Page 1


C ONTENIDOS

03 29

CONOCE EL SISTEMA DE BECAS

CONVERSAMOS CON LOS EX ALUMNOS DE LA FUNDACIÓN JUNTOS COCINAMOS + CULINARY

15

CONOCE LAS GANADORAS DEL CONCURSO JÓVENES TALENTOS, PASTELERÍA


María Trinidad Riesco, Prorrectora Culinary

CONOCE EL SISTEMA DE BECAS CULINARY

El programa de becas Culinary, consiste en el otorgamiento de ayuda socio económica para alumnos que quieren ser parte de nuestra Institución, y necesitan apoyo en este sentido. Por otra parte, es un reconocimiento a los alumnos de excelencia académica. Este año ha estado marcado por las mejoras significativas en materia de infraestructura y vida estudiantil. Además, la Institución presentó, a principios de 2017, un reformulado sistema de becas destinadas a estudiantes nuevos y de continuidad, las cuales se traducen en una rebaja del arancel anual aplicable para los alumnos de las cuatro carreras profesionales. María Trinidad Riesco, Prorrectora y Vicerrectora de Administración y Finanzas, comenta al respecto. “Nuestro proyecto institucional se enorgullece de preparar a los mejores profesionales de la industria de las artes culinarias, la hospitalidad y los servicios. A través de los años hemos recibido y formado a los mejores alumnos, y nuestro objetivo es seguir

acogiendo a quienes sientan la pasión por esta industria En este sentido, Culinary quiere apoyar a los alumnos que tienen esta vocación, para que puedan estudiar con nosotros, y que los temas económicos no sean un obstáculo para hacerlo”. Por esto, el sistema de becas se revisó y amplió, a fin de cumplir con este objetivo. “Como institución quisimos dar un paso más y ampliar el sistema de becas con el cual ya contábamos y que ha impactado en cientos de alumnos que estudian con nosotros. Dentro de las novedades para este año, se encuentra el nuevo incentivo de becas PSU, el que viene a reconocer a alumnos de excelencia académica que se integren en un futuro a nuestra casa de estudios”, señala la Prorrectora


Sobre las nuevas becas Culinary Culinary es consciente de la importancia que significa ponderar un buen puntaje PSU. En este sentido, los postulantes que obtengan buenos resultados en la Prueba de Selección Universitaria podrán acceder a descuentos en el arancel anual en las cuatro carreras que imparte la institución. “Queremos invitar a los estudiantes con buenos resultados PSU a seguir caminos profesionales no convencionales, y premiarlos por su mérito académico”, agrega la Sra. Riesco. ¿Cómo accedo a una beca Culinary? La casa de estudios cuenta con becas socioeconómicas y becas PSU que consisten en una  

rebaja del arancel entre un 5% y un 20% de descuento. Para conocer mayor información al respecto sobre la postulación y el otorgamiento de becas, te invitamos a revisar el reglamento en nuestra página web. Si estás interesado en ingresar a Culinary contáctate con el equipo de Admisión para conocer detalles sobre las becas internas. Si eres alumno de continuidad, solicita el formulario de postulación a becas en el departamento de matrículas de tu sede. Para mayor información al respecto, no dudes en contactarte con Servicios Estudiantiles de Culinary.


AMANDA ABESADA, EX ALUMNA CULINARY: “ME PROPUSE SER UN APORTE AL RUBRO DE LA HOTELERÍA Y LOS SERVICIOS DESDE MI VEREDA COMO EX ALUMNA” A solo semanas de encontrar su primera plaza laboral, conversamos con Amanda Abesada, y nos contó cómo fue su paso por la institución, su experiencia en sus pasantías profesionales, y las motivaciones que la llevaron a generar un manual que contiene protocolos para recibir a personas con capacidades diferentes dentro del rubro de los servicios y la hospitalidad. Con solo 22 años, Amanda Abesada, es una de las tantas estudiantes que pasaron por Culinary, y decidieron optar por un camino profesional no convencional. Titulada hace solo meses de Administración de Empresas Hoteleras y Servicios; la ex alumna a pocas semanas de esta publicación, encontró su primera plaza laboral como Coordinadora de Eventos en el nuevo Hotel Atton en Viña del Mar. Se define como una persona amante de los viajes, y que no gusta de rutinas establecidas. “Desde que empecé la educación media siempre pensé en estudiar derecho, y todo lo que hice en el colegio fue en porvenir de ello. Participé de litigaciones, debates y cursos de verano sobre abogacía. Cuando llegó el momento de la decisión, me imaginé en ello, y decidí que no era para mí”. “Por lo mismo, me replanteé las cosas y un día escuchando la radio, sonó “estudia hotelería en Culinary”. La palabra hotelería despertó algo en mí, me puse averiguar, visité la escuela y quedé encantada con la carrera; dentro de las cosas que más me atrajeron fueron los idiomas y las prácticas profesionales”. Amanda no titubeó al momento de elegir una carrera profesional no convencional, y nos comentó que, “siempre basé mi decisión en lo quería y en lo que me veía realmente”. Su paso por la institución lo define como “los mejores momentos que he tenido y los más gratificantes profesionalmente”.

LA EXPERIENCIA EN SUS PASANTÍAS PROFESIONALES Amanda desde su época como universitaria destacó por su buen rendimiento en torno a la carrera, caso parecido sucedió con sus prácticas profesionales, las cuales las define como, “experiencias muy enriquecedoras e incomparables”. Su primera experiencia la enfrentó en el área de recepción del Hotel W, vivencia que define como “sacrificado, pero muy gratificante. Puedo decir que todo lo que sé de hotelería fue en gran medida gracias a mi primera práctica. La recepción es el corazón del hotel, uno debe saberlo todo y había que estar en constante movimiento, preguntar e informarse”. Su segunda experiencia fue de la mano del Hotel Noi, en Vitacura, donde Amanda está vez se desempeñó en el área de reservas. “Fue otra buena experiencia, donde aprendí más del trabajo en equipo y a perderle el miedo a la rutina de la oficina”. Su última gran vivencia la llevó a cabo en el extranjero. Amanda viajó cientos de kilómetros y atravesó el Atlántico para llegar a su último gran desafío: España. Esta vez la ex alumna fue elegida por el Jefe de Carrera, Carlos Siade, para desempeñar el cargo de Coordinadora de Eventos en el Hotel Regina de Barcelona. “El estar fuera del país me hizo crecer mucho en lo personal, pero fue muy gratificante que Carlos me eligiera ya que muchos querían ir a España, por lo que me tomé el cargo con gran responsabilidad. Quería que se sintiera orgulloso”.


