Issuu on Google+

Cultura y Patrimonio

CULTURA Y PATRIMONIO DE

BECERRIL

1


BECERRIL

CULTURA Y PATRIMONIO DE BECERRIL Luis Alberto Monsalvo Gnecco Gobernador del Cesar Raúl Fernando Machado Luna Alcalde de Becerril María Lourdes Pino Amaya Gestora Social Félix María Molina Calderón Secretario de Planeación y Obras públicas Rosa Paulina Fuentes Palma Directora de la Casa de la Cultura FUNDACIÓN COMUNITARIA COLOMBIANA PARA SER FELIZ -FUCOFEDirección, textos y desarrollo Cecilia Gil Barvo Fotografias: Cecilia Gil Barvo Luis Eduardo Barreto Muegues Archivo del Centro Municipal de Memoria de Becerril Apoyo de investigación: Ruby Kelly Hernández Berrío Luis Eduardo Barreto Muegues Colaboración: Semillero de investigación del Centro Municipal de Memoria de Becerril: Lic. Sandra Tannus Suárez Eva Páez Soto Rosa Salazar Cáceres Gabriel Gil Blanco Cristian Andrés Vega González.

2

Impreso por: Magic Print Diagramado por: Aziertos SAS Diseño portada: Marisol Patiño Solano Becerril, diciembre de 2013 PARA DISTRIBUCIÓN GRATUITA


Cultura y Patrimonio

ÍNDICE TEMÁTICO Presentación Becerril, su historia y cultura en el contexto regional. Aspectos básicos del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) El Patrimonio Cultural Inmaterial de Becerril: tejido de tradición Fiestas Patronales de la Candelaria Portadora: Higinia Judith Amaya Ríos Festival Folclórico de la Paletilla Portador: Tomás Darío Gutiérrez Hinojosa La Mudanza La Mudanza Infantil Portador: Rafael Emiliano Molina Romero Portador: Candelario Antonio Zuleta Tejedor El Festival Folclórico de la Paletilla: espacio integrador del ser, el saber y el sentir becerrilero. Los Yukpas, guardianes del Perijá Portador: Vicente Capitán Álvarez Portador: Julio Quiroz Rueda Escuela de Música y Artes “Filemón Quiroz” Portador: Banda de Música de la Escuela Filemón Quiroz Rafael Orozco Maestre "El Hijo de Becerril" Un fogón que no cansa ni descansa Portadora: Elizabeth Orozco Portadora: Carmen Elena Suárez Barreto Portadora: Ana Santiaga Mojica Orozco El Centro Municipal de Memoria y la cocina tradicional Pesca con cogollo Vino de uvita de lata, para gozar la mudanza Árboles Hermanos Portadores de la tradición : La etnia Wiwa Asociaciones Afrodescendientes en Becerril, ganando espacios para su visibilización Gotas para espantar el olvido Portador: José Daniel Beleño Castro

5 7 9 12 14 18 20 22 25 30 32 34 36 37 41 42 45 46 48 50 52 53 54 55 57 60 61 62 66 68 70

3


BECERRIL

Portador: Rafael García López La serranía del Perijá y el río Maracas, dones de la madre tierra Cuento de la tradición oral becerrilera: Zacarías Romero Proceso de inventario del PCI del municipio de Becerril

4

72 73 78 80


Cultura y Patrimonio

Presentación El recorrido histórico de más de 400 años y la diversidad poblacional que le matiza su mapa humano, lo que sumado a los rasgos distintivos de una cultura manifestada en festivales, creencias, costumbres y saberes, le otorgan a Becerril condiciones especiales para presentarse con identidad propia en el contexto regional. Necesitamos avanzar en la comprensión de que la cultura también estructura el desarrollo y que el patrimonio cultural es factor de cohesión social, convivencia, emprendimientos y de sentido de pertenencia. Por ello realizamos el inventario del patrimonio cultural inmaterial en el que se identifican y documentan las manifestaciones, expresiones, eventos, saberes, conocimientos y tradiciones que conforman nuestra cultura y dan fundamento a nuestra identidad. Este proceso se articula a los compromisos concertados en el Plan Municipal de Desarrollo “Becerril Positivo”, que propone estrategias y acciones participativas que contribuyen al desarrollo local desde la perspectiva de nuestra riqueza y diversidad cultural. Del proceso de inventario han surgido vivencias y remembranzas sobre sentidas tradiciones becerrileras, tales como el Festival Folclórico de la Paletilla y su emocionante mudanza, la pesca con cogollo, los sabores y saberes de nuestra cocina tradicional expresados en el cafongo, la chicha, el dulce de bastimento y también el vino de uvita de lata, compañero de los mudanceros. También los espacios culturales relacionados con el Río Maracas y la Serranía del Perijá, regalos que ha hecho la naturaleza a esta bella tierra de cantores, poetas y de diversidad étnica y racial. Este libro lo entrego con mucha satisfacción a la comunidad becerrilera, al departamento del Cesar, a la región Caribe y a todos los colombianos que se interesan por nuestro patrimonio. Encontrarán una compilación de las manifestaciones de nuestra rica cultura, para que las conozcamos, apropiemos y nos motivemos a vivir en su esencia. Para que seamos guardianes y defensores de todas estas expresiones que hacen de Becerril un Municipio próspero por su cultura y por su diversidad.

RAÚL FERNANDO MACHADO LUNA Alcalde Municipal de Becerril

5


BECERRIL

6


Cultura y Patrimonio

BECERRIL,

Plaza  principal  de  Becerril

su historia y cultura en el contexto regional.

Becerril es uno de los 25 municipios que conforman el departamento del Cesar, en la costa Caribe colombiana. Como datos geográficos principales tenemos que se ubica al noreste del Departamento, limita al norte con el municipio de Agustín Codazzi, al sur con el municipio de la Jagua de Ibirico, al este con la Serranía del Perijá y la Republica Bolivariana de Venezuela, y al oeste con el municipio de El Paso. Becerril está conformado por su cabecera municipal que lleva el mismo nombre, a 150 metros sobre el nivel del mar, y dos corregimientos: Estados Unidos y La Guajirita, y tiene 57 veredas. Está a una distancia de 105 kilómetros de Valledupar, capital del Cesar. El territorio becerrilero presenta una zona plana a la que el río Maracas le concede fértiles

suelos para la agricultura y la ganadería, bases de su economía. La serranía del Perijá, prolongación de la Cordillera Oriental, constituye su parte alta y montañosa, se localiza al oriente del Municipio y cuenta con elevaciones que superan los 3.000 metros del nivel del mar. Es el territorio ancestral de la etnia Yukpa y, recientemente, conviven los Wiwas, originarios de la Sierra Nevada de Santa Marta. La fundación de Becerril se da por Orden Real de la corte de España y se funda con categoría de ciudad española el 8 de marzo de 1594 por el Capitán Bartolomé de Aníbal Paleólogo Becerra. Posterior a la muerte del fundador, la población fue destruida por los indígenas que habitaban la zona, en resistencia ante la invasión, y la corona

7


BECERRIL española ordenó su reconstrucción al capitán Cristóbal de Almonacid en 1609. Adquiere la categoría de Municipio mediante la Ordenanza 020 del 24 de noviembre de 1977, segregado de Agustín Codazzi. En su territorio se dieron episodios de la belicosidad de los Yukos, afamados por la certería de su tiro con arco y paletilla (flecha). Los cronistas de la colonización del Cesar los referencian por su agresividad y su actitud guerrera, característica de la familia lingüística Caribe. Guerreros que daban sentido a su lucha por resistirse a entregar el territorio que consideraban un don del creador Aponto. Con esa actitud se mantuvieron hasta las primeras décadas del siglo XX. En 1930, luego de un pacto de paz con los nativos yukos, la población recibió una masiva inmigración de familias del sur del Cesar y de La Guajira, atraídos por las grandes perspectivas que brindaba para la ganadería. Posteriormente, a partir de los años 50, debido al auge alcanzado por el cultivo de algodón, Becerril acrecienta su población con la llegada de gente de muchas partes del país influyendo enormemente en su cultura.

8

Becerril está impregnado de cantos vallenatos y tiene alta estima al porro de las viejas sabanas de Bolívar. Ha dado al folclor nacional nombres con página propia. En el Municipio de Becerril habitan 17.103 personas, de las cuales 13.326 se encuentran en el casco urbano y 3.777 habitan en la zona rural. La población indígena Yukpa consta de 1. 747 personas. En su territorio también se encuentra un resguardo de la etnia Wiwa, originaria de la Sierra Nevada que aporta a Becerril matices de su visión de mundo y convivencia. El renglón poblacional afrodescendiente es importante y cuenta con organizaciones locales orientadas a sus derechos y reivindicaciones. La superación de las secuelas de los hechos de violencia que vivieron por cuenta del conflicto interno reciente es un reto de los becerrileros, a lo que le apuestan fortaleciendo su cultura y generando procesos formativos artísticos que ya son embajadores con buenos logros en los eventos nacionales. Lo que confirma que Becerril tiene un alto potencial de desarrollo a partir de su cultura, su innegable riqueza natural y la capacidad creadora de su gente.


Cultura y Patrimonio

ASPECTOS BÁSICOS DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL (PCI) DEFINICIÓN.

(Ley 1185 de 2008, artículo 8°.) “El patrimonio cultural inmaterial está constituido, entre otros, por las manifestaciones, prácticas, usos, representaciones, expresiones, conocimientos, técnicas y espacios culturales, que las comunidades y los grupos reconocen como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio genera sentimientos de identidad y establece vínculos con la memoria colectiva. Es transmitido y recreado a lo largo del tiempo en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia y contribuye a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.”

CAMPOS.

(Decreto 2941 de 2009, artículo 8°) 1. Lenguas y tradición oral: Entendidos como vehículo del Patrimonio Cultural Inmaterial, y como medio de expresión o comunicación de los sistemas de pensamiento, así como un factor de identidad e integración de los grupos humanos. 2. Organización social: Corresponde a los sistemas organizativos tradicionales, incluyendo el parentesco y la organización familiar, y las normas que regulan dichos sistemas. 3. Conocimiento tradicional sobre la naturaleza y el universo: Conocimiento que los grupos humanos han generado y acumulado con el paso del tiempo en su relación con el territorio y el medio ambiente. 4. Medicina tradicional: Conocimientos y prácticas tradicionales de diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades incluyendo aspectos psicológicos y espirituales propios de estos sistemas y los conocimientos botánicos asociados.

5. Producción tradicional: Conocimientos, prácticas e innovaciones propias de las comunidades locales relacionados con la producción tradicional agropecuaria, forestal, pesquera y la recolección de productos silvestres y los sistemas comunitarios de intercambio. 6. Técnicas y tradiciones asociadas a la fabricación de objetos artesanales: Comprende el conjunto de tradiciones familiares y comunitarias asociadas a la producción de tejidos, cerámica, cestería, adornos y, en general, de objetos utilitarios de valor artesanal. 7. Artes populares: Recreación de tradiciones musicales, dancísticas, literarias, audiovisuales y plásticas que son perpetuadas por las mismas comunidades. 8. Actos festivos y lúdicos: Acontecimientos sociales y culturales periódicos, con fines lúdicos o que se realizan en un tiempo y un espacio con reglas definidas y excepcionales, generadoras de identidad, pertenencia y cohesión social. Se excluyen las manifestaciones y cualquier otro espectáculo que fomente la violencia hacia los animales. 9. Eventos religiosos tradicionales de carácter colectivo: Acontecimientos sociales y ceremoniales periódicos con fines religiosos. 10. Conocimientos y técnicas tradicionales asociadas al hábitat: Conocimientos, técnicas y eventos tradicionales relacionados con la construcción de la vivienda y las prácticas culturales asociadas a la vida doméstica. 11. Cultura culinaria: Prácticas tradicionales de transformación, conservación, manejo y consumo de alimentos. 12. Patrimonio Cultural Inmaterial asociado a los espacios culturales: Este campo comprende los sitios considerados sagrados o valorados como referentes culturales e hitos de la memoria ciudadana.

9


BECERRIL

MARCO NORMATIVO Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (Unesco, 2003) Es el instrumento internacional marco para la salvaguardia del PCI, instando a la comunidad internacional a que contribuyan a ello “con voluntad de cooperación y ayuda mutua”.

El artículo 4º (modificado por Ley 1185 del 2008, artículo primero) dispone que el objetivo primordial de la política estatal es la salvaguardia, protección, recuperación, conservación, sostenibilidad y la divulgación, para que sirva de testimonio de identidad cultural nacional tanto en el presente como en el futuro.

Constitución Política de Colombia Los artículos 70, 71 y 72 establecen que es “obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y naturales de la nación”; que “la cultura en sus diversas manifestaciones es fundamento de la nacionalidad”; y que “el patrimonio cultural de la nación está bajo la protección del Estado”.

Ley 1037 de 2006 Por medio de la cual se da la ratificación de la Convención para la Salvaguardia del PCI (UNESCO, 2003) lo que convierte a Colombia en Estado parte de la Convención .

Ley 1185 de 2008 LEY GENERAL DE CULTURA (397 DE 1997)

10

El artículo 1º, numeral 5°, establece como obligación del Estado y de las personas valorar, proteger y difundir el patrimonio cultural de la nación. Además, el artículo 2° dice que el Estado “tendrá en cuenta tanto al creador, al gestor, como al receptor de la cultura y garantizará el acceso de los colombianos a las manifestaciones, bienes y servicios culturales en igualdad de oportunidades”.

Considerada la Ley de Patrimonio, realizó importantes modificaciones en esta materia a la Ley de Cultura. Decreto 2941 de 2009 Reglamenta la Ley 397 de 1997 y la Ley 1185 de 2008 en lo correspondiente al Patrimonio Cultural Inmaterial.


Cultura y Patrimonio

GLOSARIO: Cultura: Conjunto de rasgos distintivos, espirituales, materiales, intelectuales y emocionales que caracterizan a los grupos humanos y que comprende, más allá de las artes y las letras, modos de vida, derechos humanos, sistemas de valores, tradiciones y creencias. Patrimonio Cultural: Conjunto de bienes materiales y manifestaciones inmateriales que se constituyen en activos sociales de carácter cultural, las que le dan a un grupo humano sentido, identidad y pertenencia. Manifestación: Son los diversos tipos, maneras o formas como se expresa o presenta el Patrimonio Cultural Inmaterial. Titularidad: Ningún particular podrá abrogarse la titularidad del Patrimonio Cultural Inmaterial, ni afectar los derechos fundamentales, colectivos y sociales que las personas y las comunidades tienen para el acceso, disfrute, goce o creación de dicho Patrimonio. Portador: Son las comunidades o grupos de personas que se constituyen en guardianes y transmisores de las manifestaciones del patrimonio cultural.

Comunidad o colectividad: Se entiende por comunidad, colectividad, o grupos sociales portadores, creadores o vinculados, aquellos que consideran una manifestación como propia y como parte de sus referentes culturales. Para los mismos efectos, se podrá usar indistintamente el término “comunidad”, “colectividad”, o “grupo social”. Inventario del patrimonio inmaterial: Proceso participativo con fines de salvaguardia a través del cual se hace la identificación, de manera clasificada y sistemática, de las manifestaciones de la cultura inmaterial a partir de información documentada. Salvaguardia: Medidas encaminadas a garantizar la viabilidad del patrimonio inmaterial. Comprende la identificación, documentación, investigación, preservación, protección, promoción, valorización y transmisión, básicamente a través de la enseñanza formal y no formal, y la revitalización de este patrimonio en sus distintas manifestaciones.

11


BECERRIL

EL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE BECERRIL: TEJIDO DE TRADICIÓN Ninguna cultura es estática. Esa manera de representarla como raíces que se mueven, nos aproxima a la idea de un árbol andante, transeúnte, nómada; y decirlo así nos lleva a la imagen de una casa con pies, y casa con pies es “La Mudanza” y Mudanza es Becerril. Un Becerril que nos sorprende por las tramas que forjan sus raíces culturales para aproximarse y combinarse en sus propiedades y virtudes.

12

El patrimonio cultural inmaterial de Becerril es un sistema interconectado, interdependiente y articulado de tal manera que cada manifestación tiene vasos comunicantes con tantas otras que tienen esencia en este Municipio. Tras estas expresiones de identidad fuimos, en una laberíntica expedición que nos llevó hasta hombres y mujeres que ofrecen su rostro y su voz a la cultura y a la vida misma. Y así, sucesivamente, una cosa lleva a otra, como muchas ollas llenas de chicha que se sirven en tazas de magia y sentimiento. Como el Río Maracas al que le vierte aguas el Roncón y ambos en su indefinible mixtura salen al encuentro de las aguas azufradas, las mismas que cientos de madres becerrileras han bebido como pócima que cura todo y limpia todo después del parto.

Becerrileros  disfrutando  del  Río  Maracas.

Becerril del campo y sus flores y sus múltiples de maneras de verlo y aprehenderlo. Becerril de sabores y saberes en entrelazadas formas de encontrarse, de la misma manera como el Río Maracas da peces para la viuda que se come en la fiesta de la Virgen de la Candelaria, fiesta que da fundamento al Festival de la Paletilla, el cual se ramifica en corralejas, galleras y mudanza, mudanza que trae chicha y vino de uvita de lata y aparece la palma señorial y noble que sólo espera ser útil a quien la requiere como pródiga en vino, o palma de aceite de las pangadoras o como cogollo que metamorfosea en instrumento para pescar. A su vez, Paletilla invoca al indígena Yukpa y el Yukpa trae su lengua ancestral y a la madre tierra que le dio a la serranía del Perijá y al Río Roncón y al Maracas y con éstos la casa que llueve, la cueva del diablo, el altar de la Virgen y El Azufral. Otra vez.


Cultura y Patrimonio Probablemente se piense que esta interdependencia y articulación entre las manifestaciones las hace fuertes, sin embargo también es su riesgo: a la falta, a la pérdida o al debilitamiento de un eslabón cultural la cadena se estropea. Para muestra tenemos este ejemplo: Río Maracas no tiene agua, sin agua no hay peces, sin peces para qué trenzar cogollo, sin pescar no hay viuda ni sancocho en la fiesta patronal tampoco abundancia en la casa grande del Yukpa, ni razones para quitar la piedra y secar el Río; y sin Yukpa no hay paletilla y sin el hacedor de la paletilla ¿para qué Festival? ¿Comprenden? Se está a tiempo para robustecer a estas raíces culturales y eso se hace desde un acuerdo colectivo que parte de la voluntad de cada habitante del Municipio. De tal manera que el énfasis del proceso de inventario del patrimonio cultural inmaterial de Becerril ha sido demostrar que cultura es dignidad y tiene que ver con el respeto a lo propio, al otro y al ecosistema, tres elementos primordiales en la vivencia, transmisión y salvaguardia del patrimonio.

