Cuentos para el andén Nº58

Page 24

cuentoscomochurros

Piragüismo

Piragüismo UNA brisa agradable recorre las aguas tranquilas de la ría. Hace un día perfecto para disfrutar de la competición. El público aguarda alborozado sobre el Puente Viejo. El juez levanta la mano y, por fin, resuena en el valle el pistoletazo de salida que da comienzo a la carrera. Los piragüistas hunden al unísono sus palas en el agua. Las proas se impulsan, cogen ritmo, dibujan estelas puntiagudas sobre el espejo del río. La canoa de la calle central se adelanta y gana unos metros valiosísimos sobre el resto de piragüistas. Su cadencia de palada es buena. Otra canoa le sigue a corta distancia por la calle de la derecha. Otra más viene detrás a la izquierda. El resto de canoas sigue la estela y, en formación de punta de flecha, cruzan juntas la baliza que señala la mitad de la prueba.

24