LA INCLUSIÓN COMO PROYECTO DE TITULO Las prácticas habían concluido y las asignaturas teóricas ya se encontraban en la recta final. En este contexto, la joven ex alumna necesitaba realizar su proyecto de título para culminar sus estudios superiores. “No quise realizar un proyecto de mercado porque en su mayoría los trabajos resultan ser ficticios y no aplicables. Por lo mismo, me propuse ser un aporte al rubro de la hotelería y los servicios desde mi vereda como ex alumna. Todo se inició cuando a través de una asignatura, elegí crear un hotel que estuviese adaptado para personas con capacidades diferentes”. En este contexto, Amanda inició su búsqueda por internet para obtener la información al respecto, y advirtió que existía muy poco material. “Dentro de la búsqueda encontré información mayoritariamente relacionado a infraestructura, y fue ahí donde me pregunté ¿De qué sirve que un huésped pueda dormir en el hotel si el personal del mismo no sabrá hacerlo sentir bienvenido, no encontrará servicios destinados para él, o los protocolos de seguridad no lo tomarán en cuenta?”.

LAS VIVENCIAS EN KENDALL, ESTADOS UNIDOS Amanda fue parte del grupo de estudiantes que viajó a Estados Unidos en el contexto del Summer Workshop en Kendall; y su experiencia la define como “increíble e irremplazable”. “El workshop fue muy bueno, aprendimos el modelo Canvas para llevar a cabo emprendimientos. Después de las dos semanas que duró el programa tuvimos que enfrentarnos en la realización de un proyecto, el cual tuvimos que presentar frente a una comitiva de emprendedores y gente de negocios de Chicago. Teníamos clases en la mañana y durante la tarde, participamos de varias salidas a terreno. Conocimos Google, y variadas empresas que emprendieron e innovaron en distintos rubros. Así, te das cuenta que los emprendimientos no se tratan solo de ganar dinero, sino de innovar o ayudar a la comunidad para hacer algo por el otro, lo que resulta muy enriquecedor. La experiencia me hizo volver con otra mirada para mis proyectos”.

Bajo esta tónica, la joven titulada comenta que “para mi tesis quise realizar un manual que abarcara la mayor cantidad de aspectos de la vida de una persona en un hotel, desde la bienvenida hasta los servicios a los que pueda acceder”. De esta manera, y gracias a diversas entrevistas a padres e hijos que son atendidos en el Instituto Teletón Valparaíso, y a las necesidades que su madre, especialista en rehabilitación, le pudo comentar al respecto, Amanda logró incorporar servicios innovadores y un protocolo de atención inclusiva, donde se detalla cómo recibir a personas con capacidades diferentes y otros aspectos dentro de la vida de un hotel. El trabajo de graduación de Amanda, toma una temática contingente y viene de la mano de las políticas públicas en materia de inclusión. Un trabajo nacido de las inquietudes personales y que pretende dar una mirada transversal a la discapacidad. “El día de mañana tú y yo vamos a necesitar asistencia, o si mi acompañante de viajes se fractura el tobillo no se va a quedar sin disfrutar su estadía; e incluso, la aplicación del manual puede ser un aporte para mis propios colegas en situación de discapacidad”. Sin duda, un trabajo de título que busca ser aporte real no solo a la inclusión, sino también, al gran mundo que resulta ser la hotelería y los servicios.


CULINARY CELEBRÓ EL DÍA DEL VINO La Sede de Viña del Mar celebró en grande el Día Nacional del Vino chileno, donde los estudiantes de la carrera presentaron las nuevas tendencias del brebaje a sus compañeros de la quinta región.

El pasado 4 de septiembre, se celebró a nivel nacional el Día del Vino chileno, instancia que se conmemora debido a que, Pedro de Valdivia, en 1545 le escribió al Rey Carlos V de España pidiendo “vides y vinos” para evangelizar Chile, abriendo las puertas a una tradición futura que se convirtió en una de las actividades más importante en la actualidad del país. En este contexto, la casa de estudios en conjunto con los estudiantes de Administración de Negocios de la Industria del Vino no quisieron quedarse exentos de esta celebración y organizaron por tercer año consecutivo el Día Nacional del Vino chileno a través de una entretenida actividad práctica que se desarrolló en el anfiteatro de la Sede de Viña del Mar, y que reunió a toda la comunidad estudiantil. Los estudiantes de la carrera presentaron a sus compañeros de la casa de estudios una clase magistral sobre las nuevas tendencias del brebaje, entre las que recalcaron la presentación de nuevas cepas que tiene el país. Carlos Siade Kuncar, jefe de carrera, señaló que la actividad es "un orgullo para nosotros como Culinary que los  estudiantes en conjunto con la casa de estudios, organicen este tipo de instancias conmemorativas y que reúnen a la comunidad estudiantil en una gran jornada". 


POR TERCER AÑO CONSECUTIVO CULINARY ORGANIZÓ SU FERIA LABORAL La Feria Laboral, reunió a diferentes empresas líderes del mercado con el objetivo de conocer y relacionarse con alumnos y egresados; y de esta manera generar instancias de reclutamiento para sus organizaciones. Para facilitar la inserción en el mundo laboral de nuestros estudiantes y ex alumnos, el área de Servicios Estudiantiles de Culinary, organizó la tercera feria laboral; actividad que congregó a  empresas relacionadas al rubro de la hospitalidad y los servicios, las cuales se encargaron de reclutar y presentar a los asistentes diferentes opciones laborales vigentes y los beneficios existentes en los lugares de trabajo.

La actividad se llevó a cabo en el Aula Magna de Casa Central, y congregó a alumnos y ex alumnos de la casa de estudios que buscaban nuevas oportunidades laborales, o la búsqueda de su primer empleo. Las diferentes empresas participantes estuvieron emplazadas en diferentes stands, donde los asistentes pudieron responder todas sus dudas al respecto.

Entre las empresas que dieron vida a la tercera feria laboral organizada por Culinary, estuvieron: Hotel W, Espacio Gastronómico, INTEGRA, Mesa 24/7, Noi Hoteles, Hotel Sheraton, E-Cook y Hard Rock Café. Gracias a la realización de la tercera feria laboral, Culinary, deja en manifiesto su compromiso por acompañar y apoyar a sus estudiantes y egresados en la búsqueda de nuevas oportunidades laborales.


La instancia, reunió a viñas, catadores y amantes del vino en un solo lugar.

ESTUDIANTES DE ADMINISTRACIÓN DE NEGOCIOS DE LA INDUSTRIA DEL VINO PARTICIPARON DE LA EXPOCAV 2017

Los estudiantes de Administración de Negocios de la Industria del Vino, participaron de la feria ExpoCAV, que organiza año a año el Club de Amantes del Vino, donde los alumnos de la carrera tuvieron la posibilidad de conocer más de 40 viñas nacionales. La instancia, reunió a viñas, catadores y amantes del vino en un solo lugar, donde los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer más sobre el valor de cada producto y por supuesto, la posibilidad de disfrutar la actividad a través de las diferentes instancias que organizó la ExpoCAV. “Es un gran momento y una oportunidad inigualable para que los estudiantes estén en contacto con los actores del medio, generen vínculos directos con la industria; además de conocer los últimos lanzamientos y proyectos de cada viña”, señaló Carlos Siade Kuncar, jefe de carrera.


3RA JORNADA DE PERFECCIONAMIENTO DOCENTE SE LLEVÓ A CABO EN LA SEDE DE VIÑA DEL MAR En el contexto de constantes transformaciones y desafíos que enfrenta hoy el mundo de la educación superior, la capacitación resulta un rol fundamental para mantenerse a la vanguardia de la vida académica.

