Page 1

InTImismo(s) s e c a Vo r

Sala Obbio ventura Zahara M รก s A ll รก de l

o t n e i m i n e t e entr


INDICE La cultura en-redada (editorial)

[2]

Reportaje: Voraces

Hoy cultura: El NO al recorte cultural

[3]

Entrevistas enfrentadas: Obbio - Perfil VS Ventura

Análisis: Más allá el entretenimiento

[7-9] [10-12]

[4-5] Columna: Farolillos, palios y narcicismo

[13]

Crónica: La chica pop que regresó de América [6]

La cultura en - redada

“Sin cultura, y sin la premisa de toda cultura, el lenguaje, el hombre no sería más que otra especie de mandril.” Así presentaba Aldous Huxley la

relación entre las artes en general y el hombre. Ese mismo nexo relacional que nos resume con la condición de humanos. Asimismo, esta revista se dedica en tiempo y esfuerzo a llegar a este tipo de artes que parecen susurros de las estridentes industrias de occidente. Una subcultura que nace en las orillas de un Guadalquivir artificial y recorre cada una de las arterias de la ciudad. Se pretende mostrar la aptitud para “crear” sin enmarcarnos en reiterativos ademanes y estribillos, sacando los pies del plato y sumergiendo la cabeza en la sopa trianera. Es la única forma de mostrar la realidad que soportan las vigas de una metrópoli arcaica que innova sobre lo vivido, manchando de café las novelas decimonónicas.

Pasando del rap a los nazarenos, de la narrativa al collage, del teatro a la banda procesional y de la cibercultura a la sociología del tatuaje. El repaso transversal a las pequeñas cosas que dan resultados magnos, deja ver las diferentes categorías de “ser” que existen. Es decir, las diferentes formas de ser persona, mediante sonidos, palabras,colores, gestos e incluso silencios. Solo queda que te adentres entre las sinuosas callejuelas forjadas con palabras que describen, desde unobjetivo angular, el detalle de la esencia que nos convierte en el árbol más alto de la selva, observando cada una de las motas de sociedad que conforman la cultura alternativa sevillana.


Hoy Cultura

El cierre de Alta Films La histórica empresa de distribución y producción de cine de autor cesará su actividad próximamente por falta de consumo y falta de apoyo de las grandes cadenas nacionales. La decisión por parte de su propietario, Enrique González Macho (Santander, 1947), ha sido supeditada hasta llegar al límite de sus recursos. “Hasta aquí hemos llegado, hemos resistido mientras se ha podido… pero la gente ha dejado de ir al cine, el DVD está arruinado y las televisiones, sobre todo la pública, ya no apoyan al cine español ni al cine de autor en general; así que intentaremos seguir, montando algo más pequeño, pero la verdad es que… hay poco que hacer”, explica. Y remacha: “La verdad es que yo me quiero ir”. Tras 30 años de trabajo y servicios en la industria cinematográfica española, la empresa se encuentra en la situación más crítica de su trayectoria tras el cierre de las casi 200 salas que regentó en ocho ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Majadahonda, Palma de Mallorca, Zaragoza, Cuenca, Guadalajara y Santa Cruz de Tenerife).

Estas salas estaban trabajando una plantilla cercana de 500 personas, de las que quedan 39. Y es lo que más obsesiona al empresario y también director de la Academia de Cine de España: “solo me obsesiona una cosa […] y es que si esto se acaba lo haga de la manera más digna posible y con todo el mundo recibiendo su indemnización”. Aunque por ahora, aclara González Macho, le gustaría mantener las primeras salas que pertenecieron a Alta Films, como Princesa, Renoir de España y Renoir Retiro, todas ellas en Madrid. La pérdida de este tipo de distribución significa la consecuente casi desaparición de películas de autores reconocidos como Woody Allen, Michael Haneke, Atom Egoyan. Krzysztof Kieslowski, Nanni Moretti o Stephen Frears. Esto ha venido como resultado, según la opinión del propietario, de la “actual falta de sensibilidad política con la cultura, incluido el aumento del IVA”. Lo cual se agrava por la fala de apoyo por parte de RTVE.

