__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 13

andéntres

Satori Camilo Romero And the green trees grew pale W.B. YEATS

EL viernes Harumi Sasaki despertó y fue directamente junto con su padre —de tradición familiar floricultora— a los invernaderos, tal como lo hacía todos los días. No desayunó ni tampoco saludó a su abuela, a su madre ni a ninguna de sus dos hermanas menores. Hacía mucho calor. Durante el camino que separaba la casa del trabajo (un kilómetro para cualquiera de la ciudad; una linda y breve caminata para Harumi y su familia campestre), su padre le anunció: —Te voy a mandar a vivir a Osaka. Cuando este verano termine tu hermana Midori ya va a poder hacerse cargo de tus tareas y no te voy a necesitar por acá. —Sí, padre —aceptó ella—. ¿Con quién voy a vivir? —Acepté que el hijo de Watanabe se convierta en tu esposo. Lo vas a visitar para conocerlo y el mes próximo se van a casar. Él se encarga de los negocios de allá. —Gracias, padre. Harumi no se mostró desilusionada ni extrañada por la idea. Incluso se vio a sí misma idealizando algún que otro rasgo desconocido de su futuro marido. Recordó que la familia Watanabe era de buena estirpe, ya que tenían muchísimas florerías en la ciudad como también en Osaka. Pensó que era su destino y durante el resto del camino se sintió afortunada y agradecida por la decisión que su padre había tomado por y para ella.

13

Profile for Cuentos para el Andén

Cuentos para el andén Nº57  

En las páginas de este número 57 de Cuentos para el andén escucharemos una excusa de Hipólito G. Navarro, nos codearemos con lo más granado...

Cuentos para el andén Nº57  

En las páginas de este número 57 de Cuentos para el andén escucharemos una excusa de Hipólito G. Navarro, nos codearemos con lo más granado...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded