Page 9

Ctos. anden 12.qxd

17/12/2012

14:20

PÆgina 9

andéndos

al ventanal, sacando medio trasero al vacío. Lejos, a su espalda, quedaba Saint George, la masa forestal y el laguito como una mancha ocre en el centro. Yo le recriminaba. No me gustaba que lo hiciera. Pero al mismo tiempo, ese medio cuerpo rendido al vacío, lo reconozco, tenía algo erótico, sublime, la mezcla de ella y el peligro, supongo. La tarde en que Fedra murió, el teléfono comenzó a sonar en ese instante, cuando ella estaba en el quicio imitando a Line Renaud, con el puño cerrado, "quién eres", cantaba, "quién eres". El teléfono sonó dos veces antes de que respondiera. Fedra parecía divertida, echada hacia delante, descalza, cubriéndose las rodillas con el elástico del vestido. Si hubiera sabido en ese instante que segundos después la vería caer al vacío, que llegaría apenas para rozar su mano y verla desprenderse, que sus brazos y sus piernas caerían inarticulados y rotos, flameados por el vestido, hubiera soltado el auricular y hubiera corrido hacia ella. Pero no lo hice. "¿Dígame?", pregunté al teléfono, "¿quién es?". Nadie respondió. Pero había alguien, estoy seguro, una respiración, un aliento, un hombre expectante al otro lado, "dígame", volví a preguntar. Fedra dejó de sonreír, "dime quién eres", siguió cantando, "quién". Y colgué y me acerqué a ella. "Se han equivocado", dije, pero no se habían equivocado. Probablemente fue entonces cuando Fedra perdió el equilibrio, probablemente, no sé. Ya digo que mi vida con Isabel Gadez ha sido eso, una duda sistemática contra lo que pasó esa tarde, en ese segundo, una ocultación deliberada a la que incluso yo, si soy sincero, me siento ajeno. 9

Cuentos para el andén nº12  

Con este número lanzamos por primera vez Cuentos para el andén simultáneamente en papel y en aplicación para dispositivos Apple. Mira la con...

Cuentos para el andén nº12  

Con este número lanzamos por primera vez Cuentos para el andén simultáneamente en papel y en aplicación para dispositivos Apple. Mira la con...

Advertisement