El NO al recorte cultural Los recortes en cultura que el Ayuntamiento de Sevilla ha llevado a cabo en los presupuestos de este año siguen creando polémica. El pasado viernes 30 de marzo, representantes de teatros, salas y festivales privados asistieron al Pleno del Ayuntamiento. Esto fue así puesto que el PSOE volvió a poner sobre la mesa los recortes y la inmovilidad del asunto. A esta cita han acudido representantes culturales para conseguir una reunión con el Alcalde, Juan Ignacio Zoido. Por su parte, María del Mar Sánchez Estrella se ha comprometido a mediar entre ellos y el alcalde para que se produzca dicha medicación. Según declaraciones del presidente de la Asociación Escenarios de Sevilla, José María Roca, que asistió al pleno, “hay un cierto

compromiso de Sánchez Estrellas a intermediar. Como conclusión, Roca explicó que sus voces se han escuchado y que, de algún modo, esto puede servir para que el año que viene se les tenga más en cunta. Según Escenarios de Sevilla, el Ayuntamento ha disminuido su participación hasta un 50% en la aportación y apoyo a los festivales y en más de un 75% en el caso de las salas y teatros. La plataforma No a los recortes a Teatros y Festivales privados en Sevilla (proyecto de Escenarios de Sevilla) ha declarado que, tras el pleno, la situación no ha cambiado. Añaden que “el alcalde buscará un hueco en su agenda para recibir a los representantes de Escenarios de Sevilla” en el cual pretenden contarle lo que representa para ellos el recorte cultural.


Más allá del entretenimiento

El pueblo que no ayuda ni fomenta su teatro, si no está muerto, está moribundo” Federico García Lorca. Desde que comenzó la legislatura del Partido Popular con sus famosas políticas de austeridad comenzó también la etapa de recortes en la cultura junto a otros ámbitos. En 2011, el consumo cultural solo había descendido un 2%, algo comprensible debido a la situación socioeconómica que sufre el país. Sin embargo, se consideraba un dato estable. A principios de 2012, el actual ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert anunciaba que los cambios que se darían en toda la política nacional estarían impuestos en las aportaciones públicas al patrocinio cultural.

El pasado 30 de marzo, la empresa Escenarios Sevilla, dedicada al alquiler de espacios y medios para producir teatro denominada Escenarios Sevilla, se movilizaba para realzar la lucha contra las nuevas medidas del Gobierno sobre la cultura. Desde el principio de la legislatura del PP, el sector cultural se ha visto afectado por la pérdida de un 70% de sus recursos mediante la reducción presupuestaria. Ese porcentaje ha machacado a la mayoría de teatros, salas de cine y de conciertos que se han visto obligados a cerrar por falta de recursos, ya que en España se ha acomodado la política de apoyo a la cultura, lo que ha creado una dependencia de subvenciones, que además de tardías, son insuficientes. Y en suma, la subida del IVA de los artículos reducidos (en ellos entran los espectáculos) de un 8-10% a un 21% general.


A nál i s i s Las consecuencias hasta ahora han sido el incremento en el precio del producto cultural que produzca una relación inversa con el consumo de los usuarios. Y por ende, convertir la cultura en un lujo, tal y como admitió el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola. La relación de consumo con los productores de cultura se convierte en un círculo vicioso, ya que después de que el consumo disminuya, la consecuencia indirecta ha sido el cierre de espacios de distribución de cultura. Sin embargo, ese es el daño a corto plazo, pero el perjuicio a largo plazo supondrá un mal mayor. Ese perjuicio es la desvalorización de la cultura como un bien civil. Todas las manifestaciones de representantes del ámbito defendían lo mismo: la cultura no es un lujo. Ni un ornamento para aquellos que se sientan aburridos, tal y como ilustraba el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro con la afirmación “el Gobierno ha reclasificado el IVA de ciertos productos de entretenimiento como las entradas de los espectáculos, cine, teatro y otros”. El Gobierno ha traspasado la línea de lo socialmente correcto. No es ya un incremento asegurado en el funcionamiento económico del sector, sino la ruptura en el consenso y valoración personal de la palabra cultura. Este tipo de medidas bloquea el acceso a una substancia vital para una población que vive en democracia, el acceso a la cultura, tal y como argumentó el portavoz del grupo parlamentario socialista en la Comisión de

Cultura del Congreso, José Andrés Torres Mora, “esto no es una poda para que crezcan sectores con más fuerza, esto es algo que va a deprimir completamente la economía y la cultura". De esta manera, se educa a las próximas generaciones en un contexto limitado en las ofertas de cultura, lo que constituirá una sociedad vacía y sin crítica propia que embeberá de las fuentes más cercanas, que en la mayoría de los casos, serán de pésima calidad inevitablemente. Además, con los recortes también impuestos en Educación y sus próximas reformas, los pequeños crecerán en un ambiente alineado donde no haya espacio a la reflexión. Asimismo, el Gobierno hablaba de soluciones como la nueva Ley de Mecenazgo, reclamada por los principales agentes. Una Ley que desde enero de 2012 está paralizada y es la única esperanza de todas las instituciones que sobreviven con subvenciones. Pero sería una solución a corto-medio plazo, ya que sería otro tipo de dependencia y además con las líneas socioideológicas del sector privado. Al fin y al cabo, un límite más al acceso. Aun así, el Gobierno no ve otra solución y deja lo importante, para lo último, como argumenta el divulgador científico, Eduard Punset: activar los recortes para no molestar demasiado, como la subida del IVA o la paga extra de Navidad […] pero dejando para los que vengan después las grandes reformas como la del Estado. .


