Page 18

andéntres

La brizna de paja Marie Luise Kaschnitz

POCO antes de las doce del mediodía he encontrado la carta. Y la he encontrado en sentido literal, sin haberla buscado ni haberla extraído del bolsillo de algún traje que estuviera cepillando. Sobresalía de un libro, y el libro no estaba en la mesita de noche de Felix, sino sobre la mesa del salón, allí donde están siempre los periódicos, a la vista de cualquiera. Tampoco he leído la carta hasta el final, solamente las primeras palabras: te echo tanto de menos, corazón mío. Al principio no he comprendido estas palabras, tan solo atendía a su escritura, una grafía singular, de bellos y prolongados trazos. De cuando en cuando las letras aparecían distanciadas entre sí, y he pensado que esto es un rasgo de timidez, y solo después he llegado a comprender el sentido de tales palabras, y me he tenido que reír, pese a que evidentemente no había motivo alguno para la risa. Pasado cierto tiempo he llegado a la idea de que la carta pudiera estar dirigida a Felix. No he seguido leyendo más allá de la primera página, qué palabras tan tiernas, y entonces he devuelto la carta a su sitio de nuevo y he cerrado el libro. He ido a la cocina y he pensado, tuvo que tratarse de algo importante, esto no se escribe así como así. He empezado con los preparativos de la comida, me he puesto el delantal, he untado manteca en la sartén y he utilizado la picadora de cebolla, redonda casita de cristal, que gira sobre sí y que tritura la cebolla sin necesidad de tocarla, sin tener que derramar lágrima alguna. Ya no se vierten lágrimas en ninguna ocasión. Llorar está pasado de moda como antes, en el tiempo de las abuelas, lo estaba el desmayarse, cuando justo al lado se encontraba siempre una asistenta o una cocinera gorda que te sujetaba y te aflojaba los

18

Cuentos para el andén Nº62  

En Cuentos para el Andén vamos a amasar pan con Almu Ballester, recibiremos un curso acelerado de Antonio Fernández York sobre qué debe hace...

Cuentos para el andén Nº62  

En Cuentos para el Andén vamos a amasar pan con Almu Ballester, recibiremos un curso acelerado de Antonio Fernández York sobre qué debe hace...

Advertisement