Cada vez que se da la vivencia de estas expresiones se activa y acrecienta la herencia patrimonial para las venideras generaciones. Pero esa vivencia no es de cualquier forma, hay unos contextos y tradiciones que se deben respetar y se admiten las maneras actuales de apropiarlas sin desvirtuarlas o desaparecerlas. Como conclusión tenemos que las manifestaciones patrimoniales que se han inventariado se encuentran entrelazadas entre sí y, a su vez, todas ellas están íntimamente ligadas a los habitantes de Becerril de cualquier edad. Por ello, cada uno debe asumir el compromiso y parte de responsabilidad que le corresponda para garantizar el derecho de las próximas generaciones a recibir su herencia cultural.

Detalle  sobre  la  mudanza,  en  el  Monumento  a  José  Daniel   Beleño  Castro.

13


BECERRIL

FIESTAS PATRONALES DE LA

VIRGEN DE LA CANDELARIA

En el principio… Desde España fueron enviadas varias imágenes religiosas en cajas rotuladas con el nombre de los pueblos de destino, en donde serían veneradas por la población católica. A Becerril correspondía la Divina Pastora, pero al abrir la respectiva caja encontraron la imagen de la virgen morena de la Candelaria. Desde entonces los becerrileros cultivaron la fe en su patrona celebrando cada 2 de febrero y confirmándola a través de generaciones con la transmisión de los relatos de su intervención para defender a la población.

Los hechos fundantes de una expresión religiosa que cohesiona a los becerrileros

14

La veneración a la Virgen de la Candelaria se da en muchos lugares de Colombia con diversos actos religiosos y profanos de conformidad al fervor de la feligresía. En Becerril, esta devoción toma formas especiales que la particularizan y agregan un valor con significado patrimonial, por lo que se involucra en aspectos históricos y culturales que el colectivo transmite y mantiene.

Se cuenta que con la llegada de la imagen de la virgen de la Candelaria a Becerril, comenzó el proceso de implantación masiva de la religión católica sobre la cosmovisión y religión panteísta de los indios Yukos (hoy Yukpas) de legendaria belicosidad, de tal manera que la virgen morena fue la gestora de la pacificación de la etnia al punto de hacerse devotos de ella.


Cultura y Patrimonio Aida Torres anota en el artículo “Fiestas de la Candelaria” publicado en la Revista Paletilla Edición N° 2, Agosto de 1995: “Es considerada la abogada de todas nuestras dificultades, la confidente, la compañera y amiga de nuestras alegrías y tristezas. En tiempos de guerra era llevada a los lugares de refugio y escondite de las personas que no iban al campo de batalla, estos entraban en profunda oración y confianza plena en nuestra patrona y se les encomendaba a los combatientes becerrileros, pues con el resultado triunfante: ninguno pereció en la guerra.” Virgen  de  la  Candelaria,  patrona  de  Becerril.

Las expresiones de fe se manifiestan en los cantos compuestos especialmente para ella que le atribuyen proezas de religiosidad como este himno de las fiestas de La Candelaria Te aclamamos, abogada madre de la Candelaria todo el pueblo es una historia, cada familia un pregón que ha agradecido los prodigios de su amor. Te aclamamos abogada madre de la Candelaria en la guerra fratricida Becerril a ti acudió y tu poder soberano el triunfo les alcanzó. Te aclamamos abogada madre de la Candelaria manchada en odio su flecha el terrible motilón que vino a acabar a su pueblo mas le conquistó su amor. Te aclamamos abogada madre de la Candelaria.¨

El himno registra un hecho ocurrido durante la Guerra de los Mil Días, tomado de la tradicion oral. Dandose un combate en El Desastre, al ser anunciada la cercanía de las tropas enemigas, los pobladores emprendieron la huída hacia los montes circundantes llevando con ellos a la Virgen. En un momento la imagen cae al suelo boca abajo y el más anciano del grupo, el mocho Cirilo, bisabuelo del gestor cultural José Daniel Beleño Castro, pidió que no la levantaran. Tiempo después, al ser levantada la imagen, observaron que tenía su manto con agujeros. Al regresar los becerrileros que estaban en combate cuentan que una pequeña mujer les repartía agua y les decía que no se preocuparan porque no les iba a pasar nada. Advierten que eso ocurre el mismo día y hora en que la virgen había caído. Esa historia compila el detonante de fe del becerrilero que le da rasgos particulares a una expresión religiosa compartida entre varios pueblos.

15


BECERRIL

Las fiestas patronales y sus transformaciones Por donde se pregunta hay relatos relacionados con la patrona de Becerril. Doña Higinia Amaya Ríos, a quien llaman cariñosamente Nina, hace uso de su prodigiosa memoria y nos dice:

“Cuando yo estaba pequeñita no había almanaques, entonces mi mamá veía a los cañaguates florecidos decía: 'ya se está acercando la Virgen de la Candelaria' y esa era la señal de que la fiesta estaba cerca; en esta época estaba la gente pescando, pilaban el maíz para hacer las chichas para tener qué brindarle a los que venían a la fiesta.” La celebración tradicional de las fiestas del dos de febrero consistía en la misa por la mañana, por la tarde las corralejas y también la vara de premio (vara grandísima untada de aceite que debían subir los competidores a alcanzar el premio puesto en la parte

superior) y las carreras de encostalados (competidores metidos en sacos de fique para correr hasta una meta). El 3 de febrero se hacían las carreras a caballo y cabalgatas a El Azufral (Río Maracas) a bañarse. Continúa Higinia:

“Hacían una misa tan bonita y sacaban una “Procesión de Cuadra” en honor a los indígenas, pues cuando descendieron de la sierra la primera vez ellos sacaron a la Virgen a la plaza y le cantaron un himno que el sacerdote les enseñó, por eso le decían procesión de cuadra. Eso lo hacían cuando los indios se amansaron, porque los indios de aquí eran bravos.”

La  chicha  de  maíz  endulzada  con  panela   HV OD WUDGLFLyQ HQ OD ¿HVWD SDWURQDO (O dos   de   febrero   se   hacía   una   viuda   de   pescado   “maraquero”   para   desayunar   después  de  la  misa.

16


Cultura y Patrimonio

Antiguo  templo  parroquial  de   Becerril,  testigo  de  las  tradicionales   procesiones  de  cuadra  en  las   ¿HVWDVSDWURQDOHV

Los Yukos-Yukpas lucharon fieramente contra el Capitan Bartolomé de Aníbal por la tenencia de la tierra. Cuenta Aida Torres en la revista Paletilla: “Cuando los Yukos se rebelaron, muchos fueron los milagros realizados por su intercesión a quienes la invocaban hasta llegar al punto de pacificarlos con la devoción y el amor fraternal del obispo Atanasio y los misioneros capuchinos llegados desde Riohacha; y se selló este pacto de paz con la inauguración de la procesión de cuadra, en donde los indios cargaron a la Virgen, cantando el himno ese 2 de febrero”. Desde entonces la población de Becerril veía bajar a los Yukos-Yukpas para las festividades de la Candelaria cuando cantaban un himno a la virgen mientras hacían la tradicional procesión de cuadra.

Este es el himno: “Nosotros venimos, nosotros venimos de la serranía de la serranía, a ver si alcanzamos la virgen María, a ver si alcanzamos la virgen María; Vengan los chinitos, vengan los chinitos, vengan y verán, vengan y verán el cuerpo de Cristo convertido en pan el cuerpo de Cristo convertido en pan.” Posteriormente, a causa de la consideración de desorden del público en esta procesión un sacerdote decidio terminarla. Entre las transformaciones que ha tenido esta fiesta religiosa está el hecho de articularse su celebración a la realización del Festival Folclórico de la Paletilla. Esto une dos potentes expresiones, la religiosa y la tradición cultural becerrilera.

 Feligresía  en  la  Iglesia  de  La  Candelaria,   portadores  de  la  tradición  religiosa.

17


PORTADORA

BECERRIL

Sentada en la terraza de su casa nos encontramos a “Nina”, como le llaman, con su acervo de memorias de Becerril. La tarde cómplice propició el diálogo y a través de sus palabras matizadas por la calma que dan los años vividos, entramos en dos realidades temporales del mismo espacio: “Mi Becerril Viejo”, como lo llama Nina, y el Becerril de hoy.

18

“Quiero pintar el Becerril viejo. Recuerdo casa por casa, los dueños de cada casa, para que los que no saben quién era su abuelo ó quién era su bisabuelo sepan todo. Vamos a pintar el croquis, a las calles les ponemos las casitas y el nombre ‘Fulano de Tal’. Becerril sólo era desde la esquina donde está el salón de belleza (una cuadra antes) hasta la esquina donde está ahora la Defensa Civil; de ahí para allá era monte. Todo esto eran casitas de palma, la única casa de zinc era la

HIGINIA JUDITH AMAYA RÍOS “Cuando hablo de mi Becerril viejo, yo lo añoro” Iglesia, por eso yo pensaba de niña que el agua de lluvia era amarilla porque todas la casas eran de palma”. Nina da una larga mirada y poco a poco sincroniza su vida con el reloj del tiempo becerrilero y cuenta sobre ella:

“Nací aquí en Becerril el 19 de mayo del año 1936. Mi mamá se llamaba Adela Ríos y mi papá César Amaya. Nací en una casa donde queda ese portón rojo (señala en diagonal con su dedo). Después, cuando me casé, mi casa fue donde es hoy la Casa de la Cultura, allí nacieron todos mis hijos.


Cultura y Patrimonio Mi esposo se llamaba Daniel Torres Bustamante, era médico ecuatoriano. Tuve 10 hijos, se me murieron 3 pequeños y hace seis años se me murió una en Italia, era enfermera”. Al preguntarle por sus estudios y su liderazgo social se nota que le tocamos una parte enérgica de su vida. “Yo hice una parte de primaria en San Juan del Cesar en el año 1948, luego me mandaron para el Colegio La Sagrada Familia de las monjas en Valledupar donde llegaba uno hasta el tercero de comercio. Hice curso de Pedagogía, de Contabilidad, de Preescolar. Fui la primera Directora aquí en Becerril del Hogar Infantil". Con 77 años de edad aún conserva el brillo de satisfacción por los logros pasados. Ella es gestora de la Institución Educativa Ángela María Torres Suárez, líder cívica, miembro de voluntariados y partícipe de causas populares tras el bien común. El Becerril de la memoria y de la nostalgia es el que fuimos a buscar y Nina nos lo ayudaría a encontrar: "Añoro mi Becerril viejo. Ya los niños no juegan los juegos de la calle -la yuca, el Pájaro Pinto, entre otros- hoy todo es con pistola, tiros, todo es diferente. Esta calle era de arena, yo me enterraba en la arena de noche, eso era tan fresco. Hacíamos rondas, cantábamos en las calles, ya no se ve eso ahora se ve a los niños jugar con la pistola al escondite. Había un vecino, y nos acostábamos tarde oyendo sus cuentos porque era sordo y hablaba duro. Se llamaba

La Casa de la Cultura de Becerril lleva el nombre del médico Daniel Torres Bustamante, esposo de Higinia Amaya.

Rafael Romero, de aquí de Becerril, él demoraba y echaba sus cuentos como las mil y una noches: comenzaba uno y terminaba el otro y eso era infinito. En esta época, como el día de hoy (7 de diciembre), uno sacaba esta hora – después del almuerzo- y salía al monte a cortar un arbolito para poner las velitas. Nosotros salíamos a ver cuáles calles estaban más bonitas y a recoger las bolitas de esperma para jugar; también se hacían unos buñuelos de yuca, se ponían los fogones en la puerta con una miel de panela en unas totumitas, el que llegaba se comía su buñuelo -eso se hacía por los de la casa para repartirlo a los que pasaban-".

A esta altura del relato se comprende que hay vidas que se entrelazan con la historia de su tierra por ello la memoria encuentra depósitos que la vivifican y la preservan para que las siguientes generaciones no nazcan huérfanas de tradición e identidad. Allí está el valor de cada palabra de Nina, la siempre joven que quiere pintar el mapa en donde habitan sus nostalgias.

19


BECERRIL

FESTIVAL FOLCLÓRICO DE

LA PALETILLA Un Festival para mostrar la identidad

20

El Festival Folclórico de la Paletilla es iniciativa del abogado, compositor e historiador Tomas Darío Gutiérrez Hinojosa, secundado por un importante grupo de becerrileros, con el objetivo de conservar y promocionar los valores culturales e históricos de Becerril y de los indios Yukos-Yukpa.

El primer festival se realizó en diciembre de 1973 y sólo se interrumpió en 1974. A partir de 1975 se realiza en el mes de febrero, enmarcado en las fiestas patronales de la Virgen de la Candelaria. Este evento integra en su desarrollo los más representativos aspectos de la cultura y tradición de Becerril.


Cultura y Patrimonio

(O)HVWLYDOHVXQHVSDFLRSDUDPRVWUDUHO talento  artistico    becerrilero.

Paletilla, razones del nombre del Festival. La paletilla es la flecha, un elemento usual dentro de la etnia Yukpa (antes Yukos) para cacería y defensa. En el festival es el elemento conector entre el yukpa y el watilla (no indígena) para hacer posible que haya fraternidad entre los dos pueblos. En diversas lecturas se destaca la destreza del indígena Yukpa en la fabricación y uso de sus flechas, que han sido catalogadas por Reichel-Dolmatoff como las más perfectas de América. Para su elaboración, el indígena utiliza un tejido de hilo con el que adorna y ajusta la punta y puede ser de elementos variados tales como caña, madera, cera, macana, hueso o metal perfectamente labrado. La paletilla requiere de un arco que la mayoría de las veces tiene la misma altura de su usuario (la característica de la etnia es su predominante baja estatura, en algunos textos son llamados “los pigmeos de américa”). Los arcos pueden tener hasta ocho centímetro de ancho,siempre con la cuerda adherida a la macana de extremo a extremo.

Coinciden investigadores en afirmar que tanto la flecha como el mismo arco fueron usados como armas eficaces en los combates cuerpo a cuerpo así como para matar desde un ave en movimiento hasta animales de mayor tamaño; por esto elaboran diversos tipos de acuerdo a la necesidad o uso. Así que la Paletilla es trasmutada en un elemento de diálogo cultural que construye un encuentro fraternal.

Primer   día   del   Festival   de   la   Paletilla.   Momento   del  recibimiento  a  los  indígenas  Yukpas,  quienes   vienen  desde  sus  asentamientos  en  el  Perijá  para   integrarse  a  la  programación  del  Festival  

21


PORTADOR

BECERRIL

TOMÁS DARÍO GUTIÉRREZ HINOJOSA

Con su estampa de profeta de tiempos actuales matiza muy bien su enérgica manera de abordar los temas que le apasionan. Uno de ellos es el Festival de la Paletilla, del cual es el creador y el gestor de las primeras versiones. Otro tema de su interés es la historia de su pueblo y lo deja ver al preguntarle qué significa ser becerrilero y responde con la frase que encabeza esta, pagina y docente universitario, próximo a culminar su doctorado en Ciencias Jurídicas. Nacido en Becerril el 19 de diciembre de 1950, nos cuenta cómo surge el Festival Folclórico de la Paletilla:

El encuentro con la dimensión cultural del pueblo Yukpa

22

“Cuando bajaban los indígenas a Becerril eran absolutamente silvestres, originales, todos con sus mantas, con sus flechas llenas de sangre porque para venderlas tenían que ser usadas, y eso a mí me encantaba. En el año 70 yo hacía parte del grupo de teatro de la casa de la cultura (de Valledupar). Una canadiense llegó allá preguntando que quién le daba

“Ser becerrilero significa haber nacido en un pueblo que es cuna de la libertad, el coronel Pedro Antonio García, héroe de la batalla de Boyacá, nació en Becerril.” información sobre los indígenas Yukos de Becerril, que era como se le decía en esa época. Entonces el director, el doctor Álvaro Castro Socarrás, le dijo: ‘aquí de noche viene un pelao que vive hablando de eso, él pertenece al grupo de teatro. Si quiere espere, él se llama Tomás Darío Gutiérrez’. Yo era un muchacho como de 18 años. Cuando llegué por la noche, había una muchacha rubia esperándome hablamos y me preguntó ¿Cuándo podemos ir? Le dije que estaba en exámenes y que sólo podía ir en vacaciones en diciembre. Nos metimos a la Sierra todo ese diciembre. Era bellísimo. Bosques, fauna, un paraíso. Unos pueblos indígenas eran bellísimos. Llegamos a la sabana de San Genaro de noche con ella y ahí conocí a un joven llamado Julio Quiroz y la gran cacica de todos los indios era Margarita, la mamá de él, y con ella convivimos como 15 días hasta que subimos hasta Socorpa.


Cultura y Patrimonio

Empieza el Festival Julio   Quiroz,   líder   yukpa   con   la   corona   de   plumas  que  elaboró  para   entregar   a   la   Cacica   del   Festival.

La respuesta es hacer un festival De allá vine pensando qué hacer. Me gradué del bachillerato, fui a la universidad y seguía pensando. En una noche de insomnio, yo era un muchacho que trabajaba para estudiar, se me ocurrió el festival y comencé a escribir. Eso lo hice con una maquinita Brother, no había ni fotocopiadora ni computador. Hice copias hasta completar 250 cartas de 4 o 5 páginas que contenían el proyecto del Festival. Llegué a Becerril en junio de 1973 y las repartí en el pueblo, yo los invitaba al colegio público de la calle de la barra. Llegaron como 200 personas y aun quedó gente asomada por la ventana, todos se entusiasmaron. Los señores ricos concurrieron. Yo hablé más de una hora y dije cómo se llamaría, qué haríamos, que cada evento tendría un comité. Yo tenía experiencia, estaba en una Universidad de vanguardia. Cuando terminé de hablar se paró un señor muy rico y dijo: ‘esto se va a hacer, esto no es de boca, para esto se necesita plata y vamos a recoger tanto’. Y el señor Eloi Quiroz ha dicho ‘no hay que recoger plata, la plata la pongo yo’ y sacó la chequera y dijo ‘aquí está la plata’. La recibimos pero propusimos recoger más. Total que la plata sobraba cada vez que había que recoger.