La chica pop que regresó de América

Un miércoles frente a la puerta del Teatro Cajasol (sala Joaquín Turina) con la sonrisa forzada tras la amenaza de nieve en la capital hispalense. La cita era inusual, no se trataba de un concierto, sino de la presentación de una película acompañada por las canciones de su último disco, la Pareja Tóxica. Un cortometraje estereotipado hasta la saciedad en una clave irónicamente catastrofista, a lo virginalmente suicida aCoppolado.Tras terminar, Zahara apareció envuelta entre barras y estrellas, vestida con el uniforme de animadora oficial de la mujerAmérica, por la puerta de atrás.Así empezó el concierto. Con el “Universo” inquietante, trasladado a un acústico crudo que rasgaba entre las vísceras para invitarte a sumergirte en un viaje con el “General Sherman” a la Luna. Como la noche se había enmarcado en observar las diferencias del antes y el después puedo decir algo trascendental que no pasa todos los días: Zahara me sorprendió. Ha pasado de ser una joven tímida y casi incapaz de mirar al público, a ser una chica pegada a una guitarra que se atreve a mezclar humor y canciones que aniquilan las ganas de estar bien. Describía un “Lugar donde va a morir el amor”, en un “Invierno” atormentado para

aquellos que tienen lejos a personas que te remueven el cerebro. En esa fragilidad, también había experimentos con la voz que provocaban a los poros de tu piel a despertar. En el vaivén de la risa tonta y la letra afilada surgió una interacción con el público que despertó todos los sentidos de los espectadores. En el estribillo de “Mariposas” pidió la voz ajena para acompañarla en un final en el que se mezclaron graves, carcajadas, agudos e inesperados gritos que absorbieron la cobardía de personas, que sentadas, disimulaban sus ganas de cantar por lo que representa estar sentado en un concierto. Así apareció la versión acústica (y muy sensual, también hay que decirlo) del tan conocido “You’re the one that I want” de Grease. Después de eso tan solo quedaba una parte final, el cuerpo pedía la parte de Zahara que faltaba, la que dolía, la que a la mayoría nos llevó allí. Un “Funeral” de “Camino a LA”, con cierto “Olor a Mandarinas” a capela, de manera íntima. Pero todos pedían lo que hacía años no ocurría, un “Con las ganas” que resquebrajara todo lo que habíamos construido para un “estar bien” para todos. Ella explicó que lo hacía por todos aquellos que habían acabado su noche allí por el deseo de satisfacer a su otra mitad. Y ocurrió, cantó ese conjunto de palabras arrastradas que enrojecían cada uno de los aparatos locomotores. Así terminó, un concierto, que puede ser muchas cosas, pero sobre todo repasó todo en lo que Zahara se había convertido en estos años, en una gran profesional, que también, aunque pueda parecer mentira, tiene un corazón que late debajo de esa Z cosida en un uniforme ensangrentado.


Espacio para ver, decir, hacer y oir Texto: Alba Marín

En Triana puedes encontrar muchas cosas, todo depende de lo que andes buscando. Puedes tomarte una cerveza rodeado de lunares y capotes, comprar un suvenir de semana santa en una tienda especializada, pasear por callejones rancios en los que los gatos te siguen con la mirada a la espera de que le lances algo con lo que saciar su hambre, rodearte de erasmus y extranjeros asombrados por una actuación de flamenco o disfrutar de un espectáculo alternativo. El concepto alternativo puede ser un recurso que te ayude cuando no sabes bien cómo definir un lugar, puede significar mucho sin describir nada. Sin embargo, es idóneo para definir la sala El Cachorro. Es alternativo porque es un lugar al que puedes acudir si huyes a la cultura añeja trianera, porque es una alternativa a la cultura convencional por el simple hecho de no tener un estilo cerrado, porque aunque sabes lo que no vas a encontrar, nunca sabes lo que te espera. María Hidalgo sí lo sabe. Lleva 15 años como principal responsable de todo lo que ocurra en la sala, aunque ya funcionaba antes de su llegada. “Estaba abierta como local de ensayo y de representaciones eventuales desde el año 83”, explica María. Abrió sus puertas de mano del grupo de teatro Laboratorio de Sevilla y desde 1993 hasta hace 2 años ha albergado a la Escuela de Teatro Viento Sur; en 1998 Carlos Ruíz y María Hidalgo asumen la dirección de la Sala. Con su llegada comenzó la continuidad y estructura en la programación, así como la apertura a todo tipo de espectáculos artísticos. En cuanto a las expectativas, declara que han sido superadas con creces: “hemos llegado a mucho más de lo que nos planteamos en principio, cuando empezamos no había espacios para representaciones,

había bares como El Perro Andaluz o Bulevar, con pequeños escenarios, pero no en suficientes condiciones”. La estructura de la Sala en principio estaba basada en la demanda que había por parte de muchos grupos que no tenían dónde representar sus trabajos ni un local de reunión. En estos momentos, ya estaba La imperdible pero la Sala 0, por ejemplo, aún no estaba. No había apenas espacios para las nuevas compañías que tenían la necesidad de darse a conocer y ellos se establecieron como plataforma de difusión. Habitación de invitados “Una de las primeras actividades que organizamos fue con el colectivo de La Palabra Itinerante, que organizaban poesía viva y posteriormente eran puestas en escena”. Este espacio dejó atrás su hermetismo teatral para acoger cualquier tipo de manifestación artístico-cultural: presentaciones de libros, de poesía, de revistas, proyecciones, exposiciones de pintura y fotografía, cantautores, teatros y espectáculos de todo tipo han pasado y siguen desarrollándose en este lugar. Con esta (faceta) se pretende dar difusión y oportunidades a muchos artistas que no tienen un lugar donde exponer sus creaciones o en el que darse a conocer, frecuentemente por motivos económicos. Con respecto a la selección, máxima tolerancia en cuanto al lenguaje, formato y temática. El espacio se pone en manos de todos aquellos que lo soliciten, pasando por un proceso de selección rutinario que atiende básicamente a la unanimidad de la obra.


Actualmente podemos visitar la exposición A Solas con Pablo, de Concha Jiménez Muñoz. En ella podemos ver un conjunto de obras en lenguajes y formatos diferentes pero conectadas por el contexto y por la idea de la infancia. Está constituida por pinturas, fotografías, una instalación y Pepo, el pintor de interiores¸ su última publicación.

Plantearon entonces los ciclos de teatro efímero como juego libre. Su producción comienza con un sorteo inicial en el que se escoge a cuatro actores y un director para que, con un mes y 20 euros de presupuestos, representen una obra en un espacio concreto (una de las salas) sin más limitaciones. Solo se representa una vez, lo que aumenta la libertad de la creación puesto que no tienen que pensar en volver a representarla ni adaptarla a otro lugar. “De esto han saTodas ellas tratan el mundo de la infancia desde la perspectiva de la lido obras y grupos muy interesantes (…) la gente con esta iniciativa dificultad del adulto para adentrarse en él. Por ello, la instalación puede desarrollar sus ideas sin tener en cuenta el mercado, la puestá compuesta por una cama y un niño, que re- “Nadie escribe blicidad, la contratación o el estilo; damos libertad total y presentan la infancia, y un buzo suspendido sobre la posibilidad de representar ante un público”, según nos ha en los libros de ellos, que representa al intento del adulto por suexplicado María Hidalgo. Esta actividad ha dado fruto y almergirse en ese mundo olvidado y la incapacidad opiniones más gunas de las obras que han partido de aquí se han represende conseguirlo. Pepo, el pintor de interiores acaba tado posteriormente incluso fuera de Sevilla; dejando que niños constancia que han salido de los ciclos de teatro efímero. de publicarse y está teniendo muy buena acogida, según nos explica su autora. Este libro ilustrado se y borrachos”. A diferencia de otros eventos que se desarrollan en La Sala creó dirigido a un público adulto, en principio, ya que fue acoplándose tras sus representaciones a un público infantil y que no necesitan un riguroso proceso de selección, para participar en Los Cachorros en la Noche es necesario tener cierta trayectoria. que no se tuvo en cuenta como receptor durante su producción. No es un taller y hay muy poco tiempo de preparación, por lo que “Los niños ven la obra de manera diferente ya que le dan otra inter- se busca a gente con asentamiento y experiencia en este trabajo. Un pretación totalmente diferente a los adultos” explica Concha. El aspecto que resulta llamativo es la diferencia de estilos y corrientes ciclos. Cada grupo tienen juego de luces y sobras que tiene lugar como parte principal du- teatrales que podemos encontrar en estos sus referentes dependiendo de los directores y los actores que comrante su representación y la simpleza textual son partes fundamenpongan cada grupo, potales que propician que los niños se sientan identificados con los demos ver obras que se personajes y puedan entender el sentido esencial de la historia antes han desarrollado ciñénque los adultos. Según Concha: “son capaces de meterse en ella y dose a un texto o que han encontrar diferentes interpretaciones, el hecho de ser básico estépartido de la improvisaticamente permite una mayor conexión visual en este público. Los ción conjunta (teatro coadultos se quedan en el plano superficial y los niños directamente munitario). la viven”. Conformar la propia identidad

