Page 1

1


R

2


3


4


NUEVA ETAPA ______

REVISTA MENSUAL

REDACTADA POR LOS ALUMNOS DE LA

UNIVERSIDAD LIBRE DEL ESCORIAL

Año XXVIII

---------------------- Marzo de 1925 ---------------------- Núm. 5

5


6


JUAN DEL ENZINA ______ (Siglo XV) .

A Pepe Alba López.

Para determinar la fecha de nacimiento del eximio poeta Juan del Enzina tenemos un dato que nos suministra el mismo en el prólogo de su “Tribagia”: ……………………………………………………………………………. Los años cincuenta de mi edad cumplidos, ……………………………………………………………………………. y como sabemos positivamente que el año en que esto escribía era el de 1519 podemos dar como fecha cierta de su nacimiento la de 1469. No ocurre así con respecto a el lugar de su nacimiento; pues aunque Don Bartolomé J. Gallardo le supone oriundo de El Encina esto no tiene más fundamento que el basado en los versos de su villancico: Ya soy desposado Nuestramo Ya soy desposado… que dicen: -Es quizá vezina D’ allá de tu tierra? -Yo soy del Enzina Y ella es de la sierra… De su juventud; poco se sabe… Estudió en Salamanca, contándose entre los discípulos de el filósofo andaluz Nebrija, al cual siguió en su Arte de la poesía castellana. Sobre 1492 entró al servicio del Duque de Alba; el cual fué luego con Don Juan de Austria el gran Mecenas de nuestro poeta. Pero, desgraciadamente, poco duró don Juan; pues su muerte acaecida en 1497 (sic. Don Juan de Austria falleció el 1 de octubre de 7


1578, por lo que consideramos un error de impresión) le inspiró la Tragedia Trovada. En 1498 pretendió inútilmente un puesto de cantor en la catedral de Salamanca y luego marchó a Italia. Se dijo que allí ocupó el puesto de Maestro de capilla pontificia; pero el Sr. Asenjo Barbieri (1) ha logrado demostrar, que aunque estuvo en Roma no llegó a alcanzar tal dignidad allá; se representaron en 1513 algunas piezas teatrales, asistiendo según Stassio Gadio (2) piu puttane spagnole e uomini italiani… Por Alejandro VI fué nombrado en 1502 racionero de la catedral de Salamanca, puesto del que en seis años ascendió al de Arcediano de Málaga. Antes aún; en 1492 escribió Encina su elegante paráfrasis de las Bucólicas virgilianas y en sus años de estudiante el Aucto del Repelon. En 1496 preparó la primera edición de su Cancionero (3). Ocupando cargos religiosos quedó hasta que en 1519 se hizo sacerdote yendo a cantar su primera misa a Jerusalén; peregrinación que nos refiere en un itinerario poético que con el nombre de Tribagia editó en ese mismo año. Después de esto; poco o nada se sabe de su vida; ni aún el lugar de su sepulcro ha sido posible hallar; pues a pesar de lo [escrito por] Gil Dávila (4) de que fué enterrado en la catedral de Salamanca, no parece cierto esto pues ni aún vestigios de su sepulcro se han hallado allí; Cobarrubias repite lo mismo (5). Parece que gustaron sus obras, puesto que vemos repetidas ediciones del Cancionero en los años de 1501, 1505, 1507, 1509, 1512, 1516, a más de innumerable ediciones de obras en pliegos sueltos, libros de cordel etc… ediciones que llegaron hasta el siglo XVIII. (1786) Antes de comenzar un estudio de las obras de Juan del Ensina es conveniente hacer un cuadro sinóptico de sus obras; excluyendo el Arte de la poesía y sus Eglogas de las que me voy a ocupar hoy. Por el poco interés que tienen podemos pasar por alto las poesías religiosas de Juan del Enzina; y porque sabemos, y bien decía M. y Pelayo, la disculpa que tienen estas poesías es que la mayor parte de las veces están hechas para justificar o, por lo menos, atenuar, el efecto que _________________ (1) Francisco Asenjo y Barbieri: Cancionero musical español de los siglos XV y XVI – 1290. (preliminares: en su nota biográfica de los músicos. (2) A. Graf. Attraverso il cincuecento. Torino 1889. (págs. 264-265). (3) El ejemplar que tengo a la vista es de la B. Escurialense y consta de CXCV j. hojas sin v. fol. – prel. Y tiene lectura a dos columnas, letra gótica. En la primera hoja (s. f.) dice: Cancionero de la sobras de Juan del Encina, y debajo una nota manuscrita: Es muy raro y muy apreciable. A continuación va el índice a cuyo fin va otra: La Egloga de Placido y Vitoriana de efte autor eftá vedada. Colofón: Deo Gracias: Fué impreso en Salamanca a veynte dias del mes de Junio de Mill. c.c.c.c. e XCVi años. (4) Historia de las antigüedades de la ciudad de Salamanca… por Gil González Dávila. Año de 1602, págs. 576) Bib. Nac. (5) Tesoro de la lengua castellana – 1611 – Bib. Nac.