Hicimos un comité juvenil, esos pelaos ya hoy tienen 50 y 60 años, del comité de los mayores el presidente era Juan Arturo García encargados de la mudanza y el comité ‘de tales’ va a hacer la corraleja. La comunidad hizo el Festival con sus propias manos, nosotros mismos íbamos con zorros que nos daban los ricos a la finca de don José Amador y cortábamos guaduas para construir la corraleja. Hicimos un primer festivalito que consistió en una caseta pequeña en un patio con el conjunto de Rafael Orozco, que todavía no había grabado, y Emilio Oviedo. Esa caseta fue en un patio de la calle de la barra, hicimos exposición de artesanías de los indios que llamaba mucho la atención. El concurso de flechadores era antes porque los indígenas ya no hacen eso, tocó suspenderlo ya que al soltar la gallina ellos tiraban las flechas pero la gente no se quedaba quieta y se sabía que un flechazo de los indígenas nuestros era mortal. No tuvimos fuerza para hacer todo en el primer festival, en el segundo le metimos corraleja y le metimos mudanza. Yo había visto las últimas mudanzas a mis 5 años, estaba en el kinder y nunca se me ha olvidado. Mi hermano mayor colaboró más que yo en la cuestión de la mudanza, el comité de los mayores, que me perdone quien no lo recuerde, era Juan Arturo García, Tomasito Gil, Críspulo García, Zacarías Romero, Candelario Zuleta, todos ellos eran 100% de la cultura de nuestra comunidad, eran sabios. La estrategia mía como investigador era aprovechar la sabiduría de ellos. Se hizo una cosa preciosa, ya después por 14 años yo fui coordinador general de todo".

23


BECERRIL

Las actividades del Festival de la Paletilla

Las  corralejas  son  una  tradición  por  la  fuerte   LQÀXHQFLDJDQDGHUD

El Festival se compone de las siguientes siguientes actividades. Las   autoridades   folclóricas   del   Festival   son:   Cacica,  Caciquita  y  Reina  de  la  Chicha

El Festival Folclórico de la Paletilla se puede definir como un conjunto de actividades que se articulan para mostrar la identidad becerrilera. De esta manera, este espacio cultural provoca interacciones y conexiones entre variadas expresiones que se dan en diversos lugares y con diferentes maneras de participar en ellas. Aunque en teoría podría parecer un evento abigarrado y confuso, en la puesta en escena hay total compatibilidad entre sus elementos constitutivos, de hecho el Festival se desarrolla dentro del marco religioso de la fiesta patronal, a lo que se le adosan todos los matices de la rica diversidad cultural becerrilera.

łReinado de la Cacica y Caciquita. łReinado de la Chicha. łRiñas de gallos. łCorralejas. łCabalgatas. łEventos pedagógicos, conferencias, conversatorios. łEventos con los yukpas como el tiro al blanco (anteriormente) y exposición de artesanias. łPesca con cogollo. łPaseo a El Azufral. łEventos deportivos y de juegos tradicionales. łEventos con la gastronomía tradicional de Becerril. łCasetas que ahora son conciertos musicales. łConcurso de cantantes de música tradicional vallenata.

24

(OEDxRHQ(O$]XIUDOQRSXHGHIDOWDU

łLa mudanza, que es el evento más fuerte, más esperado y de mayor participación durante el Festival.


Cultura y Patrimonio

LA MUDANZA Para hablar de mudanza debe cumplirse una condición: haberla vivido. Por eso cedemos este espacio a unos apartes del texto elaborado por el docente Alfonso Díaz Romero.

Historia de la Mudanza: “Teñida de Versos”

Según las investigaciones y las historias narradas por mayores de ochenta y noventa años, la primera mudanza se hizo en la vereda Tamaquito, vereda ubicada al occidente del municipio, jurisdicción del mismo, habitada por un grupo de familias con sus principales líderes como: José Rosario, Urbano Orozco, Chano Hernández, Pablo García, José María Hernández, Fermín Orozco, Rafael Barahona, entre otros.

“Reviviendo una costumbre que jamás se olvidará Becerril y su mudanza en la cultura nacional” En el año 1978 se incorporó la mudanza como una actividad más en el marco del Festival de la Paletilla, haciendo reconocimiento a las primeras generaciones que habitaron el entorno del municipio de Becerril. Esto lo voy a decir y lo digo con honores la mudanza en Becerril es una batalla de flores.

Los  mudanceros  mantienen  viva  la  tradición  año  tras  año.

25


BECERRIL

/DPXGDQ]D¿QDOL]DHQOD Casa  Indígena.

Algo de ayuda mágica y mito Se dice que Chano Hernández, padre de José María Hernández, toma la decisión de mudar su casa de Tamaquito a Becerril. Éste avisa a las demás familias de su traslado, pero fue ignorado por sus paisanos y sin importarle cargó solo con su rancho.

Una hazaña que dejó dichos y comentarios entre las diferentes comunidades y produjo varias hipótesis que especulaban que Chano Hernández era brujo y trabajaba con la oración de los monitos, los que ayudaban a sus rezanderos a hacer los trabajos más intensos o de mayores exigencias. Por eso dicen que así hizo Chano su mudanza, solo con esta ayuda del más allá. Otros dicen que pudo haber utilizado animales de fuerza como bueyes, mulas o simplemente la ayuda de su familia, que era numerosa. El traslado de este techo lo esperaban los horcones que don Chano había clavado días anteriores en la población de Becerril.

26

Los incendios, un detonante de las mudanzas De manera cotidiana, los pobladores se mantenían con una fogata encendida en el patio. En el mes de marzo la brisa arreciaba por el verano causando aquella vez el incendio de una casa que luego alcanzó a otras más sin control, salvándose únicamente la casa de María del Carmen Barrero debido a la astucia de su hijo, quien subió al techo y cada chispa la iba apagando con agua.

Muchas familias que quedaron a la intemperie y optaron por hacer la mudanza. Las personas que mudaron sus casas fueron: Francisco Ballesteros, la señora Carmen Guerra, el señor Concisio Molina y Dionisia Vega, trayéndolas de la vereda La Florida a Becerril. También el señor Rafael Romero, de la vereda Las Piñas a la vereda La Victoria. La señora Carmen Guerra mantuvo un reconocimiento entre los mudanceros porque se destacó como la mujer que mejor dirigió el curso de la mudanza hasta obtener su objetivo que era llegar al lugar de destino.


Cultura y Patrimonio

Llevando la casa con todo Esas mudanzas de antaño le colgaban sus enseres ahora no le están cargando los chismes que el hombre tiene.

Las casas eran de palma y Becerril se quemó en la calle de la barra la mudanza prosperó. Siendo Becerril un pueblo pequeño con aire de ciudad construido con casas de bahareques y techo de palma pero por cosa del destino un día cualquiera el pueblo se incendio a causa de un infortunio. Ocurrió por un gigantesco remolino ensañado en la casa de Petrona Villanueva quien hacía sus quehaceres.

En las mudanzas que se hacían anteriormente, en tirantes y sentaderas colgaban las pertenencias de la familia tales como ollas, sillones, hachas, calabazos, tinajas, mochilas, o bien eran amarrados en ela parte exterior. El personal que participaba en la mudanza era atendido con chicha, bollos, viudas de carne o pescado en el sitio de llegada. La mudanza en el amor para muchos era un pretexto se tomaban el evento pa ofrecer su corazón. En las cosas del amor existían valores como el respeto, la responsabilidad, el cumplimiento, y los jóvenes siempre estaban atentos al llamado que se les hacía para una mudanza porque era una buena ocasión para ver a su enamorada.

Los  mudanceros  escriben  la  historia  de  esta   manifestación  cada  año.

La mudanza hoy en día patrimonio cultural es reflejo de poesía de jolgorio y amistad. (Hasta aquí el texto del profesor Alfonso Díaz Romero)

27


BECERRIL

Aspectos relevantes de La Mudanza - Se destacan los mudanceros, los horqueteros y los coleros, roles que pueden ser desempeñados por mujeres y hombres indistintamente. Cada uno con funciones específicas.

- El ambiente de la mudanza es de total fiesta y jolgorio, actualmente se han incorporado en su realización elementos de carnaval como espumas, talcos y agua. Son elementos que no hacen parte de la tradición.

- El público participa alegremente, puede organizarse en tribus, que desde un tiempo para acá han trocado el nombre por combos. Esta tribus llevan un distintivo o uniforme para diferenciarse y se denominan con una palabra de la lengua Yukpa.

- El compañero indispensable de la mudanza folclórica es el vino de uvita de lata (con o sin licor), bebida que anima el recorrido.

LA MUDANZA

Edinson Polo “Urión” - Porro Al repicar de campanas van anunciándole al pueblo que llegó el dos de febrero fiesta de la Candelaria Oigo a la gente que grita con este porro parrandero linda es la Reina de la Chicha y la Cacica del pueblo. Se bajan los indios Yukos de la sierra del Perijá porque ellos son el embrujo del que viene a visitar CORO: Allá viene la mudanza compa, allá viene la mudanza guepajé porque en Becerril se goza, rumba para amanecer. (bis)

28

Pica pica gallo bueno se oye un grito en la gallera ese es un becerrillero apostándole a su cuerda.

Este es un pueblo de ambiente donde disfrutamos todos unidos vamos pal puente a la pesca con cogollo. Con la quema de castillo muchos se cuidan la ropa los padres cuidan los niños ahí viene la vaca loca. CORO La mujer becerrilera con su cuerpo aguitarrado ella deja enamorado a todito aquel que llega. Al sonar las trompetas de la banda Filemón Quiroz que alegra la corraleja cuando ya el toro salió. El grupo de piloneras que demuestra la cultura con el meneo de cintura la cosa se pone buena.


Cultura y Patrimonio

Transmisión y apropiación social de La Mudanza La docente Sandra Tannus Suárez hace parte de la comisión de la mudanza del Centro Municipal de Memoria al respecto nos cuenta. “Concursamos con una ponencia ante el Ministerio de Cultura y nos dimos cuenta de que los niños de preescolar identificaban la mudanza porque el papá y la mamá iban a ella a tomar trago. No conocían el verdadero sentido de la mudanza. La otra situación es que en tiempos electorales es usada la mudanza por los candidatos para hacer propaganda política con camisetas y se rompió la identidad de lo que era una tribu y la gente empezó a hablar de los combos. Docente  Sandra  Tannus   Suárez.

Reunión  en  el  Centro  Municipal  de  Memoria,   participan  Rosa  Paulina  Fuentes,  Directora  de  la   Casa  de  la  Cultura,  las  docentes  Sandra  Tannus y  Victoria  García  entre  otros.  

Desde el Centro de Memoria se analizó y surge el Decálogo de la Mudanza. Propusimos que la infancia y la adolescencia a través de la mudanza infantil vivieran esa experiencia y se apropiaran de esto que los identifica como becerrileros.”

Qué están haciendo los jóvenes en el Centro Municipal de Memoria Los jóvenes que integran este Centro de Memoria están investigando La Mudanza directamente con sus actores, hacen conversatorios, han levantado la historiografía de los portadores y se ha conformado un archivo fotográfico.

29


BECERRIL

Decálogo de la mudanza ł Amar y respetar la mudanza

preservando la casa y la vida de las personas que participaron en ella. ł  Disfrutar de la mudanza folclórica

por lo menos una vez en la vida

łPerpetuar la trietnicidad cultural. ł Acompañar a los adolescentes, quienes deben ir con sus padres o un adulto responsable, promoviendo la unidad familiar. ł  Respetar el patrimonio inmaterial con el fin de preservar la identidad cultural. łProhibir la proliferación de vehículos

durante la mudanza.

ł Respetar el horario de salida de la

mudanza establecido por la Fundación Folclórica de la Paletilla, durante el desarrollo de la mudanza.

Fortalecer la mudanza perteneciendo a una tribu donde reine la armonía, alegría y gozo por nuestra cultura. ł



łProhibir la inclusión de propagandas

políticas durante el recorrido de la mudanza folclórica.

30

ł Gozarse la mudanza y sentirse

becerrilero llevando un calabazo con vino de uvita e´ lata.

LA MUDANZA INFANTIL Espacio de transmisión y pedagogía cultural

La Mudanza Infantil es una estrategia que busca fortalecer la expresión cultural de La Mudanza y proponer una vivencia de ella a partir de los postulados del Decálogo que formuló la Comisión de la Mudanza perteneciente al Centro Municipal de Memoria –CMM-. La iniciativa de la Comisión consiste en que niños y adolescentes, nuevas generaciones de becerrileros, sean protagonistas de una mudanza fuera del contexto del Festival de la Paletilla, lo que constituye un ejercicio de transmisión y apropiación de la manifestación y una pedagogía sobre su esencia aplicando el decálogo y reconociendo los aspectos que son tradicionales. A la fecha se han desarrollado dos versiones, en 2012 y en 2013, gracias al apoyo que ha dado la Administración Municipal de Becerril liderada por el doctor Raúl Fernando Machado Luna y la Oficina de la Gestora Social, María Lourdes Pino. Este apoyo institucional ha permitido pasar de la teoría y la intención de la Comisión del Centro de Memoria a la práctica con un ejercicio real. Esta pedagogía va acompañada de investigación, charlas con los portadores de la tradición de la mudanza en el Festival y de la organización de eventos complementarios que reflexionan sobre la manifestación. Se puede mencionar que el principal logro ha sido la constitución de un semillero de mudanceros que garantiza la continuidad de la tradición. La mudanza Infantil genera conciencia de la necesidad de proteger esta manifestación única en el mundo y garantiza su transmisión y fortalecimiento.


Cultura y Patrimonio

El  alcalde  Raúl  Machado  Luna  y  Gestora  Social   María  Lourdes  Pino  con  una  tribu  infantil

María  Lourdes  Pino,  Gestora  Social  del  Municipio  de  Becerril,  ha  impulsado  las  dos  realizaciones  que  ha  tenido   la  mudanza  infantil:  “Este  es  un  compromiso  que  tenemos  con  la  continuidad  de  esta  expresión  cultural,  por  eso  creemos   que  debemos  enseñar  a  niños  y  a  jóvenes  a  vivir  y  cuidar  esta  tradición.”

31


PORTADOR

BECERRIL

“Los cambios son normales, nada queda intacto”

RAFAEL EMILIANO MOLINA ROMERO

32

Cambios, un fenómeno atractivo para los observadores sociales. Rafael Molina, investido de sus conocimientos como licenciado en Filosofía y Letras y como gestor cultural, no sólo los ha visto sino que también los ha provocado.

consulta obligada para quien quiera conocer de la historia y la cultura becerrilera.

De su voz sabemos que nació en la época ganadera, aún siendo niño trabajó en la bonanza algodonera, creció viendo la bonanza marimbera. Padeció la etapa de la violencia que afectó a Becerril y, hoy día, contempla la etapa minera. Rafa, el hijo de José Lucio Molina y Dora Ligia Romero Orozco, expone su mirada a los cambios, como seguidor de Heráclito: “Los cambios son normales, nada queda intacto.”

“La cultura de mi pueblo es tan rica pero abandonada tanto que nosotros no somos lo que debemos ser en el contexto nacional. Nosotros somos tan ricos que somos uno de los pueblos de la costa Caribe y de Colombia que cuenta con una etnia nuestra (YukosYukpas) y somos un pueblo muy diverso en razas porque contamos con esa fusión racial del afrocolombiano y nuestros indígenas. También hay un genotipo muy variado: Está el cachaco con el costeño, el costeño con el indio, el indio con el cachaco, etc. entonces no sabemos qué clase de raza se nos viene.”

Su trayectoria en la docencia se complementa con la de gestor e investigador cultural. “Creé una revista con Luis Barreto Muegues llamada PALETILLA y una cartilla llamada VISIÓN LOCAL donde encuentras la historia de Becerril”. Ambos documentos son de

Conocer a su pueblo le da razones para opinar:


Cultura y Patrimonio

(MHPSODUHVGHODUHYLVWDFXOWXUDO3DOHWLOOD FUHDGDSRU5DIDHO0ROLQD\/XLV(GXDUGR Barreto.

Rafael Molina es portador de la tradiciĂłn festiva que representa el Festival FolclĂłrico de la Paletilla “El festival de la Paletilla llega para el aĂąo 1973. Nace con Tomas DarĂ­o GutiĂŠrrez, el gestor del festival. Para el aĂąo de 1978 yo hacĂ­a octavo de bachillerato, nosotros con otro grupo de estudiantes montamos un movimiento en el colegio cooperativo, lo que querĂ­amos era reclamar el espacio en el Festival.

privilegio de aportar a la formaciĂłn de varias generaciones de becerrileros, Rafael Molina dice: “Le he enseĂąado a mi pueblo, sobre todo a la juventud, a ser responsable y a querer al pueblo desde el punto de vista de lo que somos, cĂłmo somos, de dĂłnde venimos, para dĂłnde vamos, es decir, la parte cultural es lo que mĂĄs he trabajo. ÂĄY esa ha sido una gran enseĂąanza!".

Nos propusimos hacer la mudanza y en ese hecho fui el primer Presidente en el ComitĂŠ de Mudanza. Hicimos esa mudanza invitando a los viejos de Becerril en ese entonces, y la primera casa nos la regalĂł Luis Francisco Barreto y el seĂąor GuzmĂĄn nos regalĂł unos palos de madera, y todos juntos hicimos una tarima. Como maestro que ha tenido el

Rafael   Molina   es   consejero   municipal   de   cultura,   aquí   en   una   de   sus   intervenciones   durante  una  reunión.

33


PORTADOR

BECERRIL

CANDELARIO ANTONIO ZULETA TEJEDOR

Si hay necesidad de conocer de la historia de Becerril, de esa que no está escrita, de la que se transmite en la voz. Si hay que saber del Festival Folclórico de la Paletilla y de la mudanza, entonces hay que buscar a Candelario Zuleta. La autoridad de su dicho le viene de su edad y de eso que considera su virtud: “Desde niño fui un muchacho muy inquieto, muy observador y algunas personas mayores me iban tomando en cuenta”.

34

El hijo de Mario Antonio Zuleta Salas y Rosa Tejedor Navarro es mudancero de trayectoria, portador de la tradición, participó en las reuniones iniciales que dieron nacimiento y forma al Festival en el año 1973. Candelario se especializó en observar en la vida diaria de Becerril el devenir histórico de su pueblo y, entonces, concluyó que “Becerril era un pueblo abundante”. Y explica:

“Becerril era un pueblo abundante”

“Becerril tenía muchas riquezas, lo mejor era la flora y la fauna, tantos animales: conejo, pavo, paujil, zaíno, venado, ñeque, guartinaja, etc. También Becerril vino a engrandecerse con el algodón. Todas las personas tenían qué comer. Sobresalían los valores. Donde hay respeto hay cultura; por eso mi consejo es que todos los jóvenes amen la cultura y, amando la cultura, se aumenta el desarrollo social y moral, y con moral, amando la patria, sembrando la paz.”.

Imagen  de  las  primeras  mudanzas  que  se  hicieron   en  el  Festival.


Cultura y Patrimonio Candelario conoce de la tradicion de la Mudanza. Sostiene que en el principio, el interesado preparaba con anterioridad la chicha (por lo menos 4 días antes) para lograr la fermentación, tambien proveía el pescado. Con chicha atendían a los que ayudaban en la cargada y al llegar al lugar en donde se dejaría la casa sobre sus horcones, se brindaba una viuda de pescado, o un sancocho. Histórica  foto  de  la  mudanza,  pasando  por  la  plaza   SULQFLSDOMXVWRDOIUHQWHGHODDQWLJXDHGL¿FDFLyQGHOWHPSORSDUURTXLDO

Candelario cuenta de la dinamizaciĂłn social a la que aportĂł el Festival: “La creaciĂłn del Festival impulsĂł la creaciĂłn del Municipio. Con el Festival se despertĂł una gran alegrĂ­a y se fue creando una conciencia que lo llevĂł a independizarse de Codazzi y tambiĂŠn se reivindicĂł la cultura motilona". Recordamos que en Becerril fue elevado a Municipio en 1977, cuatro aĂąos despuĂŠs de haberse iniciado el Festival.

Candelario Zuleta tiene el reconocimiento y respeto de los becerrileros. Es comun que le consulten sobre la cultura, la historia y la tradiciĂłn becerrilera. Nunca tiene el opinador daĂąado y conserva en la memoria los hechos colectivos y de trascendencia que le otorgan una categorĂ­a especial como portador del patrimonio cultural inmaterial relacionado con el Festival FolclĂłrico de la Paletilla, la mudanza y la tradiciĂłn oral.

Los  tiempos  de  la  abundancia   de  Becerril,  de  los  que  cuenta   Candelario,  se  hacían  evidentes  en   la  variada  cocina  tradicional   que  lo  caracteriza.

35


BECERRIL

EL FESTIVAL FOLCLÓRICO DE LA PALETILLA

Espacio integrador del ser, el saber y el sentir becerrilero. Por:  Cecilia  Gil  Barvo

Las ideas pueden surgir de un hombre pero su realización está en “el soñarlo juntos”, como dice el poeta. La autoría puede ser individual, pero es el acumulado social de memorias y vivencias lo que genera actores y ejecutores que hacen que los actos trasciendan a epopeyas.

La posibilidad de poner en un mismo lugar los diferentes compartimentos del ser, del saber y del sentir becerrilero lo posicionan como un Festival de gran envergadura, no en vano es de los más importantes del departamento del Cesar y se dice que por años ocupó los primeros 5 puestos entre los festivales El Festival Folclórico de la más importantes de Paletilla cumple con los Colombia.

36

En los primeros días de febrero, Becerril se criterios de valoración transforma en una máquina para ser incluido en la que transporta en el tiempo Lista Representativa desde las evocaciones a del Patrimonio Cultural Lo que debe recalcarse las expresiones, prácticas, Inmaterial que, de es que el Festival conlleva tradiciones y hechos que acuerdo con el Art. 9 del elementos compartidos con han forjado su ser cultural. Decreto 2941 de 2009, otros contextos geográficos, su postulación puede Un escenario que revive ser a la Lista municipal, como la música y las una gama de elementos, departamental o nacional. presentaciones artísticas, de tal manera que todo lo pero lleva en su esencia que significa ser becerrilero se convirte en una pócima aspectos únicos y exclusivos de Becerril como vertida en el envase festivalero, para que la pesca con cogollo y la mudanza. propios y visitantes la degusten. Esto lo ubica en un lugar diferente ya que El Festival Folclórico de La Paletilla es se trata de un escenario integrador de la el súmmum cultural de Becerril. Realza diversidad, que se referencia como vivencia la tradición re-creándola y haciéndola de hechos pasados pero también por otorgar palpable, tangible y en su puesta en escena condiciones para el entendimiento y respeto los actores no son fingidos: el que canta es entre la diversidad coexistente. Es decir cantante, el mudancero lo es siempre, el de entre los elementos poblacionales diversos pesca con cogollo lo sabe hacer y el yukpa es que conforman el mapa étnico y racial de yukpa. Qué decir de la casa de la mudanza, lo Becerril, principalmente por la búsqueda de es de verdad y va a la casa indígena a seguir reconocimiento del pueblo yukpa, motivo siendo casa de quienes son el principal motivo principal del Festival. para hacer el festival, los Yukpas. El potencial del Festival es que no es una transformación El Festival es el gran compilador y la de la realidad: es una celebración de ella. escenificación de la esencia cultural becerrilera.


Cultura y Patrimonio

LOS YUKPAS

GUARDIANES DEL PERIJÁ

Aponto creó la tierra, y la repartió a las etnias con límites precisos en ríos y cerros. Dio a los Yukpas un extenso territorio que abarca Becerril y a su inmensa serranía del Perijá. Definir a los Yukpas como los naturales dueños de la tierra y de la cultura que ella encierra es estar en lo cierto. Los Yukpas pertenecen a la familia lingüística Caribe. Antiguamente se denominaban Yukos, nombre que cambiaron por significar algo peyorativo. Habitan la Serranía de Perijá que se se comparte con la vecina República Bolivariana de Venezuela. Son portadores de una historia ancestral en la que también ha habido guerras internas y otras para defender su territorio, lo que les ha valido la fama de aguerridos nativos. En el historial de Becerril quedan escritas páginas de los tiempos en que aún no se habían ‘pacificado’, palabra que se usa en este caso y todo por cuenta de la defensa a sangre y muerte de su territorio ante el invasor de todos los tiempos, el watilla, el hombre blanco.

Las cosas cambiaron a partir de 1913, con el trabajo de monseñor Atanasio Soler desde Codazzi. En 1930, iniciaron el pacto de paz en Becerril e hicieron eco a las acciones catequistas de religiosos católicos. Aún permanece la misión de las religiosas Lauritas en lo alto del Resguardo Sokorpa. Sokorpa fue constituido mediante Resolución 165 del 5 de octubre de 1977, a él están adscritos 14 asentamientos entre ellos, San Genaro e Ipica (Bocas del Roncón).

Los cambios, a fuerza de las circunstancias. Un cambio ha sido su sedentarismo, abandonando su nomadismo tradicional. Tiene que ver con la necesidad de respetar la tierra y no agotarla. Además, obtienen sus alimentos de la naturaleza circundante, así sus actividades son la caza, la pesca y la recolección de frutos, hierbas e insectos de manera colectiva y desplazándose en todo lo que consideran su territorio.

37


BECERRIL

ORGANIZACIÓN

Los Yukpas de Becerril están organizados a través del Resguardo Sokorpa. La autoridad es el Cabildo Gobernador que los representa ante las autoridades e intituciones no indígenas. Internamente existen guardias formadas por Vicente  Capitán  Álvarez,   mayores y Cabildo  Gobernador alguaciles, con autoridad para dirimir conflictos y pueden imponer sanciones desde encerramiento por dias hasta multas que, cuando lo amerita, pueden llegar al millón de pesos.

CUANDO DANZA EL YUKPA Hay tres momentos principales para la danza en el pueblo Yukpa: un nacimiento, la cosecha el maíz y cuando sacan los restos de sus muertos. Cuenta Norma Jiménez Romero, (30 años, vive en el asentamiento Ipica, en Bocas del Roncón): “Nosotros tenemos baile cuando nace un niño, lo piden para bailarlo con chicha, pero chicha fuerte; es decir viene alguien, sea un particular o un tio y lo pide a su mamá para bailarlo, ella acepta si lo piden con una chicha. Primero hacen unos bollos de maíz que duran 10 días, cuando el bollo se seca lo echan al agua y son 3 días que bailan al niño bailan toda la noche, después cuando lo muelen, otra vez amanecen bailando al niño, y el último día hacen bollos grandes para echar en la chicha para que la bebida sea fuerte y cuando terminan de bailar, al niño le dan una gota de chicha para que sea fuerte, sea valiente.”

Las mujeres pueden ser guardias, ellas intervienen y van adelante para evitar que las disputas o conflictos se profundicen. En el pueblo Yukpa, la mujer es respetada y considerada es la consejera del hombre. Los ancianos se encargan de orientar a los jóvenes y a los niños y de transmitir las costumbres. En cada familia son símbolo de autoridad.

38

ez

Norma  Jimén

Un instrumento musical usado es una flauta elaborada con el fémur sacado de los cadáveres de su gente.


Cultura y Patrimonio

LA LENGUA ANCESTRAL, FACTOR DE SUPERVIVENCIA ÉTNICA. “Nosotros los hombres desde que el niño va creciendo le vamos enseñando a hacer las flechas, cómo se caza, cómo se anda en el campo, y la mamá le enseña a la niña cómo se teje la mochila, cómo se cocina, etc.”.

Migue l  Á Cultura vila,  Conseje  repres ro entante  Municipal  d e  de  los  Yukpa   s.

Son las palabras de Miguel Ávila, el representante de los Yukpas ante el Consejo Municipal de Cultura. Continúa diciendo: “La medicina tradicional la manejan los ancianos con mucho cuidado y secreto; se hacen unos rituales y se busca la planta que se necesita. Hay plantas que se cogen, se machacan y se hacen como baños. A nosotros nos destruyeron los bosques en donde conseguíamos y muy poco se consiguen” La manera para que cada hombre y mujer yukpas sepa de las cosas esenciales de su identidad, como las que plantea Miguel, está basada en el conocimiento de la lengua propia, que es el vínculo comunitario que les permite continuar en resistencia para no perder su esencia. Entre ellos, su lengua es primordial y de principal uso, aunque la gran mayoría habla castellano para entenderse con el watilla. En la actualidad hay procesos para la conservación de la lengua yukpa, fomentado por etnoeducadores, lo que posibilita que se escriba y pueda ser llevado a cartillas a fin de enseñarlo en las escuelas de la etnia.



SURSLiQGRVH HUDFLRQHVD 1XHYDVJHQ LyQ GHODWUDGLF

39


BECERRIL

 Pedro  Montecristo  con  un  instrumento  musical  hecho del  fémur  sacado  del  cadáver  de  un  familiar.

Aporte Cultural El Yukpa y Becerril están unidos por años de historia, siendo la presencia del indígena anterior a la fundación en categoría de ciudad española del pueblo. Se han recogido voces que hablan de la existencia anterior de un poblado indígena que fue desplazado por los españoles. De tal manera que la presencia del Yukpa en la cultura e identidad becerrilera tampoco puede desconocerse. Los matices de su identidad provienen de la mezcla de razas y de diferentes aspectos. El yukpa ha sido aplicado en vivir de lo que la madre tierra le ha dado. Conoce su territorio y las propiedades de sus plantas, se ha hecho a secretos y rituales para aproximarse a su entorno.

40

La artesanía es primordial para la cotidianidad, al punto de conocer las propiedades de las plantas para extraer y teñir las fibras con que elaborar, con los colores tradicionales, las mochilas que le caracterizan. También hacen abanicos. Al presente no están comercializando ni existen procesos de apoyo que los promuevan.

Luis  Án gel  Roc ha  P haciend o  una  pa atiño letilla.

Su artesanía es representada en la paletilla (flecha), su arma y herramienta, que es propia de los predios masculinos: es el hombre Yukpa el que las hace de acuerdo a la necesidad o al uso. La paletilla es el símbolo del encuentro cultural de las dos cosmogonías, yukpa y watilla, cada año en el Festival Folclórico . El Yukpa de hoy convive en los dos mundos. Ha aprendido a relacionarse con el otro, el no indígena, y a sostener su identidad ante la amenaza constante de la des-afirmación cultural. Así avanzan los guardianes del Perijá, resistiendo sin cansarse y sin callar aunque su territorio es fuertemente devastado e invadido por todo aquello que no estaba en el plan de su creador.


Cultura y Patrimonio

PORTADOR

VICENTE CAPITÁN ÁLVAREZ Cabildo Gobernador Yukpa

A Vicente Capitán Álvarez es a quien le hemos escuchado del reparto de la tierra que hizo Aponto en el principio de los tiempos. Él es más que un transmisor de esa idea, se encarga de que esa orden primigenia se mantenga cuidando que esos predios no le sean reducidos o expoliados a su pueblo. “Para nosotros ese territorio es sagrado, para que trabajemos y hagamos nuestras cosechas. Pero no como hoy en día que han acabado todo, con las montañas, con la pesca, con el río, con los animales. Nosotros no acabamos la montaña, la trabajamos por parte para no acabarla, pero hoy en día no podemos movernos, no hay tierras como antes. Por eso, a nosotros nos toca cuidar nuestro territorio, como nos cuidamos a nosotros mismos.” La labor del Cabildo Gobernador se hace difícil en momentos actuales cuando la irresponsable expansión del hombre blanco arremete contra la serranía, los ríos y las especies. La ausencia de conciencia y responsabilidad comprometida con el asunto ambiental está poniendo en riesgo tanto al watilla como al indígena.

Familia

 Yukpa  e n

 Bocas  d

el  Ronc

ón

El mismo lamento de Vicente Capitán es el de muchos no indígenas que dejaron de tejer el cogollo para pescar, o que ya no se adentran en la montaña a buscar la variedad de carne producto de la caza. Se les agota al Maracas y a la Serranía su don de dar, por el mal uso del hombre blanco.

41


PORTADOR

BECERRIL

JULIO QUIROZ RUEDA

El artesano de la paletilla

La historia del Festival Folclórico de la Paletilla está ligada a este anciano de la etnia Yukpa nacido en el asentamiento San Genaro del resguardo Sokorpa, desde donde salió muy joven en compañía de su padre Eduardo Quiroz. Encontramos a Julio Quiroz en Ipica, que traducido de la lengua Yukpa quiere decir El Derrumbe, en la serranía del Perijá allí donde el Río Roncón se une al Río Maracas y forman una nostalgia de aquellos tiempos de abundancia. Allí vive con su mujer y con algunos de sus nueve hijos. Julio Quiroz fue por muchos años el representante de la etnia ante la organización del Festival Folclórico de la Paletilla:

42

“Yo siempre reclamé para toda la comunidad la atención del watilla y nosotros acudíamos al llamado de “mamachi” Candelaria para disfrutar del Festival de la Paletilla.”

Su mensaje como cacique Yukpa encabezó notas periodísticas en prensa y radio, invitando a la comunidad a participar del Festival. Relata que en la fiesta de la Candelaria su pueblo entraba a la iglesia y hacían la procesión de cuadra, desde los tiempos de su abuelo Pataché y siendo su mamá Margarita una niña. Acerca de la vinculación del pueblo yukpa a la idea de hacer un Festival dice: “Nosotros veíamos la fiesta de Iroka, que llaman mamaché Pastora en Codazzi, y pensábamos que también debíamos hacer una fiesta así en Becerril. De eso hablamos con Tomás Darío Gutiérrez, con Jesualdo, Candelario Zuleta y luego con la junta organizadora. Me dijeron que hiciera la artesanía, hicimos las paletillas porque yo tenía bastante cañabrava. Yo trabajaba con Martín Capitán y entregamos 4 docenas de paletillas cada uno en la casa de la cultura, que era la casa del médico Torres.” Julio Quiroz siempre fue el referente de los Yukpas en la realización del Festival. Ve el proceso que ha vivido su pueblo, al cual él aportó mucho con su liderazgo por defender su territorio, por obtener tierras con el


Cultura y Patrimonio

Nuevas  generaciones  Yukpas

INCORA (Instituto de la Reforma Agraria). Sin embargo, hoy se encuentra retirado, sometido al abandono y suspendida su artesanía. Ha visto que las nuevas generaciones de Yukpas están progresando, estudian y van tomando rumbos diferentes, pero le preocupa que no vivan su esencia étnica.

Durante  el  Festival  de  la  Paletilla  de  1982  vemos  a Julio  Quiroz  en  compañía  de  la  Cacica  Laura  Castaño

Recibimiento  a  los  Yukpas  en  el  Festival

Este es Julio, el hijo de la gran cacica Margarita, portador de la tradición de la paletilla, artesano ancestral que guarda el saber de un símbolo de su pueblo. Quien tiene la fuerza suficiente para pedir que le ayuden con las herramientas necesarias para seguir haciendo paletillas. Julio  Quiroz  dirigiéndose  a  la  comunidad  en  el  Festival

43


BECERRIL

CHUPAFLOR Y ALGODĂ“N TradiciĂłn Oral de la etnia Yukpa

Tomado  de:  Revista  Cosmovisión  Yuko  Yukpa 'LUHFFLyQ/XLV(GXDUGR%DUUHWRDJRVWR

En una familia una pelada se volvió seùorita, entonces, como era costumbre, la encerraron en shantuis (nido) cerca de la casa. Ella llevaba varios días ahí cuando empezó a aparecÊrsele un joven, Êl llegaba de noche. Él era Kushimais que bajo del cielo. La muchacha empezó a dormir con Êl y en esas pasaron un tiempo. En esa Êpoca no había algodón, se hilaba la ropa de la semilla del ceibo pero la tela era muy mala y enseguida se rompía. Una noche Kushimais le trajo a la muchacha semilla de algodón y le dijo: ʊToma para que hagas ropa. Esa semilla era distinta a la de ahora, tenía el algodón hilado que venía envuelto dentro y por fuera iba la semilla. Él armó con cuatro palos un telar, colocó ahí el hilo de algodón y en esa noche se tejió solo, por la maùana entregó a la muchacha una manta nueva de tela bonita y fina. Ella se la puso pero encima se colocaba el vestido viejo. Un día unas sobrinitas de ella fueron a convidarla a baùarse, ella fue. Estaban jugando a la orilla del río cuando vieron que se quitaba un vestido bonito y vieron como lo escondía. ʊ¿QuÊ serå lo que tiene mi tía?... vamos a mirarla. Unas la llevaron a jugar al río mientras que otra fue a ver quÊ era y le vio el vestido. Se fueron a la casa y las niùas le contaron a la mamå: ʊ Mi tía tiene un vestido bonito y no se rompe. Ella se fue y le preguntó quÊ era lo que tenía que las hijas le habían contado. ʊ Nada - le contestó - esa es la misma manta. Kushimais al fin se despidió de ella y le dijo: ʊNo puedo darle a nadie, guårdelo para su familia y cuando siembren la semilla dejen el machete con el que limpiaba de noche.

