Cuentos para el andén Nº59

Page 24

cuentoscomochurros

América. La imagen está casi quemada de tanta luz como la atraviesa frontalmente. La niña se acuclilla, relaja la palma de la mano derecha sobre el lomo del animal. Millones de bocas cerradas contienen la respiración. Se aferran los dedos a los brazos desgajados del sofá. La niña susurra algo, una frase breve inaudible, en la cálida oreja del gato. —¿Qué es lo que ha dicho? —preguntan todos. Y entonces, cuando parece que el plano va a abrirse y se desvelará el misterio, cae como un telón fundido en negro una procesión de títulos de crédito. Desfilan el carro alado que sirve de sello a la productora, los nombres de los responsables de dirección, el elenco al completo, los técnicos de sonido, peluqueros, maquilladores, catering y operadores de cámara. Todos ellos envueltos en el maravilloso papel de regalo que es la partitura de Duke Ewans. Los caprichosos arpegios toman el mando y después se desvanecen en mitad de una fantasía de cuerdas, un redoble de tambores y una armónica que, casi en llanto, se va extinguiendo hasta que la pantalla queda en negro. Negro total. La serie ha terminado. Se despereza América, se levanta del sillón y estira el cuerpo. Unos comentan la decepción. Otros, todavía sin ganas de comentar nada, salen a la calle a devorar un cigarrillo. Los que tienen hambre apagan la tele y proponen ir en familia a algún restaurante de la zona. Hamburguesa, pizza, pollo barbacoa. Los que se quedan en casa comienzan a hacer zapping. Buscan una alternativa de entretenimiento en la amplia oferta de las cadenas de cable. Betty Foyles apaga el aparato de televisión y, sin recoger los platos de la cena, sin calzarse las zapatillas de andar por casa, sube las dos plantas que la separan de su dormitorio. Abre la ventana de par en par, da un paso afuera y se precipita en el vacío.

tw Colaboración mensual con Cuentos como Churros: ellos eligen una de las cuatro fotografías seleccionadas de El muro y cocinan con ella un rico churro que publicamos aquí. I Alba Contreras, ganadora de nuestro Concurso de Fotografía de este mes.

24