historia, le puede parecer una asignatura de dificultad media; en cambio, en otra semana, la historia se puede convertir en asignatura difícil, debiendo cambiar el orden de las asignaturas a la hora de estudiarlas.

Otro detalle aconsejable a considerar, para poder planificar diariamente las asignaturas a estudiar, es guiarse del horario de clase. Por ejemplo, si los martes tengo todas las asignaturas, menos filosofía, procurar estudiar el lunes por la tarde las demás asignaturas, dejando la citada materia, a no ser se tenga un examen de filosofía en unas fechas próximas. Extracto tomado a partir de Manual de Técnicas de estudio, Fomento Fundación (2001) http://goo.gl/Zmgl9s

página 5


Planeacion del Tiempo de Estudio