44

Ella se quedĂł sola, pero de noche dejaba el algodĂłn tejiendo hizo muchas canastas y las escondiĂł en el monte. Al fin la sacaron del encierro pero ella no contaba nada ni dejaba ver la ropa. El Kushimais no se dejaba ver pero siempre la vigilaba. A los

poquitos días llegaron unos primos a pasear y le dijeron: ʊ¿Por quÊ esta pelada estå embarazada? ¿Cómo es que un hermano vive con ella? ¥Eso esta malo! Inmediatamente se prendió la pelea, se empujaban y se tiraban la ropa hasta que todos quedaron desnudos. Ahí salió la muchacha y les dijo: ʊ¿Por quÊ pelean? Yo no quede embaraza de ningún hermano mío! Les contó todo. Fue y trajo las mantas que tenía escondidas y se las dio a sus hermanos, cuùados y sobrinos, los otros quedaron admirados. En la mitad de los ceibos sembraron semillas de algodón, pero siempre se la pasaba uno de ellos vigilando para que no se las fueran a robar. Cuando quisieron limpiar, ella les dijo: ʊDejen ahí el machete y que Êl limpie solo en la noche. Así sucedía. A los días volvió uno de los primos y pidió que le dieran una manta. Ellos decían: ʊ¥No le den nada...! ¥Para quÊ se burlaron de nosotros! Pero a Êl le dio pesar y le regalo cuatro mantas. A los días lleóo una mujer llamada Miscursa, hoy es un påjaro. Miscura le dijo a la muchacha: ʊEse algodón así no sirve, la gracia es trabajarlo, tejerlo, que no se haga solo. Y como era tan metida cogió una semilla de algodón y en un hueso que traía lo enganchó y lo volteó al revÊs para que se daùara y lo daùo, lo dejó como sale ahora. La muchacha se fue al cultivo de algodón y en el camino le salió Kushimais y le dijo: ʊ¢Para quÊ dejaste que voltearan el algodón? Ahora sí van a pasar trabajo. La muchacha le contestó: ʊEs que esa vieja es muy metida. El Kushimais se volvió al cielo y el algodón quedó daùado para siempre.


Cultura y Patrimonio

Escuela de Música y Artes “Filemón Quiroz” Fortín de la tradición artística becerrilera

De Filemón Quiroz se dice con toda certeza que fue uno de los más grandes músicos del Cesar. Esta afirmación la confirmaron en su tiempo grandes exponentes de la música de acordeón como Alejandro Durán. El “Mocho Mon” es recordado por los becerrileros mayores porque en su burro venía por las calles tocando su acordeón. Tocaba en donde le pusieran, ya sea en las galleras, en serenatas, en casetas y en las tradicionales fiestas patronales de la Candelaria. La memoria musical de Filemón y su legado son recogidos y fructificados en la Escuela de Música y Artes “Filemón Quiroz”. La Escuela es creada mediante el Acuerdo No. 011 del 18 de mayo de 1999 y hace parte de la institucionalidad cultural del Municipio articulada a la Casa de la Cultura Daniel Torres Bustamante. La coordinación de la Casa de la Cultura está a cargo de Rosa Paulina Fuentes Palma y los encargados del proceso formativo son: el licenciado José Salatiel Madrid, director de la Escuela y de la Banda desde sus inicios; Máximo Gener Mendoza, instructor de formación en guitarra; Kellys Johana Fuentes Beleño, instructora de tambora tradicional; Jesús

Enrique García Fontalvo, instructor de música tradicional vallenata, y Carlos Fredy Castro Rivero, instructor de danza folclórica. Los procesos formativos fortalecen la dinámica artística que caracteriza a Becerril, destacándose con éxito la Banda Filemón Quiroz que ha llevado el nombre del músico insigne a muchas partes.

La Banda de la Escuela de Música y Artes

 Rosa  Paulina  Fuentes,  Directora  de  la  Casa  de  la  Cultura   y   los   instructores   Jesús   García   Fontalvo,   Kellys   Johana   Fuentes,   Máximo   Gener   Mendoza   y   el   maestro   José   Salatiel  Madrid,  director  de  la  Banda.

45


Banda de Música de la Escuela

Filemón Quiroz

La Banda de Música de la Escuela Filemón Quiroz es declarada Patrimonio Cultural del Municipio de Becerril por el Acuerdo No. 012 de agosto 23 del 2000. Esta declaratoria obedece al alto nivel de representación de la tradición musical de Becerril ante el país que desde entonces estaba logrando. Con orgullo expresa su director José Salatiel Madrid: “A partir de la creación de este modelo que se hizo acá en Becerril fue que el Ministerio de Cultura comenzó a implementar las Escuelas a nivel nacional.” En el año 2007, la Escuela ganó la convocatoria del Ministerio de Cultura como la mejor Escuela de Formación Musical del Plan de Música para la Convivencia por su institucionalidad, organización comunitaria en torno al proceso de formación y su nivel musical.

46

Precisamente, un aspecto de relevancia es su proceso organizativo que puede mirarse desde dos aspectos, uno al interior de la formación y el otro por la vinculación

PORTADOR

PORTADOR

BECERRIL

Patrimonio Cultural de Becerril de los padres de familia a través de una Asociación que los convierte en gestores del fortalecimiento del proceso, lo que ha repercutido en una mayor efectividad y, por lo cual, se ha destacado a nivel nacional. El reconocimiento obtenido a nivel nacional se debe a su participación en diferentes eventos culturales, fiestas, festivales y encuentros que se realizan a lo largo de nuestra geografía nacional, lo que le le ha permitido adquirir la experiencia para su consolidación como un proceso formativo exitoso. En su énfasis como banda folclórica se le ha medido a interpretar los ritmos representativos del país, principalmente porro y vallenato. En la búsqueda por la versatilidad y su universalidad musical, funge también como banda sinfónica destacándose por interpretar partituras clásicas y bandas sonoras como “El Titanic”.


Cultura y Patrimonio

Otros procesos formativos. Dentro de la Escuela se ha logrado la articulación de las modalidades de formación, en lo más parecido a un préstamo con utilidades de los talentos que surgen de las áreas musicales para ser ensamblados a la Banda. Se destaca la creación desde los inicios de la Escuela del grupo de danzas Kazimba.

El Grupo de Danzas Kazimba y su rol en la apropiación de las manifestaciones culturales

El nombre del grupo de danzas procede de una palabra ancestral que evoca los tiempos de la ausencia de acueducto en el pueblo, lo que llevaba a sus pobladores a aprovisionarse de agua potable a través de “kazimbas” o método de extracci��n artesanal de líquido por el cavado de pozos en los patios o fincas para obtener el agua desde los manantiales o vetas a poca profundidad. Así señala el actual instructor de danzas de la Escuela, Carlos Fredy Castro.

El grupo de danzas Kazimba ha realizado un proceso de apropiación del patrimonio cultural referido a las manifestaciones culturales la mudanza y la pesca con cogollo. Ambas han sido escenificadas a través de la danza en una creación enriquecida por la música tradicional de tambora y por la utilería que interviene.

47


BECERRIL

RAFAEL OROZCO MAESTRE Tras la memoria del Hijo de Becerril En la calle Gaitán de Becerril está la casa que se distingue con la nomenclatura Calle 11 N° 5 - 64. Su nuevo dueño abre la puerta y vemos la foto de Rafael Orozco presidiendo la pared de la sala. Lo demás va por cuenta de la nostalgia. Era la casa familiar del más insigne artista becerrilero que alcanzó reconocimiento nacional e internacional como integrante del conjunto de música vallenata El Binomo de Oro, al lado del acordeonero Israel Romero. Sus nuevos habitantes dicen que desde que Rafael Orozco murió mucha gente, sobre todo del interior del país, viene a conocer la casa. Amablemente acceden a mostrarla porque reconocen que es un atractivo para quien visita a Becerril, porque la admiración y cariño de sus seguidores no se acaba.

La leyenda del Doroy

48

La vocación artística de Rafael Orozco Maestre está rodeada por el macondiano sentido que explica, entre magia y realidad, los aspectos de la vida en el Caribe colombiano. Cuentan jóvenes y adultos que en los tiempos de gran creciente del río Maracas por el

invierno, bajaba una serpiente tan inmensa que quien le veía la cabeza casi nunca podía verle la cola y emitía un canto igual al del gallo.

Según la leyenda, la señora Cristina Maestre estaba en embarazo de su hijo Rafael y mientras se encontraba lavando en el río Maracas escuchó el silbido de la serpiente Doroy. La leyenda atribuye que el beneficio de ese canto lo recibió Rafael Orozco, quien nació con el talento para convertirse en un gran cantante de música vallenata.


Cultura y Patrimonio

Museo Rafael Orozco Maestre, entre el papel y la intención El Acuerdo N° 22 del 30 de noviembre de 2003 crea el Museo Rafael Orozco Maestre, un espacio cultural que busca difundir y conservar la memoria del cantante y a la vez motivar la vocación artística en los jóvenes. El Concejo Municipal de entonces propone que en este lugar puedan encontrarse distintos elementos que confluyen en la trayectoria musical de Rafa, como le llamaban sus amigos, de tal manera que el visitante pueda ver en ese museo la discografía, vestuarios y accesorios, entre otros. Se ha pensado en que la compra de la casa de la familia Orozco Maestre es necesaria y se constituye en el paso primordial para llevar desde el papel a la realidad esta iniciativa y, en segundo lugar, aprovechar la oferta que ha hecho su esposa Clara Cabello de disponer los objetos que tiene

en su poder y son parte de la memoria musical del cantante. Importante decir que la casa cuenta con la misma estructura de siempre y que a raíz de la producción televisiva reciente sobre la vida de Rafael Orozco, se ha incrementado el número de visitantes y de público interesado en encontrar información sobre la vida del cantante en su natal Becerril.

Comisión Rafael Orozco Maestre El Centro Municipal de Memoria ha constituido la Comisión Rafael Orozco como un espacio de diálogo e iniciativas alrededor del sentido patrimonial que encierra la vida artística del cantante. Promueve que esa frecuente epidemia de olvido no apague para siempre el recuerdo del insigne artista becerrilero.

49 Ésta  fue  la  casa  familiar  de  Rafael  Orozco  Maestre,   el  recordado  cantante  del  Binomio  de  Oro.


BECERRIL

UN FOGÓN QUE NO CANSA NI DESCANSA Vivencia de la cocina tradicional becerrilera.

Becerril tiene sabores propios y detrás de ellos hay saberes y técnicas de obtención de sus ingredientes que le otorgan especiales ribetes al arte de cocinar. Dentro del inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de Becerril, la cocina tradicional ocupó un renglón importante en la medida que se encontró diversidad de platos y productos así como interesantes historias alrededor de quienes los preparan. Según la Política para el conocimiento, fomento y salvaguardia de la alimentación y las cocinas tradicionales de Colombia, las cocinas tradicionales, como manifestación del patrimonio cultural inmaterial, comprenden complejos conjuntos de conocimientos y prácticas culinarias que tienen varias raíces.

Las cocinas tradicionales, como patrimonio cultural tienen como principales características y efectos los siguientes: 1. Son el resultado de un largo proceso histórico y colectivo que resulta en un saber transmitido principalmente en el seno de la familia, de generación en generación. Cada cocina tiene su historia y su propia narrativa, así como un acervo de conocimientos y prácticas que se transmiten de manera viva y directa. La cocina se aprende haciendo. 2. Expresan la relación con el contexto ecológico y productivo del cual se obtienen los productos que se llevan a la mesa; es decir, dependen de la oferta ambiental regional y están asociadas de manera profunda con la producción tradicional de alimentos. 3. Cumplen además una función cohesionadora ya que generan, por excelencia, sentimientos de identidad, pertenencia y continuidad histórica. Alrededor de ellas se reúnen las familias, se fomentan la asociatividad y valores como la generosidad y la solidaridad entre las personas. 4. Son un ámbito por excelencia –aunque no exclusivo– del saber femenino.

50

5. Cada sistema culinario, con sus recetas, platos y formas de consumo, remite a una tradición y a un universo simbólico particular, así como a un “orden culinario” que contiene reglas de comportamiento, prescripciones y prohibiciones culinarias, rituales y estéticas particulares.


Cultura y Patrimonio

Tríptico de Remembranzas Chicha de Maíz

Elizabeth, Ana Santiaga y Carmen Elena cumplieron la cita. Esta vez el encuentro culinario no estaba enmarcado en los frutos del Maracas, como el pescado para la viuda, o en los dones de la serranía maternal y el monte, con su carne de variada textura; tampoco se trataba de los apacibles morrocones. La actividad de vivencia de una manifestación del Patrimonio Cultural Inmaterial de Becerril, nos llevó hasta el patio de la niña Chave Orozco. La idea era entrar en los predios del maíz y de los bastimentos, para con ellos lograr que un refrigerio fuera algo diferente al paladar.

Dulce de Bastimento

El refrigerio, un escenario plagado de mecatos industriales de sal y dulce con alta carga de elementos para lograr su larga vida, eso por un lado; por el otro, variedad de bebidas gaseosas con saborizantes artificiales. Invitamos a niños participantes de procesos de formación artística. La motivación era lograr que entraran en contacto con elementos frescos y naturales, que vieran su preparación, supieran la tradición que encierran y disfrutaran de su sabor. Especialmente para relacionarse con palabras tan criollas y nuestras que no necesitan presentación.

Cafongo

51


BECERRIL

PORTADORA

ELIZABETH OROZCO La niña Chave tiene en su casa un patio grande, en su estado normal es el lugar de la sombra y de la tertulia recurrente. En los momentos especiales resulta ser el laboratorio de la sazón, las mezclas y las cocciones. Patio que también ha sido escuela para los corazones dispuestos a aprender la cocina tradicional de Becerril y se dice corazón dispuesto porque este aprendizaje no es cerebral sino que reside en el aposento del amor a lo que se hace y a lo que se es. El dulce de bastimento le ocupa sus manos prodigiosas: “Voy a cumplir 70 años y lo aprendí cuando tenía 8 años de mi abuela paterna Chula, desde entonces no he dejado de hacerlo. La tradición era comerlo en Semana Santa.”

La preparación: Se muelen la yuca, el ñame y el plátano. Después se amasa, se diluye con la leche y se licúa, se cuela y se le echa leche, panela y se pone al fogón. El cuidado es estar meneándolo siempre porque tiende a pegarse y se ahuma

52

Los más agradecidos fueron los niños, quienes aprendieron de Chave a qué sabe el Becerril de la añoranza.


CARMEN ELENA SUÁREZ BARRETO Cafongo es una palabra de origen indígena que define al producto elaborado con harina de maíz acompañada con algunas especias y queso, una mezcla que es envuelta para ser llevada al fuego y de ahí a comer esa fusión deliciosa.

PORTADORA

Cultura y Patrimonio

Carmen Elena comenzó a hacer cafongos a los 11 años. “Yo aprendí con mi mamá Rosalía Barreto, con Elodia Barreto, Elvira Suárez, Flor Suárez y Nicolasa Barreto. Esos ‘víveres’ eran hechos para vender.” Un refrigerio diferente, dispuesto con su sencillez a conquistar cualquier paladar.

Sobre el procedimiento de elaboración, Carmen dice. “Se echa el maíz en agua 2 o 3 días, se muele dos veces. La primera vez para agregarle el queso, la panela, el clavito, la canela y la soda, y después se repasa otra vez para molerlo fino para después envolverlo en hoja de maíz o en hoja de guineo, anteriormente se envolvía en cogollo de palma porque la gente decía que era más sabroso. Para 50 cafongos se usan 10 libras de maíz, 3 libras de queso, 5 panelas y 2.000 pesos de canela, de clavito y soda. Me levanto temprano a hacerlos.” Los sigue haciendo Carmen para mantener viva la esencia de los sabores.

53


PORTADORA

BECERRIL

Chaga es hija de Elizabeth Orozco, dedicada a la cultura culinaria basada en la cocina tradicional becerrilera. Mujer extrovertida y con sentido de pertenencia, dice que considera que ha aprendido de la gran maestra, su madre, y en algunos casos la supera porque los nuevos tiempos traen cambios y destrezas. La chicha de maíz es la otra protagonista. Bebida que transporta en su textura la esencia de tradiciones y remembranzas sentidas. Sabe la chicha a dos de febrero, sí, a fiesta de la Candelaria cuando diligentemente se preparaba en grandes cantidades para que la tomaran los de la casa y los invitados y también los que sin invitar llegan por la casa a saludar. La chicha compañera de la viuda de pescado y alivio para el calor del día. Así explica Chaga la preparación de la chicha:

54

“Los ingredientes de la chicha son maíz, panela y agua. Iniciamos el proceso pilando el maíz, luego se escoge o selecciona, se limpia se echa en agua con

ANA SANTIAGA MOJICA OROZCO anterioridad. Al día siguiente se vuelve a lavar. Lo lavamos bien y procedemos a molerlo. Esto lleva dos procedimientos, molemos fino la mitad o un 30 por ciento del maíz para cuando ya vaya estando hacer lo que se llama cortar la chicha, y el que ponemos a cocinar va un poco más entero. El maíz que ha sido molido de manera más fina se echa una vez ha hervido para cortarla o cuajarla. Es decir, cuando ya está blando se unen los dos y el que termina de cortar la chicha es el dulce que en este caso es la panela.” La charla se interrumpe cuando el más entusiasta fanático de la chicha de Chaga, su nieto, llega a apoderarse de la olla. Con la destreza que le permiten sus pocos años empieza a menear la chicha, dando con el ejemplo las explicaciones que necesitarían muchas palabras para comprender cómo se continúa una tradición.


Cultura y Patrimonio

El Centro Municipal de Memoria y la Cocina Tradicional Rosa Fuentes Palma, Directora Casa de la Cultura

Cabe destacar que la cocina tradicional becerrilera es sinónimo de alimentación sana porque contamos con variedad de carnes, especialmente de monte, como conejo, venado, chigüiro, armadillo, ñeque, morrocón entre otros.

de que los abuelos trasmitan su conocimiento a los jóvenes, porque hoy en día su consumo alimenticio es la comida rápida. Es triste ver cómo un joven prefiere un vaso de gaseosa a un vaso de chicha de maíz o comer un perro caliente a un cafongo.

El sabor que genera el fogón en leña becerrilero es único y  se distingue. Cuando se arma un fogón en alguno de los patios, es indicio de que habrá un buen plato para degustar. Preparar una viuda de pescado o de carne salada, nos recuerda las grandes integraciones en familia. Becerril es diverso en la cocina por los productos que se siembran en el campo.

Pero la comida becerrilera es un orgullo por su sabor inigualable, hecha por las manos de mujeres que no utilizan condimentos sino verduras esenciales que le dan el toque exquisito.