Porque los docentes también se

Educación basada en competencias de

capacitan, el pasado 2 de septiembre, se

de la Universidad de Talca.

llevó a cabo la tercera jornada de perfeccionamiento docente en la Sede

Dentro de la actividad, los participantes

de Viña del Mar. La instancia reunió a los

de Santiago y Viña del Mar, pudieron

profesores de la casa de estudios en una

aprender sobre las tecnologías de la

jornada que fue presidida por Jessica

información y comunicación aplicadas

Puschel, quien es profesora de

en el aula, y la importancia que pueden

Educación Diferencial de la Universidad

tener los dispositivos móviles para el

Austral de Chile, Magíster en Diseño 

aprendizaje de los estudiantes.

Instruccional de la PUC y diplomada en


ESTUDIANTES CULINARY COMPITIERON EN EL ESPACIO FOOD & SERVICE El evento que se realiza en Espacio Riesco, se caracteriza por ser el más importante de la industria alimentaria en Chile, y un referente a nivel Latinoamericano, el cual reúne aproximadamente unas 20 mil personas cada año. Por sexto año consecutivo, los estudiantes de Administración de Artes Culinarias y Servicios, participaron del Espacio Food & Service, actividad que congrega y converge a diferentes empresas, proveedores, organismos públicos y profesionales de la industria alimentaria. El evento que se realiza en Espacio Riesco, se caracteriza

por ser el más importante de la industria alimentaria en Chile, y un referente a nivel Latinoamericano, el cual reúne aproximadamente unas 20 mil personas cada año. Uno de los hitos más importante de la jornada tiene relación al Torneo Copa Culinaria de las Américas del “Espacio Food & Service”, instancia que reúne a distintas escuelas de gastronomía de Chile.

Por su parte, David Sánchez y Javier Rojas (ganadores del concurso Jóvenes Talentos 2017) representaron a Culinary durante la competencia y obtuvieron el tercer lugar, quienes también estuvieron acompañados por el chefs instructores de Santiago, Juan Ozaki y Diego Castro; además de las estudiantes Solange Lagno y Lucía Tapia.


DIEGO FERNANDINO, ESTUDIANTE CULINARY: “LA COCINA SIEMPRE ESTUVO PRESENTE COMO PUNTO DE ENCUENTRO FAMILIAR.” Conocimos a Diego, y nos contó de donde proviene su cariño por la cocina, su experiencia en Culinary y los desafíos que debió enfrentar en Chile y el extranjero a través de sus pasantías profesionales. Extrovertido, inquieto y “busquilla” son palabras que definen al joven estudiante de Administración de Artes Culinarias y Servicios, Diego Fernandino. “Desde chico me gustaba pintar y la música. La cocina siempre estuvo presente como punto de encuentro familiar. Disfrutaba cocinando con mis papás, mis abuelos; y ya más grande, con los amigos, lo que me hace asociarlo a una actividad de disfrute y que se realiza en torno al amor y el cariño”. Estudiar una carrera no convencional no fue impedimento para Diego al momento de seguir un camino diferente al tradicional, el mismo nos comenta que, “de niño me enseñaron a que uno es feliz y tiene éxito en la vida cuando hace lo que le gusta. Tuve varias opciones de profesiones tradicionales, pero nunca me vi sentado tras un escritorio. Me veía haciendo cosas, creando”. Con 17 años, y ad portas de rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU), el joven artista de las artes culinarias, comenzaba sus labores en cocina para el restorán Osadía, donde estuvo cerca de 3 meses.

Diego se encuentra en su último año de carrera, y gracias a los conocimientos que forjó durante los años de estudio, inició su camino laboral antes de egresar. En la actualidad, el joven cocinero, trabaja desde el año 2016 en el Restaurant Hanzo; además de tener su propio emprendimiento en el rubro del catering, iniciativa propia que se gestó en el primer año que estaba en la carrera. Sus motivaciones para elegir la casa de estudios estuvieron dirigidas más allá de querer seguir aprendiendo el arte de la cocina. “Sabía que era indispensable saber administrar para poder aspirar a tener un negocio propio. Había varias opciones, y me decidí por Culinary porque cumplía con los requisitos y tenía una malla muy completa”. SU EXPERIENCIA EN LAS PRÁCTICAS PROFESIONALES  Su primer reto fue de la mano del Restorán La Perla del Pacífico, donde tuvo la posibilidad de estar en casi todos los cuartos de la cocina, lo que lo ayudó a ir nutriéndose de cada área. "Aprendí lo que era el 


A nivel profesional, fue un gran salto en conocimiento1 9 de cocina de vanguardia. Vi y utilicé productos que no conocía y con los cuales nunca había trabajado”. ÚLTIMAS PALABRAS Digno de un manifiesto a la cocina, Diego quiso compartir unas últimas palabras en relación a lo que define su pasión. “La cocina es una labor muy sacrificada y con mucha presión. El cocinero tiene que ser una persona que se adapte fácilmente tanto a la gente con la que trabaja como al lugar mismo donde desempeña su labor, que no siempre es el óptimo. Sin embargo, todos estos aspectos negativos quedan atrás cuando llego a mi casa y siento la realización personal. Soy feliz en la cocina y mi pasión es siempre estar creando nuevos sabores”.

trabajo rápido y en lugares pequeños. Llegábamos a atender a más de 300 personas por servicio. A nivel profesional y personal, valoro la paciencia y la buena voluntad a la hora de enseñarme”. Para su segunda experiencia, se armó de valor y decidió cruzar el Atlántico para aterrizar en Barcelona, España. Con una maleta llena de sueños, llegó al Restorán ABac, que posee dos estrellas Michelin. Diego, define la vivencia "como un gran cambio a lo que había visto en las labores de cocina y como la profesionalización estaba en cada detalle”. Las labores de Diego estuvieron centradas en los cuartos de pastelería y pescados, éste último sería una de las instancias más duraderas durante la pasantía. “Mi trabajo consistía en recibir los productos que partían desde el fileteado hasta que se montaba el plato, un proceso que llevaba muchos pasos y detalles como las decoraciones y acompañamientos de cada uno de ellos”. La tenacidad y el sacrificio llevado a cabo, hicieron que Diego lograra trabajar a la par con sus jefes del cuarto, ayudándolos a montar los platos y dirigir a los nuevos practicantes. “A pesar de haber sido una experiencia muy dura, en términos de jornada laboral y altas exigencias competitivas de los más de 20 practicantes, me fui ganado la confianza de mis pares y jefes.


ESTUDIANTES CULINARY FUERON PARTE DEL PRIMER “SUMMIT TURISMO CHILE 2017”

Diferentes expositores participaron del Summit Turismo 2017 que se realizó por primera vez en nuestro país. "Summit Turismo, Chile 2017” se llevó a cabo durante la tercera semana de septiembre en Casa Piedra, Santiago; instancia organizada por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur). Bajo el concepto “Inspirados por un mejor destino”, la actividad reunió a más de 30 expositores nacionales e internacionales, los cuales se encuentran estrechamente vinculados con el rubro del turismo y los servicios.

