Page 1


Tragamanzanas


Abre el libro... ...haz que ocurra


Este libro está inspirado en

Adrián M.B.

Colección Nialas

Título original: El guardián de las letras Primera edición en Mayo de 2014 Texto: Sara Nicolás y Óscar Rull Ilustraciones: Daniel Estandía © LOS CUENTOS DE TRAGAMANZANAS Manzanares el Real, Madrid Teléfono: 91/140 92 17 editorial@tragamanzanas.com www.tragamanzanas.com

Impreso en Madrid, España Déposito Legal: M-7328-2016 TIBN: 978-84-944467-7-1

El papel que usamos en nuestros libros procede de bosques gestionados para la sostenibilidad.


CUANDO UN LIBRO ESTÁ CERRADO A LOS DIBUJOS Y A LAS LETRAS LES GUSTA JUGAR.

A VECES SE ESCONDEN, OTRAS VECES SE MEZCLAN E INCLUSO ALGUNAS VECES SE CAMBIAN DE PÁGINA FORMANDO UN TREMENDO ALBOROTO.

POR ESO, EN TODOS LOS LIBROS HABITA UN GUARDIÁN DE LAS LETRAS. ELLOS SON LOS ENCARGADOS DE MANTENER LAS HISTORIAS ORDENADAS.


ADRIÁN ES EL GUARDIÁN DE “CON C U ERNOS Y A LO LOCO”

UN CUENTO SOBRE UNA CARRERA DE CARACOLES.

Y HOY YA CASI HA TERMINADO SU TRABAJO.


HA SIDO UN DÍA TRANQUILO, AUNQUE A LAS COMAS LES HA DADO POR ESCONDERSE DETRÁS DE LA “A” Y LE HA LLEVADO UN BUEN RATO ENCONTRARLAS.

PERO AHORA YA ESTÁ TODO EN SU LUGAR Y SOLO LE QUEDA LLEVAR LA PALABRA FIN A LA ÚLTIMA HOJA.


PERO UN MOMENTO...

¡FALTA UN CARACOL!

EL CORREDOR NÚMERO 3 NO ESTÁ EN LA LÍNEA DE SALIDA.


¡OH, NO! LO PEOR QUE LE PUEDE PASAR A UN GUARDIÁN ES QUE UN DIBUJO SE ESCAPE Y EL CUENTO NO ESTÉ LISTO AL ANOCHECER, QUE ES CUANDO A LA MAYORÍA DE LOS NIÑOS LES GUSTA LEER.

ADRIÁN SALE DISPARADO TRAS EL RASTRO DE BABAS


DECIDE SUBIR AL ÁRBOL MÁS ALTO DEL LIBRO. DESDE ALLÍ SE DA CUENTA QUE A SU PASO EL CARACOL HA PUESTO TODO DEL REVÉS


CON LA AYUDA DE UN GANCHO Y UNA CUERDA ADRIÁN ESTIRA CON FUERZA DE UNA PUNTA PARA PONER EL LIBRO DERECHO.


ยกESE CARACOL ES MUY RรPIDO! ยกSE NOTA QUE ES UN CARACOL DE CARRERAS!


ADRIÁN CORRE TANTO COMO PUEDE SIGUIENDO EL RASTRO DE MOCOS.


NO LE HA DADO TIEMPO A VER EL MURO Y LO ROMPE AL PASAR.


ADRIÁN CORRE TAN DEPRISA QUE...


CUANDO CAE AL OTRO LADO PISA LA COLA DE UN COCODRILO.


PERO TANTO LLO R AN Y TAN GR AN DES SON SUS LÁGRIMAS QU E LA PÁGINA SE IN UNDA.

LOS DOS COMIENZAN A LLORAR


HA LLEGADO CASI AL FINAL DEL LIBRO Y YA PUEDE VER EL CAPARAZÓN DEL CARACOL. PERO CUANDO ESTÁ A PUNTO DE ATRAPARLO...


–A ver, hijo ¿qué libro te gustaría leer hoy?

-El de la carrera de caracoles.


t

sd odo e

a se l spedidos.

chocar salen

n segundo Adr i รก ni u n e al

erte qu u s la

a

o c l c a on tan r a c le m

iS n perder

nza sobre


AUN ASÍ ADRÍAN LO HA VUELTO A CONSEGUIR.


O CASI...


EL GUARDIÁN DE LAS LETRAS

Cuando un libro está cerrado a los dibujos y a las letras les gusta

jugar. A veces se esconden, otras veces se mezclan, e incluso algunas veces se cambian de página y forman un tremendo alboroto.

Por eso, en todos los libros habita un guardián de las letras, que

son los encargados de mantener las historias ordenadas. Adrián es el guardián de “Con cuernos y a lo loco”, un cuento sobre carreras de caracoles. Y hoy ya casi ha terminado su trabajo.

Ha sido un día tranquilo, aunque a las comas les ha dado por

esconderse detrás de la A mayúscula y le ha llevado un buen rato encontrarlas. Ahora ya está todo en su lugar y solo le falta llevar la palabra FIN a la última hoja.

Pero… un momento ¡FALTA UN CARACOL! El corredor número

tres no está en la línea de salida.

¡Oh, no! Lo peor que le puede pasar a un guardián es que un di-

bujo se escape y el cuento no esté listo al anochecer, que es cuando a la mayoría de los niños les gusta leer.

Adrián sale disparado tras el rastro de babas.

Decide subir al árbol más alto del libro. Desde allí se da cuenta

que a su paso, el caracol ha puesto todo del revés.

Pero Adrián es un guardián preparado para cualquier situación,

así que con la ayuda de un gancho y una cuerda estira con fuerza de una


punta para poner de nuevo el libro derecho. Ese caracol es muy rápido, se nota que es un caracol de carreras. Así que Adrián corre tanto como puede siguiendo la pista del rastro de mocos.

Tan deprisa corre Adrián que… ¡Kataplum-pim-pam! No le ha

dado tiempo a ver el muro y lo rompe al pasar.

Al caer al otro lado pisa la cola de un cocodrilo y del golpe que

se han dado los dos empiezan a llorar.

Tanto lloran y tan grandes son sus lágrimas que el libro comienza

a inundarse. Al llegar a la mitad Adrián consigue salir por un pequeño agujero.

Ha llegado casi al final del libro y ya puede ver el caparazón del

caracol. Pero cuando está a punto de atraparlo…

–A ver, hijo, ¿qué libro quieres que leamos hoy?

–El de la carrera de de caracoles.

Son voces que se oyen desde fuera del libro y Adrián se da cuenta

que la lectura está a punto de empezar.

Sin perder ni un segundo Adrián se lanza sobre el caracol con tan

mala suerte que al chocar salen todos despedidos.

Aún así Adrián lo había vuelto a conseguir.

O casi...

FIN


Querido lector,

gracias por hacer realidad esta historia.


El guardian de las letras  

Nº REGISTRO: 1501183028427 Cuando un libro está cerrado, a los dibujos y a las letras les gusta jugar. Por eso en todos los libros habita un...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you