La Sala El Cachorro tiene también otra cara, las producciones propias. Trabajan fundamentalmente a bajo coste y se encuadran en la cultura del reciclaje. Con esta idea surgió Cachorros en la noche, producciones de teatro efímero. Estas producciones parten de una iniciativa anterior de la asociación Criaturas de laboratorio. Llevaron a cabo una serie de teatro invisible en diversos locales en los que la gente que allí había era el público, sin ser conscientes de ello. “Nadie más que nosotros sabía que estábamos actuando”, nos cuenta María entre risas al recordad aquella experiencia.

La cultura y el público sevillanos

En el marco social en el que nos encontramos, la cultura es una de las áreas más afectadas negativamente por la crisis. Por estas cuestiones María Hidalgo siempre ha pensado: “es importante con-


Repor ta je seguir cierta independencia y poder seguir sin subvenciones, es algo apropiado para una iniciativa concreta, pero no para el mantenimiento de una actividad”. En el caso de La Sala el bar es una actividad paralela y fuente de financiación principal. Las compañías que actúan van a taquilla y, de los beneficios, el 80 % es para ellos y el resto se invierte en el mantenimiento del local, ya que normalmente “no da para más”, de ahí la necesidad del bar. Para conseguir atraer uno de los mayores atractivos que ofrecen al público es la diversidad, algo que no siempre se ha podido conseguir, además de la tolerancia a todos los estilos. Actualmente, tiene como objetivo hacerse conocer más en su propio barrio, aunque como nos comenta María, encontramos aún muchos prejuicios en cuanto al teatro y la cultura que amenaza con salirse de lo que entienden como convencional. De este modo, se puede llegar a igualar un estilo desenfadado con la falta de profesionalidad. Por muchos factores, las expectativas que se tienen cuando alguien dedica su tiempo a este tipo de actividades van más allá de los beneficios económicos y lucrarse lo más posible. “Estas cosas se hacen por vocación”, coinciden a decirnos nuestras dos protagonistas, “es el problema del arte minoritario en la sociedad, que no está reconocido”.

Este problema del arte minoritario afecta, según Concha Jiménez, al gusto del público de manera inconsciente para la sociedad. Esto es así, ya que el sentido crítico del público se ha visto mermado tras la explosión en el arte de las últimas décadas. “cada vez más somos consumidores de arte como cualquier producto mercantil, consumidores voraces de arte”, explica. Las modas artísticas son movidas por los nuevos mercaderes del arte que “nada tienen que ver con el verdadero sentido que una determinada obra puede hacer llegar. En el plano real, más allá de lo que el creador quiera transmitir, es algo tan personal que las emociones de ponerte ante una obra están fuera de las normas del mercado”. Sin embargo, como ella dice, nadie escribe en los libros de opiniones más que niños y borrachos. La gente no se siente capacitada para dar su opinión. Puede que gran parte movido por esas corrientes invisibles que deciden el rumbo de todas las artes, pero ahí está.La cultura se fortalece aun en época de crisis; las librerías se dinamizan, los artistas exprimen su creatividad, los diferentes sectores se interrelacionan en busca de apoyos y, todo ello desemboca en que siga existiendo demanda de lugares como la Sala El Cachorro.


Miguel Munoz

Sala Obbio

PERFIL 4 de la mañana, miras al techo y puedes leer: "No sé por qué me salvó la vida. Quizá en esos últimos él amó la vida con más intensidad que nunca, no sólo su vida, la de cualquiera, mi vida.Y lo único que quería eran las mismas respuestas que el resto de nosotros: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto tiempo me queda?” Luces de colores y música que viste pantalones de campana. Te preguntas lo mismo que acabas de leer, pero luego caes en la cuenta. Es Blade Runner, un peliculón, a nadie más que a él se le ocurriría plasmar su sala con esa frase. De cabeza fría y lengua caliente, aplaude cualquier sinvergonzonería que se le ocurra a cualquiera con tal de aplastar toros o música de trompetas. Del Barça desde que decidió llevar la contraria y excesiva-

mente imprudente con las chispas que vomitan palabras políticamente incorrectas contra quien pase la línea de su entendimiento. Múñoz, nombre simple. Pero si le sumas que lleva 13 años siendo el cerebro de la sala OBBIO ya se te cambia el semblante. Pero sin embargo, nada en su exterior te muestra el poder que man-

tiene en sus manos. Fiel y leal a la cultura underground de Sevilla, ha

convertido su sala en la casa de todos aquellos que deciden contradecir

su destino. “No hace falta que lo pregone, eso se habla en la calle”, admitía hace poco.Y es verdad, no hace falta ir a OBBIO para ente-

rarte de cómo la cultura conjuga en un mismo lugar a despistados y sabiondos, mayores y jóvenes, agnósticos y parroquianos.

eNTREVISTA ¿Con qué objetivo se creó esta sala? La idea era salirnos un poco de la línea habitual de Sevilla. Sevilla era muy clásica, con la música comercial de siempre, nosotros queríamos ser un poco más especiales. Los 8 primeros años nos dedicamos a la música electrónica pasando por todos los estilos y desde hace 4 años, nos dedicamos a la música indie.

¿Qué acogida tuvo exactamente? Al principio hubo crítica de personas que venían a escuchar aquí electrónica y cuando cambiamos al indie... no tuvo buena aceptación.Algunos dj's llegaron a decir que esto no iba a funcionar, que nos íbamos a volver muy comerciales... sin embargo, a esos dj's los veo ahora pinchando esta misma música, para que veas cómo cambia la cosa. La gente que visita el local, ¿pertenece a algún grupo socio cultural? Aquí viene todo tipo de gente, de cualquier edad o cualquier tipo de persona o estilo.Yo muchas veces me sorprendo incluso. Aquí no hay un público exclusivo, las personas que vienen solo vienen para escuchar música y pasarlo bien. Desde los 20 hasta los 40 años. Heterosexuales, homosexuales, pijos, hippies...Y todavía no he visto malos rollos.

¿Crees que se terminará encasillando en una edad o un tipo predeterminado de personas? La media de edad es tan abierta que no creo que llegue a ocurrir eso.Ya ocurre que se mezclen ese tipo de edades o estilos, aquí no se viene a ligar.Aunque en principio parezca que convenga más la gente joven, que será la que de vida a los bares durante los 4 ó 5 años próximos. ¿Qué línea no habría que sobrepasar para no ser comercial? Hay veces que pasamos la línea, de hecho, a veces se quiere ser tan divertido que la mayoría de las veces estamos al borde de sobrepasar la línea. El límite es el petardeo. Por ejemplo, había una fiesta temática muy petarda y se terminó con sevillanas y eso aquí no.Aquí cada dj tiene su libertad, pero hay que tener cuidado. ¿Cómo es la pre producción o una programación? El objetivo es que haya de todo, una temática muy abierta. Un día puede venir los Nasty Mondays, que son muy rockeros y otro día, por ejemplo, otro dj diferente que sea de otro tema y que compense el fin de semana. Mis prioridades es contar con gente de fuera para darle caché al club y que la programación pase por todos los planos.


e N T R E V I S TA S E N F R E N TA D A S ¿Cómo sería la vida cotidiana de una persona que se dedica a este tipo de plataforma? ¿Cuántas horas le echas a esto? Yo durante toda la semana vivo para el fin de semana. Hay muchas cosas que preparar: fechas, hoteles, transportes, moviendo la difusión por redes sociales. Aunque solo abra viernes y sábados, paso la semana entregado aquí.Yo vivo para esto. Yo le tengo mucho cariño a esto y vivo más en el futuro que en el presente. ¿Qué expectativas tenías con esta sala? ¿Resultados?

La idea es ser conocido antes o después. Aunque lo que no me esperaba, por ejemplo, es no caber aquí en la época en la que estamos. Yo he estado en las dos partes, arriba y abajo.Y más o menos, sé qué evolución puede tener.Y ahora, estoy en bocas de todos. ¿Es un referente nacional? No sé... solo conozco comentarios de dj's que vienen a pinchar de fuera, que nos conocen por comentarios de personas que han venido aquí. Ha funcionado mucho el boca a boca. Pero yo ahora cojo el teléfono y cualquiera, por ahora, viene. Eso es una gran satisfacción.

A pesar de que seamos muy pequeñitos, me lo dicen algunos dj's, “tío, haces cosas muy grandes para un lugar tan pequeño”.Y aunque sé que estoy limitado en aforo y sé que voy a ganar menos dinero al

rentabilizar la visita del dj, pero bueno, es una inversión publicitaria, por ahora. ¿Qué le parece el panorama cultural de Sevilla? ¿Qué aporta usted con su sala? Está naciendo un poco la competición entre la cultura más alternativa. Nosotros hemos hecho teatro, festivales de cuentos, acústicos, se han rodado cortometrajes, cine de autor hasta que vino la SGAE y nos lo prohibió. Lo que ocurrió es que querían cobrar un impuesto revolucionario por la cara. Sé que no podía poner películas sin derechos, pero me dijo que le diera 20 euros sin explicármelo y esos 20 euros... no llegan ni al autor de la película, ni te dan nada de protección. Así que decidí dejarlo de hacer antes que tener problemas gratuitos. Bueno, siempre estamos abiertos a cualquier posibilidad. ¿Tenéis subvención o ayuda? No, solo para asociaciones. A mí me gusta ir solo por la vida, lo que hemos conseguido ha sido a base de trabajo. Suerte, muy importante y la libertad. Difícil, pero tangible. Además, todo es ayuda lo que recibimos de la gente que nos visita.Y sabemos que en este trabajo sin contactos, no somos nadie.

