__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 18

andéndos

—¿Y por qué lo has acogido? ¿No tenías la cláusula? —Sí, pero claro, nadie contaba con el accidente. Antes de entrar en el centro de internamiento se lo comunican al otro padre por si acaso no quiere. Y dudé. —En cualquier caso, tienes un tiempo, ¿no? —Una semana —asiente—. Han pasado ya cinco días entre el hotel y aquí y no lo veo más cerca. No sé qué hacer. —¿Qué tal la casa, por cierto? —Bien, bien. La verdad es que es una pasada —Air sonríe por dentro—. Ojalá poder vivirla en condiciones. La sonrisa interna del aparato desaparece, al tiempo que su congénere le dice que no es culpa suya.

V El sonido de la maleta ha vuelto a llegar a la puerta, pero por el otro lado. La pareja espera la llegada del inspector sentada a la mesa de la cocina. La pantalla permanece apagada. —¿Llevas todo? El chico cabecea de forma afirmativa, sin verlo. Air permanece a la espera, emitiendo una suave brisa que ninguno de los tres percibe. —Una vez más, siento mucho lo de tu madre. Era una buena chica. El chaval asiente de nuevo, y guarda silencio. Al cabo de unos segundos, se lanza: —¿Por qué no estuviste todos estos años? Hay niños que tienen dos padres. —Ya sabes que a día de hoy las personas preferimos estar solas: si viviéramos juntos y luego decidiésemos romper, te íbamos a hacer más daño. Tu madre prefería la opción del único padre. —¿Y tú?

18

Profile for Cuentos para el Andén

Cuentos para el Andén Nº65  

Este mes, Cuentos para el Andén trae reflexiones sobre el futuro; viajaremos con Pedro Barsanti a una nueva sociedad, aún por llegar, que co...

Cuentos para el Andén Nº65  

Este mes, Cuentos para el Andén trae reflexiones sobre el futuro; viajaremos con Pedro Barsanti a una nueva sociedad, aún por llegar, que co...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded