Page 11

Ctos. anden 6.qxd

24/04/2012

16:24

PÆgina 11

andéntres

Bichos Javier Sagarna

LO cierto es que no sé por qué me dio por pegarles fuego. A la culebra, a las hormigas, tampoco al alacrán. Me dio el punto, pero yo no soy así. Aunque quemara a los bichos. Me puse nervioso, se retorcían y me puse nervioso. Joder, estaban matándose. Y el brazo me dolía una burrada. Y para colmo el imbécil de Antón no paraba con aquello de "te has pasado, Javi", y lagrimeaba, eso es lo que hacía, lagrimeaba, "eres un bestia -decía-, pobres bichos", y no paraba de lagrimear. Hay que ser imbécil, por eso se le llena la piscina de bichos, por imbécil y por llorón. Estábamos en su casa. Sí, en casa de ese imbécil, en su jardín, me dejaba probar la bicicleta nueva que le han regalado. No está mal, pero a mí me dolía horrores lo que mi padre me había hecho en el brazo. Casi no podía llevarla. Y andaban por allí las gemelas, arrastrándose por el suelo de grava. Por todas partes, las dos igual de enanas e igual de negras. Eso, negras, eso es lo que parecen. Arrastrándose por todas partes. Había que andarse con ojo para no pasarles por encima. Nos llamó su padre. -Mirad, chicos, hay una culebra en la piscina -eso dijo. Fuimos. Era una culebra de más de un palmo y nadaba retorciéndose. El agua estaba muy azul y el bicho se retorcía dentro. Lo primero que pensé fue si sería venenosa. El padre de Antón quería pescarla con la red de sacar las hojas del agua. Es un tipo ágil el padre de Antón, muy delgado, uno de esos tipos que no paran en todo el fin de semana, de los que siegan el césped y hacen paellas en una hoguera. Me cae bien, siempre me ha caído bien, pero me puso nervioso que cogiera aquella cosa. Echó la mano dentro de la red y cogió la culebra por la cabeza. El bicho se retorcía y luego le enroscó la cola hasta la muñeca.

11

Cuentos para el andén nº6  

Acabamos de cumplir seis meses en Cuentos para el andén, esperamos cumplir muchos más en tus manos, seguir ofreciéndote breves refugios y ah...

Cuentos para el andén nº6  

Acabamos de cumplir seis meses en Cuentos para el andén, esperamos cumplir muchos más en tus manos, seguir ofreciéndote breves refugios y ah...

Advertisement