ventura 22 años. Alameda de hércules. Sevilla. Noviembre. Manuel Ventura. “Si hay algo de lo que estoy seguro es que quiero ser músico”. Hay muchos estilos de música, pero ya nos dijo Miguel Muñoz que por las arterias de Sevilla no corría la electrónica. Sin embargo, pudimos ponernos en contacto con una de las pocas personas que todavía apuesta por ella. En cuanto a tus comienzos como Dj, ¿Cuál ha sido tu trayectoria y qué pasos has dado hasta llegar hasta este momento?

Comencé en mayo del 2008 en Fun Club cuando mi hermano me comentó que estaban buscando gente nueva. De ahí hasta el día de hoy he pasado por

varias salas de Sevilla como Utopía o Café Canalla, de esta última como residente durante 3 años. Supongo que el nombre que me fui labrando y la buena acogida de la gente, han hecho que me haya podido ser, junto a Nacho MaxMakay en Dj residente de Obbio.

¿Cuáles son tus referentes?

Musicalmente estoy muy influenciado por el post punk de los ochenta, y los primeros grupos de electrónica.También bebo del Shoegaze y sus voces casi imperceptibles por capas y capas de sonidos. Mis grupos van desde New Order, CabaretVoltaire, Depeche Mode, My BloodyValentine o Silverchair, hasta la electrónica de Aphex Twin, Prefuse 73 o Boards of Canada. Mi objetivo es trabajar con música de todo tipo para enriquecer mi oferta y así poder ampliar el público objetivo y el panorama musical.


Por qué este tipo de música y no otro?

poco. Pero supongo que por influencias y público al que va dirigida mi

abanico de instrumentos digitales gratuitamente que emulan casi a la

pertenezco a varios movimientos, y a ninguno a la vez.

q puedo hacer a corto plazo, ya que no estoy precisamente por tomar

¿Cuáles son tus expectativas de futuro? ¿Están dentro o fuera de Sevilla?

Es el que más libertad te da a la hora de crear, y puedes recurrir a un perfección hoy día a los originales. La electrónica es lo único que creo

música, estoy dentro de la música alternativa. Sin embargo, creo que

clases de guitarra, por ejemplo.

Me gustaría moverme de Sevilla, ya que el mercado para una música

¿Cómo has evolucionado, en

tado aquí, aunque quien sabe, quizás

como la que hago, está bastante limi-

qué punto estás actualmente y

mañana surja un nuevo movimiento

qué proyectos tienes?

y este en el lugar indicado.

Llevo más tiempo produciendo

que pinchando. La verdad es

que fue casualidad que eligiese

¿Cuál es la mejor manera de dar di-

electrónica, puesto que fue por-

dustria cultural musical?

fusión a tu trabajo y cómo está la in-

los sintetizadores y la música que al no poder grabar con cla-

Sin duda, internet es la mejor ma-

que tocaba), elegí otros sonidos

mas porque no me conoce mucha

facilidad.

sé que lo que hago no está destinado

ridad la flauta (el instrumento

nera, aunque sigo teniendo proble-

que se pudieran crear con más

gente pese a las redes sociales, pero

a grandes masas.

Mi primer proyecto fue The Wondersushi y bajo ese seudó-

Con respecto a la industria, está fatal.

nimo firmé mis canciones desde

Sólo se gana algo con los conciertos,

supuesto, de manera indepen-

masiado ya que no es mi principal

2004 hasta 2008.Todo esto, por

pero no es algo que me preocupe de-

diente y sin ninguna discográ-

fuente de ingresos.

fica, nunca pensé seriamente en

Para finalizar, ¿cómo conseguiste el

llevar mi música al gran público.