8


han de producir luego las otras más desenfadadas y libres.

| Te Deum laudamos… | Ave Maris… | Magnificat… | Ave María, Padre nuestro, credo, etc…

RELIGIOSAS (Traducción o versificación) | |

P O

| |

E S I A S

| | | | | | | | PROFANAS

| VARIAS | | | | | | | VILLANCICOS | | | | | | | ALEGÓRICAS | | | FESTIVAS | | POEMAS | NARRATIVOS

| Levanta, Pascual, levanta… | Que es de ti desconsolado… | Coplas a su amiga… | La Cartilla… etc. | Ay triste que vengo… | A quien debo yo llamar… | Gasagémonos que huí a… | Repastemos el ganado | Una amiga tengo hermano… | Pedro, bien te quiero… | Daca, bailemos carillo… | Yo soy desposado… | Montesina era la garza… etc… | Triumpho era la garza… etc… | Triumpho del amor… etc… | La almoneda | Los disparates | Las profecías | La Tribagia |

En el segundo grupo, entre las que hemos clasificado de poesías varias están el diálogo tan célebre. Levanta, Pascual, levanta Abalemos a Granada Que se suena qués tomada… El poeta, está verdaderamente inspirado aquí y es un estilo tan sobrio, natural y elegante, que este diálogo más que una poesía hecha en el gabinete de estudio, parece una verdadera real conversación entre dos pastores, sorprendida y llevada al papel sin intervención ninguna de la fantasía. Mejor es esto que el romance que tiene compuesto sobre el mismo tema y que empieza: 9


¿Qué es de tí desconsolado Qué es de tí rey de Granada…? Las Coplas a su amiga en tiempo de cuaresma, son, si no perfectamente inspiradas, dignas de tenerse en cuenta por la rara habilidad que tenía este poeta para los versos de salón… de ambiente frívolo… A una dama que le pidió una cartilla para aprender a leer va dedicada la siguiente composición, en la que si no sobresalen rasgo alguno de inspiración, es notable por la aplicación que hace de cada letra a sus penas y congojas amorosas: (Fol. XX. de la Edón. de 1496): Y si bien quereis mirar estas letras que aquí van ellas mismas os dirán vuestra gracia y mi pesar. ……………………………… Es la a por el amor La b por vuestra beldad Por la c la crueldad Y la d de mi dolor. ……………………………… Y la e por mi esperanza Y la f por mi finanza Por vuestra gracia la g Pues nadie tan gracia alcanza. ………………………………. Si sobresale Juan del Ensina en las anteriores poesías; si en ellas hemos admirado las donosuras de su ingenio, ahora vamos a entrar en su principal obra… en la mayor gloria del insigne poeta, que estriba en los villancicos. En ellos es inimitable: -¡Uy triste que vengo Vencido de Amor…! -Magüeza Pastor… La sutilidad del verso corre parejas con la armonía de dicción… con la flexibilidad del ritmo, que sale candencioso (sic.) y suave de la pluma, siendo muy grato y musical al oído… Anteriormente dijimos que Juan del Enzina, no sobresalía por sus composiciones religiosas; antes bien, es casi pesado, monótono… sin 10


