Page 14

andéndos

lado sin que le cruce la mirada. Air asocia entonces las sensaciones inconexas del mayor con la necesidad de que al adolescente le satisfaga su nueva vivienda. Analizando las ropas del chico, el aparato de alta inteligencia receptiva sube ligeramente la temperatura con un hálito silencioso que el joven parece no percibir. Buen trabajo. Entra en el salón, cuyas cortinas se abren en cuanto Air percibe la decisión de mirar tras las ventanas, y vuelve a abandonarlo en cuanto el padre se dispone a hacer un comentario amistoso. Air le nota una cierta sudoración opuesta a la del chaval, así que tira de veteranía y procede a ejecutar una de las tareas de las que más orgulloso se siente. Conforme el hombre se mueve, el aire a su alrededor y un poco más adelante se adecúa a sus propias sensaciones momentáneas. Air sonríe por dentro. Tras variadas instantáneas de diferente marco pero misma actitud, la pareja comparte espacio por vez primera durante más de diez segundos en la habitación que Air había estimado como más probable para la estancia de un joven en sus momentos de descanso. El chico permanece tumbado sobre la cama, utilizando uno de los recursos digitales que la pantalla proyectiva de la parte superior le ofrece. Su acompañante se sienta a su lado. —¿Te gusta? El chaval no responde, supuestamente entretenido. Air sabe que le está prestando más atención que la que su expresión sugiere, a través del escaso movimiento de los ojos sobre la pantalla. —No vamos a poder estar así siempre. Sabes bien que es una situación que ninguno de los dos esperaba. Era esto o un centro de internamiento para la formación preadulta. ¿Hubieses preferido eso? El chico sigue sin reaccionar con palabras, a lo que el padre duda. Pese a que Air se muestra muy interesado, no le queda más remedio que dejar de seguir sus gestos: el ambiente ideal para ambos es, como sus posturas, netamente diferente estando a apenas centímetros. Situación que lleva a la inteligencia artificial a dar lo mejor de sí y emanar diferente temperatura del colchón que de las rendijas del aparato bajo la cama.

14

Profile for Cuentos para el Andén

Cuentos para el Andén Nº65  

Este mes, Cuentos para el Andén trae reflexiones sobre el futuro; viajaremos con Pedro Barsanti a una nueva sociedad, aún por llegar, que co...

Cuentos para el Andén Nº65  

Este mes, Cuentos para el Andén trae reflexiones sobre el futuro; viajaremos con Pedro Barsanti a una nueva sociedad, aún por llegar, que co...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded