Issuu on Google+

Los cuentos de Mara

1


2


Este es el cuarto de Mara... Por mucho que su madre le insistĂ­a para que lo ordenara, Mara no le hacĂ­a caso.

3


Una noche, mientras Mara dormía, escuchó una voz que la llamaba que provenía de sus descuidados libros de cuentos.

4


Mara Ma Mara ra Ma ra

a ar M

5


6


Mara se acercó a uno de sus libros preferidos y descubrió con asombro que el personaje que divisó, no pertenecía a ese cuento que tantas veces había disfrutado leyendo.

7


En lugar de la princesa protagonista del cuento, se encontrĂł al pirata de otra historia de sus libros encerrado en la torre, y dirigiĂŠndose a Mara le dijo: “Por culpa de tu desorden, todos los personajes de tus cuentos favoritos nos hemos perdido en otras historias que no nos pertenecen. Necesitamos que nos ayudes a volver a nuestros cuentosâ€?.

8


9


10


Entonces Mara, corrió a coger el cuento “El buen pirata”, lo abrió, y lo colocó al lado del cuento de la princesa. De esta manera, el pirata de un salto regresó a su historia.

11


Pero en la proa del barco pirata, se encontraba una lámpara mágica de la que salió una espesa nube de humo que se convirtió en un genio. El genio, mirando a Mara le dijo: “Ayúdame, estoy perdido, y no se cómo puedo llegar al desierto de mi cuento, sino regreso, nadie encontrará nunca mi lámpara en mi historia y no tendrá un final feliz”.

12


13


14


Entonces Mara, buscó el cuento del genio, lo abrió, y éste volvió a meterse en su lámpara, que dejó escapar una espesa niebla que la transportó al desierto que había dibujado en el cuento.

15


Una vez devuelto el genio a su historia, Mara pudo ver, que en el oasis dibujado en el libro se encontraba una sirena que le dijo: “Mara, por favor, ayúdame, no puedo soportar más este calor, necesito volver al cuento del que me perdí”.

16


17


18


De este modo, Mara, se apresur贸 a coger un vaso de agua para que la sirena se refrescara, y seguidamente, fue en busca de su libro. Como ya hab铆a hecho anteriormente, Mara abri贸 el cuento, y la sirena salt贸 del vaso al libro.

19


La princesa del cuento donde Mara encontró al pirata por primera vez, todavía estaba perdida. Ojeó el libro en busca de la dama, y de repente, una ostra gigante se abrió dejando ver a la princesa allí sentada. La princesa le dijo: “Ayúdame Mara, si no regreso pronto a mi libro, el cuento dejará de existir, y yo dejaré de existir con él”.

20


21


22


Entonces Mara, fue en busca de una hoja de papel y dibujó en él una escalera. Volvió a coger el libro donde anteriormente se había encontrado al pirata, y lo puso cerca del de la sirena. Cogió la hoja en la que había dibujado la escalera, y la puso entre los dos libros para que la princesa pudiera regresar a su cuento. Ésta le dijo: “Muchas gracias Mara, con tu ayuda hemos conseguido volver a nuestros cuentos, pero para que no nos volvamos a perder, debes cuidar mejor tus cosas y ser más ordenada, de esta manera las encontrarás mejor”. 23


Desde ese momento, Mara trat贸 con m谩s afecto y cuidado sus cosas, y no hizo falta que su madre volviera a repetirle que ordenara su habitaci贸n.

24


25


Fin

26


cuento