NOMADIC

|

24


En este contexto, diversos estudiantes

de experiencias; grandes proyectos de

provenientes de las cuatro carreras

infraestructura y su impacto en el turismo;

profesionales de Culinary participaron

gastronomía y enoturismo; turismo

durante los dos días que duró la jornada,

inteligente; y ecoturismo; además de áreas

donde pudieron aprender y conocer de

protegidas y otras.

primera fuente los principales desafíos que se encuentra viviendo la industria; además

Según los organizadores, la realización del

de las oportunidades que tiene el país en

primer Summit Turismo Chile 2017 de dio

materia de turismo y hospitalidad.

en un contexto favorable para la industria, debido al sostenido crecimiento que ha ido

Dentro de la actividad se abordaron

experimentado el rubro en los últimos años;

diferentes temas, como el futuro del sector y

llegando a representar en la actualidad el

su impacto en las políticas públicas,

10% del PIB de forma directa, indirecta e

patrimonio como motor de la diversificación

inducida.


COLUMNA

FOODTRUCK EN CHILE /POR ANDRÉS AMTMANN MEYER, DOCENTE CULINARY Y CHEF PROFESIONAL No cabe duda que los FoodTruck en nuestro país están ingresando de forma abrupta y repentina. Ya no hay feria o evento que no tenga dentro de su planificación una de estas cocinas rodantes; las cuales día a día generan nuevas preparaciones y nuevos sabores para el público consumidor. Lo importante de cada uno de ellos es entregar variedad y calidad de los productos que se elaboran, calidad de materia prima y actualmente contemplar una calidad en el servicio. La cocina callejera se está puliendo con el pasar de los años, antiguamente, encontrábamos puestos de cocina entregando productos de dudosa reputación y de bajo sabor. 

Actualmente la industria de los FoodTruck está generando una “Cocina Callejera” de calidad y con buen servicio en base a las exigencias de los clientes; exigencias que no son menores en base a los conocimientos culinarios que ha adoptado nuestro país estos últimos veinte años con la tecnología e información que nos entregan de forma constante las redes sociales y la televisión, tanto abierta como por cable. Lamentablemente, nuestro país aún no regulariza el funcionamiento de los FoodTruck como tal, no podemos establecernos en cualquier espacio disponible y menos si es público, para ello, hay que generar vínculos con las 


municipalidades y permanecer en las denominadas “Plazas de bolsillo” o bien, estar situados en un lugar privado con un contrato de por medio el cual nos permite entregar nuestros productos de forma correcta. Cada carro debe de contemplar la normalización mínima que se establece para poder funcionar, como es el permiso del SEREMI y el Certificado Eléctrico, entregado por un profesional certificado (TE1). Con estas mínimas exigencias, podemos cocinar en eventos privados o públicos, lo cual nos abre una ventana para darnos a conocer. Actualmente muchos de los FoodTruck que están en el mercado no pueden funcionar, esto por diversos motivos, pero particularmente, creo que se debe a que el propietario de estas cocinas rodantes ve una posibilidad de independizarse y de trabajar día a día en lo que le gusta sin saber antes las leyes y características para poder funcionar, lo cual les genera una inversión adicional que es pagar un arriendo por establecerse en un punto todos los días de la semana. Por otro lado, es importante marcar una diferencia frente a la alta competencia de los FoodTrucks que ya están establecidos y posicionados en el mercado de las ferias y/o eventos, de tal manera de ser únicos en torno a un producto, servicio y valor; de esta forma se marcará diferencia con las posibles competencias del mercado. Marcando diferencia en torno a lo mencionado anteriormente, podremos destacar y sobresalir frente a las exigencias de nuestros clientes, con el fin de entregar un producto “Clásico pero novedoso”.  Teniendo en cuenta el amplio margen de “Cocineros” no profesionales en torno a estos nuevos diseños de cocina rodante, se dejan de lado algunos puntos que son fundamentales para la creación y producción de alimentos, como es la higiene, la manipulación y la cadena de frio de una producción. Parámetro importantísimo en el consumo de nuestros clientes, frente a un producto final. Un FoodTruck, no

escatima en torno al equipamiento de la cocina, tenemos que tener una cocina profesional si queremos entregar un producto de calidad y esta cocina debe y tiene que ser con las máximas normas de exigencia frente a la conservación de alimentos, con el fin de entregar un producto inocuo y sabroso. Por lo cual el equipamiento es fundamental para el buen desarrollo de nuestras cocinas.  En el mercado actual de los FoodTruck, existen diversas dimensiones, lo cual estarán sujetas a las necesidades de cada uno, generando puntos a favor y en contra para el trabajo día a día, como por ejemplo: un carro con medidas pequeñas podría ir a eventos particulares en casas o lugares “Indoor”, por el contrario uno de mayores dimensiones estará disponible para su funcionamiento solo en exteriores. Cada uno define lo que quiere realizar, su producto y su enfoque frente a las necesidades y exigencias de los clientes. Como cocinero profesional y dueño de una de estas maravillosas “Cocinas Rodantes” puedo decir con certeza que los FoodTrucks son excelentes medios para una producción gastronómica y culinaria de calidad, si nos enfocamos en el real concepto de lo que queremos entregar y como lo queremos entregar a nuestros clientes, el mercado de la cocina crecerá de forma positiva, generando una propuesta única e innovadora.  Aseguro y afirmo que los FoodTrucks son una excelente opción para nuestra cultura gastronómica.


CON GRAN ÉXITO SE LLEVÓ A CABO LA 1ERA VERSIÓN DEL CONCURSO JÓVENES TALENTOS CULINARY   "PASTELERÍA" El certamen se realizó en la Sede de Viña del Mar, donde diez parejas mostraron lo mejor de ellos para quedarse con el primer lugar de la competencia.


El Hall Central de la Sede de Viña del Mar fue protagonista de la primera versión del concurso Jóvenes Talentos Culinary, Pastelería; donde diez parejas se enfrentaron en una sana competencia con el único objetivo de quedarse con el primer lugar. Los concursantes divididos en cinco parejas provenientes de Santiago y Viña del Mar, se reunieron en torno al desafío de crear, planificar y preparar cuatro platos de postres que incluyeran una presentación semifría, además de cinco ítems o texturas diferentes que fuesen acompañadas de cuatro bombones rellenos. 120 minutos fue el tiempo estimado que tuvieron las parejas para preparar sus creaciones en el arte del azúcar y el chocolate. Horario suficiente para poder mostrar su creatividad y así, conquistar el implacable paladar del jurado que presidió la jornada. El primer lugar quedó en las manos de las estudiantes de la Sede de Viña del Mar, María José Romero y Petra Hochfarber; el segundo recayó también en las alumnas de la quinta región, Makarena Rojo y Francisca Madones; mientras la medalla de bronce fue para María José Valdivieso y Antonia Muñoz, de la Sede Santiago. "Estamos felices, emocionadas y un poco ansiosas. El montaje lleva por nombre "Altue", que en mapudungun significa territorio amado. El plato buscó representar la Cordillera de los Andes, con sabores diversos como lo son el mate, paico, nueces, avellanas, frutos secos y otros más", señalaron María José y Petra, Por otra parte, el jurado fue compuesto por Cesar Páez, Chef Corporativo de Puratos y miembro de la Asociación “Le Toques Blanches”; Antonio Moreno, ex alumno Culinary; y Rodrigo Leddhin, Chef Ejecutivo de Radisson Acqua de Concón.


COLUMNA

PRODUCCIÓN DE EVENTOS: LA MEJOR OPCIÓN PROFESIONAL Por Carola Mellafe González, Comunicadora Audiovisual y Docente Culinary

La palabra evento viene del latín eventus, que significa suceso o eventualidad, que ocurre solamente una vez. Esto implica una gran responsabilidad por parte de los productores, ya que se pueden provocar sensaciones únicas de satisfacción, así como también, de frustración, tanto en el público como en los realizadores. Culinary no ha quedado ajeno a este fenómeno, contando con una Escuela de Producción de Eventos, con los estándares más altos en las competencias académicas y de práctica. Asimismo, cuenta con equipos tecnológicos de primer nivel que, sumados a la calidad docente, permiten que las clases sean verdaderos laboratorios de producción, de modo que los alumnos, desde la primera clase, ya están practicando y conociendo el ambiente donde se desenvolverán posteriormente. Otro factor importante que distingue a nuestra Escuela, es el límite en el número de alumnos por curso, lo que ayuda y contribuye a tener una interacción mucho más dinámica entre estudiantes y docentes. De esta forma, los profesores tenemos la posibilidad de conocer más íntimamente a los alumnos, sus potencialidades y

carencias, y así, podemos darle más énfasis a aquellas áreas que les resulten más complejas, así como alentar aquellas competencias que les resultan más sencillas. Del mismo modo, a la hora de recibir peticiones de casas de eventos para prácticas, o en productoras de BTL, y grandes empresas, los profesores podemos recomendar a los alumnos que “calcen” mayormente con lo requerido por estas empresas. Nuestros alumnos realizan eventos desde el primer semestre de clases, cuyo concepto y producción son creados por ellos mismos y, cuya “puesta en escena”, no tiene nada que envidiarle a un evento realizado por empresas productoras de trayectoria. Asimismo, se realizan salidas a terreno, visita a ferias nacionales e internacionales, entre otros, para que los estudiantes puedan vivir y experimentar una producción de envergadura y real; gracias a las herramientas que se les van entregando, los alumnos son capaces de evaluar críticamente el resultado final del evento o feria, y dilucidar los factores que hicieron que la experiencia fuera exitosa o tuviera fallas de coordinación, entre otras.


En nuestra Escuela se trabaja con la máxima exigencia en todo lo que implica el proceso de preproducción, producción y postproducción de los eventos. Un cuerpo docente, de vasta trayectoria en televisión, publicidad, grandes espectáculos, etc., acompaña a los alumnos desde su primer día de clases, hasta su graduación, y está siempre disponible para las dudas o requerimientos que éstos pudieran tener. La Producción de Eventos es una disciplina compleja, exigente y

competitiva. Durante la pre y postproducción hay noches de desvelo y días sin descanso, por lo que el profesional, necesariamente, debe sentir pasión por el espectáculo y, lo que denominamos “el hambre”, por surgir y destacar dentro del medio. Con gran satisfacción, hemos visto como nuestros estudiantes egresados se insertan rápidamente en el medio laboral, convertidos en profesionales integrales, que están preparados para hacerle frente a las dificultades propias de la profesión.


FRANCISCA VERA, EX ALUMNA Y SU EXPERIENCIA PROFESIONAL Y PERSONAL EN TORNO AL VINO

Conversamos con Francisca Vera, la primera titulada de la carrera de Administración de Negocios de la Industria del Vino de la Sede de Viña del Mar, y en esta edición nos retrató su vida una vez finalizados sus estudios superiores en Culinary. Francisca es una persona que gusta de hacer cosas y que se caracteriza por estar haciendo más de una actividad a la vez. “Siempre estoy inventado que hacer, me considero amante de los viajes, y me gusta conocer lugares, gente e historias nuevas en las partes que he tenido la posibilidad de estar”. Su cariño por el vino se forjó desde pequeña. Conoció las bodegas del brebaje a temprana edad, precisamente en el trabajo de su padre. “Fue ahí donde obtuve mis primeros conocimientos de la industria, y desde esa vez, le dije a mi familia que “cuando fuese grande” quería hacer vino”. Hace seis meses, la joven ex alumna se encuentra trabajando en Viña Cousiño Macul, viña chilena con gran historia en nuestro país y

que fue fundada durante el siglo XIX. "Empece en la época de vendimia, donde estuve trabajando con enólogos chilenos y extranjeros durante tres meses”. Fue en ese lugar donde la joven profesional de la carrera del vino, vio todo lo relacionado con el proceso de recepción de uvas, vinificación, control de fermentación, degustaciones y operaciones propias de la vendimia. “Me ofrecieron quedarme en la viña y aquí estoy, en la oficina de enología, viendo todo lo relacionado con el área de gestión, logística, control de inventarios, proveedores y compras para las bodegas”. CAMINO NO TRADICIONAL Las vivencias desde pequeña, hicieron de Francisca elegir una carrera 

profesional no tradicional. “Quería estudiar enología, pero con un matiz nuevo y diferente. Cuando supe de la carrera y conocí la malla me di cuenta que era lo que buscaba, y decidí entrar a Culinary”. “Cuando comienzas a estudiar una carrera como esta, lo primero que sabes es que será entretenida. Es una mezcla de cosas que va desde los negocios, el marketing vitivinícola y el aprendizaje desde la vida en el viñedo; hasta, descorchar una botella y venderla”. Su paso por la institución lo define de forma enriquecedora, y con júbilo recuerda que “durante los años que estudié en Culinary, me llené de información, conocimientos, aprendizajes, experiencias, amigos y gente increíble con las que compartí mientras estudiaba”.


SUS EXPERIENCIAS PREVIAS AL MUNDO LABORAL Francisca define sus prácticas profesionales como algo realmente bueno y que le sirvieron para conocer las herramientas necesarias a tener en cuenta al momento de dar el salto hacia el mercado laboral. Su primera experiencia fue en Viña Santa Cruz del Valle de Colchagua, donde tuvo la posibilidad de conocer las áreas de bodega, proceso de elaboración, evolución y cuidado del vino”. El segundo reto fue en la tienda de la Vinoteca, en el área de ventas y etiquetas.  Para su última gran experiencia cruzó la frontera y viajó rumbo a Mendoza, a una de las bodegas familiares más importantes de Argentina, Familia Zuccardi. “Me desarrollé en el área del enoturismo, donde estuvo a cargo de realizar tours a grupos de personas en diferentes idiomas, ventas de vino, cursos de cata y eventos para empresas”. UNA ÚLTIMA REFLEXIÓN Francisca para finalizar esta entrevista, nos compartió una reflexión que quiso retratar con nosotros. “A pesar de ser una carrera no tan conocida, posee potencial y mucho campo laboral. No existe una carrera similar que complemente la parte técnica que parte desde la elaboración del vino hasta la comercialización, te permiten poder trabajar en áreas que hay mucho por desarrollar en nuestra industria vitivinícola chilena. 


