Page 1

Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 1


Ctos. anden 5.qxd

nº5

28/03/2012

10:34

PÆgina 2

abril 2012

elmuro [3] andénuno [5]

La mirada, Juan Madrid andéndos [9]

Las flores, Alberto Chimal andéntres [13]

Dos microrrelatos de Juan Gracia Armendáriz dindondin [16] decamino [17] breveMente [18]

Relatos en Cadena entrecocheyandén [20]

Andén Magno, Julio Leiva metroligero [22] pormotivosajenos [23]

próxima estación...

Millán Salcedo

andénuno Hipólito G. Navarro

nochedeloslibros Lecturas vinculadas. Pza. Santa Bárbara

brevemente Relatos en Cadena

metroligero Naso González

Edita: grupo andén comunicación C/ Feijoo, 6 - 4ºA - 28010 Madrid edicion@cuentosparaelanden.com www.grupoanden.com

Con la colaboración de:

Más cuentos en:

Diseño: www.jastenfrojen.com Publicidad: publi@cuentosparaelanden.com Impresión: Eurocolor Consejo editorial: Alejandro Moreno, Víctor García Antón, Juan Carlos Márquez y Leticia Esteban Ilustración: Coordinación: tiagertrudis.wordpress.com | Ilustración de portada e interior: © Valentina Marchionni e-mail: flaccidia@gmail.com | http://www.behance.net/Flaccy_fat_sex_bomb D.L.: M-42629-2011


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 3

elmuro

Ganador: Pateando el cielo, Kiko Muñoz , Aranjuez (Madrid)



 

Finalistas: Entre el suelo y el cielo, Alfonso Gamo (Madrid) Sin título, Arturo de Lucas (Madrid) Torre hacia el cielo, Víctor Fuenlabrada, Ontígola (Toledo)

Concurso de fotografía

Participa en nuestro concurso enviando tus fotos a lector@cuentosparaelanden.com. Consulta las bases y mira las fotos en Facebook, [Cuentos para el andén] en la pestaña “Notas”, también las tienes en www.grupoanden.com

Te escuchamos: Cuentos para el andén @cuentosanden

Abrimos una nueva vía para poder ver tu relato en Cuentos para el andén: a partir de este número, podrás leer en la sección breveMente los relatos seleccionados de cada mes en el concurso "Relatos en cadena", organizado por Cadena SER y Escuela de Escritores. No te quitamos más tiempo, esperamos que lo disfrutes.

lector@cuentosparaelanden.com www.grupoanden.com

tw grupo andén comunicación

3


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 4


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 5

andénuno

La mirada Juan Madrid

MIRE usted, yo no soy mala persona. Yo me dedico a mis cosas, la tienda, y ya ve usted, no es muy grande y mis hijos, que antes estaban aquí conmigo, pero la juventud, ya lo sabe usted. La juventud tira para otras cosas, pasan de la tienda, como ellos dicen. ¿Usted tiene hijos? Dios se los conserve. Mientras sea pequeño no le dará más que alegrías, pero en cuanto se hacen mayores la cosa cambia, se lo digo porque lo sé, sí señor. Mire, mi Arturo, con veinte años, aún no ha hecho nada. Empezó Comercio y luego dijo de hacer Filosofía, no sé si la empezó y ahora va diciendo que lo suyo es el teatro. ¡El teatro, fíjese usted! Pero para qué cansarle. Usted va a lo suyo, a su trabajo y yo al mío. No, no señor, no voy a cerrar la tienda. ¿Para qué? No es que no pueda, es que no quiero. Aquí no ha pasado nada. ¿Cómo dice usted, señor inspector? Bueno, Arturo y Carmina, sí señor. Carmina está con su madre, sí señor, y viene menos por aquí. Antes, como ya le he dicho, venían más. Claro, también estaba su madre. Trabajábamos Carmina y yo y los niños ayudaban. Esas cosas, liar paquetes, llevar recados, nada. Para mí que la juventud tiene que saber lo que es la vida. ¿Cómo dice? No señor, yo solo. Llevo ya muchos años yo solo en la tienda. Da para vivir, pero nada más. Si le pregunta a mi mujer le dirá mentiras. Le dirá que soy rico. Pero es mentira, no señor. Y ella lo sabe porque ha estado aquí conmigo toda la vida. O sea desde que nos casamos, hace… hace más de veinte años. ¡Si no lo sabrá ella, señor inspector! Yo no soy violento. Yo soy normal, ya se lo he dicho. Soy un español decente, normal, que se mata a trabajar y paga sus impuestos. Y si no puedo defenderme, pues usted me dirá. ¿Cómo dice? Oiga, yo no quiero hablar de política. Yo la única política que entiendo es la del trabajo. ¿Sabe usted a

5


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 6

andénuno

qué hora salgo yo de la tienda? No lo sabe, claro, no lo sabe. Pues salgo a las diez de la noche. Bueno, mejor dicho, echo el cierre a las diez y me quedo con la luz encendida haciendo el balance, porque yo hago el balance diario. En cualquier momento, sé lo que falta, lo que tengo que comprar… Si la política de este país se llevara como mi tienda… Pero, bueno, no quiero hablar de política. Sí señor, se lo cuento, los maté porque les miré a los ojos. Esa cara descarada, chulesca, del que no trabaja, el pelo largo y sucio… y la chica, para qué hablar de la chica. Una… una cualquiera. Se cruzó de brazos y me llamó viejo de mierda. Eso es, apunte, viejo de mierda. No, no me estoy haciendo un lío, lo que pasa es que no hablo mucho con la gente y menos con la policía… disculpe, le cuento, sí señor. Entraron como a las nueve y media. Yo, nada más verlos, sospeché. Algunas veces vienen jóvenes a comprar saladitos, galletitas, cosas, refrescos, patatas… para los guateques, ¿sabe usted? Bueno, nada más verlos supe que no venían a ningún guateque. El chico fue el que sacó la pistola y me la puso en la garganta. Me quedé sin habla. Yo creo que estaba más nervioso que yo, temblaba y sudaba. "El dinero, venga, el dinero", me dijo. Y la chica dijo eso de viejo de mierda. Pero fue al mirarle a los ojos. Yo he estado en la guerra ¿sabe? Sé los ojos que tienen los que te quieren matar y ese chico me quería matar. Yo tengo licencia de armas, sí señor, aquí la tiene y aquí está el Magnum 357. ¿Qué? Pues nada, que me gusta ¿a usted no? Es un arma preciosa, segura, ella me ha salvado la vida. Con licencia yo puedo tener lo que quiera. No se enfade, sigo. Bueno, pues eso. ¿Por dónde iba?... ¡Ah, sí! Pues que veo que me pone en la garganta la pistola y le digo que sí, que le doy el dinero. Hay que decir eso, para disimular, para que se confíen. Igual hacíamos en la guerra.

6


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:34

PÆgina 7

andénuno

Y ahí está… ¿Cómo? No señor, no me di cuenta de que la pistola era de juguete. ¿Cómo habría de saberlo? Lo único que supe es que me iba a matar y entonces abrí el cajón… Mire, de esta forma… y el revólver lo tenía ahí, tapado bajo los papeles. Le seguí mirando a los ojos y saqué el revólver. Disparé de cerca y me salpicó el delantal y la camisa. Es muy potente el Magnum, es un buen revólver. Ya lo ha visto. Le abrí un boquete en el pecho que… En fin, era su vida o la mía… ¿La chica? ¡qué sabía yo! Podría tener un arma escondida entre las ropas, esas golfas lo hacen… nada, a ella fue a la cabeza. Es más seguro, usted lo sabe, que es un defensor del orden. Pues no, no señor. No supe que el revólver era de juguete, ni que tenían doce años. A mí me parecieron de la edad de mi Arturo, ya se lo he dicho. Me parecieron como de veinte años. Y no jugaban. No era un juego. Le miré a los ojos y supe que querían matarme. Por eso los maté yo. A los dos, sí señor.

tw Del libro: Cuentos completos. Ediciones B. 2009. Juan Madrid (Málaga, 1947). Escritor, periodista y guionista de cine y TV, es considerado uno de los máximos exponentes de la nueva novela negra, además de haber escrito varios libros de cuentos. Destacan sus novelas protagonizadas por Toni Romano, guiones de televisión como Brigada Central o títulos llevados al cine como Días contados.


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 8


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 9

andéndos

Las flores Alberto Chimal

LOS llevaron con un juez, que allá en esa ciudad son todos muy imparciales y sensatos, y ante el juez repitieron su historia: Que la mujer, a quien todos sabían una loca sin hogar ni provecho, se había metido, sin permiso, en los prados alrededor de la finca del hombre, un comerciante rico y respetado; que allí se había complacido en oler las flores y observar la belleza de los pétalos, que como todos ustedes saben son de colores y texturas innumerables; que hallada por el rico, cuya finca, por cierto, es propiedad suya y no está abierta sino a quien él decide, escuchó, la mujer, el justo reclamo del hombre, quien le exigió que se retirara o que pagara por el privilegio de hacer lo que hacía... Que gritos, que forcejeos, que el rico insiste en el pago y la loca se niega, que él trata de sacarla a viva fuerza y que llegan los demás, y todos discuten y se enredan y de allí al juez, pues quiero lo justo, dice el rico, y ayúdela, señor, dicen por la loca, que, amables oyentes, se limitaba por su parte a hablar de los lindos pétalos, de los olores, de las corolas abiertas al sol como, decía, grandes caras sonrientes.

9


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 10

andéndos

Una señora humilde que la conocía, y que procuraba defenderla, repetía en cambio que no se puede tocar el aroma ni la belleza de las flores, no se puede llevar y traer, no se puede ocultar a quien está ante ellas ni venderlo por ningún precio, y esta pobre mujer, decía, no arrancó una hoja, no tronchó ni el tallo más frágil. ¿Cómo pagar por ver y por oler? Y el rico decía que no, que las flores eran de su propiedad, y todo en ellas, hasta el aroma y la belleza, y si esa loca se empeñaba en tomar la propiedad del rico debía compensarlo debidamente o purgar en la cárcel su atrevimiento y su pobreza. El juez, señoras y señores, lo piensa un poco. Y al fin saca de su propia bolsa una moneda de oro, redonda, bien pulida, brillante. Y no dice palabra. Y el rico, después de un tiempo, pues el juez sigue sin hablar, se pregunta si el magistrado no estará loco también, y por qué no habla, y si acaso será capaz de pagar de su propio peculio, y en beneficio de la loca, tan en todos sentidos despreciable, la justa retribución exigida. -¿Cómo puedes ser tan bruto? -exclama el juez de pronto-. ¡Esto ya ha pasado, en el juicio famoso de una fábula...! ¡La visión de la moneda es tu pago, señor, igual de intangible que el aroma y la belleza! Y así fue, pero el corazón del rico se llenó de rencor, y la loca ni se enteró del veredicto que la favorecía con tanta elegancia, pues seguía, en su delirio, gozando el recuerdo de las flores.

tw Del libro: Siete. Los mejores relatos de Alberto Chimal. Salto de Página. 2012. Antología preparada por Antonio Jiménez Morato. Alberto Chimal (Toluca, México, 1970). Profesor de literatura y escritura creativa. Es autor de más de una docena de libros de cuentos, entre ellos Éstos son los días (2004), Premio Bellas Artes de Cuento San Luis Potosí, el más importante concedido en su país a un autor de narrativa breve.

10


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 11


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 12


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 13

andéntres

Rito Juan Gracia Armendáriz

MI hijo era débil, y eso me preocupaba. Pasaba el día con la nariz enterrada entre páginas de libros. Mi hijo tenía miedo. ¿De qué? De los demás niños, de la soledad, de los vampiros… Quién sabe. Debía hacer algo, así que un día lo desperté de madrugada. Lo sacudí y le dije: "Levanta, Andrés; te vienes de caza". El chico saltó de la cama, se puso las botas de monte y una prenda de abrigo. Andrés es dócil. Su madre nos despidió desde la ventana mientras estrujaba un pañuelo contra la mejilla. El gesto me pareció excesivo. Caminamos durante horas por los campos. Andrés llevaba el morral lleno de munición, la bota de vino y unos bocadillos de tortilla fría. Salimos de la maleza. La liebre no nos oyó, atenta como estaba en olisquear el suelo de su madriguera. Era grande como un perro. Sentí la respiración de Andrés en mi mejilla: "Toma -dije, tendiéndole el arma-, dispara". El chico no dudó. Se encaró el arma e hizo fuego. La liebre saltó en el aire y quedó tendida en la tierra. Andrés acarició el lomo tibio. Almorzamos rodeados del olor de la pólvora, bebimos vino. Se diría que Andrés había crecido un palmo. Sus ojos brillaban como fósforos. Yo, sin embargo, sentí de golpe el paso del tiempo. Habíamos caminado toda la mañana para matar el miedo de mi hijo, y ahora yo no recordaba el camino de regreso al coche. Le dije: "Andrés, quédate aquí. Papá regresará enseguida, sólo debo orientarme". Se sentó al pie de un árbol, con la liebre a sus pies y la escopeta cargada en su regazo. Me miró tranquilo mientras yo desaparecía en busca de una senda. La luz de la tarde oscurecía los árboles con un tono violeta. La noche me sorprendió gateando entre las piedras, como un anciano desmemoriado. "¿Cómo puedo perderme en un coto de caza?" Ese pensamiento me atormentaba menos que la presunción de sufrir un infarto en el monte, que Andrés muriera de frío al pie del árbol, que mi mujer se volviera loca de dolor. Me

13


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 14

andéntres

arrastré hacia unas rocas y cerré los ojos. Las cosas que se piensan en momentos así son muy raras, pero menos humillantes en cualquier caso que el hecho de que fuera Andrés quien localizara el coche y llegara con un equipo de rescate al pie de aquellas rocas de las que me despegó con sus brazos fuertes y delgados.

Guía de extraviados ELLA y yo nos encontramos una noche en una cafetería. Nunca antes nos habíamos visto, y al poco tiempo ya vivíamos juntos. El piso no tiene más de cincuenta metros cuadrados, pero una mañana no nos encontramos a la hora del desayuno, como era habitual; tampoco en el comedor, sentados en nuestras sillitas de mimbre. Hace tiempo que no coincidimos. Ella habita entre el televisor y el dormitorio, y yo me siento tranquilo a la mesa de trabajo. Algunas noches, cuando todo está a oscuras, y nada parece perturbar la quietud de la casa, creo ver una luz en la ranura de la puerta. Quizá es ella, que trata de comunicarse conmigo por medio de sombras y contraluces. Entonces yo hago por llamar su atención desde el otro lado del pasillo y prendo fuego a mi papelera.

tw Del libro: Cuentos del Jíbaro. Demipage 2008. Poética del microrrelato: Aspiro a la cuadratura del círculo: escribir una gigantesca miniatura. Juan Gracia Armendáriz

14


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 15


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 16

dindondin

CREATRIVAS 2012 XI Edición Festival de Cine Con Proyección del Concurso Nacional de Cortometrajes. Del 13 al 21 de abril www.rivasciudad.es

El anuncio de la modernidad. Los míticos estudios Moro Exposición. Los mejores spots publicitarios. Años 50, 60 y 70 Hasta el 6 de mayo Sala El Águila C/ Ramírez de Prado, 3 www.madrid.org

Cuentacuentos para niños Biblioketa C/Justiniano, 4 www.biblioketa.com

Curso de creación de videojuegos ECAM Del 13 de abril al 4 de agosto Abierta inscripción www.ecam.es

16


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 17

decamino

Metro: Noviciado C/Palma, 62. Madrid

El Café La Palma, tras 17 años de historia, es ese lugar que no puedes pasar por alto si estás en Madrid. Su amplia variedad cultural invita a que cualquier día de la semana te pases y no te deje de sorprender. Conciertos, exposiciones, clubbing, cuenta cuentos, documentales y muchas más actividades.

tw www.cafelapalma.com Programación Abril: CONCIERTOS: 4 JORGE ILEGAL | 5 SOMEKONG | 6 FRANCIS WHITE | 7 KALASH-NIKOVSS | 11 GECKO TURNER | 12 7SUNS -UK- | 13 MY LEFT HAND + DESDEMONA | 14 LA BROMA NEGRA | 18 PRESENTACIÓN CRÜILLA FESTIVAL | 19 BIKES & GIRLS | 20 DAN MATHEWS + INVITADO | 21 LA BANDA DE FESSER | 25 LEIVA -PEREZA- | 26 NOIAH | 27 INRA + GEL DE ONAN | 28 LES VIVO + BONAFONTE | 30 AA HENCHMAN. CLUBBING: 4 MONOFUNK CLUB | 5 LEE.NOSH | 6 VAN CZAR | 7 ANGEL SANTOS | 12 D´WACHMAN | 13 VICTOR FL | 14 HD SUBSTANCE | 19 STOCHA GROOVES | 20 2MANY COUSINS | 21 CUE&CAUTION Dj´S | 26 Dj´MAG | 27 MICHAEL BAUERNHAUS | 28 MOUNTAGE | 30 NAROL MARGÓ & BeLANUIT. EXPOSICIONES: "BASMATI" por David Lozano Bastida.

