Issuu on Google+

Indulgencias


Juan Sebastián lleva este nombre por Johann Sebastian Bach. Hijo de la gran clavecinista Luisa Durón. Autodidacta, realiza la carrera en forma libre en la Academia de San Carlos y, de manera paralela, se licencia en Diseño Industrial.

Ha expuesto más de 40 individuales en centros culturales, museos y galerías de prestigio en diferentes países, entre ellos México, España, Francia, Israel, Estados Unidos e India y en todos los países de Iberoamérica en la colectiva «Iberoamérica Pinta», organizada por la UNESCO y el Fondo de Cultura Económica en 1997-1998.

En esta publicación destaca la obra inspirada en los cuentos “Casi un Objeto”, de José Saramago y en la obra de teatro “Feliz Nuevo Siglo Doktor Freud”, de Sabina Berman. Juan Sebastián relaciona su obra más reciente con el carácter existencialista de la filosofía de Nietzsche.


En 1993 ganó el primer lugar con el dragón “Nicolás” en el Certamen de Juguete Arte Objeto, organizado por Impronta Editores, Secretaría de Desarrollo Social, el Departamento del Distrito Federal y el Fideicomiso para Ayuda a los Niños de la Calle. Actualmente su obra se encuentra en diferentes colecciones particulares y públicas y se le conoce por sus publicaciones: “Los Conjuros”, “Polígrafa”, (Barcelona 1994); “La vida y sus dibujos” (1995); “Periolibros” (1997); “Objeto Casi” (1999); su anuario 1989-2002; como por las obras murales en espacios públicos que podemos ver en la Librería Gandhi, Pasaje Altavista, Lucent Technologies, Sport City o en Nelson Vargas, en la Ciudad de México, obras abiertas entre las que destaca la escultura monumental del CONALEP en el Estado de México. Juan Sebastián es un pintor reconocido principalmente en ámbitos del mundo cultural en España y México. Como artista plástico forma parte del Sistema Nacional de Creadores Mexicanos, insertado en el programa de pago en especie, con lo que su obra se incorpora al acervo patrimonial de la nación.


Debido a la gran trayectoria del pintor mexicano Juan Sebastián a través de sus más de 40 exposiciones en México, España, la India, Francia y todos los países de Iberoamérica y gracias al apoyo de Fundación Telefónica México principalmente se logra este estupendo compendio editorial que exalta la calidad y la propuesta de este gran artista.


“Indulgencias” reúne algunas de las más importantes obras de la trayectoria del pintor que fueron expuestas

en sus primeras

exposiciones en 1990 en España, como por ejemplo algunos de los óleos de “La Caligrafía del Deseo” el primer premio nacional “De juguete Arte objeto”, la colección de “Los conjuros” editada en Barcelona, el óleo original inspirado en la obra de Saramago “Objeto Casi” que representó al artista en la muestra internacional “Iberoamérica Pinta” entre otras piezas importantes junto con las mas recientes.


La muestra contendrá algunos de los manuscritos espontáneos que han surgido de sus propios pinceles y los textos de los intelectuales como Adolfo Castañón y críticos de arte expertos como Luis Rius y Cristina Secci quienes han sido testigos de esta trayectoria y que también se encuentran publicados en el libro.


La publicación trata sobre una cronología y un compendio de obras representativas de una trayectoria de más de 25 años de trabajo concentrado en 7 capítulos que versan entre óleos, acrílicos sobre tela y papel, murales, gráfica y escultura en bronce que representan en forma clara el estilo característico de su propia poética personal que transitan entre el erotismo y la perversión mediante puentes simbólicos y conceptuales que unen los terrenos de las Indulgencias y las pasiones que vive el ser humano en un laberinto indescifrable de la vida atreves del amor y la perdida de él, expresado constantemente con la brutalidad de la fuerza de los demonios contra la belleza y la sutileza del místico amor a la deidad postulada en la mujer.


El último capítulo del libro expuesto en esta muestra en la mayoría de sus obras intitulado “Perversas Indulgencias” es en el que representa su discurso actual ya que en él encontramos los datos iconográficos y simbólicos que enarbolan el discurso de Luis Rius. En la introducción del libro. A simple vista se nota una expresión pictórica con mayor libertad gestual y técnicamente muestra el dominio de los elementos con que soporta su propuesta y su paleta. Encontraremos ya en ésta época elementos muy distintivos que tienen que ver con una búsqueda personal sobre el misterio de la vida,

como: escaleras, puertas, ventanas, ojos, conos

voladores, flechas y otros símbolos característicos combinados de tal manera que la lectura no es tan inmediata; sin embargo el abigarrado discurso de carácter expresionista pareciera atrapar al espectador para adentrarse a observar, reflexionar y finalmente sincronizarse con una visión propia de la interioridad que Juan Sebastián representa.


El resultado de un gran trabajo de diseño editorial salta a la vista, pues la obra de éste artista polifacético que se plasma en cada página, puede apreciarse por partes o como un todo. En sí, el libro se conjuga como un objeto de arte también paralelamente.

Como pieza de lujo de la muestra se exhibirá el cortometraje documental que fue creado en torno al libro, ponderando la personalidad del artista resaltando los valores estéticos, plásticos, conceptuales y filosóficos con los que sostiene su postura como creador y como una obra de arte independiente que denota la maestría en la concepción y dirección del cineasta Carlos R. Díazmuñoz que presentará el mismo en los diferentes festivales de cine próximamente.


“Lo único que calma mi alma desesperada es pintar lo desconocido” Juan Sebastián


Juan Sebastián