Page 21

Ctos. anden 4.qxd

22/02/2012

11:07

PÆgina 21

ĞŶƚƌĞĐŽĐŚĞLJĂŶĚĠŶ

A veces, cuando recorro rutinariamente mi camino por estas calles desiertas, en cuyas aceras ni siquiera se ve un chicle pegado al gris del pavimento, me parece oír el bullicio de niños que juegan, ríen y cantan. A medida que subo las escaleras sus voces me resultan más familiares y hasta creo escuchar a Ana tratando de poner orden. Sin embargo, cuando llego a casa y abro, las sombras de esos niños se escurren por el hueco de la puerta entornada. Ana y yo nos encontramos a solas y el silencio lo rodea todo como una coraza en la que empiezan a notarse ya las estrías que nos va dejando el tiempo. En esos momentos me parece ver rodar por el suelo, como pelusas, las ilusiones por las que decidimos instalarnos en una casa tan grande. El frío reinante me recorre entonces todo el cuerpo. Dejo mi cartera y mi abrigo en el suelo, y me acerco hasta Ana que sigue junto al ventanal. La beso muy suavemente en el cuello y la rodeo por detrás con mis brazos. A veces se le escapa una leve lágrima que brilla sobre su mejilla a la luz del sol poniente. Entonces paso mis manos por su vientre y siento que la maleza se ha adueñado de él, como si fueran ruinas.

ƚǁƵŐƵƐƚŽ ,ĞƌŶĄŶĚĞnj ŶĂĐŝſ ĞŶ ϭϵϴϬ ĞŶ dĞŶĞƌŝĨĞ LJ ĞƐ ůŝĐĞŶĐŝĂĚŽ ĞŶ ĨŝůŽƐŽĨşĂ LJ ƉĞƌŝŽĚŝƐŵŽ͘ ĞƐĚĞ ŚĂĐĞ ĂůŐƷŶ ƚŝĞŵƉŽ ĂĐƵĚĞ Ă dĂůůĞƌĞƐ &ƵĞŶƚĞƚĂũĂƐŝŶŵĄƐĂƐƉŝƌĂĐŝſŶƋƵĞǀĞƌƋƵĠŽĐƵƌƌĞĂůũƵŶƚĂƌƉĂůĂďƌĂƐ͘

Ϯϭ

Cuentos para el andén nº4  

Ahora Cuentos para el andén publica un cuento más cada mes en la revista gratuita Calle 20, que podrás encontrar en locales de cultura y oci...

Cuentos para el andén nº4  

Ahora Cuentos para el andén publica un cuento más cada mes en la revista gratuita Calle 20, que podrás encontrar en locales de cultura y oci...

Advertisement