17


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 18

breveMente

La sirena justo antes de despertar Autor: Carlos García Burgos Finalista de la semana 17 de concurso Veo junto a su reloj unos números grabados en su piel. Los marco y resulta que empieza a sonarle un hombro. Se lo disloca, ¡cruej! La cabeza del húmero se le queda junto a la oreja, como un teléfono por el que escucho mi voz lejana. Y entonces me responde, con tono de contestador: "Son las seis en punto de la mañana, gracias por utilizar nuestro servicio despertador". Intento hablarle, pero se lo coloca en su sitio y sigue caminando por el embarcadero como si fuese una top sobre una pasarela. Al llegar al borde se tira al agua y se despide con la cola. Igual que lo hacen las ballenas.

El puzzle Autor: Manuel Nicolás Andreu Finalista de la semana 18 de concurso “Igual que lo hacen las ballenas, exacto, tienen pulmones como vosotros, y ahora a la cama", dice papá cerrando el libro. Todas las noches mamá nos reúne en el salón y hace que nos demos un fuerte abrazo, colocando a cada uno de nosotros en el mismo sitio. Dice que nuestra familia es como un gran puzzle de cuatro piezas en el que cada uno ocupa un lugar muy importante. Hoy es papá, por cuarta noche consecutiva, el que trata de organizar el mismo abrazo pero no quiere darse cuenta de que con tres piezas es imposible y además nos hace daño.

18


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 19

breveMente

Él Autora: Ana Santolaria Barrio Finalista de la semana 19 de concurso

mar zo

Y además nos hace daño con sus forzudas manos cuando nos alza para girarnos en el aire, pero aún así nos hace reír. La otra tarde, cuando vino a buscarnos al colegio, nuestra hermana rehusó ir con él. No le gustaba que nos tomaran por locos. Al principio fue divertido cuando creían que teníamos poderes, pero recelaron porque no hacíamos milagros. Ella intentó decirles que jugábamos con el hombre invisible, pero siguieron riéndose de nosotros. Aquella tarde, papá, regresó a la tumba entristecido.

El accidente Autor: Luis Fernández de los Muros García Finalista de la semana 20 de concurso Aquella tarde, papá regresó a la tumba entristecido. Laurita y yo tratamos de convencerle de que era normal. Que después de aquel desgraciado accidente mamá debía rehacer su vida. Gracias a Dios ella no venía en el coche. Papá se sentó en una esquina cabizbajo, sin explicarnos que no le dolía que ella rehiciera su vida, sino que lo estuviera haciendo con nuestro mecánico de confianza.

tw Relatos finalistas del mes de marzo del concurso Relatos en Cadena, organizado por la Cadena SER y Escuela de Escritores. Puedes saber quién ganó y consultar las bases en www.escueladeescritores.com o www.cadenaser.com.

19


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 20

entrecocheyandén

Andén Magno Julio Leiva Alumno de Escuela de Escritores

Pienso en Héctor cada vez que bajo al metro. No recuerdo quién me contó su historia, tal vez fue mi madre, aunque no puedo estar seguro. Hace tanto tiempo que conozco este relato que tengo la impresión de que nací conociendo a Héctor, un hombre que ve cómo de pronto las paredes abombadas y repletas de carteles publicitarios del andén en el que espera la llegada del metro comienzan a separarse y cómo el techo se aleja del suelo, como cúpula de catedral. Héctor decide huir pero las escaleras mecánicas se han vuelto impracticables y se ve obligado a avanzar por interminables pasillos y corredores con los ojos entornados por las corrientes de aire que recorren de un extremo a otro toda la red subterránea y que a ras de suelo son mucho más fuertes. Y así vaga durante meses, tratando de no someterse a la tiranía de unas proporciones tan injustas; unas veces a pie por interminables pasillos y otras veces dejándose llevar por kilométricas cintas transportadoras en las que ha de pernoctar durante días, semanas incluso, durmiendo detrás de las cerdas que hay en los bordes y que la gente emplea para limpiarse los zapatos, aunque no estén para eso. Y cada vez que llega a la frontera entre dos baldosas, que ahora ya no son trozos cuadrados de gres sino llanuras frías e inhóspitas, se hace la misma pregunta: son las cosas que me rodean las que crecen o soy yo que el que se va haciendo cada día más pequeño; y siente una minúscula alegría por el camino recorrido y una descomunal tristeza por lo que le resta. Pero a pesar de todo no se rinde y continúa sin desfallecer en pos del muñequito amarillo sobre fondo verde de

20


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 21

entrecocheyandén

las señales luminiscentes hasta que, con la cabeza llena de canas y la espalda encorvada, consigue llegar al vestíbulo de salida. Y cuando siente el aire de la calle en la cara y oye los ruidos que llegan del exterior se detiene y mira hacia a atrás y contempla los formidables tornos y las ciclópeas máquinas expendedoras de billetes y todo este entorno que ha conseguido conquistar, preguntándose si lo que va encontrar fuera acaso va a ser mejor.

tw Julio Leiva nació en Madrid en 1974 y trabaja para gente que no conoce. En 2010 ganó el Certamen de Narración Breve UNED y quedó finalista en el "Concurso de Minificción Márgenes" y participó en la Segunda Parábola de los Talentos. Cuando no escribe, piensa en qué hacen las hormigas cuando llueve.