COLUMNA

PURO CHILE Por Pablo Granell, Licenciado en Derecho y Docente Culinary.

Una vez me preguntaron qué era Chile para mí. Sin pensar contesté que era como la vida misma. Puro contraste. Como el frío y el calor, como el amor y el odio. Extremos que no se tocan pero se acercan. Y en ese caminar, la serenidad de sus valles y lagos, la inmensidad de su océano y sus vertiginosas cumbres. Así podría ser Chile. Así es Chile para mí.  “Quise parar el tiempo en aquel preciso momento, en el que el cielo y la tierra pactaron regalarme el más bello atardecer”. Leí en algún lugar que los detalles no son simplemente detalles, sino la esencia de las cosas. Asombrarse de la majestuosidad de la naturaleza en  un territorio al que te asomas por primera vez es casi predecible. Pero sorprenderse una y otra vez, sin llegarse a acostumbrar de la belleza de una tierra, es una transgresión visual al romanticismo más puro. Y sin más motivo inicié mi viaje con un único objetivo, o mejor dicho, con dos. El primero, que Chile formara parte de mi vida. El segundo objetivo, el de mi cámara, para que la memoria se  apoyara en cientos de momentos plasmados a color o en blanco y negro.  La Patagonia me recibió con luces  y sombras, con el maravilloso Campo Santo de Punta Arenas, con la carretera austral haciéndome vibrar, con el viento en la cara en Puerto Natales. Un café tras unos grandes ventanales, una chimenea encendida y muchos pensamientos acompañando una sonrisa acomodada en el vértice de los labios.

Quise recorrerlo todo. Cámara en mano y preparado para el camino, me perdí en la inmensidad del parque Torres del Paine. Anduve cerros y senderos, olí la naturaleza, toqué la tierra y fotografié cada momento. Un disparo tras otro, superado por mi capacidad de retratar tanta belleza. Intenté recordar cada una de las palabras de mi amiga Pía Vergara, de cómo enfocar,  de  medir la luz, la distancia, pero sobretodo recordé su frase “tendrás que volver”. Y así lo hice durante tres inolvidables días.  Disfrute de sus gentes y su hospitalidad. Recorrí kilómetros de tranquilidad, degusté la gastronomía del lugar, dejándome sorprender por el imponente edificio que alberga el restaurante del Hotel The Singular. Y cada noche observé un cielo regado de estrellas desde el Hotel Altiplánico. Y es que todo viaje merece un buen descanso.  Regresé con la mirada puesta en el retrovisor, apurando los últimos rayos de sol antes de volver a la cosmopolita Santiago. Y con los dos objetivos cumplidos: un trozo de Chile ya la sentía propia y la memoria de mi cámara ansiosa de ser descargada.  Queda mucho camino por recorrer. El desierto, la cordillera, los lagos, las viñas, el mar, pueblos y ciudades. Mucha historia que atender y entender. Y lo mejor, muchos amigos a quien contar. Gracias Pía por iluminarme en este viaje al Sur. Nos vemos en el próximo.


CONOCE A LOS EX ALUMNOS DE LA FUNDACIÓN JUNTOS COCINAMOS Para esta edición, conocimos a Daniela Contreras, Felipe Oyanedel, Francisco Henríquez, Bastián Cancino y Rocío Loyola, todos fueron parte del programa de la Fundación Juntos Cocinamos, y aprendieron el arte de la cocina en los talleres de Culinary.

Cuatro generaciones son las que la Fundación Juntos Cocinamos ha graduado hasta la fecha. El programa es único en Chile, y busca capacitar, asistir e insertar laboralmente a jóvenes a través de la cocina; cuya formación, se encuentra a cargo de los chefs instructores de Culinary. “Una experiencia llena de emociones lindas” La primera protagonista es Daniela Contreras, una mujer luchadora que gusta de la repostería. Su motivación por participar del programa estuvo enfocada en generar mayor conocimiento en la cocina. “Fue una experiencia llena de emociones lindas y un crecimiento constante con cada una de las personas que participé”.

cosas. “Me gustaría seguir estudiando y perfeccionándome para lograr mi objetivo”. Su amor por la cocina nació desde pequeño. “De niño la gastronomía me llamó la atención y me motivó a seguirla. Ahora con el tiempo puedo decir que “se transformó en mi pasión”. Su experiencia ligada a la fundación, la define como “algo realmente excelente, no pensé que podría aprender tanto conocimiento de la cocina e incluso de manera, personal”.  “Destaco los profesionales que están a cargo de las clases y la labor que la fundación realiza. Estoy muy agradecido de esta alianza”.  “La cocina lo es todo”

En la actualidad, Daniela trabaja desde su casa  realizando pedidos de repostería; sus ganas por seguir aprendiendo la hicieron matricularse en cursos de emprendimientos que dicta  la Municipalidad de Panguipulli. Juntos Cocinamos, “me ayudó entregando la confianza que me faltaba para cumplir mi sueño de la repostería”.

Francisco Henríquez, es una persona amante de su guitarra, el canto y el gusto de compartir con sus seres queridos. Entró al programa por motivaciones del destino. “En ese entonces y hasta el día de hoy, la cocina lo es todo. Fue una bendición”.

“No pensé que podría aprender tanto”

En la actualidad el joven cocinero se encuentra trabajando en un restaurant francés. “La experiencia de Juntos Cocinamos me ayudó en la entrega de conocimientos de cocina y para la vida

Otro de los graduados es Felipe Oyanedel, un joven perseverante, lleno de ganas por lograr

Su experiencia en el programa, la define como una sensación de diferentes sentimientos y estados de ánimo, que van desde el cansancio, el estrés y la auto superación.


gastronómica, lo cual resulta una herramienta excepcional”. Henríquez comparte una última reflexión al respecto. “Lo bonito de la cocina es que no importa de dónde vengas o quien seas, lo fundamental es el equipo y que las tareas las hagas con amor”. “No sabes que eres capaz hasta que realmente lo haces” Bastián Cansino, es un joven alegre y simpático. Que gusta de preparar distintas comidas y postres. “Mi principal motivación para participar del programa fue el querer saber más, y lograr absorber mayores conocimientos dentro de la cocina”.  Su experiencia la define, como “muy agradable y desafiante a la misma vez. A veces no sabes que eres capaz hasta que  realmente lo haces”.  En la actualidad, Bastián trabaja en el restaurant italiano "La Divina Comedia". “Empecé como practicante y terminada mi experiencia, se me ofreció formar parte del equipo, quedando a cargo del cuarto frío y repostería”.

"Muchas veces nos limitamos y nos da miedo probar algo nuevo. Probando la cocina me di cuenta que esto era lo que quería para trabajar el resto de mi vida”. “Fue una experiencia única” “Mi experiencia fue maravillosa. Estuve con un grupo de gente muy linda, profesores con una excelente voluntad. Durante mis prácticas aprendí demasiado y fue una experiencia única”, señala Rocío Loyola, ex alumna de la fundación y actual estudiante de gastronomía. Al ser consultada sobre la experiencia de pasar por el programa de la Fundación Juntos Cocinamos, Rocío nos contó que, “me ayudó enormemente porque gracias a mi paso logré darme cuenta que servía para la cocina”.  Finalmente, la ex alumna agrega que, “Culinary cumple un rol súper importante dentro de la fundación, ya que, es ahí donde nos enseñan los conocimientos básicos que nos ayudaron muchísimo para los procesos de prácticas”. 