embargo, hay honrosas escepciones (sic.) entre ellas el villancico que sigue: ¿A quién debo yo amar Vida mía Sino a tí Virgen María…? ¡Con qué suave languidez y pausado timbre suenan las coplas de pié quebrado…! (M. P.) Crescerán mis barbas tanto Cuanto cresciere mi pena Pediré con triste llanto “Dad para la Magdalena” Por ver Hermitaño quiero ser. ¡No se equivocaba el gran maestro al juzgar tan acertadamente estos versos! Como muestra de los delicados villancicos que tiene van estos: -Una amiga tengo hermano Galana de gran valía -Juro a Dios!, más es la mía… ……………………………….. Gasagémonos que huía Quél pesar Viénese sin le buscar. ……………………………….. De marcado sabor pastoril; dulces y agrestes como los frutos de la sierra: -Tan buen ganadico Y más en tal valle ¡Placer es guardalle…! ………………………………. Repartamos el Ganado Hurrialla… Queda, queda, que se va. ………………………………. Sus alegoría poco, muy poco valen… si acaso se podrían citar entre ellas a el Triunfo de la Fama, donde a modo de visión dantesca 11


describe como fué transportado a la fuente Castalia donde vió a los más célebres poetas beber, para robustecer su vena poética. La Tribagia, vale también poco: pues ya por el asunto, o por la versificación pesada, no prestan encanto alguno al lector, aunque nuestros abuelos gustaron mucho de ella; como lo prueba el haber hecho ediciones en 1733 que luego volvió a reimprimir Pantallón Arnaz en 1786. De sus composiciones festivas las principales son tres: La Almoneda, los disparates y las profecías. La Almoneda que comienza: Los que quisieren mercar Aquestas cosas siguientes Mírenlas e paren mientes Que no se deben tardar. ………………………………… es la enumeración del pobre ajuar de: El bachiller Babilonia que: las quiere malbaratar por Que se quiere ir a estudiar Al estudio de Bolonia. ………………………………… Es curiosa la descripción de sus libros: Primeramente un Tobías E un Catón e un Doctrinal Con un arte manual E unas viejas homalías. ………………………………… E un libro de las consejas Del buen Pedro de Urdemalas Con sus verdades muy ralas E sus hazañas bermejas. ………………………………… La enumeración de su ajuar es bien corta: Dos ollas con un jarro e tres cantaros quebrados e cuatro platos mellados cubierto todo de sarro e un buen salero de barro 12


con media blanca de sal e una escudilla e un tarro e por mesa un gran guijarro por manteles un costal. ………………………………… Han pretendido identificar algunos esta poesía con el Petit Testament de F. Villon, escrito en 1456; pero lo más probable, es que no se conocieran literariamente uno a otro poeta. De los disparates baste decir con un insigne crítico, que en siglos pasados, sólo servía del nombre de Juan de Encina, para encarecer disparates, o canonizar antiguallas… Si célebres se hicieron las dos composiciones anteriores; tanto como ellas lo fueron sus profecías. Se dice que estos versos tan satíricos como festivos se propusieron ridiculizar al Señor Don Diego de Torres, catedrático de Salamanca, que había escrito un libro de Profecías con el título de: “Medicinas preservativas y curativas”… del eclipse de sol del año 1485. ANTONIO RODRÍGUEZ

۞

13

Juan del Enzima  

JUAN DEL ENZINA ______ (Siglo XV) . A Pepe Alba López.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you