En el Centro Municipal de Memoria realizamos ferias de cocina para motivar a las cocineras a comercializar los platos y a la vez se identifican recetas fáciles de preparar en los hogares. Contamos con un pequeño directorio de cocineras tradicionales en platos de sal y de dulce. Hacemos el esfuerzo

55


BECERRIL

La cocina tradicional Becerrilera en palabras

PATRIMONIO A FUEGO LENTO

Barreto: a tanta z e r á u S lena llevab Carmen Eida antes no un morrocón,

m , “La co amá mataba omino entero c m i e La cosa. M un puntico d , no más. a o b ó a la c h a o n, s le ec suero o, morr uno d a y c s e a ceboll desay omer p n era c , conejo. El de ió ic d a tr viuda inaja t r la a u o a g r zaíno, o normal e erdo entrevera r c n e becerril una viuda de n yuca seca. U o o c , o r o o r a d a z, pesc e gana pescado con d e n r a o con de o de c n guiso orra de guine eta o c o z r azam n gall almue cena, m roz de leche co do.” e D . a c ar yu ca mer pes se hacía queso o se volvía a co .O de soda

Ana Elvia Nieves Daza, Mujer Wiwa

“Los Wiwas en el bautizo de una casa tenemos un plato especial que le llamamos nozi, eso es yuca amarga que se procesa, se deja fermentar unos días luego se hacen como forma de buñuelo y ahí se le agregan unos frijoles con carne de monte, como de la iguana, eso debe de ser simple, sin sal, no aliñado, ni nada.”

Tomás Darío G

El río Marac utiérrez: as permane c de pescado de todo tipo ía todo el año repleto . Tortugas d en grandes e agua dulc ca e los caparaz ntidades, de las que se usaban ones como vasijas en la mi casa las s casas, en había se po nían brillan En la parte ti c a bonitas. que produc ía el río, qu de hectárea e eran mile s, había lug s ares secos e becerrileros n donde lo iban en can s o as escogían y llenaban la a coger morrocones, canoa; ello cuando era s pasaban la c ponía gordo osecha de morrocón, e l hígado se y les encanta ba comerlo .”

Higinia Amaya Ríos:

de s de maíz, de mazorca “Aquí se hacen bollo , que arepas y mazamorra maíz biche, también nar. yu sa de pero es para es como una chicha las s, os, las almojábana Se hacen los cafong a para son de maíz. La harin arepitas cocidas, que para el maíz ha sido usado los tamales. Entonces e le qu ra or una mazam varias cosas. Se hacía ano át pl la mazamorra de decían “chilonga”, era arroz, ora le echan maíz y o de guineo pero ah oy arroz, solamente ques ba ha ec le se no s te an y bastante leche.” un pedacito de panela

Modesta Dávila Galván

“Yo sé preparar el cafongo, de harina con maíz crudo y el de arepa de maíz cocido con coco, queso, anís, panela. Son diferentes porque uno es con la harina del maíz y el otro con la masa del maíz. Igual se hace un bollito y se envuelve ya sea en hoja de bijao o del cascarón del maíz.”

z Romero Norma Jiménae): ( Mujer Yukp s acostumbró

56

a no á m a m i a, “M ha, ahuyam ic ch , íz a m comer huyama, ca, hoja de a hojita de yu ay en el rito, lo que h ja a p l, co ra ca monte.”


Cultura y Patrimonio

LA PESCA CON COGOLLO La preparación de alimentos se relaciona directamente con las maneras que ingenian hombres y mujeres para obtener sus ingredientes. Las condiciones geográficas, climáticas y la naturaleza circundante son algunos de los factores que inciden en el desarrollo de una identidad culinaria o alimentaria. En Becerril se ha creado una manera tradicional de pescar, que le confiere un carácter cohesionador y agrega valor y sentidos. La pesca con cogollo es una de las tradiciones más antiguas de Becerril. Está ligada a la concepción de que el río Maracas es fuente de vida para el becerrilero. Este río tiene un área de 403.1 kilómetros, recorre el 35.1% de la superficie del Municipio. Un río sereno que otrora permanecía repleto de pescado de todo tipo, especialmente besote, picúa y dorada. Los pobladores identificaban puntos de preferencia para la práctica pesquera, como Batatal Ahuyamal, Pando y Quebrachohondo, en este último el terreno presenta una parte empinada y eso producía que el río se ‘empozara’ y favorecía la pesca. La virtud de la pesca con cogollo está en poder escoger los peces más grandes, los pequeños son devueltos al río. Tiene dos componentes importantes: Primero, requiere de un trabajo artesanal con el cogollo de la palma de vino, esa parte

Dibujo  de    Alexi

s  Solano  Villa

que identifican en Becerril como “biche”. Este trenzado es fundamental para ir a la pesca, pues garantiza el efecto que se busca al momento de pescar. Su extensión depende del ancho del río en el lugar en donde se hará. Es una práctica en equipo con diferentes roles para el éxito de la pesca. Dentro del río unos se encargan de extender el cogollo, otros golpean con palos el agua en las orillas para que los peces se amontonen y están los aparadores o mochileros que esperan a los peces, literalmente aparándolos en su salto, y los recogen en sacos. No era un oficio de mujeres, sin embargo, se vinculaban ayudando a golpear el agua y otras osaban atrapando los peces. Con el cogollo tejido y la gente lista en el sitio de la pesca lo que queda es entrar al río. Los encargados de extender el tejido van abarcando su anchura asemejando a una trinchera, los de los palos golpeando el agua y haciendo bulla para que los peces se sientan acorralados. Los peces escapan del cerco saltando sobre el tejido de cogollo y empieza la tarea de los aparadores, la fuerza y el peso de los peces pone a prueba la habilidad de este grupo. Lo demás es prender el fogón para preparar el plato preferido de los becerrileros: viuda o ‘viudón’ de pescado maraquero.

57


BECERRIL Don Rafael García señala una combinación de estas formas de pesca:

TESTIMONIOS Don Lucio Molina comenta: “La gente se convidaba ‘Vamos a tirar el cogollo el sábado en Quebrachohondo’, y ese día la gente iba con su palma trenzada, o sin trenzar y al llegar se cuadraban a tejer para tenerla lista, ahí veían cuántos cogollos se necesitaban para hacer el tejido y armaban su aro. Era tal el tamaño de los pescados que un hombre no podía con el saco. Tenían que salir a vaciarlo cada tanto.”

“El río Maracas era abundante en pescado de toda clase. El becerrilero aprendió a flechar, a tirar atarraya y a tirar el cogollo, y el famoso cogollo nace de la leche de troja, que consistía en que hacían una troja en una parte angosta del río y le echaban leche de ceiba, el pescado entre la tapa que le ponían iba el cogollo, ya ellos se daban cuenta que el pescado a lo que veía el cogollo brincaba, y entonces hicieron una troja para que el pescado que brincara cayera allá.” Doña Julia Molina confirma otros aspectos: “Anteriormente aquí se tejía un cogollo de palma de uvita, entonces se dividían las mujeres y los hombres: los hombres iban dándole palo al agua y arriando el cogollo y las mujeres llevábamos sacos y cuando le daban palmetadas al río el pescado saltaba a tierra y las mujeres metíamos el pescado al saco, así se pesca con cogollo en Becerril. El cogollo lo tejían los hombres, unos de ellos eran Pedro Zacarías, mi papá, y mis hermanos Martín y Clemente Molina.

Otras Técnicas Tradicionales de Pesca PESCA CON TROJA

José Daniel Beleño Castro nos dice:

58

“Pescábamos con troja y participaba las mujeres y los niños; se hacía un empalizada sobre el río Maracas en la parte más llana, entonces el pescado se asustaba e iba brincando y caía en la troja”.

PESCA CON FLECHA Esta modalidad de pesca aplica tanto para indígenas como para no indígenas. Bastaba la destreza para usar arco y flecha. El pescador se ubica generalmente en una parte alta para divisar el pez, al que le apunta y luego va a recoger y coloca en una ensarta de bejuco.


Cultura y Patrimonio

Pesca  con  cogollo

PESCA CON SECADO DEL RÍO Practicada en el Río Roncón, que vierte en el Río Maracas. Los indígenas Yukpas en la serranía del Perijá han ubicado una parte en donde pueden desviar el río. Lo hacen quitando una piedra que hace que las aguas del Roncón se vayan hasta el cauce del Maracas, mucho antes del encuentro de los dos ríos. El río disminuye su caudal al punto que le llaman ‘secarlo’ y ahí quedan los peces para ser recogidos de manera fácil y rápida. Esto le escuchamos contar a Eusebia Ávila, Gestora Cultural, y a Angélica Quiroz, indígena Yukpa.

Pesca con cogollo en la actualidad. Reflexiones. A la pregunta de dónde se hace la pesca con cogollo hoy, doña Julia responde: “No hay. El río Maracas se acabó.” La pesca con cogollo revive esporádicamente cuando algunos avizoran señales favorables en el Maracas. En el marco del Festival Folclórico de la Paletilla hacen la actividad ‘Encuentro con el pasado’ que recrea la pesca con cogollo, cuentan sus organizadores que echan previamente peces al río. Irónico.

Con todo, la pesca con cogollo como tema de tertulias o práctica esporádica permite la transmisión de una serie de valores y aspectos fundacionales de Becerril que a las generaciones más jóvenes les entusiasma y les identifica. Indudablemente, involucra una reflexión sobre el río que se acabó, como dice Julia Molina, y la urgencia de revertir su situación. La pesca con cogollo nos ayuda a ver cuán estrecha es la interdependencia entre los seres humanos, la naturaleza y las manifestaciones culturales. Se trata de una trilogía que requiere elevados niveles de conciencia y respeto para no comprometer el curso vital de ellos. El portador hacía una práctica cultural respetuosa del ecosistema, aprendía a conocer los tiempos, a observar la naturaleza circundante y a ser selectivo con el producto de su pesca para no llegar al desabastecimiento. Qué decir de cómo los depositarios de esta tradición promovían el trabajo en equipo, el compartir y otros valores que forjaron comunidad y alentaban la creatividad humana. El segundo tiempo que pueda tener esta práctica cultural depende de revivir el Maracas y de consagrar como un santuario de respeto a su entorno. Así mismo, fortalecer acciones relacionadas con la transmisión y la puesta en valor de su condición de manifestación que aporta al sentido de pertenencia.

59


BECERRIL

VINO DE UVITA DE LATA, PARA GOZAR LA MUDANZA

El vino de uvita de lata es provocación de fiesta. Compañero de los becerrileros en las buenas ocasiones, es el convidado principal para la mudanza en el Festival de la Paletilla. Quien lo hace debe ser un planificador, su preparacion es con meses de antelación al evento en el cual se va a brindar y de acuerdo al tiempo de fermentación que desee. Su origen está asociado a los sectores populares porque resulta económico gracias a la abundancia de la fruta y a la facilidad de su elaboración. La pregunta de cómo se prepara la saben responder la mayoría de los becerrileros, pero hay nombres que sobresalen como Jhovanis Cabarcas Suárez y Senén Mojica.

INGREDIENTES Y PREPARACIÓN La preparación del vino de uvita de lata, a veces llamado ron, cuando se le adicionado licor, es documentada por el Centro Municipal de Memoria de Becerril de la siguiente manera: Los ingredientes son: · Azúcar · Agua · Uvitas de lata.

Su preparación: En una botella de plástico se envasan las uvitas de lata. Se le agregan el agua y el azúcar y luego se entierra para que se fermente y esté listo para tomar en las fiestas de la Paletilla y pasarla bueno con la familia.

Los que llegan, también viven la tradición Personas que llegan a vivir en Becerril también cultivan esta tradición, como Gustavo Suárez residente en el corregimiento La Guajirita, quien nos cuenta botella en mano: “Este vino se hace de la uva de lata. Algunos la machacan o la cocinan. Yo la cocino, la envaso con azúcar o con panela y la entierro que nada más le queda la boca de la botella afuera. A los dos meses o al mes y medio ya se puede ligar o tomar. Puede tomarse como jugo pero también como alcohol con ron. Y esto es tradición de aquí de Becerril, porque los becerrileros sin la uvita de lata le cuento que la Paletilla está embolatada y la mudanza, porque si no hay esto lo buscan, ellos lo persiguen y ojalá haya el whisky pero ellos la buscan donde sea. Esto es tradición de por aquí y de nuestros ancestros porque esto es muy viejo.” Está entendido: ¡sin vino de uvita de lata está embolatada la mudanza!

60 Senén  Mojica

Jhovanis  Cabarcas


ÁRBOLES HERMANOS

Cultura y Patrimonio GUÁIMARO 1RPEUH FLHQWt¿FR Brosimum   alicastrum   Swartz.  Recibe  otros  nombres  como  Mare,   Guaimero,   Pasita.   Puede   tener   hasta   40   metros   y   1.5   metros   de   diámetro.   Tronco   recto  y  cilíndrico.  Su  fruto  maduro  tomando   un  color  verde  amarillento  o  anaranjado.  Lo   vemos  en  el  Perijá  asociado  a  la  caza  de  la   guartinaja,  que  lo  tiene  como  su  alimento.   Los  habitantes  de  la  Serranía  lo  usan  como   alimento  cocinando  la  fruta  con  sal,  también   produciendo  una  harina  para  arepas,  para  la   Semana  Santa  lo  usan  para  preparar  dulces. PALMA  DE  UVITA  DE  LATA 1RPEUH FLHQWt¿FR Bactris   Minor.   Se   conoce   como   corozo   a   su   fruto   y   lata   a   la   planta.   En   Becerril   es   la   uvita   de   lata,   asociada   a   los   eventos   festivos   por   ser   su  fruto  el  ingrediente  principal  del  vino   compañero   de   la   alegría.   De   la   misma   manera,   el   yukpa   usa   su   lata   en   la   elaboración  de  paletillas. MAÍZ 1RPEUHFLHQWt¿FRZea  mays.  Planta  gramínea   americana   de   connotaciones   divinas   para   todos   pueblos   precolombinos.   El   maíz   en   Becerril   ha   ocupado   un   renglón   importante   HQODFRQ¿JXUDFLyQGHXQDFRFLQDWUDGLFLRQDO Aplicado  a  diferentes  derivados  de  su  harina   o  de  consumo  directo  del  grano,  sobresalen   en   la   mesa   becerrilera   cafongos,   chichas   y   mazamorras.  También  el  mito  acompaña  en  lo  local  a  esta   planta,  cuando  nos  dicen  que  los  indígenas  Yukpas  tienen  un  maíz  que   no  lo  tiene  más  nadie,  una  semilla  que  les  había  dado  ‘Papachi’,   su   Dios. PALMA  DE  VINO   1RPEUHFLHQWt¿FR  Attalea  Butyracea.  Recibe  el  nombre  familiar  de   corúa  en  Becerril.  Considerada  la  reina  dentro  del  universo  botánico   Caribe,   sus   partes   tienen   diverso   uso.   Sus   hojas   se   usan   para   hacer   techos  y  en  la  elaboración  de  sombreros  y  canastos.  Provee  el  cogollo   para  la  pesca  en  Becerril,  con  sus  hojas  se  envuelven  los  bollos  y  su   semilla  da  un  aceite  ideal  para  el  consumo  humano,  de  donde  surge  la   tradición  de  las  pangadoras  que  se  aventuraban  cantando  a  recoger  en   los  potreros  las  pepas  que  habían  servido  en  la  noche  de  alimento  al   ganado.

61


PORTADORES DE LA TRADICIÓN

BECERRIL

LA ETNIA WIWA

Wiwa significa indígena de tierra cálida, pertenecen a la familia lingüística Chibcha y tienen el Resguardo Campo Alegre en el municipio de Becerril. Son originarios de la Sierra Nevada. Dialogamos con los representantes de la etnia Julio Rafael Nieves Daza, Cabildo Gobernador, del Resguardo Campo Alegre; Ana Elvia Nieves Daza y Diana Luz Mendoza Malo, docentes del Resguardo; Eneida María Malo Maestre, madre comunitaria; María Ester Chumusquera Daza, Segundo Martín Torres, Agudel Torres y Edwin Torres, miembros del Resguardo, María Milena Malo Malo, Secretaria del Resguardo.

Julio Rafael Nieves Daza La etnia Wiwa en Becerril “Como campesinos e indígenas tenemos 35 años y como proceso

62

obernador, Julio  Nieves,  Cabildo  G alo.  y  María  Milena  Malo  M

Niños  Wiwa

s  del  Resgu

ardo  Camp

o  Alegre.

organizativo o resguardo tenemos 18 años. En la época de violencia, mucha gente tuvo que salir. Estas familias que están por acá, por cerca de 20 años andaban por los municipios trabajando, pero los mayorcitos querían un lugar donde el gobierno los apoyara para seguir cultivando lo propio, la identidad cultural.”

Enseñar la tradición y la identidad “Hay unas autoridades tradicionales que son “los mamos” y ellos hacen las indicaciones del ser wiwa. Si aquí hubiere un mamo, teníamos que ir donde él primero para poder sentarnos a dialogar. 'Es un confieso' espiritual. Luego a entregar una yona, para que quede en la Madre Tierra.”


Cultura y Patrimonio

Lengua y la etnoeducación Ana Elvia Nieves Daza, Diana Luz Mendoza Malo, Eneida María Malo Maestre “Las mamás permanecen más con los niños y ellas les hablan en nuestra lengua, pero como en la comunidad hay personas que le hablan el s‫ܣ‬ntalu, entonces ahí manejan los dos.”

Celebraciones “Cuando nace un niño se hace su bautizo tradicionalmente, le llamamos gont. Cuando una niña se hace mujer y se le hace una ceremonia. Lo mismo el casamiento y el bautizo de una casa. Si hacemos una casa se reúne la población, se hace esa ceremonia y se le coloca un nombre que tiene que ver con la madre naturaleza. Tenemos que hacer ese bautizo porque de pronto cuando cortamos un árbol no le pedimos permiso a la madre naturaleza, o sea, todo lo que hacemos para construir esa casa, entonces hacemos el pagamento para devolver el daño que le hemos hecho.” “En el bautizo de una casa tenemos un plato especial que le llamamos “nozzi”, es yuca amarga que se procesa, se deja fermentar unos días, luego se hace una especie de buñuelo y se le agregan unos frijoles con carne de monte, como de iguana, debe ser simple, sin sal o aliño.”

63


BECERRIL

Salvaguardia de las tradiciones del pueblo wiwa Danzas, música e instrumentos. “Cuando bailamos “yuilaranza” por ejemplo, nos estamos refiriendo a un cultivo o a una pesca, un baile o cosecha. Va representado a lo que se vaya a hacer. A cada animalito nosotros le tenemos su bailado y su cantado. “Casi no utilizamos instrumento, todo es cantado. Ahora usamos un acordeón, caja, carrizo y maracas.” “Nosotros no podemos continuar si no tenemos que de nuestra gente sean los instructores.” Élida Malo, docente

Julio Rafael Nieves Daza “(El proyecto de salvaguardia con el Programa Nacional Concertación) fue bueno porque ha habido una recuperación en la niñez, pero hay una debilidad con la gente que lleva el conocimiento: la podemos empapelar, documentar, pero las personas sabias de ese conocimiento no tienen el privilegio de llegar a 100 o 130 años. Los jóvenes nos preocupan porque cuando el mayor se ausente a nosotros también se nos olvida. El miedo es que ellos se acaben y nosotros quedemos sin nada. Entonces debemos conservar lo que ellos tienen para poder educarnos y conservar.”