EL TALLER DE RESTAURANTE DESTACA EN SANTIAGO Y VIÑA DEL MAR

Dicen que la práctica hace al maestro, y es lo que Culinary busca generar en sus alumnos a través del Taller de Restaurante, asignatura correspondiente al sexto semestre de la carrera profesional de Administración de Artes Culinarias y Servicios.

Todo en la vida requiere tiempo y dedicación, por lo que resulta necesario conocer y preparar hasta el más ínfimo de los detalles, para que la experiencia de un “buen comensal” se transforme en una experiencia única. Cada año, los estudiantes de 6º semestre de Administración de Artes Culinarias y Servicios de Culinary, deben enfrentar el desafío de montar un restaurante a través de un taller semanal, que tiene duración de 10 semanas consecutivas y el objetivo es que los alumnos apliquen todos los conocimientos ya adquiridos

durante los semestres anteriormente cursados, y los complementen con destreza y creatividad. En este contexto, los estudiantes ponen a prueba sus habilidades en las artes culinarias y los servicios. El taller no solo se traduce en la preocupación por su cocina, sino que los futuros líderes de la industria gastronómica, deben pasar por los diversos roles que en su conjunto dan vida al negocio, tanto en la cocina como en el servicio, para lograr montar un restaurante hecho y derecho.


Los alumnos tienen y deben probar sus habilidades en los distintos puestos de trabajo que coexisten. Desde el chef, el cuarto frío, caliente, gerencia de alimentos, pastelería y por el lado del servicio, la atención a las mesas, anfitrión, barman, entre otros, realizando una rotación de labores cada semana. Los alumnos trabajan con 2 profesores simultáneamente: un chef instructor que guía de la cocina y un profesor de servicios quien los instruye sobre el protocolo y servicios en general de un restaurante. Este tipo de actividades genera en el alumnado un acercamiento real sobre el funcionamiento de un equipo de trabajo. Semana a semana, los estudiantes están a cargo tanto de la decoración y ambientación del lugar, como también del diseño de las recetas y el menú propiamente tal; además de encargarse de crear una experiencia única en los comensales que disfrutan del servicios y el buen paladar.

Además de conocer los distintos roles, este tipo de instancia también ayuda a desarrolla las competencias fundamentales para un profesional, como lo son las habilidades blandas. La responsabilidad, el trabajo en equipo, el servicio, las relaciones humanas y la vocación se ponen en juego a través de este tipo de recreaciones donde participan como comensales la familia del alumnado, invitados especiales, colaboradores de Culinary, empresas relacionadas al rubro ,y miembros destacados de la industria gastronómica a nivel nacional. El Taller de Restaurante Culinary tiene lugar en ambas ciudades donde está presente la institución, tanto en Viña del Mar como en Santiago. Por su parte, la evaluación proviene de los mismos comensales, quienes a través de una encuesta califican la

actividad realizada por los alumnos desde el punto de vista de la comida y del servicio. De esta manera, Culinary pone en manifiesto el compromiso por el desarrollo integral de sus estudiantes basado en altas exigencias académicas y prácticas, que semestre a semestre los alumnos deben enfrentar para convertirse en un profesional de alta especialización en las artes culinarias y los servicios.


De compras por Damnoen Saduak:

¡EL MERCADO FLOTANTE MÁS GRANDE DE TAILANDIA! POR DANIEL BLANCO, ADMINISTRADOR DE ARTES CULINARIAS Y SERVICIOS, Y DOCENTE CULINARY.

Mis amigos saben que soy fanático de los mercados (de hecho, trabajo haciendo tours por algunos en Santiago), poder conocer su historia, productos y su gente es algo invaluable, es por esto que estando de viaje por Bangkok era imposible no hacer una visita a uno de los mercados flotantes más antiguos de Tailandia.

Con el tiempo se construyó la estructura que alberga el corazón del mercado Damnoen Saduak, un laberinto de tiendas de ropa, artesanías, souvenirs y cocinerías por dónde cruzan pequeños canales dónde es posible regatear para comprar al mejor precio frutas tropicales, verduras y especias.

A sólo 2 horas de Bangkok se encuentra la provincia de Ratchaburi en el distrito Damnoen Saduak, aquí se encuentra el mercado fluvial más grande y uno de los más antiguos de Tailandia.

Actualmente es un lugar mega turístico, por lo cual ha perdido un poco su esencia local, los habitantes de la región recurren a mercados más pequeños para abastecerse, dejando este como un mercado más enfocado al turista, tanto por precios como por los productos que ofrece.

El mercado se encuentra sobre el canal del mismo nombre Damnoen Saduak, canal que fue construido en 1866 por el Rey Rama IV para conectar los rios Tha Chin y Mae Klong, gracias a esto pequeñas villas ubicadas en la región, más un importante templo budista, comenzaron a utilizar los canales como medio de intercambio económico para abastecerse de alimentos, enseres y artículos en general.

Aun así, es una experiencia abrumante para un cocinero, ya que por todas partes es posible ver frutas de distintos tamaños y colores que jamás veríamos en Chile, verduras con formas y texturas tan distintas a las nuestras, especias con aromas increíbles y, sobre todo;


COMIDA. El mercado está lleno de pequeñas cocinerías que ofrecen platos típicos, ¡al igual que los “botes-cocina” desde dónde se puede comprar y comer directamente desde el fuego lo que las mujeres ofrecen día a día! Tener la oportunidad de recorrer sus canales en góndola a remo, probar su gastronomía, regatear por especias, conocer de primera mano sus frutas y verduras; hacen imposible no encantarse con su gente y cultura local. Si te gusta la cocina, la comida y visitas Bangkok, éste es un lugar que ¡NO puedes dejar de conocer!

CONSEJOS PARA TENER UN MEJOR DÍA EN EL MERCADO DAMNOEN SADUAK: 1. Levántate muy temprano (5:00 a.m) para aprovechar el día y recorrer antes de que el mercado se llene. 2. Al ser un lugar tan concurrido, ¡trataran de cobrarte más caro por todo! La hora en góndola sale 300 BAHT (5.600 pesos chilenos) y si quieres comprar algo, ¡regatea hasta que te canses! Puedes conseguir todo por menos de la mitad del precio que te ofrecen al comienzo. 3. No contribuyas al maltrato animal pagando por sacarte fotos con animales “exóticos”, los pobres están medicados para no ser agresivos y no es necesario estresarlos aún más para conseguir esa foto “full sudeste experience”. NO es necesario. 4. Pruébalo TODO, aunque seas un poco mañoso para comer, este es el lugar y la instancia para probar cosas que quizás nunca más vuelvas a ver, deja los miedos de lado y a disfrutar


De la ingeniería a la cocina Conversamos con Oscar Apablaza, el joven de 30 años que abandonó su profesión como ingeniero, y decidió emprender un nuevo periplo como estudiante, pero está vez, desde una carrera no convencional. Oriundo de Los Andes, y con 30 años de edad, Oscar Apablaza, dejó atrás su profesión como ingeniero y volvió una vez más a las aulas de clases; pero esta vez, como alumno de Administración de Artes Culinarias y Servicios.  “Estudié y ejercí la ingeniería por un lapso de tiempo. En el camino, me di cuenta que no era lo mío, y empecé a buscar una nueva profesión. Llegué a Culinary, y estoy feliz con la decisión”. El camino profesional de Oscar ha estado ligado a la organización social, fue Director de Comunicaciones de la “Cruz Roja” en Los Andes y trabajó para “Un Techo para Chile”. Además de haberse desempeñado en el área de la minería y para el estado.  