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

metroligero - Naso González

© Naso González 2012

tw http://www.nasogonzalez.com/

10:35

PÆgina 22


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 23

pormotivosajenos - Millán Salcedo

20/03/12

Casi todo lo que hago, lo disfruto P- ¿En qué tren estás subido ahora? R- En el que elegí hace mucho tiempo, que era el mundo del espectáculo y alrededores y cercanías, nunca mejor dicho. Eso significa seguir en mis trece, haciendo todo aquello que me apetece, sin molestar a nadie. P- ¿Cuál es el peor aprieto en el que te has encontrado? R- La verdad es que en muchos. El peor aprieto suele ser algo bastante reiterativo últimamente en mi vida, desde hace ya algunos años, que es esa situación que se produce, espontáneamente, cuando te reconocen. Normalmente la gente que se acerca esboza una sonrisa como mínimo, lo cual en tiempos de la doble "cri: critiqueo y crisis", pues está muy bien. Lo que pasa es que uno no puede responder siempre a la expectativa, porque para eso están los estados anímicos y yo soy un ser hubano. P- ¿El sketch, rodaje u obra de teatro en el que más te has divertido? R- He tenido la enorme suerte de dedicarme siempre a lo que más me gustaba. Me encanta esta profesión. Casi todo lo que hago lo disfruto porque lo elijo, lo escribo, yo me lo guiso y yo me lo como... Soy Juan Palomo. Ahora estamos con la posibilité de hacer, en breve, una serie para televisión. P- Completa la frase: Yo para ser feliz… R- Necesito trabajar más a menudo. Para ser feliz necesito actuar. P- Los trenes que se pierden ¿Vuelven a pasar? R- Eso nunca lo sabes, porque como no te diste cuenta de cuándo pasó el tren… ¿Quién sabe si el tren que regresa es aquel que tenías que haber

cogido? Bendita ignorancia. Benditos sean los ignorantes porque de ellos será el tren que venga. P- Lo breve si bueno… R- Pues es una putada... Porque ¡qué pena, qué poco ha durado! P- ¿Qué libro te ha marcado? R- Muchos, aunque siempre digo el mismo. De jovencito me puse el nombre artístico de uno de los personajes de "Cien años de soledad": Pietro Crespi. ¡Me parecía tan bonito ese nombre! P- ¿Cuál estás leyendo ahora? R- Estoy intentando leer "El hombre que amaba a los perros", de Leonardo Padura. P- Cuéntanos un truco infalible. R- Concentrarse en uno mismo, creer en ti mismo. Eso no falla. P- ¿Cuál es la mejor manera de contar un cuento? R- Creyéndotelo y a lo mejor, escribiéndolo tú, o inventándotelo. P- ¿Un medio de transporte que prefieras? R- No tengo carnet de conducir, no tengo móvil... Soy un rarito, pero un rarito consciente. Cojo muchos taxis, pero me gusta mucho el tren. P- Cuando buscas refugio, ¿hacia dónde te orientas? R- Hacia mi casa. Llevo treinta y tantos años viviendo en el mismo sitio y hasta hace relativamente poco no la usaba. Estaba siempre de viaje, siempre de gira. P- ¿Qué es lo que te gusta de Madrid? R- La elección que hizo mi madre de instalarse aquí después de enviudar. Le echó mucho valor. Si soy algo en la vida, es gracias a ella. He tenido la herencia más grande que se puede tener, dedicándome a lo que me dedico, que es su sentido del humor ¿Hay otra cosa que se pueda respirar mejor?.

tw Millán Salcedo prepara en estos momentos una serie de ficción para televisión. También trabaja en el próximo proyecto: su obra teatral “El Entretenedor”.

23


Ctos. anden 5.qxd

28/03/2012

10:35

PÆgina 24

Cuentos para el andén nº5  

Abrimos una nueva vía para poder ver tu relato en Cuentos para el andén: a partir de este número, podrás leer en la sección breveMente los r...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you