64 s  Daza

Julio  Nieve


Cultura y Patrimonio

Palabras en lengua D‍ܣ‏m‍ܣ‏na, de la etnia Wiwa 'щPщQD HV HO KDEOD GHO SXHEOR :LZD EDVDGRHQODRUDOLGDGORHVWiQHPSH]DQGR DHVFULELU\XVDQOHWUDVGHOFDVWHOODQR

Las nuevas generaciones Wiwas y la lengua Dљmљna María Milena Malo:

“Una de las virtudes que como nueva generaciĂłn se tiene de manejar las dos lenguas, es, primero, que nos podemos desempeĂąar allĂĄ mismo dentro de la comunidad con las personas que no manejan el idioma castellano y acĂĄ en la parte blanca pues nos desempeĂąamos hablando el idioma ya que nos enseĂąan de pronto pautas para podernos dirigir o para podernos expresar de una mejor manera, y algunas de las dificultades, sobre todo las que tenemos en el idioma propio es la pronunciaciĂłn que siempre es bastante compleja y estamos en el proceso de aprendizaje.â€?

6Ń&#x2030;QWDOX*HQWHQRLQGtJHQD *RQW%DXWL]R 1R]L&RPLGDWtSLFD *XQDPD0LHPEURGHODFRPXQLGDG 'Ń&#x2030;PŃ&#x2030;QD'LDOHFWR:LZD :LZD,QGtJHQDGHWLHUUDFiOLGD 6LNŃ&#x2030;QW(QORHVSLULWXDO .XPVKLQD'LRV 6LXNXNXL3DGUHGHODRVFXULGDG $GHxXOXD3DGUHGHODHGXFDFLyQ 6KLKNDNŃ&#x2030;EL%DLOH\FDQWRGHOSXHEORZLZD <XLODUDQVD%DLOH 3DJDPHQWR2IUHQGD *DQJXDNŃ&#x2030;Q&RQIHVDU <RQD (OHPHQWR TXH VH XWLOL]D SDUD HO FRQÂżHVR 7HUUXD+RPEUH 0HQD0XMHU *DLD0XFKDFKD .XLPD-RYHQ .XPL1LxD DxRV

=XPHQJÂ L*UDFLDV

Instrumentos Musicales 1   Dâ&#x20AC;ŤÜŁâ&#x20AC;Źmâ&#x20AC;ŤÜŁâ&#x20AC;Źna   y   otros   vocablos   wiwas   usan   el   abecedario   del   castellano.   Como   en   este   FDVRXQIRQHPDDVHPHMDODÂľDÂśLQYHUWLGDâ&#x20AC;ŤÜŁâ&#x20AC;Ź

/XDKWXKNX&DUUL]R ,JŃ&#x2030;QD0DUDFDV .XPŃ&#x2030;QD&DMD 'XVKD&DUDFROGHPDU

65


BECERRIL

Organizaciones afrodescendientes Ganando espacios para su visibilización La población becerrilera es pluriétnica. El censo de 2005 señala que el 12,4% de la población es indígena y el 8.1% es afrodescendiente. María de la Rosa, presidenta del Consejo Comunitario Afrodescendiente ‘Caño Candela’ del corregimiento de La Guajirita dice que la población afrodescendiente surge “… de la sangre pura, de mi parte viene de mi papá que es bolivarense. En Becerril surge de la mezcla de gente que llegó de otras partes”. En efecto, el componente afro de Becerril procede, principalmente, del Pacífico y de Magdalena y La Guajira. Como colectivo se están apropiando de las acciones afirmativas de la Ley 70 de 1993. Se activan iniciativas orientadas a la etnoeducación para lo cual está dinamizándose la Asociación de Docentes Etnoeducadores Afrodescendientes.

66

María De la Rosa manifiesta su interés porque los alumnos se identifiquen con su pertenencia racial y en fomentar la cátedra afrocolombiana. Se requiere de pedagogía ampliada a los padres de familia: “Porque un niño no puede llegar donde sus padres y contar que una señora le dijo que era afro. Es distinto explicar a los padres y así empiezan a aplicar con el hijo y el docente comienza también a implementar en el colegio. Con pequeñas charlas se ha buscado la forma de ir entrando a la gente, a las comunidades y unos ya han querido ser parte de la asociación.”

María  De  la  Rosa


Cultura y Patrimonio

El  corregimiento  de  La  Guajirita  se  encuentra  a  pocos   kilometros  del  casco  urbano.  

Los afrobecerrileros participan en el Festival de la Paletilla, piden que los afros puedan poner nombre a sus tribus en la mudanza, no con términos Yukpas sino propios de la raza. Yaneth Cotes explica que el Festival es un homenaje a los indígenas, pero la mudanza tiene una connotación diferente y general.

Actores  sociales  de  la  diversidad  cultural.

La Guajirita El corregimiento de La Guajirita se encuentra a pocos minutos del casco urbano. Formado por una calle larga, creció en una antigua pista de avionetas de fumigación. Debe su nombre a una garrapata del ganado llamada Guajira, abundante por ahí. Su población es mayoritariamente afrodescendiente. En conversación con Marlene Orozco, Víctor Díaz, Elvis Orozco, Claudia Mejía y Gustavo Suárez expresaron sus aspiraciones de sacar adelante proyectos que les mejoren la calidad de vida. Confían en que asociados como afrodescendientes puedan verlos realizados.

67


BECERRIL

GOTAS

PARA ESPANTAR

O D I V L EL O

Comadres de Bautizos de Muñecas De las tradiciones becerrileras que marcan con su propia aguja en la brújula del sentimiento está el bautizo de muñecas. Un juego de roles de los pequeños becerrileros de antaño que hacían con tal realismo que aún hoy (40 y 50 años después) se mantiene el vinculo del compadrazgo. Julia Molina hace eco a la actividad de abrir el baúl del recuerdo y cuenta: “Hacíamos bautizos como los que se hacen en la iglesia y hasta la presente nos respetamos como comadres de sacramento. Sí, todavía tengo comadres como si fuera bautizos de verdad. Fabricábamos las muñecas en especies de almojábanas asadas y se bautizaban como se hace con un niño poniéndole nombre y luego nos lo comíamos después de bautizarlo. En ocasiones también bautizábamos muñecas de trapo.”

Las pangadoras. Pangar es un colombianismo, significa golpear, estrellar, machucar. En Becerril, las pangadoras son las mujeres que practican una tradición relacionada con la recolección. El corozo de la palma de vino era fuente de alimento para las vacas. Antiguamente en Becerril el ganado estaba casi en estado silvestre. La vaca se acuesta en la sabana, rumia el corozo y procesa con la boca, se come la cáscara y bota la semilla que es grande y dura. En donde quiera que había una vaca rumiando en la noche dejaba dos o tres kilos de esa pepa.

68

Las señoras iban con bongos en la cabeza y lo recogían, lo pangaban con piedras, sacaban la cachimba o semilla y una vez en su casa cogían un pilón y convertían esa semilla en una harina. A la cual ponían a hervir y de esa cocción brotaba el aceite de corozo de color dorado. La parte hermosa es que estas mujeres pangando el corozo tambien cantaban.


Cultura y Patrimonio

Sobre embarazos y más

En Becerril, una mujer embarazada presentaba una interesante lista de los requerimientos para el buen desarrollo de su embarazo, parto y postparto: sobresale la necesidad de combinaciones (atuendo que será su vestido), sábanas, los tres aceites (de comer, de castor y de almendras) y pimienta picante molida para el daño. Al agua que tomaba después del parto le echaban azufre, incluso algunos la iban a buscar al azufral, con eso limpiaba su organismo la recién parida. Las parteras elaboraban una bebida a la que llamaban ‘pócima’, preparada con flor de totumo, flor de palito, leche, nuez moscada y panela. La parida tenía que resguardarse por 40 días, sólo hasta los 8 días podía levantarse, para sentarse colocaba en el asiento una almohada para evitar que no le diera frío el cuero. A las cinco de la tarde ya debían haber comido y estar encerradas y en la habitación, todos los orificios y ventanas eran tapados para evitar que entrara el frío, la luz o agua de lluvia.

El pilón becerrilero

El pilón es un baile cantado de origen afroamericano. Presenta variantes culturales que para el caso del pilón de Becerril se canta en ritmo de son con la misma letra: “A quién se le canta aquí, a quien se le da las gracias.” Los bailes cantados eran de mujeres, la única labor de los hombres es tocar el tambor y cargar el pilón que era muy pesado, casi 100 libras de madera maciza. La usanza es que las mujeres cantaban hacia los hombres, era satírico, así era como la mujer se defendía del machismo. El pilón becerrilero se hacía el viernes antes de empezar los carnavales. En ocasiones, el hombre cantaba los versos en la casa de su pretendida, declarándole su amor.

Mudar el piso

En la mortuoria becerrilera se daba un hecho singular. Luego de las nueve noches del velorio, hacía lo que se llamaba mudar o renovar el piso. La familia se mudaba para otra casa mientras en la propia picaban el piso de la casa, levantándolo por completo y lo retiraban, eran pisos de tierra. Iban a la sabana y traían el material de las grandes casas que hace el comején, que son unos promontorios, eso lo trituraban y con ello cambiaban el piso. Después blanqueaban con cal las paredes. Era un modo de renovar todo y también por evitar las consecuencias del frío que dejaban los muertos en la casa.

69


PORTADOR

BECERRIL

JOSÉ DANIEL BELEÑO CASTRO “Memoria forjada entre el sonar del pilón”

José Daniel Beleño nació el 12 de marzo 1943 en el barrio Boca de la Barra. Sus padres son Rosa Elena Castro y José Beleño Narváez. Artista plástico, gestor cultural y memoria andante con datos y respuestas para cualquier inquietud sobre la historia de su comunidad. Es el único becerrilero que se encuentra duplicado ya que en el Parque Central hay un monumento que simboliza un tributo a su trayectoria artística. Nos explica las razones que motivaron a este homenaje:

“quisieron hacerme un agradecimiento a los pequeños aportes que he hecho aquí en Becerril”

70

A través de la voz de Beleño hemos viajado en el tiempo a encontrar las raíces más remotas de las manifestaciones patrimoniales que en la actualidad se dan en Becerril. La capacidad del artista por expresar los detalles y aspectos más precisos de las tradiciones hace que sea emocionante escucharle.

Monumento  ubicado  en  la  Plaza   principal  de  Becerril

Desde niño se inclinó por la pintura por eso participaba en concursos. Trabajó en la recolección de algodón, fue almacenista y pintor de publicidad, hoy hace parte del Consejo Municipal de Cultura y mantiene una actitud dispuesta a defender las tradiciones y las manifestaciones.


Cultura y Patrimonio

Los recuerdos de “El Bele” Cómo era Becerril Becerril tenía 4 callecitas: La Boca de la Barra, la Candelaria, Palmarito y Las Flores comprendían lo que era Becerril.

Personajes de su niñez Conocí varias personas entre ellas Siriaca Maestre, Miguel Bonilla, Sara Maestre, Candelario Ríos, Cesar Quiroz, María Coronel.

El Pilón en Becerril

Anteriormente estaba el pilón, que eso sí es tradición, mi mamá iba a acompañar a las señoras Carmen Guerra y Chayo Villa. A mí me gustaba escuchar el pilón por las noches.

Pesca con Cogollo La pesca con cogollo la viví. Se pescaba con el cogollo y un saco, y un saco que en su boca se le colocaba un aro. Se estaba pendiente del pescado cuando fuera a saltar y uno escogía el mas grande.

(OPDHVWUR%HOHxRVHFDUDFWHUL]DHQODV reuniones  por  hacer  enfasis  en  las  tradiciones  y  en  su  orgullo  de  ser  becerrilero.

Flora y fauna de Becerril La fauna era muy silvestre acá. Había una especie de puerco llamado vanao, zaino, venado, conejo, etc. En un lugar cerca de la Pista había un caño y le llamaban el Pozón, las mujeres iban y se bañaban allá y allí se escuchaban los micos, los loros, las guacamayas. Tanto en el pozón como en el Río Maracas la fauna era muy variada y muy rica.

Comidas típicas que se hacían en Becerril Una comida que hacía mi mamá era el morrocón guisado con yuca cocida y panela; otra era la sopa de arroz que la hacían con el espinazo del cerdo y la viuda de pescado que no faltaba.

Caño  en  el  corregimiento  La  Guajirita

71


PORTADOR

BECERRIL

RAFAEL GARCÍA LÓPEZ

Nació en Becerril el 29 de agosto de 1925. Sin duda se constituye en memoria activa de la historia y cultura de su pueblo. Versátil a la hora del diálogo tiene su propia opinión en el debate sobre el origen de Becerril, que se divide entre quienes lo catalogan como una población precolombina y quienes sustentan su fundación como una ciudad española.

Rafael García reconoce que su formación se la debe al maestro Miguel Ríos, quien le indujo el conocimiento sobre la historia local y asegura: “Esa gente traía un conocimiento que le habían aportado los españoles y me lo transmitieron a mí y hasta hoy lo conservo intacto en mi mente”

72

Él es patrimonio vivo de Becerril, ya que cuenta con manuscritos en el que registra detalles de la vida cotidiana del Becerril de Ayer. En sus puntos de vista se refleja la controversia con investigadores sobre la

Un diálogo con la historia local

Por: Luis Eduardo Barreto

historia local. Se atreve a desmentir la versión sobre la edificación de una ciudad española y desconoce al fundador Bartolomé de Aníbal Paleólogo y Becerra, a quien se le menciona en diversos textos como el fundador de esta población con categoría de ciudad española. Asegura: “Aquí vino una comisión desde España a fundar un Becerril en esta zona, pero ellos no hicieron nada, lo único que lograron fue ahuyentar a los indios, pero aquí no levantaron tal ciudad”.

Perteneciente a una familia raizal de este poblado, los García, “Rafaelito” como lo llaman sus amigos y conocidos, es esa especie de vasija histórica en cuya mente abundan los recuerdos. En sus narraciones embargadas de nostalgia por los tiempos idos, se refleja la mágica historia de esta población cesarense.


Cultura y Patrimonio

LA SERRANÍA DEL PERIJÁ Y EL RÍO MARACAS, DONES DE LA MADRE TIERRA. PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL ASOCIADO A LOS PAISAJES Y ESPACIOS DE ALTO VALOR CULTURAL

Para una mayor comprensión del alcance de este campo del patrimonio cultural inmaterial, que reglamenta el Decreto 2941 de 2009, citamos la Política de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial: “PCI Asociado a los Paisajes y Espacios de Alto Valor Cultural. Son ensamblajes en los que confluyen el PCI, el patrimonio cultural de naturaleza material y el patrimonio natural. Comprende, además de los paisajes culturales o paisajes transformados de alto valor cultural, sitios sagrados, áreas de alta diversidad lingüística y sitios urbanos de alto valor como referentes culturales o hitos de la memoria ciudadana. Entre los espacios de alto valor cultural se encuentran áreas que, según los valores y tradiciones de un grupo humano, se considera tienen un especial significado espiritual o histórico, o son fuente de inspiración o soporte de conocimientos y tradiciones ancestrales. La protección de los paisajes culturales y los sitios sagrados se ha venido reclamando de manera urgente, considerando los siguientes aspectos: a) tienen una importancia vital para salvaguardar la diversidad cultural y biológica para las generaciones presentes y

futuras; b) tienen un gran significado para el bienestar espiritual de los pueblos indígenas y las comunidades locales; c) su salvaguardia contribuye a promover y proteger la diversidad cultural y biológica, especialmente frente a la fuerzas homogeneizadoras de la globalización (Unesco, Declaración de Tokio, 2005); d) los sitios sagrados naturales y los paisajes culturales no pueden ser entendidos, conservados y manejados sin tener en cuenta las culturas que los han modelado, y e) permiten un manejo mejor y más integral del PCI.” Lo leído nos ayuda a comprender la asociación entre la Serranía del Perijá, el Río Maracas y el conglomerado humano que habita su área de influencia en el Municipio de Becerril. Se hacen visibles diversos sentidos, espacios y significados que configuran una porosidad singular entre los ámbitos material e inmaterial. A partir del contexto físico se han consolidado los rasgos distintivos de la cultura becerrilera, porque el espacio biodiverso de la Serranía y el Río ha tallado el perfil cultural, social e histórico de Becerril. Surge un sistema compacto e indivisible en el que tienen epicentro memoria, cosmogonía, historias, identidades e historiografías en lo extenso de su línea de tiempo.

73


BECERRIL

GENERALIDADES DE UNA GEOGRAFÍA COMPARTIDA La Serranía del Perijá es el ramal más septentrional de la  Cordillera de los Andes, conforma las estribaciones de la cordillera oriental y es un considerable tramo de la  frontera entre Colombia y Venezuela, país con el cual se comparte. En Colombia es compartida entre los departamentos de Norte de Santander, Cesar y La Guajira. En el Cesar, Becerril la tiene en común con varios municipios. El río Maracas posee un área de 403.1 kilómetros, recorre el 35.1% de la superficie del municipio de Becerril, al cual abastece el acueducto local. Nace en el cerro Irapa, en los límites con Venezuela, atraviesa el territorio becerrilero  dirigiéndose al sudeste para unir sus aguas al río Tucuy. La zona de tierras planas que conforma su ribera, propicia suelos aptos para la agricultura y la ganadería.

74

Está asociado a técnicas tradicionales de pesca, como la que se hace con el cogollo de palma con troja, con el secado del río y otras. Se conecta con las fiestas de La Candelaria y el Festival Folclórico de la Paletilla, otrora como despensa de su rica gastronomía, actualmente centro natural de eventos culturales y destino de paseos a El Azufral y al puente para bañarse. En el mito, por su cauce bajó el Doroy para sellar el destino de Rafael Orozco. En la medicina tradicional, provee curas ligadas a los partos y limpiezas del organismo con las aguas de El Azufral, que se anexa a su trayectoria. En esencia es memoria colectiva de las familias becerrileras y lecho de cantos, musas, tradiciones y convivencias que le confieren un carácter cohesionador de comunidad.