LA COCINA COMO INCLUSIÓN SOCIAL Oscar Apablaza, se encuentra en su último año de carrera, y desde ya, ha dado pasos importantes en su nueva futura profesión. En la actualidad, el joven estudiante se encuentra trabajando para la Fundación “Soymás”, organización sin fines de lucro que nace con el objetivo de brindar apoyo educativo e insertar laboralmente a jóvenes madres en diferentes oficios. “Soymás”, replicó el exitoso modelo Juanfe, el cual funciona hace 16 años en Cartagena de Indias, y se ha destacado por su innovación y rigurosidad al momento de apoyar profesionalmente y afectivamente a quienes pasan por el programa.


Durante dos veces a la semana, las estudiantes aprenden y se capacitan para aprender el gran rubro que es la cocina, donde se instruyen en panadería, pastelería, coctelería y cocina. “La idea de “Soymás”, es que las jóvenes puedan aprender un oficio que les permita desenvolverse como independientes o en algún lugar de trabajo desde la cocina, y así poder ayudar y sustentar a sus familias”. Oscar, desde julio hasta la fecha se encuentra trabajando para la fundación y está a cargo de dictar las cátedras para que sus estudiantes puedan aprender tanto de la teoría como en la práctica.  “Mi experiencia ha sido súper gratificante, cada vez que termino una clase salgo contento porque las niñas están muy motivadas por aprender. Preguntan harto y se esfuerzan porque las cosas salgan bien”. 

Quisimos consultarle sus motivaciones de participar de un programa de aquellas características, y nos comentó que, “me gusta trabajar con gente y abrir perspectivas para que vislumbren que el mundo es más grande del que conocen”. CAMBIO DE RUMBO Trabajó en minería y para el gobierno pasado. Sin embargo, Oscar se vio agobiado, y decidió dar un paso al costado. Nos contó que conoció Culinary gracias a su pareja, “averigüé y empecé a estudiar de nuevo”. Aplablaza nos contó que viene de una familia numerosa, y su madre fue una de las principales gestoras de su amor por la cocina.  “Mi mamá me enseñó a cocinar desde pequeño porque me atraía”; además nos comentó que otra de sus grandes mentoras, fue su abuela y una asesora del hogar de nacionalidad italiana.  “No encuentro que influya, Cada uno busca su rumbo y se arma sus caminos”, nos comenta Oscar al momento de ser consultado sus motivaciones por seguir una carrera profesional no convencional. 


CONOCE A TU PROFE Daniel Rojas Herrero Daniel, es un profesional con 15 años de experiencia en hoteles de cadena internacional y nacional. Sheraton Santiago, Four Points, W Santiago y Noi Hotels han sido las empresas en las cuales las distintas visiones operativas, comerciales y de managment han sido consolidadas, destacando la atención a huéspedes y clientes, desarrollo de planes de acción relacionados con sustentabilidad y ecología, capacitación y entrenamiento de personal entre otras. Grado de Six Sigma Green Belt en análisis de procesos y cursos de Revenue Management en la Universidad de Cornell complementan la experiencia obtenida en la labor diaria. "El profe" Daniel, ha estado a cargo de las cátedras de Gestión y Recepción, Informática Hotelera, Gestión de Pisos, Gestión de Operaciones y Introducción a la Hoteleria. Su experiencia como docente de Culinary ha sido "una muy gratificante, ya que, ver crecer a los alumnos en conocimientos me llena el alma. Mas aún después cuando los veo en los hoteles realizando prácticas o trabajando y saber que uno a contribuido de alguna manera en ello. He visto el crecimiento de la institución, tanto física como académicamente, por lo que he tratado de contribuir con mi experiencia y conocimientos para que el desarrollo sea integral y acorde a las nuevas tendencias hoteleras.Espero poder seguir participando por mucho tiempo de este gran proyecto académico y así formar a los futuros profesionales de la hoteleria y el turismo.

Daniel Blanco Cárdenas Administrador de Artes Culinarias y Servicios de Culinary, y docente de las asignaturas de Alimentación y Cultura, Artes Culinarias Escritas, Tendencias Culinarias; además de ser profesor guía en investigaciones relacionadas al patrimonio y cultura.

Daniel Blanco, ha destacado por su vasta trayectoria profesional en diferentes contextos. Su investigación para titularse la realizó en un proyecto en Calle Larga a través de la Fundación Slow Food, de la cual es miembro. También se ha desarrollado como guía bilingüe. Se desempeñó también en el Restaurant Cívico de Santiago, y con una ex compañera formaron una banquetera que ya se encuentra ad portas de cumplir 3 años. También ha realizado proyectos e investigaciones para instituciones de educación superior. Su experiencia como docente en su alma máter, la define “como súper buena. No podría decir nada malo. Me gusta hacer clases y he tenido la suerte de ser evaluado de forma positiva, lo que lo hace más satisfactorio aún. La docencia es algo que me gusta mucho porque nos permite generar espacios de discusión sobre nuestro rubro en materia de comida y cultura. Es importante que los alumnos además de ser buenos cocineros, conozcan la cultura gastronómica de Chile, y otros países”.


CON ALIANZAS, COMPETENCIAS Y ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE SE CELEBRÓ POR 2DO AÑO CONSECUTIVO “CULINARY DAY” Variadas actividades, competencias por alianzas y entretenidas sorpresas se vivieron en el segundo Culinary Day, instancia que congregó a la comunidad estudiantil en torno a una gran actividad al aire libre, donde estudiantes y profesores pudieron disfrutar de un agradable día. El 2do Culinary Day, estuvo marcado por la entretención y el júbilo de quienes se animaron y participaron de todas las actividades que estaban organizadas para ellos.

La jornada trató de una instancia de esparcimiento, donde se compartió buena comida, grata música y un ambiente excepcional. Tanto en Santiago como en Viña del Mar, la organización de las diferentes actividades estuvo a cargo del área de Servicios Estudiantiles, y contó con la activa participación del Centro de Alumnos, y de los alumnos de Dirección y Producción de Eventos.


Culinary, La Revista, 6ta edición, Septiembre 2017  

Porque nos encanta que te enteres de primera fuente todo lo que ocurre en Culinary, te invitamos a revisar la nueva edición de “Culinary, La...