Posteriormente, me propuse

sello?

volver a producir y bajo el nombre de Ventura. Me centré en la música

Taliban music es un sello que lleva poco tiempo y mueve a varios gru-

que hacía, pero era lo que me gustaba y seguí por ese camino. Además,

que traen a varios grupos a sus ciudades por un módico precio. Grupos

de baile más dura, nada que se pudiese poner realmente en las sesiones

con unos amigos montamos un proyecto que recuerda a grupos grunge y meta mezclado con la electrónica más dura. Fue cogiendo color y ti-

tulamos al proyecto Cut Milk.

pos locales, la gente tiene muy buena acogida a iniciativas como esta

que distan mucho de lo que suele consumir la gente, y que según mi

opinión suenan bastante bien.

Jaime Marcos, un dj asiduo de Obbio, se fijó en lo que andaba haciendo

¿Cómo está el panorama musical sevillano dentro de tu ámbito y dónde

y con sus consejos fui sacando este proyecto. Fiché por su pequeño

Cuando trabajo solo, hago un estilo muy particular. Cojo de todo un

mi primer EP, titulado Ancient Evil Gods.

te encuadras?

sello, Taliban music , sobre Abril y hace unos meses saqué para ellos


COLUMNA

Farolillos, palios y narcisismo Aquello que Antonio Burgos definió como Sevillanía, ha conseguido traspasar fronteras y llegar mucho más lejos que otros valores culturales españoles, tiene tanta fuerza que ha llegado incluso a generalizar algunas de sus características como propias de la totalidad del país. Esto es, según Agustín Israel Barrera, “el concepto que define lo tradicional y propio de la ciudad, de esos valores antropológicos a la par que chovinistas”.

Este último, es el autor de ‘Capitán Nazareno’, un cómic en el que el protagonista “es un chico cofrade que vive en la calle Orfilia. Inconscientemente, tras un leve accidente cofrade, ha adquirido el poder de la sevillanía y cuando vea atentar contra la integridad de estos valores, se transformará, doblegará al vandalismo y frenará los agravios contra el patrimonio y la moralidad de Sevilla”, explica su creador. Al parecer, no todos son de la opinión de la fuerza del concepto, algunos llegan hasta a pensar que es necesario defenderla. El autor de este singular superhéroe ha presentado Capitán Nazareno, ya huele a feria, una exposición de toda la obra que tuvo lugar el jueves 26 en No-lugar the art company situado en la calle trajano. La exposición estuvo presidida por el capitán nazareno y la malhechora flamenca Killer Jenny de Pino montano, como la llama su autor, y pudo verse durante toda la semana santa.

Pese a lo que su autor considera, resulta llamativo que salga de la nada un defensor de un gigante. Como escribió Arturo Pérez Reverte, “Si se tratara de una ciudad donde imperase la modestia, uno creería que esta se avergüenza de cuanto la hizo hermosa e inmortal. Pero no es modestia sino egoísmo autocomplaciente, indiferencia a cuanto no sea arreglarse el Jueves santo para salir con la medalla de la cofraída, a pintarla en la Feria, a tomarse una manzanilla en Las Teresas mirando alrededor mientras se piensa que Sevilla es lo más grande del mundo…”

Lo multitudinario y lo masivo no necesita ayuda, necesita rivales que equilibren la balanza cultural y que rompan con la monotonía cultural en la que Sevilla parece estar inmersa. Aunque Agustín Israel Barrera defienda que este Capitán no es un defensor más del

ombliguismo y el chovinismo, sino que adereza los valores tradicionales con la realidad social contemporánea, resulta paradójico que sean esto propios valores y esta “sevillanía” de la que Pérez Reverte escribe, la que es alzada como lo supremo. El autor del cómic se cubre la espalda declarando que defiende todo, cualquier tipo de cultura: “Sevilla es Semana Santa y es alamedeando”. Si todo es defendido, no consigo entender qué es aquello contra lo que lucha nuestro Capitán y a qué se refiere su autor con respecto a “la intolerancia cultural, la obstinación y los radicalismos” Lo que sí queda claro son las palabrerías que intentan acallar voces críticas contra ese tradicionalismo. Un discurso que no sirve para tapar las intenciones de esta historia: “Un defensor a ultranza de su hermandad del Cristo del Metrocentro y su Virgen del Metropol, de la que es camarero y vestidor”. Algo tan cotidiano en esta sociedad, valores profundamente tradicionales, imágenes por las que la ciudad es reconocida, ideas asentadas en una mayoría sevillana y una estética pop son los rasgos principales de una obra que está siendo admirada y reconocida, asombrosamente, por su originalidad.Una muestra más de que a todos nos gusta que nos digan lo que queremos oír, que alguien explique qué somos del modo más complaciente y que no aparezca ningún detractor que atente contra la famosa (y rancia) imagen que tanto esfuerzo nos ha costado crear, por mucho que se enmascaren.


Violeta Camacho Naranjo Alba María Marín Carrillo

Intimismos  

Suplemento sobre la cultura alternativa sevillana

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you