CONTENIDO INMATERIAL De la conjunción del contexto natural (físico) con el inmaterial surgen los siguientes aspectos: Espacio físico donde conviven pueblos indígenas, colonos blancos, misiones religiosas y diversas especies de flora y de fauna. Uso de lengua propia por parte de los pueblos indígenas Yukos-Yukpas y Wiwas. Recreación de prácticas, usos, costumbres y rituales. Prácticas alimentarias, modos de obtención de alimentos, saberes ancestrales asociados a la alimentación, relaciones con el universo y la naturaleza, provisión para la cocina tradicional becerrilera. Proveedor y espacio de práctica de la medicina tradicional. Ámbito de compromisos con la observancia de principios universales, Derechos Humanos y Planes de Vida. Ámbito de vivencia de valores y creencias, de afirmación cultural, ejercicio cotidiano de la interculturalidad y el respeto a la diversidad. Escuelas y espacios connaturales para el aprendizaje y la réplica de las tradiciones, normas, formas organizativas intrínsecas, cosmovisión de los pueblos indígenas y de técnicas y saberes para la gestión de las propias necesidades. Sitio de la ancestralidad, de los lugares sagrados y significativos, de los cementerios y de la esencia del ser como una concepción ontológica que se explica en la trascendencia. La concepción de madre común para los indígenas nativos, le confiere una condición de santuario de convivencia a estos predios ancestrales que son la herencia divina que defienden y reclaman los Yuko-Yukpa, como nos recuerdan el legendario artesano Julio Quiroz y Vicente Capitán, Cabildo Gobernador.


Cultura y Patrimonio

ABRIENDO LOS OJOS

La Casa que llueve

La serranía del Perijá y el río Maracas desabotonan su esencia a quienes se introducen en ellos para ir al encuentro de lugares dotados de significados.

LA CASA QUE LLUEVE Adentrándose a la Serranía, más arriba del encuentro de las corrientes de los ríos Maracas y el Roncón, está la casa que llueve rodeada de misterios y leyendas que involucran al nativo YukoYukpa. La formación natural que ha logrado la serranía da una apariencia de casa, en cuyo interior el paso del tiempo y el goteo han formado las estalactitas. El maravilloso paisaje que forma la conspiración del Maracas y el Perijá da un marco de innegable belleza e imponencia.

LA CUEVA DEL DIABLO

En el piedemonte del Perijá se encuentra este enigmático lugar. Para los Yukpas es un sitio sagrado y vetado para el watilla sin autorización de la etnia. Sin embargo, se ha escuchado que ha sido usada en aspectos ilegales, delincuenciales y asociados al conflicto armado que se desarrolló en el entorno. El estudiante de ingeniería de minas, Frederick Vides Navarro expone: “La caverna de Becerril es hermosa, casi única. En una caverna es poco común encontrar peces, cangrejos y aves, como hemos encontrado aqui, eso la hace diferente; tiene una corriente de agua, condiciones de oxigeno normales, pequeños ductos o túneles, alrededor de 150 metros de profundidad. No se siente asfixia ni humedad. Sólo se siente el azufre del agua."

l La Cueva de

Diablo

EL ALTAR DE LA VIRGEN

En la parte posterior de la Cueva se configura un promontorio natural que en la apreciación del observador se refleja un altar a la Virgen. En efecto, es producto de la religiosidad que ha estado unida al devenir histórico de Becerril y ha hecho carrera difundiéndose así.

EL AZUFRAL

El Altar de la

Virgen

Llamado también La Ollita, El Azufral es un manantial de aguas azufradas localizado a orillas del río Maracas, al cual vierte paralelamente su corriente azufrada. Llamado balneario, ha sido el histórico proveedor de agua azufrada para usos medicinales caseros.

75

El Azufral


BECERRIL

PATRIMONIO CULTURAL

en Alerta

rranía.

 de  la  se

 dentro e  madera

Tala  d

La población de Becerril está unida historicamente a la serranía del Perijá y al río Maracas. La primera es un magnífico ecosistema que ha dotado al becerrilero de plantas y árboles que le proveen alimento, así como diversidad de carnes por la fauna que le habita. El río Maracas no es inferior, los entrevistados hablan de la abundancia de especies piscícolas, entre otras, que había en su cauce, de tal manera que aseguraba alimento al indígena y al blanco. El tema se complica cuando de esa abundancia sólo están quedando recuerdos. El poblador natural de la serranía del Perijá, es decir el Yukpa, las comunidades de Wiwas y los watillas (no indígenas) confirman con preocupación la amenaza a ambos patrimonios naturales por la acción irresponsable del hombre, la falta de una política ambiental y la intervención de manera nociva con fines de explotación minera o maderera sin responsabilidad.

El impacto de la minería en Becerril ha logrado un giro en la vocación ganadera y agricultora de la población. No se desea generar juicios de valor sobre ello, sino dejar sentado que son evidentes las transformaciones culturales y el cambio en las concepciones que antes acompañaban al becerrilero sobre los roles de vida relacionados con el entorno natural. Palabras desoladoras ocupan el léxico: deforestación, daño a la flora y fauna, desviación del cauce, entre otras. Al preguntar a los adultos mayores y no tan mayores sobre las tradiciones sentidas de la comunidad relacionadas con el río y la espesura de la montaña, la nostalgia da paso a una lista de ausencias y desapariciones.

 Basura  en  El  azufral

Río  Maracas  sin  peces.

76


Cultura y Patrimonio

En serio ... La vivencia del paisaje cultural de la Serranía y el Río no puede motivarse en formas de aprovechamiento que provoquen su depredación. Se trata de generar conciencia en su más alto nivel para que toda acción o política que se emprenda tenga presente el derecho implícito de las próximas generaciones al disfrute de este patrimonio.

queremos vivir mil años, mil quinientos años más, no sé el blanco, explotando carbón, explotando tierras, haciendo represas, no sé hasta dónde quieren vivir ellos. Pero nosotros sí queremos vivir, pero tenemos que cuidar ese patrimonio cultural, ese patrimonio de nuestra madre tierra.”

Urgen acciones de salvaguardia que en perspectiva de derechos y responsabilidades articulen procesos de revitalización y protección siendo incluyentes y atentas a la voz de todos los pueblos y razas que en Becerril aún mantienen la esperanza porque la Serranía y el Río recobren su significado y valor.

Ahora, en serio, la respuesta nos corresponde, y hay que darla imaginando con los ojos del corazón a los becerrileros del mañana.

Caben las palabras que nos dijo Julio Nieves, Cabildo Gobernador del pueblo Wiwa asentado en Becerril: “Queremos decirle al gobierno que también entre a darse cuenta que en los pueblos indígenas sí hay patrimonio cultural, pero que no lo entienda como recurso porque siempre me hago estas preguntas, nosotros los indígenas sí

77


BECERRIL

CUENTOS DE LA TRADICIÓN ORAL BECERRILERA Zacarías Romero Orozco es uno de los más recordados representantes del arte de fabular en Becerril. Siempre dispuesto para hacer uso de su extraordinaria creatividad, dejó relatos y composiciones que son un reflejo de sus vivencias, aumentadas con una picaresca y chispa admirable. El Licenciado Alfonso Díaz Romero realizó un trabajo de recuperación de ese legado de Zacarías, del cual hace parte la siguiente narración.

EL TIGRE DEL POLEO Por mucho tiempo se le escuchó a Zacarías Romero Orozco entre su literatura oral, convirtiéndose en una verdadera leyenda, el suceso del Tigre del Poleo. El Poleo es una región montañosa cercana al municipio del Becerril en donde salía un tigre que le echaba corte a las personas y el que no tenía secreto o se le enfrentaba éste se lo comía. En una reunión comentó Don Atilano: “El que se deja comer del tigre es porque quiere o que es un verdadero cobarde, porque el tigre le tiene miedo al hombre que le demuestre carácter o que sencillamente lo enfrente.” 

78

ʊ¿Cómo

así? ʊDlguien le preguntó

con voz fuerte y mirada fija. Don Atilano responde: ʊ¡Mire muchacho! Si usted le muestra miedo al tigre puede llevar la escopeta del mejor calibre pero con el gesto de rebeldía que le haga usted vota la escopeta y le corre, de inmediato le comprende el miedo y se le lanza; pero si usted lo mira fijamente y es capaz de hablarle y lo convida a pelear, el tigre baja la cabeza y se va. Zacarías que escuchó esa historia exclamó: ʊ¡Carajo! Voy a desafiar al tigre que sale en el Poleo. Y una mañanita de otoño ya preparado con su escopeta calibre 20, sus escamillas, su machetilla, una mochila con dos panelas, cuatro bollos de maíz biche, un pote con suero, un pote de leche cortada, mas una tijera de cortar pelo que nunca le faltaba entre sus utensilios, Zacarías salió diciendo; hoy es el día, muero yo o muere el tigre del Poleo y cuando iba más o menos por el centro de la montaña escuchó unos pasos sobre la hojarasca se paró y dijo: ʊ¡María

animal.

Purísima! presiento que está el

Cuando gira su cuerpo ve que su enemigo está ahí haciéndole un gesto gruñón con ganas de lanzársele sobre él. Zacarías se baja del caballo y lo desafía, el tigre sin


Cultura y Patrimonio más en que pensar se le lanza. Zacarías lo toma de las manos y quedaron agarrados como dos luchadores. Comenzaron a probar fuerzas, por supuesto el tigre no hablaba, Zacarías le decía: ʊ Si me vas a comer tienes que ver qué

es lo que vas a hacer, es un hombre el que te tiene enmuñecao.

Iban allá, venían acá, se caían y se volvían a parar sin soltarse de las manos. Fue tan fuerte el forcejeo que no quedó una mata de hierba veinticuatro metros a la redonda hasta que el tigre sintió un cansancio lo soltó y se subió a un árbol. Cuenta Zacarías que se sentó de frente al animal tomó su calabazo y bebió agua, el tigre se bajó y tomó agua del caño que pasaba treinta metros a la redonda. Zacarías sacó un bollo y el pote de leche cortada, comió y tomó. En el árbol había un nido de cotorras ‘carasucia’, el tigre las alcanzó y se las comió y tomó agua nuevamente; cogió unos corozos que llegaban al árbol donde estaba montado, por la fuerza de su mandíbula los partía y se los comía. Zacarías que veía todo esto dijo: ʊQué animal tan extraño, me está remedando, pero ni creas que te vas a ir con la soga en el cuello, está muy mal acostumbrado a hacer correr a los hombres, pero yo tengo la valentía y el pundonor de Don Atilano.’ Cuando desenfundó la escopeta este movimiento al tigre no le gustó, se le lanzó nuevamente. Zacarías lo manoteó, lo

esperó y le pegó una trompada en todo el caracol de la oreja. El tigre cayó meneando el rabo, observó un árbol a su lado que estaba en forma de rampla, rápidamente se subió tomó el impulso y se le lanzó con mucha más decisión, Zacarías en plena juventud le saca el zigzag, el tigre cayó cerca de las pertenencias de Zacarías, pero le fue muy difícil tomar sus armas, se acordó que en el bolsillo izquierdo de su pantalón nunca le faltaban las tijeras. El tigre tomó otra decisión, le encaminó al caballo, único compañero de Zacarías. ‘me puede comer a mi compañero’ pensó Zacarías, de inmediato saca sus tijeras y le quita el punto de apoyo. Le quedaron en sus manos los dos punzantes y como un valiente torero le hizo visajes al tigre, éste se le botó y Zacarías muy estático lo esperó con un punzón en cada mano y con la fuerza en un envión ¡zassss! le vació los ojos con el puyazo de cada punzón. El tigre cayó y con el rabo le envió un mensaje de respeto, además le rogaba que no lo dejara en tal situación que lo matara porque él había sido el mejor. Zacarías regocijado y victorioso le dijo: Te voy a matar porque has hecho mucho daño en esta región. ʊ

Sacó una de sus escamillas que tenía un clavo fuerte y lo cruzó centro a centro al corazón, el tigre antes de morir le agradeció y murió tal como lo hacen las vacas cuando son mordidas por una serpiente, con la pata arriba como diciendo: ʊ)ui vencido por el mejor.

79


BECERRIL

EL PROCESO DE INVENTARIO DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DEL MUNICIPIO DE BECERRIL

El  patrimonio cultural inmaterial  (PCI) se constituye por los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

El tema del patrimonio cultural inmaterial se ubica actualmente en renglón prioritario del sector cultural, en la medida que trata de sentidos y significados transmitidos de generación en generación y que genera cohesión social. El PCI constituye para la comunidad un espacio de encuentro, diálogo, reticulación y apropiación, entre otros, a su vez que reclama un uso y apropiación responsable.

80

Es responsabilidad del Estado la gestión, protección y salvaguardia del patrimonio cultural, lo cual parte de un hecho innegable: conocerlo. Saber cuál es el patrimonio o qué bienes o manifestaciones lo integran permite a las comunidades y a los entes territoriales implementar políticas y programas que posibiliten acciones claras de apropiación y conservación.


Cultura y Patrimonio

Una herramienta que se valida y recalca es el inventario que, más que un listado, una cuantificación o una simple base de datos, se constituye en un documento -proceso- herramienta que apalanca nuevas dinámicas alrededor del patrimonio.

El inventario es un mecanismo de salvaguardia del PCI, en la medida que sensibiliza a la comunidad sobre estas manifestaciones culturales y sobre su importancia para las identidades individuales y colectivas. Constituye una base documental de gran importancia para las acciones a favor de la conservación, la recuperación y, entre otras, permite su apropiación social, su divulgación y sostenibilidad.

Un aspecto necesario en los procesos de inventario, registro e identificación la participacion, posibilitando que la comunidad intervenga durante las etapas de desarrollo y que sea el resultado de un diálogo cultural y de concertación a partir de los intereses y perspectivas de las comunidades y portadores.

81


BECERRIL

El inventario del patrimonio cultural inmaterial del municipio de Becerril es la base de un ejercicio participativo y de puesta en valor de los sentidos y significados representados en diversas expresiones de la diversidad.

82

Se ha resaltado el carรกcter dinรกmico de las manifestaciones, la manera de relacionamiento con la comunidad y el contexto. Para cumplir con los objetivos del proceso, se desarrollaron actividades formativas, mesas de trabajo, investigaciรณn, consulta de fuentes de informaciรณn, reuniones con portadores y actividades de vivencia del PCI, entre otras; que nos mostraron la dimensiรณn cultural del Municipio, la fortaleza que reposa en sus portadores y las rutas de apropiaciรณn que construyen las nuevas generaciones de becerrileros. De lo que surge el compromiso de las acciones de devoluciรณn social de los resultados.

Sabemos que a partir del inventario surgirรกn muchos procesos tendientes a la inclusiรณn de las manifestaciones en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial respectiva, acciones de fortalecimiento institucional, las estrategias, programas y polรญticas locales de protecciรณn, formas de emprendimientos culturales y procesos asociativos alrededor de las manifestaciones y, con seguridad, el aumento en el nivel de conciencia por hacer de Becerril un รกmbito de realizaciรณn, vivencia y respeto del patrimonio cultural.


Cultura y Patrimonio

EL INVENTARIO DEL PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE BECERRIL,

fue posible gracias a la participación y colaboración de muchas personas e instituciones. A continuación quienes estuvieron en las actividades formativas y mesas de trabajo. Vega Camargo Ada Alejandra oyo Adelis Arr Villafañe Agudel Torres Pérez Aldair Andrés era id Riv Alejandro Dav yola zO Alexander Día il G Ana Clara Díaz za es Da Ana Elvia Niev Orozco Mojica Ana Santiaga a Molina Andrea Caden otello la B Andreína Danie otello Andrés David B ez nd Aquiles Herná ía Garc Araceli Muñoz ta Armando Zule

Carmen Julia Orozco Catalina Monteros Clemente Herrera Gonzales Cristian Andrés Vega Dailin Marcela Daza a Nieves Dalgis Johana Mojic Daniela Cruz Cuevas De la Rosa David Antonio Díaz Rangel Denis Margot Crespo Malo Diana Luz Mendoza

Miguel Ángel Delgado Rico Modesta Dávila Nayelis Sofía Terán Olga Lozano Olinta Ascanio Pedro Sánchez Rafael Emiliano Molina Romero

Beatriz Castillo Bertha Beatriz Correa Blanca Barraza Brandys Marian Castro Carlos Castro Carlos Esteban Terán Mercado Carmelina Cuña Quintero Carmen Barreto Carmen Eliana Suárez Diocelina López Doris Arroyo Sierra Edgar Orozco Beltrán Edwin Alberto Torres Eli Magola Bermúdez Elia María Rivera zco Elizabeth Rivero Oro Elvis Orozco Villegas Emelda Ramos

Eneida Malo Maestre Enit Yaleinis Mercado Eusevia Ávila Eva María Páez Soto Florencia Bocanegra Frederick Vides Navarro Gabriel Alfonso Gil Blanco Gladys Manjarrez Gloria Gonzales Gustavo Suárez Héctor José Medina Herminia Romero

83


BECERRIL

84

Herminia Tacuman Higinia Amaya de Torres Rosa María Calderón Gil Hilario Félix Mejía José Manuel Centeno Rosa Paulina Fuentes Palma Idalides RíosCáceres Crespo José María Cantillo Rosa Salazar Idalinis Cuevas Guerrero José Salatiel Madrid Sandra Latife Tannus Suárez Israel Alfonso Flórez Vargas Juan Carlos Oliveros Mojica Santander Pedroso Martínez Iván JoséMartin Cotes Solano Juan David Ochoa Nieto Segundo Torres ez Ivana Juana Juliana García Suar Sonia Romero ManotasGonzales Arias Jeisson Andrés Pérez Julia Molina Steven Nieto DíazLaguna Patricia Orozco Julio Rafael Nieves ValerinJesica Palema Olivero Vaquero Jesús Enrique Fontalvo Víctor ArizaGarcía González Joel Zuleta Galvis Víctor Diaz Oyola José Barreto Rubio Luis Eduardo Barreto Muegues Victoria Inés García Arias José Beleño Castro Luis Quintero Yaneth Karina Cotes Díaz Luz Ardila Yenni Rodríguez Luz Ena Jiménez Quiñones Karen Marcela Gutiérrez Luzcelis Amado Palomo Karoll Fuentes Manuel Andrés Chaparro Mejía Kellys Fuentes Beleño Marco Tulio Colman Laudith Beleño María Alejandra Pérez Lauren Barreto García María Cristina Páez Soto Leandro Ospina Torres Liceth Carolina Núñez Lorenzo Guzmán María De la Rosa Díaz Lucina Ramírez María de los Ángeles García de Campos Lucinda Díaz Lozano María del Carmen Vivares Molina Luis Alberto Ospino María Ernestina Silva Reyes Luis Carlos Ávila Suárez María Esther Chumusquera Daza María Eugenia Arriaga María Fernanda Cardozo Lozada María Fernanda Rivero Orozco lo Malo María Milena Ma oz María Florentina Cañas ir María Molina Qu María Isabel Romo Marisol García Marlene Jiménez Marlene Ortiz Yesenia Morales o Marlene Redond Yolanda Culma Martha Arias Yormon José Pérez Mary Lelis Ortiz la il ec Zharick Mejía Villamizar Torr Maryoris Cuadro Máximo Mendoza


Cultura y Patrimonio de BECERRIL