Page 9

Ctos. anden 11.qxd

22/10/2012

19:37

PÆgina 9

andéndos

Se detuvo frente a su casa, invadido por un sentimiento de desconfianza. "No hay por qué dudar", pensó, para animarse. La llave giró en la cerradura. La puerta se abrió. En la cocina estaba reunida su familia. Cenaban. Habían venido algunos tíos, una de esas tías viejas cargaba un bebé. "Hace tanto que no nos visitaban -pensó- que no recuerdo ni sus nombres". Ellos lo miraron amablemente. Todo estaba igual, aunque sin sonido (el vino llenando las copas, el roce de los cubiertos). ¿Se habría quedado sordo? Tal vez, sí, temporalmente sordo. En mitad de la duda lo sorprendió la voz de su propia madre. Le dijo algo así como "sentate, querido", con un tono tan grave que le costó reconocer. Intentó encender el televisor. Apretó varias veces la tecla, pero la imagen no aparecía. "¿No funciona?". Su madre levantó la vista del plato para decir "no". Pero no lo dijo. Sólo hizo un gesto abriendo la boca vacía de palabras, y sonrió. Él recibió la sonrisa como un alivio. No le importaba ninguna otra cosa: había vuelto a su casa y ahora estaba sentado a la mesa con sus parientes, con su hermano menor y sus tíos. Aquella era su familia, y todos cenaban junto a él, sin advertir que el aparato estuviera roto, o los ravioles no tuvieran gusto. "La comida preferida de mamá", pensó. Un par de detalles no iban a empañar el regreso, la infinita alegría de haberse escapado del tren.

9

Cuentos para el andén nº11  

Este mes de noviembre, en Cuentos para el andén acabamos de cumplir nuestro primer año de andadura, con ello hemos cumplido el primero de nu...

Cuentos para el andén nº11  

Este mes de noviembre, en Cuentos para el andén acabamos de cumplir nuestro primer año de andadura, con ello hemos cumplido el primero de nu...

Advertisement